Agencia Prensa Latina.- Lo mismo hoy, que hace 59 años cuando Cuba inició la colaboración médica internacionalista, cada uno de los galenos protagonistas de esa gesta, con orgullo y nobleza en ristre, atesora decenas de épicas historias por contar.


Muchas de las situaciones extremas sufridas durante las últimas décadas en el planeta contaron con el apoyo cubano, y a riesgo de exponer sus propias vidas, marcharon los profesionales a luchar contra el ébola en África en 2014, o en otras ocasiones debieron trabajar en condiciones de campaña para brindar auxilio.

Aun cuando todos los nacidos en la isla conocen ese altruismo mayúsculo, se renueva la admiración hacia el personal sanitario una vez que se escucha el testimonio del doctor Michael Cabrera, director de la Unidad Central de Cooperación Médica Cubana.

“Los que hemos podido colaborar a lo largo de estos años sentimos un sano orgullo al ver lo hecho, y no tiene precio la satisfacción de ayudar a otros pueblos que, sin nuestra asistencia, se habrían privado de la atención médica que necesitaban en ese momento, e incluso pudieron haber muerto”, confesó Cabrera a Prensa Latina.

El inicio de estas hazañas comenzó el 23 de mayo de 1963 cuando, por iniciativa del Comandante en Jefe Fidel Castro partió la primera brigada médica a Argelia, no obstante, agregó, esto tuvo un antecedente con el envío a Chile de un grupo de profesionales e insumos para auxiliar al país tras un terremoto en 1960.

Tras esas primeras acciones, destacó el doctor la llegada en 1998 de personal especializado a Guatemala, Honduras, Nicaragua, después de los deslaves ocasionados por los huracanes Mitch y George en Centroamérica, sucesos que marcaron, además, el comienzo del Programa Integral de Salud.

La fundación en 2003 del Programa Barrio Adentro en Venezuela marcó otro hito, rememoró, pues gracias él se desplegó por toda la geografía de esa nación un sistema de salud estructurado sobre la base de la atención primaria.

A partir del 19 de septiembre del 2005, tras la creación del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias Henry Reeve, la cooperación médica escribió otras grandes historias, agregó.

Desde ese año hasta la fecha, dijo, se han enviado 88 brigadas médicas a diferentes lugares del mundo, y no podemos dejar de hablar de las 58 que, con cuatro mil 700 especialistas, en los últimos años combatieron la pandemia de Covid-19 en 42 países.

Hoy estamos presentes en 58 naciones con más de 26 mil colaboradores, y todos sienten la satisfacción de poder ayudar a cada uno de los pueblos en los que hemos estado, pues en esos sitios hemos recibido el reconocimiento y la satisfacción de las personas y eso es orgullo suficiente para un colaborador, remarcó.

Recientemente, México, territorio al que se le brindó apoyo con casi mil 200 profesionales en momentos difíciles de la pandemia, hizo una solicitud para paliar necesidades asistenciales actualmente insatisfechas, frente a lo cual estamos en la mejor disposición de ayudar, refirió el también especialista en Medicina General Integral.

Cabrera reconoció que el camino transitado no ha sido fácil, fundamentalmente debido a las campañas de descrédito que buscan poner en duda la capacidad profesional de los recursos humanos de la isla. La mejor forma de responder a todas esas calumnias es seguir haciendo lo que sabemos hacer, y la mayor expresión de nuestro éxito está en poseer un sistema de salud que alcanzó indicadores semejantes a los del primer mundo y creó capacidades ante contingencias, lo que quedó evidenciado en el manejo de la Covid-19, expresó.

Asimismo, calificó de aberrante la pretensión del gobierno estadounidense de excluir a la isla de la Cumbre de las Américas, sobre todo al tratarse de una cita cuyo supuesto tema es “Construyendo un futuro sostenible, resiliente y equitativo» para el hemisferio.

Es un sinsentido tratar de dejar a Cuba afuera ya que es probablemente el país que más experiencia tiene en las disimiles situaciones generadas por la Covid-19, toda vez que nuestros médicos estuvieron en todas las regiones del mundo combatiendo el virus, y compartieron con los profesionales de esos territorios, sostuvo.

Destacó igualmente el funcionario la singularidad distintiva del personal especializado de la isla.

El médico cubano toca a los pacientes, comparte sus sentimientos y esa práctica de interactuar y de mostrar interés por él no es la que hoy abunda, consideró.

Todo nuestro personal médico tiene la preparación necesaria para enfrentar los escenarios presentes en los diferentes países y, en algunos de esos lugares, hemos constatado que falta un componente esencial de la medicina: el humanismo; eso lo agradecen los pueblos y esa gratitud es al final lo más importante, sentenció.

