Santiago de Chile, 23 feb (Prensa Latina) La formación recibida en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) nos permitió enfrentar la catástrofe ocasionada por los incendios en Valparaíso, que dejó hasta hoy más de 130 muertos, expresó el médico chileno Javier Trujillo.


Por: Edgar Amilcar Morales

Entrevistado por Prensa Latina, precisó que entre los primeros en acudir a brindar ayuda sanitaria a la zona más dañada por el fuego estuvieron los egresados de esa escuela de Ciencias Médicas ubicada en La Habana, Cuba, que viven en Valparaíso.

Los incendios comenzaron el viernes 3 de febrero y de inmediato se organizó el primer equipo de avanzada, dijo Trujillo, quien el domingo en la mañana arribó a la zona de desastre como parte del segundo grupo.

Preguntado sobre su primera impresión al llegar allí, comentó que ya desde la carretera percibieron cómo cambiaban los colores del cielo por el humo y se acentuaba el olor a quemado.

Una vez en el sitio, declaró, lo primero fue tratar de comprender, compartir y canalizar a través de lo humano y lo científico el dolor que vivía la gente en ese momento.

“Es muy complejo estar con las personas y ver que lo han perdido todo. Cómo encontrar una palabra de consuelo y llegar con un mensaje de ayuda cuando ellos están atravesando una catástrofe”, afirmó.

Es en esas circunstancias, dijo Trujillo a esta agencia, cuando se comprende la excelencia de la formación impartida en la ELAM, donde nos enseñaron a concebir a la persona como un ser biopsicosocial, es decir a tener una mirada mucho más integral.

“Así podemos plantarnos en cualquier lugar donde se requiera de nuestros servicios y desarrollarnos porque tenemos las herramientas de integralidad, de analizar la situación con la mayor cantidad de datos y después hacer un plan de acción a medida que nos desenvolvemos”, aseguró.

Explicó que la etapa más aguda ocurrió en las primeras 96 horas cuando se atendieron urgencias, como quemaduras, heridas, contusiones y problemas oculares.

A Javier Trujillo le correspondió estar en el poblado de El Olivo donde se quemaron la mitad de las casas, ahora el papel fundamental lo llevan los consejos de vecinos y los equipos de la ELAM comenzaron a retirarse de allí.

Quedan casos puntuales que tienen que ver con la salud mental de niños y adolescentes y hay compañeros para ir cerrando ese tipo de atenciones y los demás, precisó, hacemos las evaluaciones necesarias sobre todo lo actuado durante estos días.

Los incendios afectaron a las comunas de Viña del Mar, Villa Alemana, Quilpué y Limache y están considerados como el peor desastre después del terremoto de 2010.

 

 

Médicos de la ELAM ofrecieron mil consultas tras incendios en Chile (+Fotos)

Santiago de Chile, 21 feb (Prensa Latina) Unas mil atenciones gratuitas ofrecieron los médicos chilenos egresados de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), de La Habana, en áreas de la región de Valparaíso impactadas hoy por los incendios forestales.

Por: Carmen Esquivel Sarría

Casi desde el comienzo mismo del siniestro, los galenos crearon una brigada que estableció dos puestos en la Escuela Popular de Arte y Música de Achupallas y en el sector de El Olivar, de la comuna de Viña del Mar.

Héctor Riquelme, quien trabaja en Valparaíso y fue uno de los primeros en llegar a la zona de desastre, explicó a Prensa Latina que el grupo estuvo integrado por 23 médicos de la ELAM y 66 voluntarios, como psicólogos, enfermeras, acupunturistas, terapeutas ocupacionales, entre otros.

“Estar ahí en el territorio nos permitió dar una respuesta inmediata y efectiva a las necesidades del momento”, dijo.

Añadió que trabajaron con un enfoque multidisciplinario todos los días, incluidos los fines de semana.

Amaya Candia, presidenta de la agrupación de egresados de la ELAM, precisó que se hicieron unas 700 atenciones de medicina general y 300 en complementaria, como acupuntura, terapia floral y naturopatías.

Sobre los casos atendidos explicó que los primeros fueron personas con heridas, quemaduras, inflamaciones y dolores articulares.

Luego derivaron hacia infecciones, curaciones avanzadas, descompensaciones de enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión e hipotiroidismo, cuadros de estrés postraumático y algunos casos de escabiosis y pediculosis, entre otros.

Viña del Mar, junto a Villa Alemana y Quilpué fueron las áreas más devastadas por los incendios forestales que ocasionaron la muerte a 133 personas y destruyeron miles de viviendas, zonas industriales y pequeños y medianos negocios.

“Los daños son cuantiosos. Yo no estuve cuando el terremoto de 2010 pero el desastre fue similar. Un tercio de la superficie de Viña del Mar se quemó, según publicaron medios de prensa”, dijo la médico cirujana.

La ONG de Desarrollo ELAM-Chile considera que tanto por el desastre, como por la densidad poblacional y la demora de la reconstrucción, es necesario establecer una brigada permanente allí al menos durante dos años, pero no recibieron respuesta de la Secretaría Regional Ministerial de Salud de Valparaíso.

  •  
Solidaridad
Randy Alonso Falcón - Cubadebate - Foto: Cortesía de la Brigada Médica de Cuba en Calabria.- La Brigada de Médicos Cubanos que trabaja en la región italiana de Calabria, ha recibido este sábado una tarja de r...
Lo último
La Columna
La Revista