¿Cómo se fabrica "el éxito" de una bloguera? PDF Imprimir E-mail
Manipulación mediática
Domingo, 29 de Noviembre de 2009
Ernesto Carmona - Cubadebate.- Barack Obama acaba de consagrar el meteórico estrellato de la bloguera Yoani Sánchez al responderle el 19 de noviembre 7 preguntas que el coro de bombos y platillos de los grandes medios presentan como “un fuerte golpe al gobierno de los hermanos Fidel y Raúl Castro”. (1)

La guerra perpetua de propaganda de EEUU contra Cuba hoy remece al mercado comunicacional-político de los grandes medios con un nuevo “exitoso” producto internacional: la bloguera Sánchez, page que “cuenta la verdad desde el interior de la isla en estilo coloquial”.
 
Sánchez tiene un acceso privilegiado y rápido a Internet, mientras el común de los mortales en la isla sufre la deficiente conectividad de satélites caros y de baja calidad por no tener acceso al cable submarino de fibra óptica. El bloqueo a Cuba también se extiende al ciberespacio y a los servicios tecnológicos de grandes compañías como Microsoft, dando como resultado una conectividad a Internet tan precaria y lenta como la de sus orígenes analógicos vía línea telefónica. Con frecuencia, tanta lentitud distrae al usuario y le hace olvidar, momentáneamente, qué página está esperando abrir…

Pero Sánchez no tiene problemas. Aunque esté en Cuba puede utilizar tecnologías estadounidenses cuyo acceso esta imposibilitado por el bloqueo de EEUU. Su sitio madre se llama www.desdecuba.com, una “denominación de origen” o marca registrada que podría hacer creer a algún incauto que su conexión a la red y todo el esfuerzo de mantenimiento “on line” radica en la isla, pero la verdad es que el servidor está alojado en Alemania, registrado a nombre de un viejo amigo, Josef Biechele, y atendido por los servidores de la compañía Cronos AR Regensburg, sucursal germana de la empresa Strato. Una simple visita a http//www.cronon-isp.net/index.html indica que esta empresa no presta servicios a usuarios comunes, como -por ejemplo- a blogueros.

¿Por qué en Alemania? Probablemente porque allí Sánchez dejó buenas conexiones cuando regreso a Cuba después de vivir más de 11 meses, con permiso de residencia en el exterior, radicada en Suiza y Alemania. Esta filóloga, formada en la gratuita Universidad de La Habana, emigró a Europa en busca de mejores horizontes pero súbitamente regresó a la isla para convertirse en bloguera, probablemente con una oferta mejor remunerada que lo ya conseguido fuera de su país.

Cómo eludir el cyber-bloqueo

La compañía Cronos AR Regensburg no promociona sus prestaciones. Tampoco publicita precios, ni características de los servicios que otorga por contratación directa. El soporte técnico de su sitio atiende casi en exclusiva a la bloguera Yoani, bajo el tipo de “herramienta diseñada a mano”, cuyo precio de mercado asciende a varios cientos de miles de dólares, a los que deben sumarse los costos de las versiones en 18 idiomas, los recursos de publicidad en Internet y la capacidad de memoria del sitio para el almacenaje de contenidos por largo tiempo.

El registro del dominio del blog lo mantiene la empresa Godaddy, que es una de las compañías contratistas que utiliza el Pentágono en la cyber-guerra propagandística de estos tiempos. Así, Yoani tiene acceso preferencial a las tecnologías norteamericanas que el bloqueo prohíbe para Cuba.

En su guerra propagandística de 50 años contra Cuba, EEUU fabricó antaño al “poeta paralítico” Armando Valladares, puso en marcha una estación de radio y TV y abrió la producción en serie de “periodistas perseguidos en Cuba” desde una seudo escuela de periodismo enclavada en su Oficina de Intereses de La Habana. La bloguera es la nueva heroína de este mercado comunicacional-político que prodiga millones de dólares. Su éxito dejó en el camino los cadáveres de unos cuantos competidores del lucrativo mercado de la disidencia en Cuba, que absorbe millones de dólares del contribuyente de EEUU.

