La Habana, Diciembre, 2008

Programa Radial “La Noche se Mueve”
Miami, 1210 am
www.lanochesemueve.us  

De Lunes a Viernes de 9 a 10 de la noche
Con Edmundo García


Simbología:
EG. Edmundo García
PC: Pedro Calvo   

EG: Buenas noches y muchas gracias a Pedro Calvo por esta primera entrevista para La Noche se Mueve y para el público del sur de La Florida en los Estados Unidos.

PC: Buenas noches y encantado de poder hablar aquí con ese público, para hablarle de mi vida  y  de las cosas cotidianas que nos sirvan a todos en común.  

EG: Pero nada que yo te lo estoy presentando, ¿cuántas generaciones hemos crecido admirando y oyendo y  bailando con Pedro Calvo?

PC: Bueno he tenido la suerte y nunca hubiera pensado que iba a llegar a 52 años de vida artística y estar todavía en la preferencia del público.

EG: Pedro, te está haciendo una entrevista alguien que te admira como artista, como símbolo, como valor permanente de la cultura cubana, y dentro de la cultura cubana de la cultura popular de esos valores que van a quedar por siempre. Mi primera pregunta: ¿tu tienes conciencia que tu eres un símbolo, un ícono no sólo de la música sino de nuestra cultura popular, con toda su riqueza, que tu eres ya uno de esos grandes de nuestra identidad, de nuestra música, de nuestra cultura?  

PC: Nadie se ha propuesto esto, pero bueno, la misma gente me ha dicho esas mismas palabras que tu me está diciendo, que yo soy de quienes va a pasar por los años en lo que es la cultura cubana, por mi trayectoria de trabajo,  que he hecho bailar a muchas generaciones. Mis cantos y mis cosas le han gustado a tantas personas que me siento super orgulloso de llegar a lo que he sido en mi país.    

EG: Además nunca has perdido la humildad,  ni ante el público ni ante la prensa ni ante nadie, y hay muchos que pierden la brújula con mucho menos, y tu sigues siendo el mismo.  

PC: Bueno yo creo que esa es una de las características propias, mías. Yo siempre he sido una gente que he vivido en solares, eso me ha ayudado mucho, donde había una cortinita y nos pedíamos un pedazo de pan todos y un pedazo de lo que teníamos.  para ayudarnos unos a otros, y eso se ha quedado en mi como una cosa permanente. Además el país donde vivo, Cuba,  que es un país pobre, pero de muchas riquezas  espirituales, riqueza de gentes, porque tenemos un manantial de gente que no hay dinero que pueda comprar la belleza de todas estas personas, gentes sencillas. De lo que se trata es de no creerse que eres grande, sino llevarnos bien entre todos, y yo desde niño he tenido la suerte de vivir en esos lugares,  bien pobres y nunca se me ha ido… Yo siento que  tengo un pueblo que me ama, que me quiere, y entonces me siento super feliz, creo que lo que he logrado en mi vida ha sido por  la honestid y la humildad de este pueblo de los artistas,  que lo quiere y lo ama.    

EG: Pedro ¿tu te imaginas que como broma colosal nos pongamos  de acuerdo en tu barrio y que tu vayas a pasar y finjamos que no te conocemos?

PC: (Risas) Va ser difícil para mi, yo creo que no lo voy a creer.

EG: ¿Ahí qué haces, empiezas a cantar qué?

PC: El negro no tiene 'na, el negro está cocinando… (Risas), cualquier canción de esas que yo he hecho popular. Yo creo que yo, hasta sin sombrero, no paso inadvertido por donde paso, en las escuelas hasta los niños, y a los niños tu no le impones nada, niños de cualquier edad, me dicen: “Pedrito, Pedrito… “, y eso es una belleza.  

EG: Yo he visto que siempre tienes tiempo para todo el mundo.

PC: A veces uno tiene problemas en su casa, pero a  la gente que te va a saludar, que te ama, tu siempre tienes que darle la sonrisa, es algo tan bello que nunca voy a perder la esencia esa.

EG: Ahorita mencionaste el solar, primero: ¿tu eres habanaro?

PC: Yo nací en Maternidad de Línea, pero siempre he vivido en solares.

EG: Yo quiero que tu me hables de la cultura del solar, ¿qué se aprende en el solar?, ¿tu crees que el solar forma parte de la identidad urbana de La Habana?, ¿cómo es el solar habanero real, al menos el que tu conoces?

PC: La identidad urbana de La Habana es el solar. Bueno otra gente vive en otros lugares con mayor confort, pero la gente del solar, que  son los más pobres, que todavía no han tenido la oportunidad de salir de ese lugar, vive con mucho amor, porque estamos pendientes del problema de uno, del otro.

