Felipe de J. Pérez Cruz.- Susan, gracias por tus deseos e interés (1). En Cuba todo marcha dentro de la excepcional circunstancia que vivimos. Este pequeño inmenso país, está acostumbrado a crecerse frente a las adversidades, las acechanzas y los retos. Tu cariño Susan,  de conocer “cómo estamos”, que de seguro es la de otros entrañables amigos, me compromete.


1ª entrega. Cartas de abril para una amiga estadounidense

2ª entrega. Cartas de abril para una amiga estadounidense: mayorías, minorías e información en Cuba

3ª entrega. Cartas de abril para una amiga estadounidense: Una especie que está en riesgo de desaparecer

 

Como ya te conté, con la universidad cerrada, trabajo en casa, adelanto las labores de planificación y  la redacción de los materiales del Proyecto que coordino. Salgo poco, en cumplimiento de las medidas de aislamiento social. Por las mañanas, a las once,  escucho la conferencia que ofrece el Ministerio de Salud Pública, conducida por un sabio y carismático director de epidemiología. Luego en la tarde, el Programa de la Mesa Redonda, nos está regalando una estupenda panorámica. Leo y me mantengo al tanto de lo que ocurre por la prensa, la televisión y las redes sociales. Intercambio con amigos y colegas que no dejamos de comunicarnos. Pero nada sustituye el seguir el pulso de la vida en mi  barrio habanero: Lo siento a diario en sus muchas bellezas y bondades, y en sus imperfecciones perfectibles, me llega a la puerta de la casa, lo veo y escucho transcurrir desde mis ventanas, converso con los vecinos…

Contarte lo que por acá ocurre, me resulta una tarea linda, que asumo como encargo de responsabilidad  y solidaridad.  Esta última semana, trataré de enviarte, todos los días, alguna faceta de esta Cuba que tanto amamos. Espero por favor, recibir tus comentarios, y los temas que más te interesen, para entre los dos,  avanzar nuestro intercambio.

Carta primera: La estadística del socialismo cubano

Frente al caos que vives en Nueva York, lo primero que en Cuba se siente y se ve, es la organización y ocupación gubernamental para que la gente sobreviva, para que los enfermos se salven:  

Transcurre la fase o etapa de la epidemia que se conoce como de transmisión local, que se tipifica cuando ocurren eventos de contagio, limitados a conglomerados pequeños en barrios y consejos, donde la investigación de los epidemiólogos no encuentra una fuente externa de contaminación.

La atención tecnológica a la pandemia es rigurosa. Los números exactos los brinda el Ministerio de Salud Pública todos los días en esa conferencia de mañana que te mencioné. Ya transcurrido más de un mes de iniciada la pandemia en Cuba estamos cerca de los 1900 enfermos de COVID-19. El sistema cubano tiene varios niveles de cuidado. No solo se atienden a los enfermos confirmados: 1) Unas 5500 personas se vigilan en sus hogares, desde la Atención Primaria de Salud, por diversas razones de riesgo. 2) Alrededor de 3 500 pacientes se encuentran ingresados en hospitales para vigilancia clínico epidemiológica, por razones de sospechas, la mayoría con síntomas asociados  al COVID-19. 3) Hay más de 32 mil personas a las que se les han realizado los exámenes diagnósticos. Desafortunadamente 49 enfermos habían fallecido hasta el día 24 de abril

Todo en salud como conoces es gratuito, con la mayor calidad de los recursos, con la profesionalidad y el amor infinitos de nuestros médicos y médicas, enfermeras y enfermeros, y el numeroso personal de aseguramiento científico-tecnológico y de servicios, que garantiza el funcionamiento de los hospitales, policlínicos y los grupos de salud hasta el nivel barrial. Este personal multiplicado con cientos de jóvenes estudiantes de medicina y de otras carreras universitarias –más de 37 mil-, que actualizan el pesquisaje y la atención de la población casa por casa diariamente: visita que lleva a los hogares además, la valentía, alegría, belleza y confianza de nuestra juventud. Todos los profesionales, trabajadores, estudiantes y activistas, que laboran contra la enfermedad, lo hacen voluntariamente.

