El cable submarino Cuba-Venezuela: resumen de mentiras en La Vanguardia PDF Imprimir E-mail
Lecciones de manipulación
Jueves, 12 de Julio de 2007

Duración: 4:46

Cuba y Venezuela instalarán un cable submarino de fibra óptica para mejorar Internet. La campaña de manipulación mediática ya está en marcha.

JW Player goes here

El cable submarino Cuba-Venezuela: resumen de mentiras en La Vanguardia

José Manzaneda - Coordinador de Cubainformación TV.- Cuba y Venezuela instalarán en breve un cable submarino de fibra óptica que mejorará el acceso a Internet tanto en Cuba como en otros lugares del Caribe. A partir de esta información, el profesor venezolano Antonio Pasquali construye una imaginativa tesis sobre las intenciones ocultas de los gobiernos citados que ha sido difundida, entre otros medios, por el diario español La Vanguardia.

La periodista cubana Rosa Miriam Elizalde hace una brillante disección de los principales elementos de manipulación del texto de La Vanguardia, que hemos resumido en cinco:

1. “Es preocupante que se esté tendiendo entre Venezuela y Cuba un cable submarino de fibra óptica de 1.552 kilómetros.”
El autor y la fuente ocultan deliberadamente el por qué de la necesidad de colocación de este cable. El bloqueo de EEUU impide a Cuba la conexión a Internet a través de la malla de fibra óptica submarina. A Cuba no le queda más remedio que conectarse por satélite, pagando a precio de oro dicha conexión, que es además muchísimo más lenta. El propietario mayoritario del sistema Arcos de fibra óptica es New World Network, empresa norteamericana sometida a las leyes de bloqueo.

2. “Cuba sólo dispone de 124 megaBytes/seg en bajada de satélite, una ridiculez.”

Cierto. Un centro de trabajo en otro país, un hotel o un cibercafé tiene un ancho de banda igual o superior al de toda Cuba. Una ridiculez, pero impuesta por el bloqueo de Estados Unidos, que decide el ancho de banda que puede contratar la Isla e impone multas de 50 000 dólares por cada violación a las llamadas “leyes del embargo”.

3. “El cubano normal y corriente no puede usar internet.”

Falso. Lo injusto sería que un canal tan estrecho de navegación fuera destinado a las personas que pueden pagarlo. Por ello, Cuba ha establecido como política el uso social y colectivo de Internet: más del 90% de los ordenadores en Cuba con acceso a la red son utilizados por más de una persona. Se priorizan las universidades, los centros culturales y de salud, los medios de prensa y los más de 600 Joven Club de Computación, que funcionan en todos los municipios las 24 horas al día. Y se está implementando una estrategia nacional de desarrollo de la informática, a partir de la formación masiva de toda la población. Si el gobierno cubano está interesado en limitar el acceso a Internet, ¿para qué entrena a más de 2 millones de niños y adolescentes?

4. “Los turistas pueden bajar sus correos en los hoteles pagando tarifas muy altas.”
Cierto y justo. Pero hay dos aspectos que se silencian: que los precios de Internet para turistas en Europa son más caros que los de los hoteles de Cuba, sin que nadie haga escándalo de ello; y que el ingreso de los turistas sirve para financiar una pequeña parte de los costos del acceso social del pueblo cubano a Internet.

5. “Con una décima parte de la capacidad del (nuevo) cable se pudieran desviar a La Habana todas las conversaciones telefónicas venezolanas para filtrarlas y espiarlas."
Especulación absurda. Estados Unidos, la gran “democracia” mundial, es el único país con capacidad tecnológica para hacer esta labor de espionaje e intromisión en la vida de las personas. El propio New York Times lo ha explicado: “A través de puertas traseras cuidadosamente establecidas con órdenes presidenciales en nombre de la guerra contra el terrorismo, los oficiales de inteligencia norteamericanos acceden a los grandes nodos por donde transita la comunicación del planeta.”

El canal de fibra óptica que conectará Cuba y Venezuela es para Cuba una gran esperanza. Mejorará la calidad de la navegación en la Isla y, con el tiempo, dará la posibilidad de extender el servicio de Internet a los hogares cubanos. Un avance sin duda en la calidad de vida del pueblo cubano, pero, sobre todo, un golpe demoledor al bloqueo económico del gobierno de EEUU y al bloqueo mediático construido por expertos en calumnias y periodistas irresponsables.

Comentarios (0)

Escribir comentario

corto | largo

busy