Víctor Martínez - La pupila insomne.- Los plebeyos que escriben como patricios y firmantes de un enrevesado manifiesto afirman que se mueven por “una demanda etica” de rechazo “a la accion estatal violenta” como se declara en la segunda oracion. Tardiamente y a escondidas, el documento rechaza “cualquier accion violenta”, pero anaden “y represiva” para dejar bien sentado que es una sola la violencia no aceptada por los firmantes.


Ni plebeyos ni patricios: Equivocados

Víctor Martínez - La pupila insomne.- Los plebeyos que escriben como patricios y firmantes de un enrevesado manifiesto afirman que se mueven por “una demanda etica” de rechazo “a la accion estatal violenta” como se declara en la segunda oracion. Tardiamente y a escondidas, el documento rechaza “cualquier accion violenta”, pero anaden “y represiva” para dejar bien sentado que es una sola la violencia no aceptada por los firmantes.

¿Como se puede dialogar con un grupo que tenga este unico movil?

¿No se “moverian” de manera mas incluyente si se rechazara toda accion violenta, digamos si fueran un poquito mas gallardos y mostrarle una pequena critica a los que lanzan cocteles molotov, incitan a quemar o perturbar la tranquilidad de las calles, u ocupan unos 125 kilometros cuadrados en Guantanamo, por ejemplo?

Los firmantes se colocan muy rapido en una trinchera: la que se opone al gobierno cubano. Pero les falta el valor para decirlo asi.

Quieren participar en “el dialogo”. ¿Que es “el dialogo”? No quieren participar en lo que se hace todos los dias en Cuba, pero quieren participar en “el dialogo”, como si en este pais un dialogo con los iluminados desde sus pinaculos de “saberes comprometidos” y “desde posiciones diversas”... - y magicas anado-, solucionen para siempre los problemas de Cuba y oh, sorpresa parece que tambien los de Miami por aquello de referirse a la reconciliacion en todos los lugares del mundo donde estan los cubanos.

¿Por que afirman que todos los saberes son bien recibidos, cuando es muy evidente que “el dialogo” que defienden los redactores de la carta parte de exclusiones, a partir de que muchos de los firmantes clasifican cotidianamente de ofensivos, dogmaticos y violentos a aquellos que llaman “oficialistas” porque esos defienden posiciones diferentes? Muchos de los firmantes de la carta regularmente consideran ofensas personales las opiniones adversas o criticas institucionales y oficiales.

Es visible en los comentarios justificativos a los reclamos de internautas por una carta mas abarcadora que incluyese las groseras amenazas y violencias contra la nacion cubana cual es la verdadera intencion del manifiesto: conversar para desde su “suprema experiencia” de gobierno porque han leido mucho, desmontar este sistema y poner a otro. Ese otro sistema es muy facil. Tendra todos los partidos posibles de todas las tendencias posibles. A lo mejor encarcelamos a los miembros del Partido Comunista de Cuba y tambien lo proscriben por ser una organizacion que ha contribuido a la violencia dis estatal. En ese sistema, se permitira la violencia estatal. Ya a los firmantes no les importara la represion, que saquen trescientos ojos a jovenes desesperados porque no pueden pagar el transporte, los estudios y la comidas; no importan que los blindados llenen las calles y lancen agua con acido o que destruyan los rostros de los manifestantes porque la violencia estatal es necesaria para garantizar el orden democratico.

Los firmantes son capaces de apiadarse de un grupo de groseros autocalificados como artistas o sencillamente apoyar un grupo de “saberes diversos” sin ni siquiera poder precisar cuales son esos saberes, pero marcan distancia fehacientemente de los que consideran “oficialistas” porque ejercen sus opiniones diversas en sus medios personales o en los oficiales.

La idea de la reconciliacion de Cuba contenida en la carta-manifiesto es una vieja herramienta de los Estados Unidos que siempre ha intentado que haya dos Cubas. Desde el primer dia del proceso revolucionario EEUU vendio la idea de que el cubano es un pueblo dividido que tiene que ser reconciliado.

Sobre el concepto de reconciliacion se fabrico tambien la idea de que en Cuba hubo una guerra civil, cuando bandas armadas por los EEUU se alzaron en el Escambray y otras montanas. Esos que asesinaron a campesinos, maestros y ninos, segun esta logica eran la otra Cuba, la otra parte del pueblo divido a la que los firmantes se unirian para oponerse a la accion violenta estatal. Para graficar mejor esta idea, se puede decir que la otra Cuba fue el gobierno designado para Cuba por Washington que se quedo esperando en la base militar de Opa Locka por una victoria de los invasores por Playa Giron.