Merecen felicitación también los trabajadores de comercio y servicio, bodegueros, panaderos, carniceros, vendedores de  productos del agro y demás proveedores estatales y privados. El tamalero que pasa frente a la puerta de mi casa cada día, ahora muy protegido con nasabuco y guantes, y siempre haciendo gala de higiene y cortesía, es la mejor imagen que tengo de esos cubanos y cubanas que no se amilanan.

Sin dudas los médicos, enfermeros y el personal, que todos los días atienden a los sospechosos y enfermos, resultan ser, en el ejército de héroes y heroínas anónimos que trabajan contra la enfermedad, los más admirados. Estos combatientes por la vida, que junto con la responsabilidad de sus pacientes, cumplen rigurosos protocolos de bioseguridad que los auto protegen, han asumido una rotación que ya es en sí motivo de respeto: 1) Durante quince-catorce días –llegan  veintiuno en el caso de varios servicios- los que están en los centros con los sospechosos y en los centros de enfermos, permanecen junto a estas personas, aislados con sus pacientes, 2) transcurrida ese período, rotan con otro equipo que los sustituye, y se someten a aislamiento y vigilancia, como posibles sospechosos, pasados catorce días, que coinciden con el ciclo de manifestación del virus, una vez seguros de que no son enfermos y por tanto portadores, 3) van a compartir con sus familias por similar período de tiempo, para estar listos a repetir de nuevo el ciclo!!

Los eventos de transmisión local –unos 26- con fecha 20 de abril-, se están tratando con cuarentenas muy organizadas, y con todos los recursos de salud y atención a la población afectada. El país se prepara para el momento de detección de la mayor infestación, que se prevé será en las próximas tres semanas, pues se están multiplicando los pesquisajes masivos, sobre todo en búsqueda de los enfermos asintomáticos –que en Cuba están en un 40% de los enfermos detectados en las últimas semanas-, y son los que más trasmiten el virus, porque ni ellos mismos se dan cuenta. El país se prepara para la etapa endémica, cuando se espera que  la enfermedad se manifieste a nivel comunitario, en casi todo el territorio.

En previsión del aumento de casos, se disponen de los recursos y medicamentos necesarios, para poder tratar a los pacientes en el escenario más crítico que pueda darse. Se ha incrementado el número de camas de hospitalización y en terapia intensiva, a la vez suman nuevos laboratorios para procesar más muestras de detección de la enfermedad, y se sigue preparando al personal de la salud, sobre todo a los intensivistas, para un mayor respaldo de especialistas

En Cuba, el número de enfermos que llega a grave o crítico es la mitad, en comparación con los indicadores a nivel internacional. Tenemos un bajo índice de letalidad vista en la estadística regional y mundial,  pero los enfermos que hemos perdido duelen mucho, y esa es la gran insatisfacción del sistema de salud-ciencia, que no descansa en la búsqueda de las mejores curas para salvar a cada paciente en peligro. La estadística del socialismo cubano define que para cada familia afectada, su familiar hospitalizado hace el 100%.

Ya casi el 30% de los enfermos han retornado a sus casas curados, y cada día serán más los que logren sus altas médicas.

Querida amiga,  cuídate,

Cariños.

  1. Susan Metz es neoyorkina, orgullosa ciudadana de Brooklyn,  maestra jubilada, cooperativista ecológica, de extensa actividad solidaria con Cuba, fundadora en nuestro país del Teatro Playback.

 

Carta segunda: La apuesta a la ciencia

Felipe de J. Pérez Cruz

Susan, la apuesta a la inteligencia y el conocimiento en Cuba, es un asunto de máxima prioridad, y en estos días tal decisión  resulta decisiva.

En el sector de la salud, Cuba que cuenta con 95 000 médicos y 84 000 enfermeras. El país dispone de un médico por cada 9 habitantes. La profesionalidad y resultados de esta inteligencia se constatan en los indicadores del país. Dos de estos indicadores resumen: Una tasa de mortalidad infantil de 4,9 por mil nacidos vivos, y la esperanza de vida de 78.45 años, índices ambos de un país desarrollado, superiores a los del imperio del Norte, a pesar del bloqueo que nos ha impuesto durante seis décadas.

