Uno de los puntos del Plan Bush para “alcanzar la democracia en Cuba” habla de “mejorar los servicios de salud en Cuba”. Entre las medidas se mencionan la privatización de los servicios de salud y educación, dejando de ser universales y gratuitos.


Plan Bush para una Cuba libre… de socialismo (Parte II y Final)

Plan Bush para una Cuba libre… de socialismo (Parte I)

Aline Pérez Neri, corresponsal de Cubainformación en México

“A un plan obedece nuestro enemigo:

el de enconarnos, dispersarnos, dividirnos, ahogarnos.

Por eso obedecemos nosotros a otro plan:

enseñarnos en toda nuestra altura, apretarnos, juntarnos, burlarlo.

Plan contra plan. Sin plan de resistencia no se puede vencer un plan de ataque”.

José Martí

 

Las más de 400 páginas que describen las maniobras del injerencista Plan Bush, muestran distintas variantes para un mismo objetivo: apropiarse de Cuba.

El Plan Bush es a la vez un reconocimiento a los logros alcanzados desde el triunfo de la Revolución, que consideran “inmerecidos” aceptan no poder igualar.

El Jefe de la Redacción de Internacionales del Periódico Granma, Raúl Capote Fernández, nos brinda un recorrido por la historia del Plan de “Asistencia a una Cuba Libre” proclamado George W. Bush en 2004, año en el que él como doble Agente (Daniel de la Seguridad del Estado cubano y Pablo de la CIA) participaba en la elaboración de uno de los proyectos subversivos yanquis para derrotar a la Revolución Cubana: el Proyecto Génesis.

Desde su página Las Memorias de Daniel: https://www.facebook.com/raulantoniocapote/videos/495704058064554

Tal como narra el periodista y ensayista cubano Nicanor León Cotayo en su libro El plan Bush: Cuba, made in USA, el 6 de mayo de 2004 varios periodistas estadounidensesy un selecto auditorio constituido en lo fundamental por funcionarios gubernamentales de alto rango y algunos jefes de grupos ultraderechistas de origen cubano asentados en esa localidad floridiana,fueron conducidos a uno de los jardines de la Casa Blanca para cubrir un espectáculo que desde hacía meses se había anunciado por la propaganda del gobierno y el eco de sus colaboradores radicados en Miami. Se trataba del informe elaborado por hombres del presidente George Bush con el objetivo de apretar aún más el cerco económico y político en torno a Cuba.

Después de un breve encuentro con los reporteros donde lanzó duros ataques contra la isla y asomó la intención de sepultar su Revolución y de volver a convertirla en una propiedad de Estados Unidos, “acelerar el día en que Cuba sea un país libre”, en ese mismo escenario, el Secretario asistente de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Robert Noriega, daba a conocer los pormenores del Informe entregado ese día denominado Comisión para la Asistencia a una Cuba Libre, sobre las medidas económicas y políticas que aplicaría contra esa nación la administración Bush.

Se trataba de la iniciativa más dura desde el triunfo de la Revolución emitida por la Casa Blanca contra Cuba. Su texto, desconocido por el Congreso y absolutamente ignorado por la mayoría del pueblo de Estados Unidos, no se trataba de una ley, sino de la decisión de un grupo de colaboradores del presidente, todos con un mismo pensamiento ultraderechista y ardientes enemigos de la Revolución Cubana.

La Comisión para la Asistencia a una Cuba Libre (creada por Bush en 2003) integrada por altos funcionarios de gobierno republicano, tenía la misión de recomendar las modalidades de lo que ellos denominaban “una transición democrática” para Cuba.

El Nuevo Herald se adelantaba en anunciar que estaban en camino fuertes golpes contra las remesas familiares y los viajes que los cubanoamericanos podían realizar cada año a Cuba.

The Washington Post daba a conocer que sería inaugurada en la Base Naval estadounidense de Guantánamo, una nueva prisión en un edificio de para 100 prisioneros. Desde 2001 el Pentágono había mantenido en jaulas de alambre y un campamento cercado a cerca de 600 hombres detenidos en Afganistán acusados de terrorismo pero sin cargo alguno ni derecho a abogado defensor.

El 14 de mayo de 2004 Raúl Capote Fernández (como doble Agente) se reunía en casa deFrancisco Sáenz, funcionario de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, y dos Agentes de la CIA, donde planeaban un proyecto subversivo más, el Proyecto Genesis.

Simultáneamente planeaban dos actos para derrotar a la Revolución Cubana.

Es decir, organizaban un plan injerencista para ayudar a los cubanos a “transitar a la democracia”y“defender los derechos humanos en Cuba”, a la par de que inauguraban una nueva cárcel en Guantánamo. Una cárcel más para detenidos a los que no les habían imputado ningún cargo ni juicio, en un territorio que ocupan ilegalmente en Cuba.

Uno de los puntos del Plan Bush para “alcanzar la democracia en Cuba” habla de “mejorar los servicios de salud en Cuba”. Entre las medidas se mencionan la privatización de los servicios de salud y educación, dejando de ser universales y gratuitos. Declara el fin de la seguridad social “debido a que la economía cubana y el presupuesto del gobierno después de la transición no serán capaces de sostener el nivel inmerecido y los relajados requerimientos de elegibilidad que el sistema comunista permitía”.

Plantea la creación de un plan de vacunación. ¿Por qué se tendría que eliminar el plan cubano de vacunación al que todos los niños tienen acceso? Estados Unidos y su deficiente sistema de salud que se evidencia con el caos que enfrenta en estos momentos debido a la pandemia con más de 300 fallecidos, pretendereestructurar y/o modernizar el sistema de salud cubano reconocido internacionalmente.

Sobre las modificaciones al sistema de educación plantea que organizarían “programas para reeducar y recapacitar a los profesores cubanos” y se prepararían para “mantener abiertas todas las escuelas, incluso si los maestros tienen que ser pagados en especie o importar voluntarios temporales”. Estados Unidos, que es conocido por tener uno de los peores sistemas de enseñanza pública del mundo capitalista desarrollado, pretende modificar el sistema de educación cubano con resultados que las organizaciones internacionales, como la UNESCO, avalan y reconocen.

La administración del seguro social de Estados Unidos enviaría especialistas para evaluar y proponer los cambios que en esta área deberá hacer el gobierno de transición, “resolver los graves problemas de seguridad que existen en Cuba”.

Funcionarios yanquis privatizando la salud, la educación, eliminando la seguridad social… elaborando una nueva Constitución en Cuba, sin la participación de los cubanos.

El aún vigente Plan Bush es un conjunto de vías para derrocar a la Revolución Cubana y transformar de nuevo a la isla en una dependencia de Washington, pero esta vez administrada directamente por la Casa Blanca.

Continuará…

Opinión
"Alianza estratégica": el opositor cubano al sistema es cortejado por los medios occidentales en una gira por España....
Carlos Aznárez y María Torrellas - Resumen Latinoamericano - Tomado de La Tizza.- Dayron Roque es educador popular y un cuadro político de la Revolución cubana, además de ser integrante del plantel de la publicaci&o...
Félix Sautié Mederos.- Los operadores contrarrevolucionarios de las proyectadas manifestaciones contra la Revolución cubana a efectuarse en noviembre del presente año, se han quedado en silencio después de haberlas ...
Lo último
La Columna
Deber cumplido
Gerardo Moyá Noguera*.- Desde esta hermana isla de Mallorca insistimos en que el bloqueo contra Cuba es inmoral, impresentable y dañino para todos los cubanos/as, no solamente para los que sobreviven en la isla, sino los del mundo enter...
La Revista