La accion violenta estatal derroto la invasion por Giron, al terrorismo y al bandidismo del Escambray, a los cientos de sabotajes y atentados de la otra Cuba, mejor dicho del otro EEUU; garantizo que no haya un mercado de armas de fuego como en cualquier ciudad de la region, que nuestros hijos pueden merodear nuestros campos y ciudades con peligros minimos paras sus vidas. La violencia estatal evito y evita que Cuba sea un feudo de bandas narcotraficantes, o de paramilitares, o de partidos politicos armados y corruptos de la Republica pre revolucionaria que tanto alaban y admiran varios de los firmantes. La accion estatal evita que en Cuba funcione un sistema politico donde el dinero de empresarios pague campanas politicas para una vez en un cargo, el financiado favorezca a esas empresas.

Exageran los que consideran que las diferencias entre cubanos significan un pueblo dividido.

La parte que demanda reconciliacion puede usar sus opciones como votar contra la constitucion, proponer candidatos a delegados del poder popular, opinar en cualquiera de las miles de reuniones que hay en Cuba; apoyar, debatir, contribuir con las medidas economicas para salir de la deteriorada situacion economica, por ejemplo.

No se como los firmantes van a conseguir su propuesta de lograr “un ambiente de reconciliacion en todos los lugares del mundo donde vivan cubanos y cubanas”.

¿Como los plebeyos con un comunicado van a conseguir que en Miami no hostilicen a punetazos o persiga el FBI a quienes defiendan una relacion normal con Cuba?

¿Con quienes dialogaran los firmantes?

¿Con Marco Rubio para que permita a Cuba comprar gas en Trinidad Tobago despues de perseguir publicamente a una empresa de ese pais soberano por osar exportar gas a Cuba?

Hablaran los plebeyos con Kozak para que permita que el Ministro de Salud de Cuba reciba visa para participar en una simple reunion de la Organizacion Panamericana de la Salud o para que una empresa de EEUU vende un respirador mecanico a Medicuba?

Ni plebeyos ni patricios. Equivocados.

 

Con los Guarimberos en Cuba: No se Dialoga, se les Combate y Neutraliza

José A. Amesty R*. - Isla mía.- Justo en el contexto, en que se desarrollaba en la barriada habanera de San Isidro, una supuesta huelga de hambre, por una decena de personas, algunas con vínculos probados con agencias y representantes de Washington, el Departamento de Estado Norteamericano, anunció que destinará hasta un millón de dólares para programas (un millón por cada proyecto) que estén vinculados con “los derechos civiles, políticos, religiosos y laborales en Cuba”.

Más específicamente, dinero ilícito e impúdico, para agresión e injerencia en asuntos internos de Cuba, para subversión que justifiquen políticas norteamericanas como las del bloqueo, y a la campaña mentirosa contra la situación de los Derechos Humanos en la isla. Se anuncia que luego de los hechos en San Isidro, aun se sigue fomentando el caos y la violencia en Cuba.

Promoviendo igualmente, su agenda injerencista en naciones latinoamericanas como Nicaragua y Venezuela entre otros, de acuerdo con numerosas denuncias realizadas por esos Gobiernos. Desde el triunfo de la Revolución cubana, Washington financia a grupos subversivos, como el denominado “Movimiento San Isidro”, con el fin de que impulsen acciones desestabilizadoras dentro de Cuba.  

¿Qué es la Intentona Golpista Suave/Blanda (malinche) de San Isidro? 

1. Expertos y analistas alertan que Cuba, es diana en estos momentos de una guerra mediática, desarrollada principalmente en las redes sociales y como parte del conocido “golpe blando”. Así se le denomina al mecanismo de intervención extranjera indirecta, creado por la Agencia Central de Inteligencia norteamericana, para el cambio de sistema social en países con algún objetivo estratégico para Estados Unidos. Aunque el manual de golpes blandos, habla de una guerra basada en la protesta pacífica, los hechos siempre terminan en escenarios violentos.

2. La farsa de San Isidro, de pésima factura, ha sido el intento de Estados Unidos para echar a andar un golpe de Estado blando en Cuba. No se puede ver de otra manera.  ¿Qué pasó allí entonces?

Inicialmente digamos que, el “Movimiento San Isidro” (conocido también por su sigla MSI) es un movimiento artístico y social de corte político cubano, creado por un grupo de artistas e intelectuales que forman parte de la denominada disidencia cubana, la oposición al Partido Comunista de Cuba, con sede en La Habana, la capital cubana, combinan sus actividades de activismo político con intervenciones artísticas. 

