Jorge Petinaud Martínez - Resumen Latinoamericano.- El expresidente Evo Morales respaldó hoy en un tuit el reclamo de varias organizaciones sociales para que el periodista argentino Facundo Molares, detenido en Bolivia desde hace un año por el gobierno de facto, sea repatriado por razones humanitarias.


Evo Morales pide repatriación de reportero argentino preso en Bolivia

Jorge Petinaud Martínez - Resumen Latinoamericano

El expresidente Evo Morales respaldó hoy en un tuit el reclamo de varias organizaciones sociales para que el periodista argentino Facundo Molares, detenido en Bolivia desde hace un año por el gobierno de facto, sea repatriado por razones humanitarias.

«Nos sumamos al pedido que hacen las organizaciones de Derechos Humanos y políticas de Argentina para que, por razones humanitarias y ante la vida en serio peligro, repatrien al fotoperiodista argentino, Facundo Molares, preso político del gobierno de facto desde noviembre de 2019», escribió el exmandatario en Twitter.

El diario argentino Página 12 reportó que una veintena de instituciones del vecino país, entre ellas Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas y Madres de Plaza de Mayo, exigieron en un comunicado el retorno de Molares «ante la grave situación y riesgo de vida».

Según el documento, «el estado de salud de Facundo se agrava cada vez más: hoy se detectó líquido en los pulmones, por lo cual fue trasladado con urgencia a una unidad sanitaria, donde se le practicó un hisopado que dio positivo de COVID-19».

El texto recuerda que el fotorreportero “fue detenido y luego encarcelado en Bolivia por disposición de las autoridades del entonces gobierno de facto de ese país. Había viajado en octubre de 2019 para cubrir las elecciones generales para la revista digital Centenario de Argentina (y) al día de hoy, lleva 12 meses detenido ilegalmente en un proceso plagado de irregularidades».

Por su parte, el padre del periodista encarcelado, Hugo, confirmó a la agencia Telam que la víspera su hijo fue internado en un centro asistencial con diagnóstico de estar contagiado con el SARS-CoV-2.

“Lo llevaron de urgencia a Facundo desde la cárcel de Chonchocoro al hospital de Clínicas Miraflores de La Paz en estado delicado. Lo revisaron y dio positivo la prueba de Covid-19”, declaró.

El fotoperiodista viajó en octubre de 2019 a Santa Cruz de la Sierra con el objetivo de reportar las elecciones bolivianas, pero el 11 de ese mes fue internado de urgencia por una insuficiencia renal en el hospital Japonés de esa urbe. La situación se complicó, sin embargo, cuando tras el derrocamiento del gobierno de Evo Morales la administración golpista le abrió una causa y lo encarceló por supuestamente haber pertenecido a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

Su abogado, Marco Antonio Justiniano, y la familia solicitaron que quedara internado debido a su delicado estado de salud, pero la petición fue desoída por las autoridades carcelarias.

“El cónsul consiguió una orden judicial para que Facundo quedara internado pero siempre tienen algún detalle –criticó el padre en referencia a hechos anteriores al diagnóstico de Covid-19-, siempre hay algún chicaneo, entonces la orden dejaba la decisión a criterio de los médicos, que como no lo ven, en la práctica la orden quedó desactivada, ya que no quieren tener presos en los hospitales”.

Tras una carta en la cual la familia pidió la intervención del presidente argentino, Alberto Fernández, la cancillería de ese país presentó un pedido oficial a Bolivia para que el país andino-amazónico proceda a la liberación de Facundo “de manera urgente”.

Hugo Molares reiteró este viernes su preocupación por el caso, al subrayar que las causas abiertas por los golpistas contra el ex presidente Evo Morales y otros funcionarios de su gabinete fueron todas rápidamente solucionadas, mientras la de su hijo no acaba de resolverse. “Nos sentimos solos”, lamentó, según la radio Erbol.

 

El caso Molares, a cargo de un ministro de Arce

    Página 12

    El ministro de Justicia boliviano Iván Lima Magne hizo suyo el caso de Facundo Molares Schoenfeld, el argentino arrestado por las fuerzas anticonstitucionales a comienzos del golpe contra Evo Morales y mantenido luego en prisión. Lo calificó como un hecho de violación de los derechos humanos. Lima Magne hizo declaraciones después de una conversación telefónica con el canciller argentino Felipe Solá, que le había señalado su preocupación por Molares.