Tremendo lo que ocurre en nuestros centros científicos, del polo dedicado la biotecnología, la búsqueda de vacunas y nuevos medicamentos. Yo que me creía medianamente bien informado en los temas de ciencia, me he quedado asombrado. El interferón recombinante, el ALFA 2B,  molécula que marca el desarrollo de la biotecnología cubana, ha ratificado su potencialidad en el tratamiento de los enfermos de COVID-19. Y hoy esta maravilla de la ciencia cubana, es acompañada por otros 24 productos desarrollados y hechos en el país, que están protocolizados para la lucha contra la pandemia,  y se trabaja en  varios más, incluidas vacunas genéricas para fortalecer el sistema inmunológico innato (que cambian el enfoque de la respuesta epidemiológica existente) y específicamente vacunas contra este virus.

En la coordinación para lucha contra el COVID-19 se ha incorporado diversas  disciplinas. La Psicología, la informática, la modelación matemática... El acompañamiento psicológico para sobrellevar el distanciamiento social,  para atender a los sujetos de varias generaciones que conviven en la familia y ahora comparten el mismo espacio durante muchas horas diarias, la prevención de patologías, son campos que atienden los psicólogos, en charlas por la radio, la  televisión y en atenciones personalizadas por teléfono. La Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI), un pesquisador virtual, de conjunto con los ministerios de Salud Pública y de Comunicaciones. Se realiza el diseño de un diagnosticador serológico, para medir la presencia de anticuerpos, utilizando el Sistema Ultra Micro Analítico (SUMA), que posibilitaría masificar la pesquisa, y la búsqueda de casos positivos en la población,  y permitirá disponer de métodos de diagnóstico propios con una mayor validez. El trabajo de modelaje matemático ha permitido contar con un importante instrumento para la toma de decisiones y el análisis diario, a partir del pronóstico que se ha hecho del comportamiento de la enfermedad. La integración de las ciencias demuestra su fortaleza,

La ciencia cubana garantiza soberanía y abre caminos, no solo para estar mejor preparados para enfrentar la pandemia a partir de recursos y tecnologías propias, sino que está forjando una base sólida, para enfrentar en el futuro eventos de este tipo y similares con más eficiencia.

El Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, su previsión como creador del sistema de ciencia, del frente de la biotecnología, en medio de los años más complejos del período especial, de la industria farmacéutica y el complejo de ciencia, docencia y producción de la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI), ha estado una y otra vez en memoria e inobjetable  presencia.

Si nos llena de satisfacciones un sistema de ciencia-producción a favor de la vida, también se significa, el esfuerzo por dar continuidad a la formación escolar de las nuevas generaciones. Resultóa encomiable la labor del Ministerio de Educación, en alianza con la televisión y la gran familia educadora cubana, para brindar una respuesta educativa a los niños, niñas y adolescentes en sus casas, ante la imposibilidad de dar continuidad al curso escolar.

José Martí, en la Edad de Oro, revista que como conoces fue escrita en 1889, para los niños y niñas de América, nos insistió al narrar sobre Meñique, que el “saber vale más que la fuerza”. Y en esta batalla por la vida, la máxima martiana nos guía.

Cuídate, cariños.

 

Carta tercera: El prodigio de multiplicar los panes

Felipe de J. Pérez Cruz

Susan, en estos tiempos de pandemia el contraste desde Cuba, con lo que ocurre en los Estados Unidos y en el mundo del capital merece comentarse, y no solo en el área propiamente de salud y ciencia.

