Alberto Fernández y Díaz-Canel conversan en La Habana. Foto: Estudios Revolución - Video: Canal Caribe / TV Cubana.


Intercambio entre hermanos

René Tamayo

Cubadebate

Un encuentro de hermanos, eso fue el intercambio que sostuvieron los presidentes de Cuba y Argentina, Miguel Díaz-Canel Bermúdez y Alberto Fernández, respectivamente, en la mañana de este sábado en el Palacio de Convenciones, en un espacio que abrieron para encontrarse en medio de las sesiones de la Cumbre del Grupo de los 77 y China.

Primero fue un largo abrazo; luego susurros en tono de confidencias; después las conversaciones formales entre ambas delegaciones, que se extendieron por cerca de una hora.

Díaz-Canel le agradeció por haber venido a la Cumbre, “por estar aquí, con el liderazgo de Argentina en América Latina” y por apoyar así al Grupo de los 77 y a Cuba como presidente pro tempore del mismo.

El mandatario cubano elogió el discurso que había hecho Fernández el día anterior en la Cumbre. Coincidiendo con sus palabras, le comentó que esta reunión ha permitido definir un grupo de desafíos, de prioridades, “el qué”, pero ahora habrá que avanzar en “el cómo” implementarlas, y en esto —le dijo— también tenemos que ser innovadores para encontrar las maneras de hacer las cosas.

Luego de retomar algunos conceptos de su discurso del viernes en el plenario, como la necesidad imperiosa de “cambiar el actual orden económico internacional”, el Presidente argentino avanzó hacia asuntos más íntimos, como su voluntad de no terminar su mandato sin venir a visitar a Cuba, algo que ahora ha cumplido.

“Y Cuba, dijo, en mi tiene a un amigo incondicional en cualquier lugar que esté”.

Idiosincrasia caribeña

Cálido intercambio de Díaz-Canel con presidentes, primeros ministros y demás jefes de delegaciones de los países miembros de la Comunidad del Caribe (CARICOM) que asisten a la Cumbre del Grupo de los 77 y China. Foto: Estudios Revolución.

Cálido, entrañable, de hermanos, fue también el intercambio que sostendría luego Díaz-Canel con presidentes, primeros ministros y demás jefes de delegaciones de los países miembros de la Comunidad del Caribe (CARICOM) que asisten a la Cumbre del Grupo de los 77 y China.

Hubo momentos de conversación “seria”, “diplomática”, de principios esenciales compartidos, pero a pesar de la “alta política” que debe caracterizar estos encuentros, los estadistas no pudieron escapar al cariño mutuo, incluyendo las risas ruidosas que solo se escuchan en el Caribe, aunque se hable de asuntos muy serios.

Díaz-Canel les agradeció por haber podido “hacer un tiempo” para estar en Cuba, en la Cumbre. “Para nosotros eso es muy significativo”, les dijo. “Lo apreciamos como un apoyo y la responsabilidad que asumimos en el Caribe con las causas de los pueblos del Sur”.

Era fundamental que el Caribe —añadió— estuviera con su voz en esta Cumbre, donde hemos escuchado y llegado a consensos ante los desafíos y retos actuales, y en cómo encontrar las maneras de influir en esa realidad desde la ciencia, la tecnología y la innovación.

El Caribe es una de las regiones del mundo donde más fuertes impactos se sienten por el cambio climático y el injusto orden económico internacional que impera, señaló más adelante Díaz-Canel, quien ponderó que en la Cumbre se haya reconocido las vulnerabilidades de nuestras Islas y de las naciones del continente cuyas costas dan a nuestro mar. Y ayuda mucho —añadió— que se comprendan bien nuestros problemas, intereses, propuestas y objetivos para enfrentar esta situación.

En el plano de las relaciones Cuba-CARICOM, el mandatario ratificó a sus colegas y demás jefes de delegaciones “que Cuba también es Caribe, que todos somos Caribe”, por lo que enfatizó en la necesidad de continuar dándole seguimiento a lo acordado en la pasada reunión entre ambas partes y a su implementación.

Cuba y Etiopía

Díz-Canel recibe a Demeke Mekonnen, viceprimer ministro y ministro de Relaciones Exteriores de la República Democrática Federal de Etiopía. Foto: Estudios Revolución.

