El volumen seis de la colección Cuadernos de Caliban, dedicado a Camila Henríquez Ureña, recoge sus textos “La mujer y la cultura” y “Feminismo”

Lisandra Fariñas - Red Semlac / Foto: Casa de las Américas.- Reivindicar permanentemente el legado de la académica cubano-dominicana Camila Henríquez Ureña a la cultura, la escritura y el pensamiento femenino de Cuba y América Latina es, para investigadoras y escritoras cubanas, paso imprescindible en el camino de preservar y visibilizar los aportes al feminismo desde la región.


Para la investigadora Luisa Campuzano, directora del Programa de Estudios de la Mujer de la Casa de las Américas y quien fuera alumna de Camila, el alcance intelectual de la maestra trasciende su tiempo. Para hablar de mujer y cultura en Cuba, hay que hablar de Camila, su acervo literario, activismo feminista y amor por la pedagogía, consideró.

Al presentar el Cuaderno de Caliban Por la mitad femenina del mundo, coeditado por el Fondo Editorial de Casa de las Américas y la Editorial Universitaria Bonó, de República Dominicana, Campuzano se refirió a los valiosos textos que reúne el volumen seis de esta colección, dedicado al ensayo, y que recoge los textos “La mujer y la cultura” y “Feminismo”, ambos de Henríquez Ureña.

La presentación se hizo el martes 19 de febrero en la Sala Manuel Galich, de Casa de las Américas, en la capital cubana, como parte del programa de la XXXII Feria Internacional del Libro. Coincidió, además, con el inicio del Coloquio Internacional “30 años de estudios de la mujer, feminismos y movimientos de mujeres en la América Latina y el Caribe”, que convoca la institución cultural.

Campuzano recordó que el primer coloquio inició en el centenario de la maestra, feminista y ensayista Henríquez Ureña y ratificó la importancia de estudiar su obra.

Para la pedagoga e investigadora Elina Miranda, también alumna de Camila, la influencia de la profesora trascendió en conferencias y cursos a lo largo de su carrera. Su forma de expresarse y leer lograba sumergir a sus estudiantes, sin requerir de estudios críticos exhaustivos, en la esencia de los poemas, personajes y obras literarias, recordó.

La preocupación de Camila por la defensa de los derechos de las mujeres y su postura firme en la expresión de sus ideas merecen un reconocimiento más amplio, apuntó la pedagoga e investigadora Elina Miranda (segunda de derecha a izquierda). Foto: Casa de las Américas

Miranda comentó que, después del inesperado fallecimiento de la académica, su legado perduró en la memoria colectiva. En la década de los ochenta del pasado siglo, la profesora Vicentina Antuña creó la cátedra por la lectura que lleva el nombre de Camila en la Facultad de Artes y Letras, con el objetivo de difundir sus ideales y promover la lectura; cátedra que se ha mantenido en el tiempo, dijo.

La preocupación de Camila por la defensa de los derechos de las mujeres y su postura firme en la expresión de sus ideas merecen un reconocimiento más amplio para una figura que inspira  a las generaciones futuras”, apuntó. 

Una mujer que trasciende su tiempo

De acuerdo con Campuzano, es fundamental la visión de Camila sobre los años treinta, la influencia de las mujeres en la sociedad y cómo estas han moldeado la cultura, temas que aborda en “La mujer y la cultura”, ensayo leído por Henríquez Ureña en la sociedad Lyceum, en acto de propaganda por el Congreso Nacional Femenino, el 9 de marzo de 1939.

Agregó que “Feminismo”, el otro escrito que aparece en el cuaderno, es un texto excepcional. Nacido de una conferencia pronunciada por Camila en la Institución Hispanocubana de Cultura, el 25 de julio de 19, en él alerta sobre uno de los desafíos de las mujeres: la necesidad de encontrar su propia razón de ser y descubrir en sí mismas el propósito de su vida.

Ambas conferencias fueron pronunciadas en 1939, en medio de la guerra de España y la lucha contra el fascismo, cuando en Cuba se celebraba el tercer congreso de mujeres.

“Había urgencia de movilizarse para trabajar por un futuro de justicia, en vísperas de la Asamblea Constituyente. Camila no rehúye esos compromisos. Su inteligencia va desbrozando temas y rutas de acción política para entonces y para ahora”, escribió en la sinopsis del texto el intelectual cubano ya fallecido Roberto Fernández Retamar.

“No es azaroso que en estas páginas vivan muchas ideas que son hoy de uso común para describir la dominación patriarcal y que resuene el llamado urgente a defender los espacios ganados. Al comprometerse en la denuncia y trabajar por la dignidad de «la mitad femenina del mundo», Camila nos está legando un ejemplo. Nos toca honrarlo”, apuntó el intelectual.

Homenaje merecido

Fernando Luis Rojas, director del fondo editorial de Casa de las Américas, señaló que la colección Cuadernos de Caliban inició en 2021, en medio del escenario más complejo de la covid-19 y los efectos de la pandemia en varios ámbitos, incluido el editorial y poligráfico. “Fue una de las formas que encontramos para seguir publicando, aunque fuese en pequeños formatos”, señaló.

La aparición de ambos trabajos de Camila Henríquez Ureña en un formato más cercano y accesible es también una forma de rendir homenaje a esta extraordinaria mujer, dijo.

La presentación tuvo lugar en la Sala Manuel Galich, de Casa de las Américas, en La Habana. Foto: Casa de las Américas

Rojas subrayó además el rol de Camila Henríquez Ureña en la fundación de Tierra Firme, colección editorial de literatura latinoamericana y caribeña surgida en 1963, que fue fundamental en la promoción y publicación de obras, además de propiciar el acceso a determinadas discusiones que se estaban dando en el ámbito hispanoamericano o iberoamericano.

Su legado trasciende la esfera literaria, sostuvo la poeta Nancy Morejón, también una de sus alumnas y quien retomó ante el público asistente un fragmento de un texto suyo dedicado a Camila de abril de 1994.

“…Nos hacía saber que ninguna cultura es más funcional y más hermosa y más transparente que otra, sino que cada una se estremece trasvasándose a esa última cultura necesitada por todos sus sensibles hacedores y aún por los insensibles…”, declamó. “Camila enseñaba a las literaturas infinitas de la humanidad”, dijo.

Te recomendamos, además: 

Género
Cubrir necesidades de planificación familiar en grupos poblacionales como los adolescentes ha estado bajo el foco de la organización Dixie Edith - Red Semlac / Foto: SEMlac Cuba.- Visibilizar la salud sexual y reproductiva, la igualdad ...
"Los dueños de las grandes teorías son hombres que han tenido detrás a muchas mujeres y mucho aporte de ellas”, comentó la psicóloga Patricia Arés Sara Más - Red Semlac / Foto: SEMlac Cuba.-...
Marilys Suárez Moreno - Revista Mujeres / Ilustración Claudia Alejandra Damiani. Tomada de Cubadebate.- En Girón, toda Cuba se puso en pie de guerra para hacerle frente al enemigo invasor. Firmes en sus posiciones, dispuestas a p...
Lo último
La Columna
ILP
Gerardo Moyá Noguera*.- El pasado día 9 de abril  se presentó en el parlamento en Bruselas la iniciativa  legislativa popular, sí, popular..Han oído y leído bien?  con la única pretensi&...
La Revista