Vivimos en un país de plena seguridad laboral, pensado para el bien de los trabajadores. Unas 20 medidas en materia laboral, salarial y de seguridad social, se han tomado por el Gobierno ante la situación que vive el país.  Todos los trabajadores que están en ingreso domiciliario por la epidemia, reciben el 100% de sus salarios. Más de medio millón están a salario completo con trabajo a distancia y teletrabajo en casa. Los interruptos al 100% del salario el primer mes y al 60% los meses subsiguientes, recolocándose ya más del 42% de estos en la producción y los servicios vacantes, para que contribuyan a la economía y a la vez no se afecten salarialmente. Las madres con niños en edad escolar, con similar trato salarial especial, para que puedan atender a sus nenes en casa. No se han olvidado los dueños de negocios privados, inmediatamente se les congelaron los impuestos, y sus trabajadores y ellos mismos si lo necesitan, pueden solicitar la protección de la seguridad social.

La situación de la economía familiar sigue siendo difícil, pero el prodigio de la multiplicación de los panes que cuenta la Biblia, ocurre en Cuba todos los días.

El tema alimentario se está sobrellevando con el apoyo del gobierno y la labor destacada de campesinos, cooperativistas y trabajadores de las industrias procesadoras. La columna vertebral de la alimentación popular, son los productos que se subvencionan de la canasta familiar normada (por la libreta): Arroz, frijoles, grasa, viandas (papa y plátano sobre todo), huevos, pollo (carne de res para niños, ancianos y quienes tienen dietas aseguradas por razones de salud) azúcar, sal, café, a los precios baratísimos que subvenciona el Estado. En las ventas directas a la población del sector privado y cooperativo los precios no han subido, hay una prohibición especial para que ello no ocurra.

Se han incorporado a la libreta, para evitar colas (filas) y acaparamientos en los centros comerciales de venta liberada en CUC, los productos de aseo, y otros como el pollo, que se vendían en estas tiendas. Claro que el tema del dinero afecta a unas personas sobre otras, pero es una forma de que llegue a más ciudadanos. Por ejemplo el pollo normado por la libreta para mi familia, que llega puntualmente todos los meses, más una cuota extra que se acaba de dar en estos días, nos cuesta 5.00 CUP, y este otro pollo que ahora se adiciona procedente del comercio en CUC, la misma cantidad cuesta 70.00 CUP, que ya sabes es la moneda que se equipara por unidad a unos 1.20 dólares. Las  familias más vulnerables no pueden pagar el precio de ese alimento adicional, pero hay muchas más, que sin esa decisión de reparto  por libreta, no lo compraríamos nunca, porque no podemos hacer esas grandes colas, ni queríamos arriesgarnos de salud para ir a las aglomeraciones que se producían.

Casi cinco mil trabajadores sociales han seguido en labor, en función de atender los núcleos familiares más vulnerables. Para el  martes 14 de abril, habían sido visitadas en sus casas el 91% de las familias acogidas a la seguridad social, que no son solo las de bajos ingresos, sino también aquellas que tienen mujeres embarazadas, personas con discapacidad, desajustes intrafamiliares y conductas de riesgo social. A su vez, el 90% de los adultos mayores, han recibido visitas de los trabajadores sociales. La decisión de apoyo se hace efectiva en cuidados personalizados, estipendios y dietas alimenticias. Se mantiene incrementado,  el servicio diario de comedores barriales para  ancianos y casos sociales, y en estos momentos, en numerosas localidades, voluntarios y voluntarias de la Federación de Mujeres Cubanas y los Comités de Defensa de la Revolución, les llevan hasta la puerta de la casa los alimentos ya elaborados. 

Ni que contarte que se mantiene lo que conoces: con la leche asegurada para TODOS los niños y niñas menores de 7 años, para dietas y ancianos… Un pan de 80 gramos a 0.5 CUP todos los días por la libreta -–llueva o truene-, para los más de 11 millones de pobladores. Panes y dulces los puedes comprar al costo de 1.00 CUP, quizás los productos de panadería más baratos que se vendan en el mundo! 

La prensa mercenaria se regodea en las dificultades y carencias que tenemos, insiste en mentir sobre el poder adquisitivo de los salarios en Cuba, tratando de equiparar  y confundir con la relación  de 24-25 CUP por CUC-dólar de las casas de cambio… Pero nunca publicitan cuantos ceros después del punto de centavo de dólar, cuesta en la Isla esa leche para niños y ancianos o el pan que se subvenciona para las mayorías.