En la jornada de este sábado, el primer secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, sostuvo un encuentro con el excelentísimo señor Demeke Mekonnen, viceprimer ministro y ministro de Relaciones Exteriores de la República Democrática Federal de Etiopía.

En el intercambio recordó su encuentro con el primer ministro etíope, Abiy Ahmed Ali, semanas atrás, en Johannesburgo, en ocasión de la Cumbre de los BRICS.

Guardo un grato recuerdo de la conversación que sostuvimos, señaló Díaz-Canel. Hablamos de los lazos entre Cuba y Etiopía, a los que él se refirió de forma afectuosa, cariñosa, defendiendo mucho nuestras relaciones.

De aquel encuentro, comentó el presidente, regresé con la convicción de que Cuba y Etiopía podrían ir a un nuevo momento de las relaciones bilaterales.

En el encuentro le insistimos al primer ministro que viniera a esta cumbre, él nos dio las razones por las que no podía asistir, pero nos dijo que usted vendría, señaló Díaz-Canel afablemente al viceprimer ministro Demeke Mekonnen.

El mandatario isleño pidió al también canciller etíope, que le transmitiera al primer ministro “nuestro mayor aprecio, saludos afectuosos, calurosos”, y le ratificó la invitación para visitar Cuba.

Díaz-Canel recibió a jefe de delegaciones de Rwanda, Bahréin, FAO y UNCTAD

René Tamayo

Cubadebate

El presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez conversó con su homólogo de la República de Rwanda Paul Kagame. Foto: Estudios Revolución.

Un afectuoso saludo del General de Ejército Raúl Castro Ruz, líder de la Revolución cubana, y del comandante del Ejército Rebelde José Ramón Machado Ventura, transmitió el primer secretario del Comité Central del Partido Comunista y presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al excelentísimo señor Paul Kagame, presidente de la República de Rwanda, quien asiste en La Habana a la Cumbre del Grupo de los 77 y China.

Los estadistas sostuvieron un ameno diálogo en el Palacio de las Convenciones; el jefe de Estado cubano agradeció la presencia de su homólogo en esta Cumbre del Sur Global y confirmó los históricos lazos de amistad y solidaridad que unen a Cuba y Rwanda.

“Nuestro compromiso con África es muy alto, estamos unidos por lazos indestructibles”, enfatizó Díaz-Canel, quien hizo un repaso de la historia común, de genes y de heroísmos, con un continente que es parte de nuestra sangre.

El presidente ruandés expresó su profunda satisfacción por encontrarse en Cuba. “Tenía que venir y reservé el espacio para poder asistir a esta Cumbre”, dijo a su anfitrión.

Kagame ponderó la reseña de Díaz-Canel sobre los nexos de Cuba y África, “un contexto histórico —dijo— en que se han desarrollado nuestras relaciones y que ha permitido que el continente africano esté presente en esta región del mundo y especialmente aquí, en Cuba”.

“Es la nuestra una historia que jamás abandonaremos, por el contrario, mi presencia en Cuba —añadió el líder ruandés— es para seguir profundizando nuestros nexos mutuos”.

Encuentros bilaterales con directivos de organismos de la ONU

Qu Dongyu extendió una felicitación a Cuba y a Díaz-Canel, por la organización y el desarrollo de la Cumbre del Grupo de los 77 y China. Foto: Estudios Revolución.

En la mañana de este sábado, el presidente cubano sostuvo un encuentro bilateral con el excelentísimo señor Qu Dongyu, director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), a quien visitó en junio pasado en la sede del organismo en Roma, Italia, ocasión en la que lo invitó a asistir a esta reunión de los países del Sur.

En el preámbulo de los saludos, Qu Dongyu extendió una felicitación a Cuba y a Díaz-Canel, por la organización y el desarrollo de la Cumbre del Grupo de los 77 y China, cuyo tema central ha sido “Los retos actuales del desarrollo: papel de la ciencia, la tecnología y la innovación”. Esta cumbre, le dijo, “es ya un aporte histórico al G-77”.

