Doris Calderón Terry y Lorena Fong (Estudiante de Periodismo) - Revista Mujeres / Fotos Semlac.- El derecho de las mujeres cubanas a emprender un negocio por cuenta propia para empoderarse social y económicamente es de vital importancia para continuar avanzando en el camino hacia la igualdad de género.


Hoy, las diversas formas de gestión: trabajo por cuenta propia, micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), proyectos de desarrollo local, cooperativas, entre otras iniciativas, conforman parte del sistema empresarial que ha venido impulsando el gobierno cubano en medio de un complejo escenario socioeconómico. 

El trabajo por cuenta propia ha sido una opción de vida para cerca del 34 por ciento de las cubanas que forman parte de las 585.921 personas acogidas a esa modalidad de empleo, según indican cifras del Registro de Contribuyentes de la Oficina Nacional de Administración Tributaria, al cierre de agosto de 2022.

A pesar de que dichas estadísticas pudieran ser alentadoras, datos del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) dan cuenta de que la mayoría de las cubanas labora como trabajadoras contratadas, constituyen apenas alrededor del 22 por ciento de los socios del total de mipymes del país.

Hay que agregar a ello, que la mayor parte se desempeña en roles tradicionalmente femeninos, como los servicios, los cuidados, la atención educativa, actividades de alojamiento y alimentos, industria manufacturera, servicios de belleza y domésticos, entre otros.

Para diferentes especialistas, apostar por este proyecto de vida es válido para las mujeres, siempre y cuando, se pueda garantizar la igualdad de acceso a los recursos, al tiempo y a redes de información, contactos y capacitación, lo que en la práctica no funciona siempre así.

En primera persona

La joven Carla Font, quien trabaja con manualidades creativas, señaló que desde el primer día que comenzó a recibir pedidos, no sabía absolutamente nada de cómo atender a sus clientes o de cuanto iba cobrarles.

 Supo, según explicó, que iba a ser un mundo bastante complicado.Para poder crecer fue necesario apoyarse en las plataformas digitales; desde el uso de canales en Telegram donde muchísimos emprendedores comparten su quehacer, precisó.

Asimismo, agregó que tuvo que trazarse estrategias de marketing, aunque realmente no tenía mucha idea de cómo manejar sus redes sociales para intentar aportarle una identidad propia a su negocio.

Por su parte, Amanda Rodríguez, socióloga de profesión, comenta que a raíz de esta dinámica se crea una especie de sistema de ayuda  entre emprendedores en las redes sociales.

“Creo que lo más complicado para todos los negocios, es poder encontrar los materiales necesarios, ya que todo es muy irregular y no puedes destinar un presupuesto específico o calcular una ganancia”, agregó.

Para Yaritza Ramos, quien se dedica a comercializar productos de belleza meramente naturales, lo más complicado desde que comenzó hasta la actualidad, es el acceso a la materia prima. En su opinión es bastante difícil encontrar la materia prima necesaria para elaborar los productos con la calidad que se requiere y que se merecen las personas.  

Rutas legales

El Programa para el Adelanto de las Mujeres rectorea todo lo vinculado con las políticas a favor de este segmento poblacional. Como parte de su implementación se integran acciones y medidas, en siete áreas de especial atención, una de las cuales se dedica específicamente  al empoderamiento económico de las mujeres.

En tal sentido, la normativa propone realizar evaluaciones periódicas sobre las necesidades y posibilidades de empleo en cada territorio y en los diferentes sectores de la economía, con vistas a trabajar con el potencial de mujeres sin vínculo laboral, en especial las jóvenes.

De igual forma, plantea ampliar los servicios que se prestan a las familias, entre ellos los relacionados con el cuidado de los hijos e hijas y las personas mayores o con discapacidad.

Pero sobre todo, exige a las personas naturales y jurídicas empleadoras la creación de condiciones adecuadas de trabajo, que permitan el desarrollo de la actividad laboral sin discriminación y con todos los requerimientos necesarios, con énfasis en las trabajadoras gestantes.

El 13 de octubre de 2021 el Consejo de Estado aprobó el decreto-ley de la maternidad de la trabajadora y la responsabilidad de las familias, encaminado a incrementar sus derechos en el sector estatal y no estatal.

La legislación permite a las mujeres recesar en su labor al cumplir las 34 semanas de embarazo, por el término de 18 semanas, que comprenden las seis anteriores al parto y las 12 posteriores, y a recibir una licencia retribuida por maternidad.

Además ofrece la posibilidad de solicitar los círculos infantiles (guarderías) para sus hijos e hijas, aunque las capacidades en estas instituciones siguen siendo insuficientes.

El contexto económico que se va perfilado en Cuba, a partir de la incorporación de nuevos actores económicos, impone retos a la hora de entender las disparidades existentes.

Las mujeres  llegan al terreno con desventajas para ser dueñas de una empresa privada, pues, esa posibilidad implica un gran reto económico, que se dificulta, entre otras cuestiones, por el acceso a los créditos.Muchas emprendedoras coinciden en la importancia de establecer redes de colaboración, de compartir vivencias, experiencias y aprendizajes para avanzar juntas.

Al mismo tiempo advierten sobre la necesidad de que distintas instituciones estrechen alianzas para que emprender no sea una labor en solitario y que las vulnerabilidades estén contempladas en políticas  que puedan facilitar la autonomía económica.

Estos son algunos de los desafíos que han marcado el camino de las cubanas que han decidido emprender y llevan sobre sus hombros el peso de la sociedad patriarcal.

De ahí la importancia de dar a conocer y hacer valer las leyes que amparan a las mujeres que trabajan en este sector, a fin de que conozcan sus deberes y derechos.

El llamado es a crear condiciones adecuadas de trabajo, que permitan el desarrollo de su actividad laboral sin discriminación, tanto en el proceso de contratación como en el ejercicio de sus funciones. Aún queda mucho por concretar, si de la vida cotidiana se trata, pero juntas siempre es posible encontrar nuevos caminos.

Género
La VIII edición del Coloquio Internacional Trans-Identidades sesionó entre los días 7 y 9 de mayo como parte de las XVII Jornadas cubanas contra la Homofobia y la Transfobia en Cuba Lisandra Fariñas - Red Semlac / Foto: SE...
Lirians Gordillo Piña - Revista Mujeres.- Cuando se habla de los derechos de la población LGBTIQ (lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros, intersexuales, queer) y en particular de sus derechos sexuales y reproductivos, las prim...
Alma Mater - Reinaldo Cedeño Pineda / Ilustración: Dayron Giro.- Lo encontré en una guagua, lo rocé sin querer, y quedé flechado. Tal vez se escuche tonto, ridículo… pero así fue. Nunca tuv...
Lo último
Patria y libertad: Con Filo
Con Filo.- De los que dicen ser patriotas y una y otra vez agreden a la nación que los vio nacer; de los que se llaman defensores de una “Cuba libre” pero no hacen más que apoyar o aprobar toda política o acto contra ...
Ver / Leer más
La Columna
La Revista