Richard Adrian Driggs Pupo (Gitano) - Tomado de su Facebook.- Que yo sí estuve ahí, pa que nadie venga a inventar caballito e palo, ni a formar intriga, ni un chisme, ni un brete. Yo sí vi cuando el Pichy, alias Jorge Perugorría, llegó con Fernando Pérez. Yo había llegado un poco antes, pero yo ni pinto ni doy color en esta historia, porque esta es una historia de un día nuevo en mi Cuba.


Pues sí, Pichy llegó y puso tremenda cara de "¿qué bolá? Estoy aquí, pa el bueno, pa el malo, y pa el feo"; ah sí, y también adoptó una postura señorial entre escocesa y cubana...esa la pone cuando está molesto, mano en la cintura y carácter, mucho carácter, mucha fuerza e´cara.

Fernando fue más dócil, más protocolar, los años le administran una mayor dosis de calma y una parsimonia de sabio que da gusto mirar, aunque en sus peticiones y pronunciamientos fue igual de incisivo que Perugorría, porque ambos fueron a buscar lo mismo, un diálogo, un entendimiento…¿y saben qué? Lo lograron. Lo logramos, todos los cubanos.

La espera fue larga, no muy tediosa, había música y amigos…Unos 10 minutos separaban la conversión de una muchedumbre heterogénea en una amalgama del mismo sentimiento: amor, mucho amor…este fue el reclamo final de un manifiesto del cual estos ojos observaron su proceso de escritura…

No hubo (para satisfacción personal) un solo pronunciamiento a favor del Movimiento San Isidro (MSI), ni uno solo. Sí se habló de Denis Solís, también de Luis Manuel Otero, pero como entes individuales, a quienes se les debe respetar los derechos por el simple hecho de ser humanos, de ser cubanos; cubanos,  no como tú, no como yo... pero cubanos.

¿La verdad? varios sondeos (míos, no voy a inflar) arrojaron que muchos de los que estábamos allí no encontramos legítimas las maneras de reclamo del (MSI) y ello quedó claro y plasmado en lo que se logró, y cómo se logró. Lo hicimos de una manera diferente y funcionó.

Fue la paz, una manera siempre legítima, siempre válida, fue el civismo, cuanta conciencia cívica mostramos los cubanos. ¡Ño me erizo!…

El único vítor que se repitió al unísono y estremeció todas las calles y corazones fue: ¡que viva el arte cubano! Me sorprendió, no esperaba tanto carácter de los participantes, con moños y barbas y vestimentas raras...Inclusive no esperaba tanto de las autoridades y los organismos encargados del orden: nos respetaron, no hubo provocaciones; si algún que otro careo, de los de guapo, pero eso es normal…Todavía estoy henchido de emoción porque me pareció hermoso, aunque la cosa se calentó nivel Dios.

Sí, se fue la electricidad. ¿Casualidad o causalidad? eso siempre será un misterio, pero sí sentimos temor, miedo; nadie quería ser maltratado y ultrajado por otro cubano…Pienso que otros cubanos tampoco nos querían maltratar, y también sintieron miedo de enfrentarnos, más allá de si la causa era justa, porque eramos todos revolucioanarios cubanos…éramos hippies del siglo XXI, viviendo "en un país libre, cual solamente puede ser libre". Éramos cubanos de una misma sangre y una misma tierra, con un mismo ashé y una misma gloria. Éramos los cubanos, ciudadanos todos de un país que orgullosamente integra el Consejo de Derechos  Humanos de las Naciones Unidas.

No descarto la posibilidad de altercados, aunque yo no lo viví, pero puede que sí. Alguien se pudo equivocar, de seguro alguien se equivocó y temimos más, pero no claudicamos, porque teníamos esperanza...nosotros y el grupo de Línea y 2... Para quién no lo sepa estos sucesos fueron en el frente  de la sede del Ministerio de Cultura de Cuba, en el Vedado habanero. Calle 2 entre 13 y 11...

Toda esta muela no puede, ni pretende decribir la sensación y el orgullo que sentimos cuando salió el Grupo, que todavía no se si es de 30 o de 30+2...

Mucha  alegría, y mucho sabor a una victoria eterna, porque quien ganó fue Cuba; porque protestamos, sí; y no nos dieron palos, y no hay ningún video que diga lo contrario, no hay nada que muestre que allí en las inmediaciones de la sede del Mincult se mancilló la integridad física o moral de ningún cubano… Y lo mejor, fuimos atendidos, fuimos escuchados. Atendimos y escuchamos, debatimos, exigimos y pedimos...y también ofrecimos...

Las gracias eternas a un personaje que construye personajes, y que no es un personaje en sí, sino una persona de principios. A Yunior García Aguilera, que no solo hace Humo, también hace fuego, pero un fuego forjador, un fuego del Olimpo.

Gracias a esta suerte de Hefesto se logró un debate con puntos de vistas opuestos, con desavenencias…pero con respeto…De esa manera El Grupo de los 30, o los 32 ( me recuerda un poco la protesta de los 13, que en realidad no eran 13) lograron lo hasta ese momento increíble…

Pero ahora muchos comienzan a creer… a creer en la victoria de Cuba, de sus ciudadanía, sin que importe raza, credo, condición social, inclinación político-ideológica…sin que importe otra cosa que no sea la condición de cubano. Ahora empezamos a creer en una Cuba con libertad de expresión y responsabilidad social...

Esto, pa que lo sepa mundele, es una gran victoria del civismo, de la democracia, del cambio, del diálogo, del entendimiento; y todo esto deberá y tendrá que ser recíproco, pues disentir, no es ofender, ni oprimir; ser independiente, no es ser anárquico, ni radicalista. Tener derechos no significa ser impune. Todos vivimos en sociedad y abrazamos la misma bandera. Hubo acuerdos…importantes acuerdos, que suscriben un comienzo histórico para las relaciones entre cubanos. Al final, lindamente, todos cantamos el Himno de Bayamo...

No quiero, ni admito pacientes diciendo otra cosa, porque yo estuve ahí, lo viví, entrevisté a Fernando, a Athanai, A Jimmy con Clase, al Pichy, y a @Bianchini...traté de entrevistar mujeres, pero con nasobuco parezco un depredador, y yo ya evolucioné... no me atraso porque no acoso a nadie, ¿y tú?

Opinión
José Manzaneda - Asociación Euskadi-Cuba.- Cuba parece haberse convertido en la nueva obsesión política del ex senador vasco Iñaki Anasagasti, habida cuenta de sus cuatro escritos sobre el tema en solo dos semanas (...
Arnold August – Cubainformación.- Si Pompeo puede castigar a Cuba con un ‘golpe de un bolígrafo’, ¿por qué Biden no podría revertir esto con un ‘movimiento de muñeca’?...
Carlos Lazo* - Tomado de Cubadebate.- Cuando yo era niño, pasaba las vacaciones en el campo. Era como salir del bullicio de la ciudad y transportarme a un cuento de hadas, en la campiña cubana. Llegaba el mes de julio—principios d...
Lo último
La Columna
La Revista