insurgente.org.- Y sobre la creación del Comité Contra el Bloqueo en Cádiz y la concentración que convoca para el 15N.


José Antonio Barroso fue diputado autonómico, alcalde de Puerto Real (Cádiz) y una persona comprometida con la solidaridad con el pueblo y la revolución cubana. Estos días ha sido elegido como portavoz del Comité Contra el Bloqueo a Cuba, que se nutrirá de decenas de personas de la Bahía de Cádiz, y que precisamente ha convocado una concentración contra el bloqueo para este lunes 15 de noviembre en Cádiz. Nos encontramos con Pepe Barroso en el Barrio Jarana donde habla con la pasión de siempre de Cuba en un reguero de anécdotas vividas junto a dirigentes como Raúl Castro en La Habana. 

¿Por qué Cuba ahora que no parece estar de moda? 

Por eso, porque Cuba es un milagro en sí mismo y para todo el mundo. Un país y un pueblo que ha soportado y soporta la más criminal de las barbaries, un bloqueo que impide el desarrollo de las cosas más elementales. Estar ahí, cerca de ese pueblo es una obligación moral e ideológica.

Este 15 de noviembre hay convocada en Cuba una movilización propiciada desde el exterior por sectores de la extrema derecha y no solo, ¿qué puede pasar en Cuba ese día? 

Lo que no tengo duda es que en cada barrio habrá una respuesta revolucionaria a esta nueva agresión del Imperio como ocurrió hace unas semanas atrás. Aquí es importante lo que ocurra y lo que cuenten que ocurre. El imperialismo y su aparato mediático van a desplegar toda su propaganda y se va a intentar silenciar la movilización popular de apoyo al gobierno. Es un fenómeno que no es nuevo, Cuba siempre ha recibido el ninguneo y la calumnia desde las terminales mediáticas y el silencio de sus enormes conquistas sociales en el contexto más adverso posible.

Y en este contexto surge el Comité contra el Bloqueo con decenas de personas… 

Exacto, y con dos planos importantes, por un lado para desarrollar una labor pedagógica, un trabajo de confrontar modelos y gestión aquí y ahora, para hablar con profundidad de “democracia”, “libertad”, “partidos”… de lo que quieran, para dar esa batalla del lenguaje y de principios ideológicos contra los que en este país se atreven a mirar con superioridad moral a la revolución. De qué coño presumen nuestros políticos si están de corrupción hasta aquí. Y en segundo lugar para materializar y canalizar una gestión solidaria, para echar una mano donde nos digan, para hacer extensible en nuestro pueblo el concepto de solidaridad con mayúscula que ya supimos realizar hace unos años y que hoy vuelve a ser fundamental.

Una labor política interna… 

También para nosotros mismos, como una herramienta política para luego aplicar en nuestro día a día, en nuestra actuación militante en otros escenarios. La politización necesaria para ayudar a construir una sociedad mejor.

Has dicho varias veces en esta entrevista que «estamos en guerra»

Es cierto, puede sonar a palabras mayores pero estoy convencido de que estamos en una guerra ideológica donde el enemigo dispara diariamente con misiles y desde esta trinchera deberíamos saber responder, pero si no lo hacemos ellos no detendrán por eso la agresión. Toca defenderse.

El Comité de Cádiz ante la provocación pro-imperialista del 15 de noviembre

Desde el Comité de Cádiz Contra el Bloqueo a Cuba reiteramos nuestro más firme rechazo a la política de injerencia y agresión que el gobierno de los Estados Unidos, contando con el apoyo de la Unión Europea, viene desarrollando contra Cuba, su gobierno y su pueblo. Denunciamos la guerra no convencional que dicho gobierno de EEUU tiene declarada en la Isla al objeto de interferir, sin utilizar – por el momento– tecnología bélica, en el destino de esta nación soberana y someterla a sus intereses.