 

Reconoce titular de salud a colaboradores médicos internacionales

La Habana, 23 may (ACN) A propósito del aniversario 59 de la colaboración médica internacional cubana, el ministro de Salud Pública de Cuba, José Ángel Portal Miranda, reconoció hoy a los colaboradores del país y destacó su labor humanista y altruista.

Mediante su cuenta oficial en Twitter, el titular señaló que estos valores de los médicos cubanos son principios solidarios de la Revolución y legado de su líder histórico, Fidel Castro.

"En el 59 aniversario de la colaboración médica internacional cubana, nuestro reconocimiento a los colaboradores de la #salud de #Cuba, cuya labor humanista y altruista seguirá poniendo en alto los principios solidarios de la #Revolución y el legado de #Fidel".

La colaboración médica internacional cubana comenzó en Argelia, el 23 de mayo de 1963, y desde entonces, más de 605 mil 698 profesionales de la isla han prestado sus servicios en 130 países.

Según el Ministerio de Salud Pública (Minsap), actualmente 25 mil 688 profesionales del sector de la isla se desempeñan en 59 naciones.

En 2005, el Comandante en Jefe Fidel Castro creó el Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias Henry Reeve, y a partir de esa fecha se han enviado 88 brigadas a 56 países con 13 mil 467 colaboradores.

De esas brigadas, tres enfrentaron el ébola en África occidental, con 265 colaboradores y 58 brigadas enfrentaron la COVID-19 en 42 países.

En nota de felicitación por el aniversario 59 de la colaboración médica cubana por el mundo, publicada este lunes en su sitio web, el Minsap expresa: "Ustedes son un ejército de esperanza para el mundo".

El texto resalta que los doctores, enfermeros y técnicos cubanos han prestado servicios en los lugares más intrincados, donde otros profesionales no acuden, y muchos han tenido el privilegio de haber sido los primeros médicos en comunidades indígenas y comunas.

A todos los profesionales de la Salud que durante 59 años han desafiado complejos escenarios para levantar monumentos de solidaridad y humanismo: Felicidades, y sigamos haciendo juntos por la salud de los pueblos, concluye.

 

Primer ministro cubano felicitó a los trabajadores de la salud

La Habana, 23 may (Prensa Latina) El primer ministro de Cuba, Manuel Marrero, felicitó hoy a los trabajadores de la salud pública cubana quienes durante 59 años han llevado solidaridad y humanismo a todo el mundo.

Reciban un reconocimiento y cálida felicitación, publicó en su cuenta oficial de Twitter, y reiteró el servicio brindado a las naciones que han solicitado el apoyo de los médicos de la mayor de las Antillas.

El 23 de mayo de 1963 Cuba inició la colaboración médica en Argelia con la cual los profesionales mostraron al mundo la valía de la medicina en tiempos de Revolución.

Hasta entonces, la isla caribeña ha prestado servicio en 165 países con más 605 mil 698 colaboradores, y actualmente los médicos cubanos llegan a 59 naciones, indicó el Ministerio de Salud Pública en su sitio web.

Desde la constitución del contingente Henry Reeve en 2005, por el Comandante en Jefe Fidel Castro, se enviaron 88 brigadas a 56 países, de ellas, tres enfrentaron el Ébola en África Occidental con 265 colaboradores y 58 lo hicieron durante la Covid-19 en 42 países.

Sobre los especialistas de la medicina cubana, Fidel Castro expresó en una ocasión: «Ante ustedes esta Humanidad un día tendrá que inclinarse, ante ustedes tendrán que inclinarse las futuras generaciones…».

 

Cuba: Salud y solidaridad

Raúl Romero

Cubadebate

Era marzo de 1982 y el año 24 de la Revolución en Cuba estaba en curso. Para ese entonces, la isla ya tenía 2 000 trabajadores de la salud –más de la mitad médicos– colaborando en 26 países. La hazaña era increíble si recordamos que tras el triunfo de la revolución en 1959 apenas quedaban 3 000 médicos en la mayor de las Antillas. Fue entonces cuando, de la mano de Fidel Castro, vieron que Cuba podía convertirse en una potencia médica del orbe. No los movía el interés económico, sino el deseo de ayudar a otros países empobrecidos del tercer mundo. En cierto sentido, dos de los varios pilares del socialismo cubano son precisamente la solidaridad y el avance en materia de salud, que hasta algunos de sus acérrimos rivales han aprendido a reconocer.