Aquí se asumen las políticas de cobertura total de salud, protección laboral, alimentación popular y seguridad social, como lo normal: “Lo que nos toca y corresponde”!. Sé que no pocos de mis compatriotas, en estos días repiensan el privilegio de vivir en Cuba. 

Mi agradecimiento  y orgullo por los médicos, la ciencia y los científicos, por los miles de protagonistas  anónimos de esta batalla por la vida, los comparto con lo que hacen y logran los hombres y mujeres que lideran nuestro Gobierno. Estos cubanos y cubanas laboran sin descanso, con la responsabilidad y el peso del país  sobre sus hombros. Dan vitalidad a una economía cercada, agredida, sin flujos de financiamiento externos -para Cuba no hay Fondo Monetario Internacional (FMI), ni Banco Mundial (BM) o Interamericano (BID), que nos otorgue crédito alguno-, que paga las cuentas de ahora mismo, una a una, con dinero “constante y sonante”, dinero que para colmo es perseguido y criminalizado y recursos que adquirimos encarecidos, por la persecución del bloqueo.  La batalla logística y organizativa que lideran nuestros gobernantes, acompaña el heroísmo cotidiano. Tenemos la dirección del relevo y la continuidad fidelista que nos merecemos por historia, y por presente.

Querida amiga, sigue cuidándote. Aquí nos cuidan, nos cuidamos y seguimos adelante,

Cariños.

 

Carta cuarta: De la mayoría y la minoría

Felipe de J. Pérez Cruz

Querida amiga Susan, ayer me pasé el día en la Universidad, además del trabajo y estudio en casa, los profesores y estudiantes  universitarios que no participamos directamente en las tareas de apoyo a la salud pública, nos turnamos en guardias, para proteger y mantener la vitalidad de los bienes colectivos. Hoy en la mañana me tocó a la puerta una joven del barrio, activista de salud, que me dio la primera dosis de Prevengovir, el nuevo medicamento homeopático  preventivo, con el que se protegerá  a toda la población, aunque no esté enferma.

La población ha ganado mucho en la percepción del peligro, la inmensa mayoría está en casa, los que salen al trabajo o a comprar alimentos, lo hacen con todas las medidas de protección. En los centros de trabajo y establecimientos comerciales hay estrictos protocoles de desinfección.

La información, se amplia y recrea dando a conocer lo que ocurre y se multiplica en la profundidad del tejido social. Se comparte videos de cómo se preparan los deportistas clasificados para la olimpiada pospuesta, qué hacen y qué nos recomiendan las figuras  más representativas del arte, la cultura y la ciencia, junto a lo que piensa y produce la inteligencia y sensibilidad colectiva de una nación que resiste, se cuida y distancia físicamente, pero encuentra mil maneras e iniciativas hermosas para abrazarse. Es el video arte de los profesionales que regalan sus conciertos, y los vídeos-testimonio de los niños peloteros y artistas, los dibujos, cartas y las competencias de humanidades desabordados en cariños. En los barrios esa filosofía de la resistencia, ahora revestida de responsabilidad, no pierde el optimismo, y te la encuentras en los amigos que te comunican, en carteles y banderas que se están colocando en puertas y ventanas, en los vecinos que “sueltan”  un aviso o un comentario de casa a casa .

Muy lindo el apoyo popular a todas las medidas, a las 9:00 pm todas las noches, el pueblo agradecido  desde sus puertas y balcones aplaude a médicos y demás héroes cotidianos de esta batalla

Vivir y sentir esta Cuba de emociones resulta indescriptible. 

Pero en la hora actual, el enfrentamiento a la enfermedad no solo lo deciden las mayorías conscientes de su deber. Hay un esfuerzo notable para exigir disciplina social a quienes no cumplen y hacen peligrar la salud de sus personas, familiares y  colectivos.  