Díaz-Canel agradeció al director general de la FAO por su presencia. “Y lo hago, le dijo, por varias razones. La primera de ellas, explicó, por aceptar la invitación; sabemos que su asistencia requirió de un esfuerzo personal, por la agenda tan cargada que usted tiene”.

Para nosotros era importante que aquí estuvieran la FAO y usted —añadió Díaz-Canel—, porque entre los desafíos actuales de los países que integran el G-77 hay dos elementos que se han sistematizado en las palabras de los oradores en esta Cumbre; uno es –abundó- la crisis climática, y otro el injusto orden económico internacional que existe, y estos dos elementos tienen una amplia repercusión en la seguridad alimentaria.

“Y si hay un campo —continuó analizando el presidente cubano— donde la ciencia, la tecnología y la innovación deben estar presentes, es en el fortalecimiento de los sistemas alimentarios de cada uno de nuestros países. Fue por eso que insistimos en que pudiera asistir, y le agradecemos su presencia”.

Y a todo esto, añadió Díaz-Canel, se suma el histórico agradecimiento a la FAO por todo lo que ha hecho por Cuba, por desarrollo de proyectos en esta área, por la sensibilidad y ayuda cuando hemos sido afectados por desastres naturales y otros eventos, y por la asesoría para poder llegar a un Plan Nacional de Soberanía Alimentaria y Educación Nutricional y a la aprobación de una ley que apoya esta política.

Díaz-Canel también agradeció el respaldo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura en la lucha contra el bloqueo económico, financiero y comercial del Gobierno de los Estados Unidos contra Cuba.

El Señor Qu Dongyu expresó por su parte gran placer al poder intercambiar nuevamente con el Presidente cubano y estar de regreso en Cuba, donde ya había estado anteriormente, incluyendo la etapa en que se desempeñó como presidente de la Academia de Ciencias de China.

A propósito del tema de esta Cumbre del G-77 y China, Qu Dongyu recordó que desde aquella visita a la Isla “pude apreciar el esfuerzo de Cuba en ciencia, tecnología e innovación”, por lo que —añadió más adelante— nos complace mucho la visión de traer este tema al Grupo de los 77 y China.

“Mantengo con Cuba una amistad de larga data —comentó—, desde los tiempos del Comandante Fidel, e incluso el compañero Xi Jiping (presidente chino) me pidió que hiciera estudios sobre la moringa en toda su cadena, desde la planta hasta el producto”.

El director general de la FAO compartió varios análisis sobre la seguridad alimentaria en los momentos actuales. “Los alimentos, el derecho a la alimentación, valoró, son un derecho humano, y no se puede violar ese derecho de una persona provocándole hambre”.

Rebeca Grynspan, secretaria general de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), y Díaz-Canel intercambian proyectos e ideas comunes en La Habana. Foto: Estudios Revolución.

En la jornada sabatina, el Presidente cubano también sostuvo un encuentro bilateral con la excelentísima señora Rebeca Grynspan, secretaria general de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), con quien intercambió sobre proyectos e ideas comunes.

A continuación, avanzada la mañana, Díaz-Canel mantuvo un intercambio con el excelentísimo señor Dr. Abdullatif bin Rashid Al Zayani, ministro de Asuntos Exteriores del Reino de Bahréin, a quien agradeció la presencia de la delegación de ese país en la Cumbre y envió “un fuerte abrazo” al Rey Hamad bin Isa Al Jalifa, por la voluntad de seguir ampliando y estrechando las relaciones.

El Dr. Abdullatif bin Rashid Al Zayani expresó por su parte que en Bahréin, “Cuba tiene un amigo de verdad, un amigo confiable”.

Dr. Abdullatif bin Rashid Al Zayani, ministro de Asuntos Exteriores del Reino de Bahréin, saluda al presidente cubano en La Habana. Foto: Estudios Revolución.

Cuba
Canal Caribe.- El llamado de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) de Cuba a contribuir a la producción de alimentos es una de las prioridades de la nación y que más de una vez la dirección del país ha ...
La vicepresidenta de Información de Prensa Latina, Luisa María González. Foto: Marcelino Vázquez Hernández/ Cubadebate....
Lo último
La Columna
La Revista