En medio siglo de fracaso propagandístico contra Cuba, y entre variados fiascos y desfalcos comunicacionales, EEUU y la CIA terminaron inclinándose por “la cyber-guerra”, centrando su esfuerzo y patrocinio en la fabricación de cyber-disidentes, a quienes dotan de sitios web que después son ampliamente promocionados y citados como referentes de información fidedigna sobre Cuba. Entre sus últimos “productos” aparecen, entre otros, CubaEncuentro y CubaNet, pero la nueva mercancía empacada bajo Yoani Sánchez resultó un mejor exponente de la sustitución de una disidencia tradicional desgastada y obsoleta.

La cyber-Sánchez puso en crisis de sobrevivencia (por escasez de dólares) a sus competidores del negocio de la disidencia en Cuba, que ahora aparecen como ineficaces, mientras patalean sin elegancia sólo para mantenerse a flote, con Vladimiro Roca y Martha Beatriz Roque a la cabeza del listado. Sánchez integró el consejo de redacción de la revista “Consenso”, financiada desde el exterior y dirigida por Manuel Cuesta Moura. Pero se alejó de este personaje, dicen que por desavenencias más económicas que políticas, fortalecidas por el sueño del negocio propio, en un ambiente en que la notoriedad y la remuneración suelen ir de la mano. Yoani comulga y hace de caja de resonancia indirecta de los grupos “por la libertad en Cuba” pero no se ha interesado en formalizar su participación en ninguno, a diferencia de su marido, Reynaldo Escobar, quien si milita en ciertos núcleos de la contrarrevolución interna, según fuentes periodísticas cubanas. Muchos cubanos ven a Yoani Sánchez como a una simple mercenaria más, reclutada para la guerra ideológica contra su país por los servicios especiales estadounidenses. En Internet existen más de 700 blogs sobre Cuba, poco o nada conocidos, pero sólo el suyo utiliza un elaborado lenguaje coloquial para narrar las desgracias de los cubanos. Y lo más relevante es cómo sus dueños reales se hicieron cargo del financiamiento y la promoción de los grandes medios de difusión que levantaron el fenómeno de “la valiente bloguera” que CNN en español suele entrevistar mientras carga bajo el brazo su costosa computadora portátil tipo laptop. Bambalinas del “éxito”

La conversión en fenómeno fue cuidadosamente planeada y puesta en marcha por una maquinaria propagandística aceitada por los grandes poderes fácticos internacionales que manejan el mundo informativo contemporáneo. En abril de 2007 apareció el blog “Generación Y”, que a los cinco meses, apenas en octubre, capturó la atención del corresponsal en Cuba de la agencia británica Reuters, quien promovió el sitio en un cable que apareció en varios periódicos del mundo. A los dos meses de este primer empujón publicitario, The Wall Street Journal, el diario del mundo financiero estadounidense, le dedicó una página completa al blog con llamado en portada. Días más tarde, el 3 de enero 2008, el diario español El País, que es el mascarón de proa del poderoso grupo mediático transnacional Prisa, dedicó su contraportada a una entrevista a Yoani Sánchez.

En abril de 2008, a menos de un año de su aparición, el mismo diario El País le otorgó al blog el “Premio Ortega y Gasset”, que incluye 15 mil euros. Al mes siguiente, en mayo, la revista estadounidense Time, de Time Warner, el mismo grupo propietario de CNN, la designó entre “las 100 personas más influyentes del mundo” en la categoría “héroes y pioneros”. Al año de la aparición de su blog “Generación Y”, la Sánchez se codeaba con figuras del espectáculo como Brad Pitt, Angelina Jolie, Oprah Winfrey y Mia Farrow y políticos como George W. Bush, Evo Morales, Hu Jintao y el Dalai Lama.