Efectivamente, ya por la década de los 60, miembros del gobierno estadounidense recomendaban desarrollar campañas incitando al desengaño y al desaliento entre la población cubana para que “de forma habilidosa y lo más discreta posible [se] logre los mayores avances en la privación a Cuba de dinero y suministros, para reducirle sus recursos financieros y los salarios reales, provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del Gobierno” (extracto del memorándum secreto del Departamento de Estado, conocido como Memorando Lester, que fue desclasificado en 1991). A partir de esta perversa declaración estratégica cobra sentido el mantenimiento del feroz bloqueo económico, comercial y financiero al que someten a Cuba y todas las medidas tomadas encaminadas a asfixiar a su población, a pesar de que, hasta en 28 ocasiones, la Asamblea General de las Naciones Unidas haya exigido el levantamiento del bloqueo por abrumadoras mayorías.

Es en este escenario donde se da la particular batalla política y comunicacional iniciada en noviembre del 2020 y que busca orquestar un nuevo choque simbólico el próximo 15 de noviembre. En esta fecha, coincidiendo con la apertura de las fronteras de Cuba, se pretende reiniciar el programa de desestabilización, que cumple al pie de la letra el manual de “golpe blando”, siguiendo la fórmula de apostar a que las grandes dificultades materiales debiliten la resistencia cubana. Estamos ante un odioso y generalizado designio criminal contra todo un pueblo, que se esconde tras las hipócritas invocaciones de “democracia” y “libertad”, y que la Fundación Nacional para la Democracia y otros sucedáneos de la CIA han venido financiando también en la propia Isla, al que nadie con un mínimo de decencia puede a estas alturas dar credibilidad. Solo hay que ver el historial mercenario de los personajes que están detrás de la convocatoria “#15NCuba”

Ante tanta falsedad intoxicadora de los grandes medios de comunicación con respecto a lo que pasa en Cuba, hay dejar claro que el citado Memorando Lester continúa bien presente, y que lo que pretende el gobierno de los EEUU –aliado con los sectores más reaccionarios y la mafia cubana de Miami y con la connivencia de la UE– es provocar como sea un estallido social en Cuba que cree el caos y siembre la violencia, dándoles la oportunidad de intervenir en las cuestiones internas de ese país, al estilo de las “guarimbas” en Venezuela, la contra nicaragüense, etc. Así que no nos quepa duda: la agresión a Cuba es internacional… e internacional ha de ser su resistencia.

Por ello, desde el Comité de Cádiz Contra el Bloqueo a Cuba hacemos un llamamiento a la clase trabajadora, a los sectores populares, organizaciones sociales, mareas, sindicatos y partidos políticos y a toda la ciudadanía en general para manifestar el rechazo a la intolerable injerencia del imperialismo en los asuntos internos de Cuba y expresar nuestra solidaridad con el pueblo cubano en la defensa de su soberanía, así como exigir el levantamiento del bloqueo, acudiendo a la:

CONCENTRACIÓN el próximo día 15 de noviembre a las 6 de la tarde 

en la Alameda Apodaca, junto al busto de José Martí.

Solidaridad
Alberto  Mas, corresponsal de Cubainformación en Buenos Aires.- Una vez más, la solidaridad argentina con Cuba abrazó la Embajada cubana en Argentina, repudió el genocida bloqueo que le impone los EE.UU desde hace sei...
El Instituto Finlay de Vacunas agradece el gesto solidario. Foto: I. Finlay...
Se proyectará un vídeo dedicado a su figura y se presentarán dos libros: Lucia Jerez del propio Martí y traducido al valencià, y 60 años CDR, con la presencia de los autores, en una jornada organizada por la ...
Lo último
La Columna
Terroristas confesos y perdonados
Por Hedelberto López Blanch*/Foto Virgilio Ponce .- Desde los primeros días de 1959, un sinnúmero de asesinos, pertenecientes al derrotado ejército del dictador Fulgencio Batista viajaron hacia Estados Unidos donde obtuvie...
La Revista