Paco Azanza Telletxiki - Cubainformación - Baraguá.- A las 00:25 horas del 25 de abril de 1974, Radio Renascença retransmitió “Grândola, Vila Morena”, canción revolucionaria del cantautor portugués José Afonso, Zeca. Era la señal acordada por varios oficiales del Ejército pertenecientes al Movimiento das Forças Armadas —MFA—, para comenzar a ocupar los puntos estratégicos del país. Así lo hicieron. Sólo seis horas después, con la renuncia del primer ministro, Marcelio Caetano, se derrumbó la dictadura Salazarista que dominó Portugal desde 1933.

 

 

Clavel rojo en movimiento, 2012 (Foto: Paco Azanza Telletxiki)

En Lisboa, la población simpatizó rápidamente con los sublevados y, acompañados por éstos, pronto ocuparon las calles. Pertrechados de claveles, gran parte de la ciudadanía los fueron colocando en las bocachas de los fusiles de los militares revolucionarios; de ahí que a tan importante acontecimiento se le conozca como la Revolución de los Claveles.

Finalmente, por motivos que ahora no expondremos en esta nota, la Revolución quedó frustrada. Hoy, cuando se cumplen 47 años del citado acontecimiento, se dice que el pueblo portugués está gobernado por un “socialista” (Antonio Costa, primer ministro), aunque el presidente, Marcelo Rebelo de Sousa, es del PSD. Eso es lo que dicen pero, en realidad y lamentablemente, está a siglos luz de ser cierto; así como el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, Antonio Acosta de socialista no tiene nada.

 

La Columna
El texto que expongo a continuación lo escribí en febrero de 2008 y, además de otros medios, lo publicó el Diario Granma (órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba) el día 23. Ent...
El abrazo, por supuesto, es extensible a los y las compañeras de Cubainformación y la asociación Euskadi-Cuba....
En su nuevo continuo e inmortal, Camilo es la imagen del pueblo (Che Guevara) Tal día como hoy, pero de 1932, nació en la barriada habanera de Lawton –hoy Municipio 10 de Octubre- Camilo Cienfuegos Gorriarán. Comandante de...
Lo último
La Columna
La Revista