El paso siguiente fue que en febrero del 2009 la Sánchez fue seleccionada entre “las 10 intelectuales más influyentes de Ibero América”, según un “estudio” de la revista Foreign Policy, editada por el Carnegie Endowment for International Peace (Fondo Carnegie para la Paz Internacional), un “tanque de pensamiento” (think tank) o centro de estudios privado dedicado a fortalecer la presencia de EEUU en la política internacional. Este ranking la ubicó en quinto lugar, sólo antecedida por Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, Fidel Castro y el Nóbel José de Sousa Saramago. Por debajo de la cyber-disidente quedaron relegadas las figuras de intelectuales como Eduardo Galeano, Carlos Fuentes y Fernando Savater. Por añadidura, la bloguera recibió a fines de 2008 el BOB categoría “mejor Weblog”, un premio internacional de la Deutsche Welle -la radio y TV alemana- que fue acordado por un jurado de doce periodistas, casualmente con un solo hispano parlante y entre ellos, una representante de Reporteros sin Frontera
s, organización dedicada a combatir al sistema político de Cuba. Entre los patrocinadores del premio se encuentran transnacionales como Hewlett-Packard y la fabricante de teléfonos móviles HTC Corp., proveedora mundial de tecnología Windows/Mobile.

Los amigos… ¿de la CIA?

La propaganda del premio BOB (2) afirma que “la blogger cubana Yoani Sánchez logra describir con mucho esfuerzo cómo se vive el día a día en Cuba. Continuamente ha de enfrentarse a limitaciones que le impiden incluso leer su propio blog. Es como ella dice: una blogger a ciegas. Sus post son enviados por mail fuera de Cuba y son sus amigos los que los publican en el blog”. Uno se pregunta si esa buena gente que en definitiva hace el blog ¿son sus amigos… de la CIA?

La propaganda prosigue que “a pesar de estas dificultades, Yoani es una auténtica estrella de la blogósfera y mantiene el contacto con una enorme comunidad de internautas en todo el mundo”. Bueno, enseguida, le concedieron el premio del jurado del concurso Bitacoras.Com, de nuevo en España y en un certamen en que el premio se dirimió sin votación ni participación de los lectores y usuarios. En octubre de 2009 recibió una mención en el premio “María Moors Cabot”, que otorga la estadounidense Universidad de Columbia, considerado el galardón internacional de periodismo más antiguo y que incluye 15 mil dólares. Ninguno de estos premios provino de colectivos sociales o votaciones populares. Siempre fueron otorgados a dedo por grandes grupos de medios de comunicación estadounidenses y españoles y patrocinados por grupos transnacionales.

Curiosamente, el sitio www.LaListaWIP.com, que selecciona los personajes más famosos en Internet, no toma en cuenta a la Sánchez ni siquiera entre las 100 personas más importantes de Cuba. Más curiosa todavía es la coincidencia de que este portal esté patrocinado por el grupo Prisa y el diario El País, a quienes nadie puede negar la condición de “espónsores” públicos de la bloguera. Y es que LaListaWip es un medidor estadístico automatizado que no puede inflar arbitrariamente el tan premiado blog, que tampoco figura entre los 100 primeros del mundo. Pese a la campaña de premios 2008/2009, el “fenómeno de la bloguera” siguió siendo poco conocido. Tampoco aumentaron sus visitantes en el ciberespacio. Quizás la desesperación condujo a orquestar un hecho publicitario con paliza y falso secuestro “por presuntos agentes de la policía política”, que de paso ayudaría a la campaña sobre supuesta violación de los derechos humanos en Cuba. Así fue como el pasado 6 de noviembre se montó un espectáculo cuyos promotores no
fueron capaces de acreditar con videos que permitieran probar las lesiones que asegura haber sufrido Yoani. Tampoco pudo demostrarlo cuando ella misma convocó a la prensa extranjera.

Pero el espaldarazo publicitario vino como “golpe periodístico” añadido a las 7 respuestas de Obama, aunque nadie sabrá nunca quien redactó las preguntas…

1) http://www.contactomagazine.com/articulos/obamayoanisanchez1109.htm

2) http://www.thebobs.com/index.php?l=es&s=1258547238717151PYUAGWPV

Comentarios (0)

Escribir comentario

corto | largo

busy