Luego añadamos que, el Movimiento Golpista, agitó la vida política de Cuba en las últimas semanas de noviembre 2020 e inicios de diciembre, con su desafío al Gobierno de La Habana. Este grupo de artistas, creado en el 2018, inició una huelga de hambre, para pedir la liberación del rapero Denis Solís, condenado a ocho meses de prisión por desacato. La aplicación de la justicia a Denis Solís sirvió como pretexto a los golpistas. El grupo exigió dos cuestiones: la primera, la liberación de Denis Solís González, presentado como un joven artista censurado, quien según alegaban estaba desaparecido después de ser detenido por la Policía. 

El segundo pretexto que inventaron, para ganar popularidad con su provocación, es la eliminación de las tiendas en MLC, (La apertura de la red de tiendas en MLC, se hizo con el propósito de dar respuesta a la demanda solvente de un segmento del mercado, y así captar las divisas que salían del país y reorientarlas hacia el desarrollo de la economía), medida necesaria para enfrentar el recrudecimiento del cerco económico implantado por la administración de Donald Trump, y  agravado por la crisis generada por la COVID-19.

Para ello se acantonaron durante poco más de siete días, en un local de la Habana Vieja, ubicado en Damas 955, entre San Isidro y Avenida del Puerto. El devenir de la semana en la que se desarrolló esta puesta en escena, demostró de qué se trataba el espectáculo.    

La protesta fue interrumpida el 26 de noviembre, cuando un grupo de agentes gubernamentales, entró en el edificio donde estaban los huelguistas, los detuvo y los trasladó a un hospital, por romper el protocolo contra el covid-19. 

3. Hay un elemento nuevo, en el contexto de este alzamiento, y es el papel de las nuevas tecnologías, es preocupante que estos “movimientos”, sean apoyados por poderosas armas tecnológicas a través de la CIA: internet, teléfonos (algunos satelitales), como señala el escritor venezolano, Luis Brito García: “sus cañones son los medios de comunicación de masas; sus proyectiles, las ideologías”. Son estructuras de comunicaciones, y acceso a internet en los países o regiones objetivo de la agresión. Su esencia es subordinar los hechos, a las habilidades emocionales del manipulador, a su capacidad de actuar, de dramatizar la mentira. 

A su vez, el Estado cubano debe atender la proliferación de pequeños blog, medios y espacios de comunicación, que se prestan a los Golpes de Estado. 

4. Detrás de este nuevo show anticubano, se encuentra el gobierno de Donald Trump y la extrema derecha cubano americana, quienes estimulan, apoyan y financian estas acciones para que conduzcan a la inestabilidad política en Cuba. 

Plataformas vinculadas a la subversión y la contrarrevolución, que continúan convocando a sectores de la sociedad cubana, en particular artistas, a mantener las presiones sobre las autoridades cubanas y no se desmovilicen, aseguran que este es el momento de salir a las calles.    

A estos esfuerzos, han sumado a los centros de subversión político ideológico, a      instituciones y ONG, involucradas en el entramado subversivo norteamericano, y a sectores de la derecha latinoamericana y europea, de conocidas posiciones anticubanas, en función de aprovechar estos incidentes, para reforzar las campañas en materia de Derechos Humanos y respaldar a los promotores de estos sucesos, con el propósito que persistan en sus acciones. 

A toda esta parafernalia negativa, el presidente de la Republica de Cuba, Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, puntualizó: el Gobierno tiene espacio de diálogo, pero si es para “lo que sea por el socialismo y para todo lo que sea por la Revolución”. 

Haciendo un extenso resumen, señalamos:  

• El llamado “movimiento San Isidro”, es un instrumento más de la estrategia norteamericana, para subvertir el orden interior en Cuba. 

• La provocación que montaron, con esta farsa de San isidro, ha sido un nuevo intento de EEUU, para echar a andar un Golpe de Estado blando/suave en Cuba. 

• No se trata de un hecho inédito, tiene antecedentes en otras acciones similares, organizadas, financiadas y ejecutadas por EEUU y la extrema derecha cubano americana, en su afán de destruir la Revolución Cubana.  

• El show montado sigue el mismo patrón de otras provocaciones anteriores, como la ridícula y falsa huelga de hambre, que protagonizó la contrarrevolucionaria Martha Beatriz Roque Cabello, la cual fue sorprendida cuando le suministraban alimentos, incluidos aguacates, por lo que pasó a ser conocida como la “Huelga del Aguacate”. 

• Los integrantes del grupúsculo de San Isidro, son seudoartistas, sin obras reconocidas, de baja catadura moral, utilizando el falso ropaje de opositores, para acceder a financiamiento procedente de EEUU, y ganar credenciales para la salida del país. 