    Página/12 pudo saber que en su visita a La Paz para la asunción de Luis Arce tanto el Presidente Alberto Fernández como Solá conversaron del tema con el propio Arce y con su nuevo equipo. Lima Magne se convirtió así en la máxima autoridad política boliviana en tratar públicamente el caso Molares.

    El viernes 20 el canciller argentino decidió llamar directamente al ministro de Justicia tras enterarse de que, además de las irregularidades jurídicas ya denunciadas por el Estado argentino, había empeorado la salud de Molares, contagiado además de Covid.

    El 19 el Gobierno fue informado de que Molares había sido trasladado de la prisión a un hospital en La Paz. El 20 Solá hizo contacto con Lima Magne y emitió un comunicado en el que constataba la nueva internación, recordaba el delicado estado de salud de Molares e insistía en las irregularidades judiciales. “Sometido a un proceso judicial irregular y con acusaciones que el Ministerio Público Fiscal nunca acompañó de cargos concretos en su contra, durante su prolongada detención Molares fue transferido de penal y debió soportar que cuatro audiencias para el tratamiento de su caso fueran postergadas y dilataran aún más la situación”, decía el texto.

    El sábado 21, en conferencia de prensa, Lima sostuvo que el Poder Ejecutivo boliviano respeta la "independencia del órgano judicial", pero que "excepcionalmente" decidió referirse al caso de Molares a pedido del canciller argentino.

    "He leído la acusación de la Fiscalía de 43 páginas y le pido al fiscal general (Juan Lanchipa) que revise esa acusación, porque no encuentro ni un solo elemento de prueba para acusar penalmente a este ciudadano", manifestó. Explicó a los periodistas que Molares había sido trasladado de la cárcel de Choncororo a un hospital, donde, según relató, fue esposado a la cama. “Eso se entiende en derecho humanitario como un trato inhumano y degradante", dijo, e informó que las autoridades bolivianas habían resuelto invalidar esa vejación.

    Lima Magne cuestionó lo que definió como “retardación de justicia" y criticó que “nadie le diga a Molares por qué se lo está acusando". Afirmó que "ninguna persona en Bolivia puede sufrir ningún trato cruel, inhumano o degradante".

    El Gobierno argentino difundió este tuit después de las declaraciones del ministro: “La Cancillería argentina reconoce la preocupación del ministro de Justicia boliviano @IvánLimaMagne por el ciudadano argentino Facundo Molares, arrestado en 2019 por las fuerzas golpistas. Hoy declaró que no hay elementos para acusarlo y que deben cesar los tratos inhumanos y degradantes”.

    El Ministerio de Relaciones Exteriores a través de sus autoridades, de la embajada en La Paz y del consulado en Santa Cruz, y la Secretaría de Derechos Humanos que conduce Horacio Pietragalla, mantuvieron durante el régimen de Jeanine Añez el reclamo por Molares y estuvieron en permanente contacto con sus familiares.  

     

    Bolivia: organizaciones de derechos humanos exigen …

    Hernando Capistran - Tomado de Cuba Comunica

    Facundo Molares Schoenfeld vive una verdadera prueba. El fotógrafo argentino de 44 años llegó a Bolivia para cubrir el golpe de Estado de Jeanine Áñez. Sin embargo, debido a una insuficiencia renal, tuvo que ser hospitalizado en coma inducido, El personal policial presentó una orden de aprehensión por su presunta participación en el bloqueo de un puente. Fue el comienzo de un tortuoso viaje por las cárceles más peligrosas de Bolivia. Organizaciones argentinas de derechos humanos exigieron la repatriación de Molares Schoenfeld.

    “El estado de salud de Facundo se agrava cada vez más: hoy se detectó líquido en los pulmones, por lo que fue trasladado de urgencia a una unidad de salud, donde se le tomó una muestra. que ha dado positivo por Covid 19 ”, explicaron en un comunicado los grupos, entre ellos, las abuelas y las madres de la Plaza de Mayo.