Yo vivía en un solar de Guanabacoa, en Amargura 72 y había una viejita que siempre la menciono en mis canciones y ahí todo el mundo, para salir,  iba a pasar por el cuarto de ella, y ella era la que siempre tenía siempre un poco de café para la gente, un pedazo de pan a las once de la noche. Los jóvenes y los viejos pasábamos por allí y nos íbamos con un espíritu para la calle con una tremenda fuerza, como en ese solar pasa en otros.  La convivencia en el solar es bien linda.  

EG: ¿Y la cultura musical en el solar  dígamos el guaguancó, la rumba?

PC: La música no falta en esos lugares, la rumba, el chachachá y ahora el reguetón, porque la juventud viene con otra cosa, porque todo el mundo tiene su espacio en el solar. Un día ponen la rumba, otro ponen el reguetón los más jóvenes, cuando yo era joven era el rock and roll y el chachachá y el son, y así pasa hoy en día y no pasa nada, todo el mundo vive y disfruta.

EG: Pedro, tu paso por Van Van es un paso arrollador, o sea … ¿qué tiempo hace que no estás en Van Van?

PC: Ocho años ya.

EG: ¿Cómo fue el momento en que Pedro Calvo decide separse de la que había sido su casa y de alguna manera su escuela?

PC: Esa es una decisión que no hubiera querido tomarla, pero son cosas que pasan dentro de una agrupación, los matrimonios a veces tienen veinte años y se divorcian, se separan y a veces están  los hijos y es mucho más difícil que separte de una grupación, aunque para los músicos que llevamos muchos años en una agrupación es como nuestra casa, porque allí hablamos nuestros problemas, todas nuestras inquietudes las hablamos entre todos, pero se dicide,  porque hay cosas que a veces no funcionan como uno quiere que funcionen o uno tiene otras aspiraciones en la vida, hacer otras cosas y lo hace y ya.

EG: ¿Pero fue para ti un shock verte fuera de Van Van?

PC: Es una nostalgia también, 27 años trabajando ahí, y cuando no estás ves los números y la orquesta sigue funcionando… no es que uno haya querido dejarla para que no funcionara, no, si eso es un tren que no va a pararlo nadie, pero uno siempre siente la nostalgia de esa gente con la que aprendiste tantas cosas. Yo estoy muy agradecido de Juan, de Pupy, que fueron los arreglistas que me hacían los temas para yo poderme desarrollar, y de todos los músicos en general, porque la verdad  que era una gran familia y son una gran familia ahora, pero éramos una gran familia nosotros cuando estábamos, lo que pasa es, como te decía ahorita, uno tiene aspiraciones de otra índole, de hacer otro tipo de música, de hacer su propia música y decide, pero no es fácil decidir.     

EG: ¿Te has arrepentido, te ha pesado no estar en Van Van a lo largo de estos años, alguna vez?

PC: No, arrepentido no. Cuando uno es bien adulto y toma determinaciones no puede arrepentirse. Si no te va bien, confórmate. Uno tiene un trabajo hecho en la vida y cuando tu das el paso ya tienes tomadas decisiones, no te vas a arrepentir,  porque a donde vas no vas a hacer nada. Tienes que tomar una decisión y dices es por aquí, y no me ha ido mal, te lo digo honestamente. A Van Van lo miro y lo elogio con toda fuerza, e incluso sigo haciendo temas de aquellos que hice populares y lo sigo haciendo con la misma concepción, pero ya queda para mi como un trabajo y como un recuerdo lindo, pero no que tenga que vivir con eso, no, ya eso pasó.    

EG: ¿Eventualmente has vuelto a cantar con la orquesta?

PC: Si, he tenido la oportunidad de hacer un video con ellos y estuve con ellos en el 39 aniversario y pude cantar con ellos la Sandunguera, que me invitaron. Fue muy lindo estar con los compañeros de tantos años, volver a unirnos a cantar.

EG: Hay una percepción, Van Van es eso, un tren que no se para, sin embargo en la memoria colectiva, en la conciencia popular Van Van es: Juan Formell y Pedro Calvo, esté o no esté.

PC: Bueno si, he tenido el cariño del pueblo que te dice: “…si, si, Van Van está muy bien, pero haces falta tu allí, esa imagen tuya de tu sombrero” Se trata de una imagen que yo crre ahí,  de muchos años,  que es difícil que se borre. Los que han venido están haciendo su trabajo muy bien, pero siempre a las generaciones esas a las que yo le canté, e incluso a las más jóvenes, ven Van Van y me ven a mi, aunque no esté, con el sombrero ahí.  

