Con Filo.- Las redes digitales se suelen vender como un oasis de libertad, donde cada persona puede decir o hacer según entienda. Sin consecuencias. Esa falta de consecuencias directas propicia una sensación de impunidad que a su vez vicia las relaciones interpersonales y provoca un clima de toxicidad, lo cual no es equiparable a la libertad… al menos no a una libertad a la que debamos aspirar. De las sutiles y a veces no tan sutiles limitaciones que la libre expresión y el libre albedrío tienen en las redes digitales hablaremos hoy en #ConFilo.


Contra Cuba
Con Filo.- Hace algunos meses, posterior al coloquio Patria, que el intelectual cubano Abel Prieto nos dejara algunas reflexiones aludiendo a un ensayo imprescindible titulado: “El asalto a la razón”, que nos revela cómo la ...
Con Filo.- Hace tiempo que la contrarrevolución se ha dedicado a esperar, simplemente a esperar. Sin proyecto, real o al menos simulado, han apostado por la vieja táctica de la “fruta madura”: que la gravedad de la situaci&o...
Con Filo.- Mientras en otros lugares, el 1ro de mayo es un día de confrontación con las autoridades, en Cuba es una fiesta de los trabajadores. Y precisamente de confrontación, protesta y represión estaremos hablando en es...
Lo último
Que nadie se quede atrás
Gabriela Orihuela - Revista Mujeres.- «En Cuba tenemos todos los derechos garantizados, ¿qué más piden?» La realidad contradice, en parte, tal afirmación. Si bien las leyes existen y las personas quedan protegi...
Ver / Leer más
La Revista