Paco Azanza Telletxiki - Cubainformación - Baraguá.-  No descubro nada diciendo que, lamentablemente, el anticomunismo existe de manera bastante extendida. Las causas de su nefasta existencia se deben fundamentalmente a dos claros motivos. El primero es que, con buena lógica, los privilegiados por el sistema capitalista ven en el comunismo al sepulturero de sus perversos e insultantes privilegios; por eso tratan por todos los medios de que no germine y crezca, de que no florezcan hermosas sus verdades. El segundo motivo de anticomunismo, paradójicamente, está muy extendido entre la clase obrera. Este es fruto de la mentirosa e incesante propaganda del enemigo de clase (la capitalista) y de la ignorancia de muchos trabajadores y trabajadoras que se dejan embaucar.


No descubro nada diciendo que, lamentablemente, el anticomunismo existe de manera bastante extendida. Las causas de su nefasta existencia se deben fundamentalmente a dos claros motivos. El primero es que, con buena lógica, los privilegiados por el sistema capitalista ven en el comunismo al sepulturero de sus perversos e insultantes privilegios; por eso tratan por todos los medios de que no germine y crezca, de que no florezcan hermosas sus verdades. El segundo motivo de anticomunismo, paradójicamente, está muy extendido entre la clase obrera. Este es fruto de la mentirosa e incesante propaganda del enemigo de clase (la capitalista) y de la ignorancia de muchos trabajadores y trabajadoras que se dejan embaucar.
 

A los primeros no queda otra alternativa que combatirlos de manera contundente. A los segundos recomendarles que estudien la historia. Sólo con el conocimiento de la misma dejarán de sentir odio hacia un sistema que inequívocamente les favorece; sólo de esa manera dejarán de actuar, por ignorancia, en contra de sí mismo.

La Columna
En 1840, Félix Varela, el más notable pensador cubano de la primera mitad del siglo XIX y de quien José de la Luz y Caballero dijo que fue el que “primero nos enseñó en pensar”, dejó escrito: &ldq...
Se dice, no sin acierto, que la Revolución Cubana se puso en marcha el 10 de octubre de 1868. En aquella histórica fecha, Carlos Manuel de Céspedes reunió a todos los esclavos en el batey de su finca La Demajagua y les dij...
El texto que expongo a continuación lo escribí en febrero de 2008 y, además de otros medios, lo publicó el Diario Granma (órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba) el día 23. Ent...
Lo último
La Columna
La Revista