Iroel Sánchez - La pupila insomne.- Todos hemos sido afectados por el impacto del huracán Ian. Es comprensible la lógica irritación de quienes llevan varios días sin servicio eléctrico: la pérdida de alimentos o el llanto de un niño que no se duerme debido al calor no generan calma sino desesperación. Pero veo gente aprovechando las penurias eléctricas en Cuba para llamar a la violencia… de lejos. Son los mismos que han llevado a un extremo violentísimo el ya violento bloqueo. Estarían felices de un muerto para convertirlo en bandera y llamar a la intervención militar que tanto desean. La mayoria de los cubanos no les hace caso pero puede haber quien les regale un grito con la consigna que quieren escuchar y les envíe el video para que moneticen sus sucios perfiles. Sin embargo, no he visto un solo acto de violencia de las autoridades que han acudido contra quien ha expresado públicamente su irritación en estas difíciles circunstancias, algo que sería un tesoro con el que los enemigos de Cuba puedan justificar su odio.

Iroel Sánchez - La pupila insomne.- Hay alarma en políticos y medios de comunicación europeos por el triunfo de la ultraderecha en las elecciones italianas. Antes sucedió en Polonia y Hungría, cuyos mandatarios han expresado su alegría por el triunfo de la señora Meloni. Aunque Italia es diferente: se trata de la tercera economía de Europa, y que una admiradora de Mussolini se pueda convertir en Primera Ministra pone en crisis todo el discurso de la “gran casa europea” desde una delas cunas de la cultura occidental y cuestiona duramente su vocación de dar lecciones democráticas al mundo.

Iroel Sánchez - La pupila insomne.- Este domingo los cubanos y cubanas votarán en referendo por un nuevo Código de las Familias que significará un sustantivo desarrollo en derechos y garantías para toda la ciudadanía, pero especialmente para minorías sexuales, ancianos, mujeres y niñas. En Cuba desde hace más de cinco décadas existen la maternidad remunerada, el derecho de la mujer a decidir sobre su embarazo con atención médica universal y gratuita para ello y a recibir igual salario por igual trabajo que los hombres. Todo eso, parte de una legislación garantista que ahora avanza y se consolida con el nuevo Código, no pasa de ser una aspiración para las mujeres estadounidenses.

Iroel Sánchez - La pupila insomne.- Hace poco más de dos semanas un spot inundaba la televisión cubana en horario estelar y por el canal de mayor audiencia con la promoción de un concierto en Varadero de quien desde hoy es la nueva víctima de la «falta de libertad de expresión en Cuba». También por la misma fecha aparecía en el musical de mayor audiencia del mismo canal. Todo eso sucedía luego de meses de sistemáticas declaraciones contra el gobierno cubano de la ahora víctima de la «censura castrista».

Iroel Sánchez - La pupila insomne.- Ayer fue 11 de septiembre. Ese dia de 1973, después de hacer «chillar la economía» como indicara Henry Kissinger, la CIA logró imponer allí sus designios, hasta hoy, en que tras asesinar el número suficiente de líderes revolucionarios y lavar sistemáticamente el cerebro de la población con el control de los medios de comunicación y la educación privada se acaba de demostrar que el pinochetismo sigue vivo y actuante, preferido por un sector no despreciable.

Iroel Sánchez - La pupila insomne.- Es muy duro lo que estamos pasando en Cuba, buscar culpables en esa circunstancia es una tentación más que lógica, aunque no siempre justa. Ninguna gestión es perfecta, menos aquella que se realiza bajo una guerra sin cuartel que no solo tiene efectos económicos, sino también polticos y psicológicos, lo que hace que  cualquier error multiplique sus consecuencias. Justificarse con ello tampoco es una opción, no debe tener sentido para quienes sabemos cómo nuestro pueblo, guiado por Fidel, enfrentó y venció las más difíciles circunstancias. La única opción posible es exponer la verdad ante ese pueblo invencible, como se está haciendo, creo yo.

Iroel Sánchez - La pupila insomne.- Cuando varias personas se organizan y envían emisarios a cometer actos terroristas en su propio país o en el extranjero, y esos actos se llegan a realizar, suelen ser noticia. Seguramente usted se ha enterado cuando ha sucedido en París, Bruselas, Madrid, Boston o New York.