• En los reality shows que acostumbran realizar, se pueden apreciar la degradación existencial y cultural, cometiendo acciones humillantes contra menores de edad, manipulándolos para espectáculos groseros y provocadores.  

• Su cabecilla Luis Manuel Otero Alcántara, tiene amplio historial de provocaciones contra las autoridades cubanas, incluido el ultraje a la bandera cubana. Recibió en todo momento el apoyo de Mara Tekach, cuando fungía como encargada de negocios en la embajada de EEUU en la Habana-Cuba, y en la actualidad coordinadora de asuntos cubanos en el Departamento de Estado gringo. 

• Tanto Otero Alcántara, como el resto de los integrantes del grupúsculo golpista, profesan admiración por Donald Trump y todos los demás que han impulsado el recrudecimiento genocida del bloqueo en contra del pueblo cubano. 

• Estos elementos marginales, son utilizados como parte de las estrategias norteamericanas, del golpe blando/suave, con la pretensión de promover el caos, alimentar la narrativa de la violencia y la represión, para de inmediato propagarla a través, de una financiada y bien articulada red de medios al servicio de los intereses de EEUU.

• Como indicamos, el pretexto para montar la farsa San Isidro, fue la sanción por desacato al integrante del grupúsculo y rapero desconocido, Denis Solís Gonzalez, quien ofendió y amenazó a una autoridad policial en el ejercicio de sus funciones.  Si llegara a insultar de la manera cómo lo hizo, a un policía norteamericano en EEUU, lo más probable es que hubiera terminado asfixiado por una rodilla en su cuello, o muero a balazos. El video filmado por el propio Solís Gonzalez, es más que suficiente para probar de manera fehaciente, el delito de desacato y demostrar la mentira de quienes intentan presentarlo como un preso de conciencia. Por el delito de desacato, se le sancionó a ocho meses de privación de libertad, sin llegar a aplicársele la máxima pena de un año. No presentó el recurso de apelación contra la sanción. El afirma en el video, que su presidente es Donald Trump, negando su propia identidad cubana. En otro video que circula en las redes sociales, Solís Gonzalez reconoció tener vínculos con una persona que ha sido financiado para llevar a cabo actos violentos contra Cuba, como lo es Jorge Luis Fernandez Figueras, acusado por la justicia cubana por pertenecer a un grupo terrorista, radicado en Miami, quien le prometió a Solís Gonzalez, el envío de 200 dólares, si cumplía sus instrucciones. Ello muestra claramente que estamos ante un mercenario.

• No podía faltar el impresentable de Almagro y la desprestigiada OEA, quien se pronunció en apoyo a esta maniobra desestabilizadora y golpista. 

• Cuba ha denunciado a grupos y personas radicadas en territorio estadounidense, conectados con elementos terroristas en Cuba, que promueven abiertamente, la realización de actos de sabotaje, violencia y desacato a la ley.  

• El gobierno de Donald Trump y sus organismos de seguridad, conocen y toleran el ofrecimiento de pagos en las redes sociales por realizar acciones terroristas contra Cuba. 

Finalmente, hacemos un llamado a la Solidaridad Latinoamericana para dar a conocer, apoyar y exponer, la arremetida gringa contra Cuba solidaria, en estos momentos aciagos, donde además, está asediada por la pandemia del Covid-19.  

*Por cortesía del autor. José A. Amesty R. Licenciado en Teología por la Universidad Bíblica Latinoamericana de San José-Costa Rica, Venezolano, radicado en Costa Rica, con cédula de residencia permanente. Articulista y Formador Sociopolitico, con experiencia en Poder Popular.

 

Por suerte, no nos entienden

Iramís Rosique - La pupila insomne.- El pensamiento liberal (y el pensamiento estalinista, deudor irónicamente de la misma epistemología) no puede comprender la dialéctica de la espontaneidad y la organización, el modo en que cada uno de estos momentos de la acción revolucionaria completa y vehicula el anterior. Ni la Tángana por ejemplo fue absolutamente espontánea, ni existe posibilidad alguna de que lo fuera (ni intención). Sin el proceso de organización previa que ha constituido al colectivo que la preparó hubiera sido imposible realizar tal cosa.

La ausencia de organización en las acciones políticas conduce a la ausencia de programas y a la vulnerabilidad (como el 27N, susceptible como fue a ser instrumentalizado por quienes lo instrumentalizaron). Por otro lado la absolutización del momento organizativo lleva a la inmovilidad.

En el caso de una Revolución en el poder, la participación del poder en la defensa de la Revolucion es un presupuesto.