El sueño de convertirse en potencia médica mundial los llevó a crear el Destacamento de Ciencias Médicas Carlos J. Finlay el 12 de marzo de 1982, con el objetivo seleccionar a los mejores estudiantes para desarrollar todas las ramas de la medicina, mejorar los servicios de salud, la docencia universitaria y en posgrados, la formación de especialistas, la superación, y, desde luego, la solidaridad internacional.

Es precisamente nuestra conciencia patriótica, nuestra conciencia socialista, nuestra conciencia comunista y nuestra conciencia internacionalista, lo que demanda el esfuerzo que estamos realizando, dijo Fidel aquel día, y continuó: Pero aquí no se trata, ni mucho menos, de una vanidad humana, de una vanidad nacional, para eso no valdría la pena hacer ningún esfuerzo, sino del contenido de ese propósito, que permitiría a nuestro pueblo, en primer lugar, tener uno de los mejores servicios de salud del mundo; en segundo lugar, brindar una extraordinaria colaboración a otros pueblos. O, si ustedes quieren, lo ponen en otro orden: brindar una extraordinaria colaboración en el campo de la salud al mundo, y a la vez disponer de uno de los mejores servicios de salud del mundo para nuestro pueblo.

Luego de las etapas de integración y consolidación del Sistema Nacional de Salud Único, se inició una fase de desarrollo tecnológico, de investigación y de atención primaria mediante policlínicos integrales y comunitarios, enfocados en acciones preventivas y curativas, así como en la promoción de salud a la totalidad de la población.

De acuerdo con el Anuario Estadístico del Ministerio de Salud Pública 2020, Cuba cuenta con 497 mil 593 trabajadores de la salud, que representan 6.8 por ciento de la población en edad laboral. 70.3 por ciento son mujeres. Existen entre 108 y 92.7 médicos por cada 10 mil habitantes. Si revisamos los datos del Banco Mundial en este rubro, Cuba es el país con más médicos por habitante en el planeta.

Siguiendo el mismo anuario, la formación de recursos humanos de la salud en Cuba ocurre en 13 universidades y 29 facultades de ciencias médicas, cuatro de estomatología, una de enfermería, una de tecnología de la salud, tres de tecnología y enfermería, 12 filiales de ciencias médicas, la Escuela Latinoamericana de Medicina y la Nacional de Salud Pública. Sólo en 2020 la colaboración internacional en salud estuvo presente en 66 países y se crearon 56 Brigadas Henry Reeve para ayudar en 40 países.

En materia de salud sexual Cuba también tiene debates y prácticas avanzadas. El aborto está despenalizado, es gratuito y asistido desde 1965, gracias a la lucha de las mujeres cubanas. En mayo de 1988, Cuba realizó la primera operación de adecuación genital a una persona transexual. En 2008, al crearse la Comisión Nacional de Atención Integral a Personas Transexuales, dirigido por el Centro Nacional de Educación Sexual, se diseña un plan de atención integral a transexuales, incluida la operación de adecuación genital de manera gratuita.

Muchas otras cosas habría que destacar de la medicina cubana, sus tratamientos contra el cáncer, la eliminación de la transmisión del VIH de madre a hijo, la respuesta ante la pandemia. Al observar todo esto, vale preguntarnos: ¿cuánto más podría desarrollar la isla si no padeciera el criminal bloqueo?

Los avances en materia de salud en Cuba, así como en otras áreas, han sido ampliamente reconocidos. El carácter estatal y social de la medicina, la lógica preventiva, comunitaria e internacionalista, la accesibilidad y gratuidad de los servicios, así como la investigación científica y tecnológica, hacen del sistema de salud cubano uno de los mejores del mundo. De concretarse la contratación de personal médico cubano en México, nuestro país se verá beneficiado de su experiencia y saberes. No caigamos en falsos dilemas y chauvinismos, hay que exigir más empleos y mejores condiciones para el personal médico local y fomentar, aquí sí, la colaboración internacional.

(Tomado de La Jornada)

Solidaridad
Canal Caribe.- Las Colmenas Bolivarianas constituyen proyectos integrales que forman las actitudes y talentos artísticos de niñas y niños de todas las edades con la cooperación de Cuba. Nuestra corresponsal en Venezuela, A...
Cuba llevó a Ecuador anteriormente el método de alfabetización Yo, sí puedo, entre otras áreas de trabajo conjunto. Foto: Juventud Rebelde....
Juan Carlos Dupuy Núñez, primer jefe del contingente médico Henry Reeve. Foto: José Llamos Camejo....
Lo último
La Columna
Cuestión de tamaño
Rosa Miriam Elizalde - Cubaperiodistas.- Es cuestión de tamaño, pero depende de la vara con que se mida. En conferencia de prensa en el Departamento de Estado la semana pasada, el vocero Ned Price se ha largado una gran perorata contra ...
La Revista