Grupo de expresos cubanos rechaza hospedarse en albergue PDF Imprimir E-mail
Contrarrevolución
Jueves, 14 de Abril de 2011

El Universal.- Un grupo de once cubanos que llegaron expatriados a España recientemente rehusaron hoy hospedarse en un albergue de acogida en la localidad de Sigüenza, provincia de Guadalajara, alegando incumplimiento de las condiciones que les habían ofrecido.

Así lo explicó Mario Alberto Pérez Aguilera, de la Asociación de Presos Políticos Pedro Luis Boitel, que llegó a Madrid el 21 de marzo pasado junto a sus familiares como uno de los disidentes excarcelados en virtud de la mediación del Gobierno español y la Iglesia Católica ante las autoridades cubanas, informó Efe.

"No aceptamos las condiciones y nos botaron a la calle", donde permanece el grupo familiar, dijo Pérez, mientras que la responsable del centro de acogida de la ONG Asociación Comisión Católica de Emigrantes de Castilla-La Mancha (ACCEM), Ana Belén Sánz, afirmó, también por teléfono, que el grupo de cubanos "rehusó" la oferta del centro.

Según Sánz, el albergue, donde viven ya treinta cubanos y otros solicitantes de asilo de diversas nacionalidades, ofreció a la familia de Pérez Aguilera dos posibilidades: habitaciones individuales o dobles con baño y comedor compartido, o dos apartamentos, uno para seis y otro para cinco personas.

Según Sánz, las instalaciones ofrecidas al grupo son las mismas que ya utilizan los demás cubanos, que son familias "con las mismas características, que ocupan las mismas plazas y en las mismas condiciones dignas, preparadas perfectamente para la acogida" destinadas a Pérez Aguilera y a sus familiares.

"Ellos rehusaron las dos opciones y abandonaron el centro sin ser acogidos", pues no firmaron el reglamento ni el contrato de aceptación, como es preceptivo, dijo la responsable, quien añadió: "Si están en la calles es por voluntad propia".

También dijo que el ofrecimiento de acogida para el grupo familiar cubano "sigue en pie" y explicó que ellos nunca fueron expulsados porque ni siquiera aceptaron ni firmaron las condiciones de acogida que ella les explicó, y decidieron abandonar el local.

Mario Alberto Pérez Aguilera, por su parte, señaló que desde el día que llegaron a Madrid hasta la mañana de hoy estuvieron viviendo en un hostal del sur de la capital española, donde han llegado muchos de los disidentes cubanos expatriados hacia España desde julio del año pasado.

También aseguró que la persona encargada de asignarles el destino en Sigüenza les dijo que iban a estar "más cómodos" y lo que encontraron, añadió fue "dos chiqueros".

"Estamos frente al centro con todas nuestras pertenencias y no sabemos qué vamos a hacer; somos desterrados y no tenemos a nadie aquí", dijo a Efe Pérez Aguilera, aunque estimó la posibilidad de acudir a la Policía.

El pasado día 7, otro disidente cubano, Juan Herrera Costa, dijo que el Gobierno de España es "hostil" con los excarcelados cubanos acogidos en el país y reclamó su vuelta a Cuba como "única salida" a esta situación.

"Somos víctimas de una política de venganza por parte del Gobierno socialista español debido a nuestras críticas", dijo Herrera durante la cual reiteró la condición "lamentable" en que están en España los presos liberados por el régimen castrista.

España ha acogido desde el año pasado a 102 expresos políticos cubanos y a 647 de sus familiares.

Uno de los ex presos políticos cubanos denuncia que la ONG que le asiste le ha dejado en la calle

La ONG asegura que ha rechazado las dos propuestas de alojamiento que le ha trasladado y que las puertas de su centro "siguen abiertas"

EUROPA PRESS.- Mario Alberto Pérez Aguilera, uno de los 115 presos políticos cubanos que se han trasladado a España tras ser liberados por La Habana, ha denunciado este miércoles que la ONG que le estaba prestando asistencia desde su llegada el pasado 21 de marzo le ha dejado en la calle.

Según ha relatado a Europa Press, ACCEM le había prometido que él y su familia, un total de once personas, podrían trasladarse desde el centro de acogida que esta ONG tiene en la localidad de Sigüenza (Guadalajara) a tres pisos.

Sin embargo, según Pérez Aguilera, finalmente les han ofrecido dos pisos de tres habitaciones cada uno y en los que no hay camas suficiente para todos ellos. "Uno tendría que dormir en el sofá", ha denunciado el ex preso, que no forma parte de los 75 detenidos durante la Primavera Negra en 2003.

Pérez Aguilera asegura que si su traslado a estas viviendas fuera "para dos o tres días" no habría problema pero será "para dos a seis meses" por lo que él y su familia se han negado, ya que además, "no se dan las circunstancias para que once personas puedan vivir". Ante esta negativa, desde la ONG les han dicho que entonces se tendrán que "quedar en la calle", según su versión.

Según asegura, él y sus familiares se encuentran actualmente frente al centro de acogida de ACCEM en Sigüenza, donde han cerrado las puertas y no les permiten entrar. Pérez Aguilera ha denunciado que se siente "engañado" ya que no se ha cumplido con lo que les prometieron.

Por su parte, la responsable de ACCEM en Sigüenza, Ana Belén Sanz, ha asegurado, en declaraciones a Europa Press, que la ONG ha ofrecido a Pérez Aguilera que se alojara con su familia en dos apartamentos, de seis y cinco plazas, y que el cubano ha decidido rechazar esa propuesta.

Posteriormente, le ha ofrecido la posibilidad de que se alojaran en habitaciones dobles e individuales del centro de Sigüenza, con comedores y otros espacios compartidos, algo que también ha rechazado Pérez Aguilar.

Sanz ha subrayado que las puertas del centro de acogida de Sigüenza "siguen abiertas" para acoger a la familia cubana y ha asegurado que no le consta que ACCEM hubiera ofrecido a Pérez Aguilar alojarse en tres viviendas.