    La escritura también describe la pesadilla que vivió el fotoperiodista desde su llegada a Santa Cruz de la Sierra: “Facundo Molares Schonfeld es periodista y fue detenido y luego encarcelado en Bolivia por orden de las autoridades del gobierno de facto de ese país. Molares Schonfeld lo había visitado en octubre de 2019 para cubrir las elecciones. general para revista digital Centenario de Argentina. Hasta la fecha, ha estado detenido ilegalmente durante 12 meses en un proceso plagado de irregularidades. ”

    Ante la grave situación y el riesgo de muerte, hacemos un llamado a las autoridades para que los repatrien por razones humanitarias.<< Finaliza la declaración con la firma de los familiares de los desaparecidos y detenidos por motivos políticos; HIJOS Capital; Asamblea Permanente de Derechos Humanos; Asamblea Permanente de Derechos Humanos La Matanza; Liga Argentina de Derechos Humanos; Centro de Estudios Jurídicos Sociales - CELS; Padres y compañeros de los 12 de la Santa Cruz; Comisión de Memoria, Verdad y Justicia de la Zona Norte; Asociación para la buena memoria; Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos; Fundación Argentina para la Memoria Histórica y Social.

    La prueba de los molares de Schoenfeld

    Facundo Molares Schoenfeld nació en San Miguel, Provincia de Buenos Aires, y su activo activismo social lo ha llevado a viajar por Ecuador, Cuba, Paraguay, Brasil, Perú, Chile y Bolivia para unirse a la Colombia. Aunque fue recibido de un experto forestal, La pasión de Molares era el periodismo: En la última vez colaboró con la revista de izquierdas Centenario. Poco después de llegar a Bolivia, Molares Schoenfeld fue atendido en una sala de primeros auxilios. A medida que los dolores se intensificaron, ingresó en el hospital japonés de Santa Cruz de la Sierra el 11 de noviembre y fue ingresado en cuidados intensivos.

    Pese a su estado, el juez de Áñez lo acusó de por varios presuntos delitos, incluido un caso de homicidio e incitación a la violencia. El 29 de noviembre, Facundo fue puesto en prisión preventiva durante una audiencia cautelar celebrada en el mismo hospital y trasladado al penal de Palmasola, uno de los más peligrosos de Bolivia..

    El 5 de diciembre, un médico determinó que las condiciones que ya tenía Molares Schoenfeld, se sumaban a una infección pulmonar. Ante esta situación, el fotógrafo es trasladado a otra prisión, Chonchocoro, a cuatro mil metros sobre el nivel del mar y con temperaturas extremas.

    En diciembre del año pasado, Hugo Molares – el padre de Facundo – hablado con Página / 12 para contar la terrible experiencia de su hijo. “Está detenido ilegalmente y nada de lo que hicieron con él está justificado “, comentó sobre la situación de Facundo.

    Hugo Molares, juez de paz en Trevelin, provincia de Chubut, también dijo que antes de ser procesado por el gobierno de justicia de facto, fue a Bolivia y vio a su hijo ingresado en cuidados intensivos.. Sin embargo, la visita no duró mucho: la propia policía amenazó al padre con retirarse del país. “Me dijeron sin rodeos que era conveniente que me fuera de Bolivia. Que si nos quedamos en el país nos masacrarán ”, dijo.

    “Mi hijo es una gran persona, sin preocupaciones materiales y siempre preocupado por el otro”, concluyó en la entrevista.

     

    Bolivia pide al Fiscal General revisar el caso del argentino Molares Schoenfel, detenido por violencia política

    Tras darse a conocer la preocupación del Gobierno argentino, el ministro de Justicia boliviano pidió rever el caso.

    El Intransigente

    El Gobierno de Argentina dio conocer su preocupación por la situación del fotoperiodista argentino Facundo Molares Schoenfel detenido en Bolivia desde la convulsión social de noviembre de 2019. Ante ello, el ministro de Justicia de Bolivia, Iván Lima, solicitó este sábado al fiscal general del país, Ramiro Guerrero, revisar el caso de Molares Schoenfel.

    “Es un trabajo del Fiscal General, lo respeto, pero le pido que revise esa acusación. Esa acusación no representa ninguna prueba ni elemento, en mi criterio como abogado”, afirmó Lima, según un comunicado de prensa de su oficina. Según la agencia AFP, el ministro dijo que conoció “la preocupación de parte del Gobierno argentino representada por su Canciller Felipe Solá”, por Facundo Molares Schoenfel.

    El argentino se encuentra detenido en la región de Santa Cruz, por enfrentamientos entre civiles, opositores y afines al entonces presidente, Evo Morales. El Ministerio de Justicia, explicó que en septiembre pasado la Cancillería de Argentina pidió al juzgado que lleva el caso de Molares “considerar la cesación de su detención preventiva por su delicado estado de salud y por no existir pruebas contundentes en su contra”.