Los que exigen una “espontaneidad” al margen de ello solo pueden desear una espontaneidad contrarrevolucionaria. La sociedad civil socialista y el poder socialista están obligados a conformar un bloque histórico para el logro de los fines del proyecto, y para la defensa contra sus enemigos (que acechan desde la sociedad civil reaccionaria, desde allende los mares, e incluso desde los propios reductos inrevolucionarios del poder). Pero obviamente, desde el liberalismo esta complejidad no se puede entender. Por eso, por suerte, no nos entienden.

 

Se viraliza carta de un cubano a los artistas e intelectuales en Cuba

FakeNewsVsCuba

Una carta que me llegó a través del perfil de Facebook de Lisbet Mendoza, se ha viralizado en redes sociales. Es importante mencionar que la inmensa mayoría de los intelectuales y artistas en Cuba no están con el MSI, pero algunas declaraciones resientes despiertan preocupación en la sociedad cubana. El mensaje va dirigido a quienes le hacen el juego a la injerencia norteamericana mediante la proclamación de sus ideas y su arte.

CARTA DE UN CUBANO COMÚN A SUS ARTISTAS

Estimados artistas:

Soy una persona común, parte del pueblo, de la gente que anda de cola en cola, detrás del pollo, del aceite y de las guaguas. No tengo, ni de lejos, el arsenal de recursos que usan ustedes para comunicarse, ni las facilidades para expresar ideas con sentido figurado o incluso con finas ironías. Soy, eso sí, un lector empedernido y un gran aficionado al mundo de la cultura.

Por lo general la gente no anda leyendo cartas extensas, ni textos tediosos, así que es mejor que digas las cosas que quiero decir y lo haga son muchos rodeos. En realidad, estoy bastante preocupado por mi país, por mis hijos (uno adolescente, otra, ya una joven) Lejos estamos de tener la nación que queremos, las cosas a que aspiramos, las abundancias que soñamos, pero vivimos en paz y al final de la jornada, con más o menos comida, con más o menos zapatos, con más o menos transporte, nos reunimos en familia y reímos, muchas veces incluso con el humor que ustedes mismos hacen.

No somos personas tristes, no me atormenta la seguridad de mis muchachos, no me preocupa que salgan, que bailen, que se visiten, porque siempre regresan sanos y salvos. Van a teatros y los ven a ustedes, prenden la tele y los ven magistralmente actuando en una novela o en una serie, leen en las páginas de internet mucho de lo que ustedes publican, debaten, algunas cosas nos gustan, otras no.

En los últimos días las cosas se han complicado, tal vez desde nuestra ignorancia popular nos resulte complicado entender por qué muchos de ustedes respaldan a personas que, en mi opinión, están muy lejos en lo moral y lo ético de los valores que trato de inculcar a mis hijos, como norma nunca aplaudiré las groserías, las malas palabras, las obscenidades. Si ellas resultan ser parte de una manifestación artística, preferiría conservar la ignorancia.

No me desempeño en el mundo político, ni soy experto en esos temas, pero resulta evidente que enemigos tradicionales de Cuba están mostrando igual solidaridad por la causa que muchos de ustedes defienden, por los personajes de San Isidro y por otros muy parecidos. No creo a estas alturas que esto se haga por amor a Cuba, es política de la sucia, de la que busca sangre y desorden, fuego y muertos.

No quiero eso para mis hijos, no lo pueden querer ustedes para los suyos, pero la violencia una vez desatada no hace diferencias y estas calles que hoy lucen tranquilas, sin ánimo de parecer tremendista, podrían convertirse en las tumbas de jóvenes que ahora, como los míos, llegan cada tarde a casa cargados de energía y de ganas de hacer.

Claro que tenemos problemas, cosas mal hechas, decisiones más o menos acertadas de las cuales también a veces todos somos cómplices, pero no es siguiendo el camino del odio que saldremos adelante, no es haciendo aliados incorrectos que Cuba será mejor.

Yo quiero seguirlos admirando, buscando paradigmas en ustedes, sintiendo orgullo por sus premios, pero ustedes también podrían bajar un momentico de algunos pedestales y pensar en los caminos mejores para todos.

Con todo respeto,
Un cubano

Tomado de la Página de Mauro Torres en Facebook

Opinión
El presidente Joe Biden junto a su vicepresidenta Kamala Harris. Foto EFE / Tomada de CubaSí...
Max Lesnik - Radio Miami Today.
Lo último
La Columna
71 años de los asaltos
Gerardo Moyá Noguera*.-  Después de 71 años de asalto a los cuarteles Moncada y Carlos M. de Céspedes todos nos acordamos de aquella efeméride implacable y que fue muy dolorosa para la gran mayoría de lo...
La Revista