Cuba en Resumen


Las sanciones van dirigidas a la Compañía Minera Internacional, Sociedad Anónima (Cominisa), a Capital Mining Investment Nicaragua y al Centro de Capacitación del Ministerio del Interior de Rusia en Managua.

Venezuela y Cuba expresaron este jueves su más profundo rechazo a las nuevas medidas de presión y coerción anunciadas la víspera por el Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) contra Nicaragua.

A través de un comunicado en la red social X, el canciller de venezolano, Yvan Gil, denunció que Estados Unidos impuso “medidas coercitivas unilaterales contra dos empresas mineras que operan en territorio nicaragüense, así como contra el Centro de Capacitación del Ministerio del Interior de Rusia (RTC) ubicado en la ciudad de Managua”.

El texto expone que Washington y sus aliados constantemente buscan por todas las vías posibles quebrar la férrea voluntad antiimperialista y patriótica del Gobierno de Nicaragua.

Las sanciones contra el Gobierno del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, afectan a decenas de funcionarios y empresas, por supuestamente atacar los derechos humanos y ser cómplices en la explotación de migrantes.

Entre los sancionados por el Departamento de Estado están policías y personal paramilitar, funcionarios penitenciarios, fiscales, jueces y funcionarios de educación superior pública.

Asimismo, el canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, también rechazó el nuevo paquete de sanciones, las que calificó como injerencistas y destinadas a afectar a la economía de esa nación centroamericana.

Bruno escribió en su cuenta en la red social X, “Rechazamos las nuevas medidas coercitivas unilaterales impuestas por el Gobierno de EEUU contra Nicaragua, que en otro intento injerencista persiguen golpear sectores estratégicos de la economía nicaragüense, dañar a su pueblo y al legítimo Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional”.

Por otra parte, varios funcionarios de la Casa Blanca informaron que han impuesto restricciones de visa a más de 250 personas, entre ellas miembros del Gobierno de Nicaragua y a sus familiares, por según ellos apoyar “el ataque a los derechos humanos del régimen de Ortega y Murillo”.

También se emitió una alerta policial internacional para informar a la industria de la aviación sobre las supuestas facilidades que el Gobierno de Nicaragua da a las personas que desean emigrar de forma ilegal.

Por otra parte, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro difamó a través de un comunicado que la RTC es una subdivisión del Ministerio del Interior de Rusia con sede en Nicaragua y que capacita a quienes están bajo el mando del Gobierno de Ortega-Murillo.

Con esas medidas unilaterales, ningún estadounidense podrá realizar transacciones con esas entidades y cualquier activo que tengan en Estados Unidos será bloqueado.

Venezuela a través del texto hace un llamado a la comunidad internacional a condenar esas acciones retrógradas e injerencistas que pretenden lesionar el inalienable y sagrado derecho a la libre actividad económica.

De acuerdo a La Habana y Caracas, el Gobierno de Estados Unidos se ha caracterizado por su doble discurso y por interferir en los asuntos internos de los países, es por eso que varios gobiernos continúan acusándolo de tener una política hipócrita y reiteran que no puede dar consejos en materia de derechos humanos.

Tomado de Telesur / Foto de portada: EFE.

Solidaridad
Damasco, 11 jun (Prensa Latina) Una veintena de jóvenes de diferentes provincias sirias manifestaron hoy su gratitud a la isla por ofrecerles becas para estudiar la carrera de medicina. Durante un encuentro celebrado en la sede diplomá...
Lo último
La Columna
La Revista