Gabriel Mok Rodríguez - Cubadebate.- Mohammed Almassri estudia Medicina en Cuba desde el 2017 y al iniciar el actual conflicto entre Israel y Palestina su vida ha dado un giro de 180 grados. Ha perdido muchos familiares y el estrés y la preocupación se han convertido en parte de su día a día.


“Me quedo todo el día con el teléfono en la mano, preocupado por mis familiares y amigos. Los cubanos desde que comenzó esta situación a cada rato me preguntan por mi Gaza y me brindan todo el apoyo y soporte que puedan, eso lo admiro muchísimo”, comenta Mohammed.

El actual conflicto entre Palestina e Israel comenzó en octubre de 2023. El genocidio cometido contra el pueblo palestino ha generado centenares de muertos y actualmente no parece tener fin.

Como Mohammed, existen muchos que han perdido familiares, casas y la tranquilidad que tenían en sus vidas. Cuba ha brindado su apoyo a este pueblo y se ha sensibilizado con la causa desde sus inicios, reforzando los vínculos entre ambas naciones.

“Para mí Cuba y Palestina son patrias hermanas de diferentes regiones, por eso, estando aquí me siento como si estuviese en mi país natal”, confiesa el estudiante palestino.

Desde su llegada a la nación caribeña los profesores lo tratan como su “niño”, lo cuidan y se aseguran de que se sienta como en casa. Al inicio, con el cambio de región, sintió un poco de miedo, pero la amabilidad de sus compañeros ha hecho que todo sea más fácil y que la lejanía no fuese un impedimento.

Estudiar cirugía y convertirse en neurocirujano es una de sus metas principales en la vida. Su abuelo y su padre son su motivación fundamental para ello, pues ellos querían estudiar esa especialidad pero la situación y las consecuencias de la ocupación en Palestina no se lo permitieron.

Además de todos los conocimientos aprendidos relacionados con la medicina, en Cuba, Mohammed ha adquirido valores típicos de los cubanos. Principalmente su solidaridad y disposición de actuar en situaciones como la que vive actualmente su país natal, implicándose para ayudar siempre a los pueblos en sus luchas justas.

“Desde que llegué a Cuba me he vinculado a varios proyectos y he visitado muchos centros sociales y participado en marchas que me enseñaron, entre otras cosas, que el médico no solo debe limitarse a su especialidad, sino también participar en todos los servicios del estado y brindar su ayuda y conocimiento”, asegura.

Ayudar a su pueblo a través de su superación profesional y crecimiento personal en el país caribeño, es una de sus principales metas. Pues Palestina, ahora más que nunca, necesita especialistas en diversos ámbitos, fundamentalmente en el de la medicina. Cuba contribuye a ello y, como en el caso de Mohammed, colabora con la preparación de muchísimos profesionales extranjeros como muestra de su solidaridad y hermandad hacia los pueblos que lo necesitan.

(Tomado de Cuba Joven)

Lo último
Girón, abril de victoria
Marilys Suárez Moreno - Revista Mujeres / Ilustración Claudia Alejandra Damiani. Tomada de Cubadebate.- En Girón, toda Cuba se puso en pie de guerra para hacerle frente al enemigo invasor. Firmes en sus posiciones, dispuestas a p...
Ver / Leer más
La Columna
La Revista