EG: ¿Qué significa en tu criterio, para cultura y la música popular cubana el aporte de Juan Formell?

PC: Creo que Cuba ha tenido la suerte de tener uno de los compositores más grandes de la música popular y además, una orquesta mantenerse durante cuarenta años en los primeros planos no es fácil, porque así que yo recuerde la Orquesta Aragón, que sigue siendo la Orquesta Aragón, pero que no fue la cabeza durante cuarenta años. La Orquesta Aragón estuvo diez o quince años como la más popular, pero después se murió Lay, que Dios lo tenga en la gloria, y la cabeza se fue perdiendo. La cabeza de Van Van está viva y sigue estando allí, sigue componiendo, haciendo sátiras de nuestros problemas, porque nosotros fuimos de las orquestas que le cantamos mucho a nuestros problemas.   

EG: ¿Ustedes fueron, y tú como intérprete de esa crónica,  como los cronistas sociales de su tiempo?

PC: Nosotros hacíamos muchas crónicas sociales. Hoy en día se hace crónica social, pero ya no se puede hacer tanto, hay que cantar universalmente, los números más universales,  para que la gente entienda. La orquesta Van Van tuvo el privilegio de hacer las crónicas de nuestro país y la gente las entendía, porque cuando la gente foránea venía a Cuba se le decía por qué era esto esto y por qué lo otro,  y la entendía.

EG: Había un espíritu siempre como renovador en la orquesta, por ejemplo, yo recuerdo como algo muy osado, intrépido, incluir trombones, incluir sintetizadores, ese proceso no era el formato tradicional del son, de la timba, de la salsa.

PC: No, pero Juan siempre tuvo la inquietud de estar siempre moviendo las cosas, yo me recuerdo ahora mismo cuando el Baile de  Buey Cansa'o, cuando llegó, todos los músicos decíamos, que número más pesado éste y fue uno de los éxitos más grandes que ha tenido Van Van.

EG: ¿Cuales serían los éxitos más grandes, más grandes en la historia de Van Van?


PC: Los Van Van han tenido muchos éxitos

EG: Digamos los cinco más grandes en tu criterio

PC: Bueno, el Buey cansa'o, Sandunguera, Seis semanas, Anda bien y muévete, que hasta Rubén Blades lo hizo también y…

EG: ¿El Carnicero?

PC: El Carnicero es un cancha, pero esa era nada más crónica, esas crónicas de nosotros.

EG: ¿El que baila gana?

PC: El que baila gana también, pero si vamos a mencionar números que fueron buenisimos…

EG: ¿Entonces la pregunta habría que hacerla, para que sea una pregunta que encuentre una respuesta original, qué número ha fracasado en la Orquesta Van Van?

PC: Yo creo que la orquesta ha tenido la suerte de tener a Formell  que le regó, por ejemplo a Pupy, que fue el compositor de la orquesta, muchas de esas cosas que Pupy aprendió y se plasmó en los papeles. Era un dúo haciendo cosas que ya eran un giro uno y un giro otro que  eran tremendos y eso  gracias a Juan Formell, que tuvo la luz de hacer la orquesta y ha tenido la luz de llevar los números a que el público los disfrute y yo creo que va a perdurar por toda una vida.

EG: Pedro, antes de ti y después de ti, o sea, antes de ti por esa orquesta pasa el Lele, pasa Israel…

PC: No, no, Israel entró después que yo. Entra el Lele, José Luis es el que monta las voces, fue el primero que cantó Marilú, era el que montaba las voces en los Van Van, aquellos temas del primer disco, después entra Lele, después Armandito Cuervo, antes de Armandito Cuervo entró también el Chori cantando y después de Armandito Cuervo entró yo.

EG: ¿Cómo llegas tú a Van Van, cómo es el proceso de Pedrito Calvo que aterriza en Van Van?

PC: Yo estaba con la Ritmo Oriental y  en aquella época  grabo aquellos temas, Quién dice que una gorda, Se baila así  y otros que se hacen populares,  entonces Pupy, tenía inquientudes y - ya no estaba el Lele, estaba Armandito Cuervo-, hacia falta un cantante en los Van Van y Raúl Cárdenas, que murió en un accidente, dijo: “hay que llevar a Pedrito para la orquesta”;  en esos momentos FormelL estaba ingresado con hepatitis y decía, éste que canta con la voz ronca no me gusta, pero  insistieron tanto que entré en la orquesta y entro, con Armandito Cuervo y después, antes de Israel, entra Morúa, no se si lo recuerdas.

