Con Filo.- Estar o no de acuerdo con el gobierno cubano, estar o no de acuerdo con el socialismo, es el derecho de cualquier persona. Es algo que hemos defendido siempre en este programa. Lo que no entraña ese derecho es la prerrogativa de imponer esa discrepancia por sobre la mayoría, la prerrogativa del capricho por encima del orden constitucional. Y lo que no debiera implicar el desacuerdo con el gobierno o con el proyecto político revolucionario es la renuncia a la honestidad, a la decencia, al sentido patrio. Una vez más, nos dedicaremos a hablar sobre aquellos que dicen querer a Cuba pero en sus acciones van contra ella.


Contra Cuba
Con Filo.- Desde la Crisis de Octubre, cualquier movimiento raro que hagan los rusos en el Caribe despierta suspicacia y hasta cierto temor no confesado en nuestros cándidos vecinos norteños. De todo lo que provocó esta peculiar ...
Con Filo.- A lo largo de la historia de Cuba, siempre que ha habido aglomeración de personas para un concierto de música popular -del género que sea- la tendencia a una riña tumultuaria se dispara. Quien diga lo contrario,...
Cubainformación.- José Ramón Cabañas Rodríguez, director del Centro de Investigaciones de Política Internacional de La Habana, ha publicado las preguntas que El Periódico le realizó para su repo...
Lo último
La Columna
La Revista