    Molares fue detenido en el poblado de Montero, en la región de Santa Cruz, y acusado por la policía de promover la confrontación callejera que dejó dos muertos en el lugar. Además se le acusa de formar parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Según la policía, encontrado a Molares en un hospital con heridas y presumió de que se las produjo en las manifestantes.

    “No encuentro ni un solo elemento o prueba para acusar penalmente a este ciudadano”, dijo Lima tras revisar el expediente. La violencia de esos días surgió tras las elecciones generales que la oposición denunció que hubo fraude a favor de Morales (2006-2019). El clima social generó que el mandatario dimitiera para salir primero asilado a México y luego refugiado a Argentina.

     

    Bolivia: Ministro Lima pide a la Fiscalía revisar el caso de Facundo Molares por «tratos crueles»

    Tomado de Cuba en Resumen

    El Ministro de Justicia, Iván Lima, solicitó a la Fiscalía revisar el caso del ciudadano argentino, Facundo Molares Schoenfel, por los «tratos crueles y degradantes» que recibió durante los conflictos políticos y sociales de 2019 en el gobierno golpista de Jeanine Añez.

    La autoridad enfatizó que no se referirá a casos concretos en respeto a la independencia del Órgano Judicial. Sin embargo, señaló que menciona al caso Molares por las evidencias de vulneración a los derechos humanos y ante la preocupación del Gobierno argentino, representado por su Canciller Felipe Solá.

    He leído la acusación de la Fiscalía de 43 páginas y le pido al Fiscal General que revise la acusación, no encuentro ni un solo elemento o prueba para acusar penalmente a este ciudadano”, aseguró Lima ante los medios de comunicación.

    A fines de septiembre, la Cancillería de Argentina pidió al juzgado que lleva el caso del argentino Molares -vinculado con la violencia y muerte de dos personas en Montero en 2019- considerar la cesación de su detención preventiva por su delicado estado de salud y por no existir pruebas contundentes en su contra.

    Al respecto el Ministro, señaló que “ninguna persona en Bolivia puede recibir ningún trato cruel, inhumano o degradante, la situación en la que estaba él, de retardación de justicia, de que nadie le diga por qué se lo está acusando”.

    Lima remarcó que Molares sufrió tratos crueles y degradantes durante su detención. Informó que el detenido tiene un fallo renal y COVID-19, por lo que fue llevado a un hospital.

    «No teníamos ninguna condición en la Cárcel de Chonchocoro para atenderlo, se lo ha llevado al hospital, se lo ha enmanillado —como muchos bolivianos han sufrido— a la camilla. Eso se entiende en derecho humanitario como un trato inhumano, degradante; entiendo que ya el Ministro de Gobierno ha tomado las medidas y se está dando un trato humano, un trato digno a esta persona en el hospital donde está en este momento”, aseguró.

    Morales o “Camilo”, como se lo identificó en 2019 y quien ejerce el fotoperiodismo, fue detenido por la Policía el 11 de noviembre de ese año, después de que se diera parte de la internación de una persona herida.

    Por la gravedad de las heridas, Molares fue sometido a un coma inducido y posteriormente fue acusado de participar en la muerte de dirigentes cívicos Marcelo Terrazas y Mario Salvatierra durante un enfrentamiento en Montero, en el puente de la Amistad.

    Diversos organismos del exterior y nacionales de derechos humanos observaron los tratos crueles que se dieron a Molares y sus familiares durante fines de 2019 y 2020 en el país.

    Tomado de Periódico Bolivia/ Foto de portada: APG. 

     

     

    América Latina
    Brics PSUV Euskadl Herria.- En una entrevista a la periodista venezolana Osly Hernández descubrimos qué está en juego en las elecciones que tendrán lugar el próximo 6 de diciembre Venezuela #VenVamosJuntas...
    Cubadebate.- El Gobierno del presidente de Bolivia, Luis Arce, anunció que a partir de este miércoles regresó la señal de la plataforma multimedia teleSUR, luego de estar fuera del aire durante un año por órd...
    Laura V. Mor (Fotos: Yaimi Ravelo)  Resumen Latinoamericano - Corresponsalía Cuba - Video: TV Cubana.- La Habana, 25 de noviembre de 2020.- "Llegamos hasta aquí para cantarte, para decirle al mundo que existes, que s...
    Lo último
    La Columna
    La Revista