EG: Yo creo que los cantantes de Van Van que se recuerdan son el Lele, Israel Sardiñas, Pedrito Calvo y los actuales. El Lele, en tu criterio, ¿qué significó?

PC: Fue un cantante que removión,  que creó un estilo impactante en la música bailable popular, lo que pasa es que se dejó llevar por la vida, pero yo creo que ese hombre estuviera todavía en los Van Van.

EG: Israel Sardinas, ¿qué significó?

PC: Israel Sardiñas entró después que yo. Lo primero que grava conmigo es Baile del Buey cansa'o y Seis semanas, da el palo Seis semanas y damos el palo todos juntos con el Buey cansa'o, después hizo un disco que grabó unos cuantos temas,  Qué pista, qué revista, y  al quedarse en México, lo grabé yo otra vez, pero el número hit que hizo Israel aquí fue Seis semanas, después de eso llegó a México y se quedó.

EG: ¿Consideras que  Israel era un cantante carismático?

PC: Israel era un cantante fuera de serie, yo con él aprendí mucho, la vida se lo llevó, pero la verdad es que era un cantante para cantar música cubana y además defendía nuestra música, con toda fuerza, para él siempre era su música y era la orquesta Van Van. Él cantaba todos los éxitos que nosotros hacíamos aquí, era un tipo fuera de serie vocalmente y como persona también.

EG: Yo conocí a Israel en Miami y me dio tristeza ver como con la calidad musical que tenía, tuvo que cantar en lugares de muy poca trascendencia o ninguna, para ser generoso, lugares en que la gente iba a comer y no a escuchar. Ese destino, que a veces, de los artistas cubanos…

PC: Él tenía una calidad, pero a veces chocaba con mucha gente, ahí tenías que entregarte con la gente de Puerto Rico y con la gente de Miami que son los que tienen el poder, no te voy a decir los nombres, pero los que tienen el poder que pueden moverlo

EG: ¿Por qué no dices los nombres?

PC: Yo creo que si Stefan lo hubiera ayudado o Willy Chirino, no se, a lo mejor no se unieron o los criterios eran diferentes y a lo mejor por eso no lo ayudaron,  porque vocalmente,  salseros en America Latina, había que contar con Israel.

EG: Hay un grupo de artistas cubanos populares, muy populares, inmensamente populares en Cuba, queridos, mimados, que están en Miami, yo entrevisté hace algún tiempo y republiqué hace poco una entrevista con Manolín y Manolín dice, “Miami es el cementerio de los artistas y yo le recomiendo a los artistas cubanos que no vengan aquí a buscar ni popularidad, ni fama, ni reconocimiento artístico, que más reconocimiento artístico, más popularidad, más fama y más cariño que el que se tiene en Cuba, si se es popular, en ningún lugar”. Él da esa recomendación.

PC: Yo creo que está en lo cierto, pero se equivocó. Tu me das un consejo cuando estás positivo, despues que cometes el error, bueno, para que la gente no haga lo que hizo él. El fue a un concierto conmigo e hizo unos coros, pero creo  que ese es el cementerio de los artistas y además pierdes la belleza de lo que tú tienes aquí,   haz tus conciertos y disfruta tu país, yo voy a cualquier país, no a Estados Unidos, a cualquier país, hago  mi concierto y viro.

EG: ¿Tú estarías  a favor de que esos artistas que se fueron, pudieran tener la oportunidad un día, de regresar y volver a cantar ante su público natural?

PC: ¿Por qué no?, si en la vida lo que tenemos es que unirnos todos, cualquiera se puede equivocar. Lo que no sería perdonable es venir a hacer un atentado, que se pongan a hablar,  a echarnos a nosotros aquí a Cuba y a la Revolución, porque la Revolución tiene una fuerza y todos esos que están ahí  gracias a la Revolución son artistas,  porque si no hubiera sido la Revolución no hubieran sido artistas.  Cualquier músico o artista consciente del país  lo puede decir donde quiera, yo creo que hay que estar agradecido de este país. Esto es una cantera que ha dado al mundo tanta cantidad de músicos buenos y creo que traicionar esos principios sería doloroso, yo por lo menos no lo haría nunca, ni aconsejo a nadie que lo haga.  

EG: A mi me da tristeza encontrarme a Manolín,  a Carlos Manuel, incluso, a Isaac, que tienen un gran talento, y ver, -lo he dicho allí públicamente y se lo he dicho a ellos- que ya su carrera ha terminado. Personalmente creo que esa carrera sólo renace si vuelve a su escenario natural que es desde Cuba. Veo con mucha tristeza las condiciones en que viven allí artistas que fueron aquí ídolos de multitudes.

