Paco Azanza Telletxiki - Cubainformación - Baraguá.- Aprovechando que este 13 de septiembre, cumpliría 77 años, vamos a recordar unas palabras que expresó durante una de sus visitas a la tierra de Martí y de Fidel.


Hace algo más de 12 años, el 22 de marzo de 2008, el artista Luis Eduardo Aute pasó por el teatro Karl Marx de La Habana, Cuba. Bajo el nombre “La trova le canta a Eduardo”, era un homenaje que se le dedicó a Aute en la Isla irredenta, cuya Revolución socialista siempre defendió. En el dicho evento se escucharon las voces de Silvio Rodríguez, Vicente y Santiago Feliú, Amaury Pérez, Carlos Varela, Karel García y Liuba María Hevia y su grupo.

De la boca de Aute salieron estas palabras: “Tengan la absoluta seguridad de que este sueño que Cuba me está regalando no lo olvidaré hasta el fin de mis días”. Y dijo también: “Mi sueño sería que hoy, un hombre alto, con barba y uniforme verde olivo, me concediera la nacionalidad cubana”.

El concierto en homenaje a Aute y la inauguración de la exposición AUTE y la POESÍA, cerraron una intensa semana de actos en tributo del artista, dedicados a su obra plástica, cinematográfica, poética y musical.

Algunas imágenes de aquellos días:

La Columna
Paco Azanza Telletxiki - Cubainformación - Baraguá.- Coño, Adael, no me jodas. Cierto que fui yo quien te hizo la pregunta y que tú tan sólo te limitaste a contestarla. Pero lo hiciste con tremenda naturalidad -sonr...
Paco Azanza Telletxiki - Cubainformación - Baraguá.- Que la clase capitalista defienda sus privilegios, adquiridos mediante la explotación que ejerce sobre la clase obrera, no deja de ser repugnante y combatible, pero se entiende...
Paco Azanza Telletxiki - Cubainformación - Baraguá.- Poco tiempo ha permanecido Cuba sin ser señalada (injustamente, por supuesto) a ese respecto. Fue durante el Gobierno de Barack Obama cuando se le retiró a la Isla irred...
Lo último
La Columna
Adael
Paco Azanza Telletxiki - Cubainformación - Baraguá.- Coño, Adael, no me jodas. Cierto que fui yo quien te hizo la pregunta y que tú tan sólo te limitaste a contestarla. Pero lo hiciste con tremenda naturalidad -sonr...
La Revista