La realidad de la pervivencia en zonas de la sociedad, de la incultura de la irresponsabilidad y el egoísmo, nos reta en estos momentos. Hay ciudadanos y ciudadanas que en estos tiempos difíciles, no entienden su auto responsabilidad social, y propagan la enfermedad al incumplir las normas de aislamiento establecidas: hacen fiestas, se reúnen en grupos, consumen bebidas alcohólicas en la vía pública, ocultan datos de síntomas de la enfermedad, burlan medidas sanitarias, incluso, individuos que sabiéndose sospechosos de la enfermedad, deciden irse de un hospital donde estaban en observación epidemiológica. Además se combate a los que intentan lucrar, malversar  y robar al pueblo.

Contra esa minoría de infractores se está actuando con mucha energía por parte de la policía, la fiscalía y los tribunales, dentro del Estado de derecho que nos hemos otorgado. Nuestra policía y las unidades de protección y tropas de las FAR, que están apoyando el cumplimiento de la legalidad, la  responsabilidad ciudadana y la paz social, jóvenes en su inmensa mayoría, en contacto múltiple con la población, completan el contingente de héroes en la lucha contra el COVID-19. Gozan del apoyo, la simpatía y la colaboración de la ciudadanía.

Desde el primer momento se explicó por las autoridades, que ni un millón de policías serían capaces de dar disciplina, si el pueblo no cuida y exige, y lo importante es que ese mensaje llegó a las masas. Y las población en la calle está muy exigente contra lo mal hecho, ni siquiera puedes ir a comprar el pan,  a una cuadra de tu casa sin nasabuco (sin tapaboca), porque en el camino hay diez vecinos que te recriminan y exigen que te lo pongas. Los casos de operativos policiales contra acaparadores, revendedores, especuladores y corruptos, se informan y dan a conocer con vídeo por la televisión, y en todos, el punto inicial ha sido la denuncia de la población, que no acepta que se les maltrate y despoje.

Los necesidad de educar  y  adecuar las conductas,  en el ejercicio de la auto responsabilidad, presenta otros retos. Uno de los de más urgente atención, es  el incremento de la demanda en el sector residencial, provocado por las altas temperaturas y la presencia de mayor cantidad de personas en las viviendas, ha ocasionado el colapso de algunas subestaciones con la consecuente falta de fluido eléctrico. El trabajo para solucionar averías e interrupciones ha sido intenso. En el sector estatal productivo se han tomado medidas de reacomodo de las cargas de consumo y  ahorro. Pero la situación más grave está en el sector residencial.

Susan el tesoro político moral que nos legó José Martí, una y otra vez nos da pistas imprescindibles.  A su visión profundamente humana nada le fue ajeno. Te comparto, lo que escribió en Patria, el 14 de abril de 1894: “A su pueblo se ha de ajustar todo partido público, y no es la política más, o no ha de ser, que el arte de guiar, con sacrificio propio los factores diversos u opuestos de un país… Hay que deponer mucho, que atar mucho, que sacrificar mucho, que apearse de la fantasía, que echar pie a tierra con la patria revuelta, alzando por el cuello a los pecadores… hay que sacar de lo profundo las virtudes…”.

 Querida amiga, sigue con todas las precauciones que has tomado,

Cariños.

Opinión
Pedro de la Hoz - Granma.- Una clara e inequívoca denuncia de la guerra económica extraterritorial, que pretende estrangular la economía de Cuba al bloquear el comercio no solo con los Estados Unidos, sino también con el r...
Ariel Terrero - Cubadebate.- Dudas, inquietudes, especulaciones, memes y comentarios de todo tipo se han desatado, al suspender el Gobierno de Cuba temporalmente la recepción de dó­lares en efectivo en los bancos del país....
Lo último
Sentencia revisada (+Deutsch)
El Tribunal de Justicia de la Unión Europea confirma el derecho de Venezuela a emprender acciones legales contra las sanciones de la UE. Caracas denuncia las consecuencias del programa de vacunación. Foto: Leonardo Fernandez Viloria/REU...
Ver / Leer más
La Columna
La Revista