Rosa Miriam Elizalde - La ritualidad del poder es cosa probada. Hace 60 años, cuando le preguntaron al jefe de una expedición para “liberar a Cuba de los comunistas” por qué había dejado Miami y se había lanzado a semejante aventura -fue capturado y pasó 22 años en prisión-, respondió que “los exilados quieren que se mate mucha gente para levantar presión con los norteamericanos y empujarlos a una guerra”. Eloy Gutiérrez Menoyo había sido comandante del Ejército Rebelde y luego director militar de Alpha 66, organización terrorista creada por la CIA.

Rosa Miriam Elizalde - La inteligencia artificial no es ni inteligente ni artificial. La pujante tecnología del aprendizaje de las máquinas produce formas de conocimiento inéditas en la historia humana, pero no se basa en artificios ni en la inteligencia de los robots, sino en el trabajo de seres humanos concretos: artistas, músicos, programadores, escritores, diseñadores, productores audiovisuales…, de cuya obra creativa y profesional se apropia un puñado de empresas. Los artefactos no tienen motivaciones propias, sólo siguen las de aquellos que los programan.

Rosa Miriam Elizalde - ¿Quién necesita conferencias de prensa con intercambios civilizados, debates con políticos detrás de podios o discursos en una plaza cuando se tiene acceso instantáneo a plataformas digitales sin filtros y a la inteligencia artificial (IA)?

Rosa Miriam Elizalde - Henry Kissinger, que no descansará en paz, propuso en 1976 bombardear a La Habana, someter la ciudad a un bloqueo naval y minar los puertos de Cuba. Fantaseó con ello seriamente, según documentos desclasificados hace casi una década y publicados por Peter Kornbluh, investigador del Archivo de Seguridad Nacional de la Universidad George Washington.

Rosa Miriam Elizalde - Como suele ocurrir desde 1992, sólo dos países votaron en la ONU a favor del bloqueo a Cuba: Estados Unidos e Israel. Sin embargo, esta vez no se ha sentido igual la rutina del mundo contra dos gobiernos sordos a perpetuidad en Naciones Unidas. Los que siguen justificando las sanciones contra mi país son los actores principales de la masacre en Gaza que demuestra cómo las políticas de máxima presión a un pueblo pueden conducir no sólo a la abominación moral del apartheid, sino al genocidio directo y programado de la población civil.

Rosa Miriam Elizalde -  No es una guerra mediática. Asistimos a una campaña transnacional de aniquilación en toda regla. Si alguien estaba esperando la llegada de las nuevas ofensivas militares, misteriosas contiendas digitales y mediáticas, sólo aparentemente incruentas, habrá que observar con detenimiento esta cacería contra el pueblo palestino, donde estamos todos involucrados, jugando un papel importante en el combate sin conocer quienes nos está dando órdenes y cuáles son las reglas del enfrentamiento.

Rosa Miriam Elizalde -  Ni medicinas, ni agua, ni electricidad, ni combustible. El hambre y la desesperación como arma política. «Estamos combatiendo contra animales y actuamos en consecuencia», dijo hace nada el ministro de Defensa de Israel, Yoav Gallant, al anunciar el cerco total contra la franja de Gaza.