PC: Yo espero…, en la vida tú no puedes decir que no. La Revolución es muy generosa y si alguién no ha cometido hechos contra la Revolución, se le puede dar una oportunidad.

EG: ¿Tú cantarías, tú grabarías con ellos?

PC: Por qué no, yo grabaría con ellos.

EG: Pedro, ¿estuviste en Miami hace poco?

PC: Si, estuve en Miami y me fueron a ver muchos.

EG: Este periodista fue a verte, bailé contigo toda la noche. A escasos metros del Versalles llenaste una discoteca. Yo me sentí muy emocionado, muy orgulloso y te dije: “no te voy a entrevistar en Miami, quiero entrevistarte en La Habana” y aquí estamos haciéndolo. Me llamó mucho la atención ver bailar allí gente de tantas generaciones y no se si lo percibiste pero muchos de nosotros teníamos lágrimas en los ojos.

PC: Bueno yo no vi las lágrimas pero si el sentimiento de la gente que fue a verme allí,  estaban mostrando que estaban en Cuba, porque yo creo que yo soy Cuba, no soy otra cosa. La cubana mía la riego donde quiera y riego mis sentimientos patrióticos,  porque eso si no lo voy a dejar nunca, amo a mi país;  dije que no me hicieran entrevistas porque se iba a caer en lo  mismo. Yo fui a ver a mi familia, no fui a ningún contrato cultural, hice mis cosas, porque la gente me llamó y me invitaron y fui, pero sabía que me iban a tocar el punto. Si voy a trabajar es otra cosa, sé que tengo que ir a la prensa para promoción y se que me van a hacer preguntas. En esta ocasión  fui como turista.

EG: Hubo un incidente con Paulo FG por esos días allí, me imagino que lo viste, ¿qué opinión tienes de lo que pasó?

PC:Yo estaba viéndolo por televisión, yo vi a la que lo estaba entrevistando, le iba a hacer la pregunta, porque se lo noté a la cara, la vi con la cara de maldad, yo sabía que lo iban a sofocar.

EG: Pero de alguna manera demostró que la extrema derecha no pudo invalidar los conciertos.

PC: No pudo, yo fui al otro concierto, estaban con los carteles, pero tuvieron que irse.

EG: Yo dije allí públicamente que algunos no sabían si estaban protestando contra el cantante cubano o si estaban allí porque les habían dicho que iba a haber un maratón …

PC: Los que estuvieron allí le estaban pagando, como cuando nosotros fuimos que aquello fue de película, pero bueno…

EG: Pedro, ¿qué pasa en este país, que hay tantos  músicos? El  Tosco -lo entrevisté aquí hace algún tiempo-, me decía que  hay más músicos cubanos en Madrid que en Cienfuegos. Realmente hay muchos músicos cubanos que han partido, sin embargo, este país, en la música,  no deja de producir una primera línea.

PC: No, es que hay una cantera bárbara, que tiene las escuelas, gracias a La Revolución;  se va un niño y viene otro y otro y cientos, hay muchas escuelas y si no las hubiera  no tendríamos músicos, no tendríamos artistas. Los artistas y los músicos y todo lo que se refiere al arte están ahí.

Algunos marchan, ese es su problema, no los recrimino tampoco, cada cual tiene sus sentimientos, su forma de pensar, yo los aconsejo desde aquí, que luchemos porque estemos mejor, entre todos nosotros y no abandonar el país por  tener algo más. Yo soy de la generación que vive agradecida a la Revolución. Hay generaciones nuevas que todavía no han calado la profundidad de este país, de lo que hace  en todos los sentidos, Hay cosas que nos pueden afectar, pero hay que ver las grandezas que tiene este país y  con los demás pueblos del mundo, que es lo más importante. Tengo la suerte de haber sido de aquella generación, ya tener  mi trabajo formado, no estoy empezando como los que están empezando ahora, pero yo cuando llegó la Revolución era un muerto de hambre.

EG: Cuéntame cómo tu vivías cuando llegó la Revolución.

PC: Yo era un muchachón que vivía en solares, que tenía un par de zapatos solamente, trabajaba una vez al mes. Llegó la Revolución y tenía trabajo fijo, de la casa no nos botaban. Antes en Guanabacoa lo que teníamos era una Casa de Socorros y para sacarte un diente o arreglarte una muela eso era tremendo, las nuevas generaciones no saben eso, cundo no había nada. Cuando llegó la Revolución todo eso cambió. Yo soy de la generación que sufrió eso, por eso le estoy agradecido a la Revolución, por eso la defiendo  y hay que lograr que todos tengan conciencia de lo que pasó y que por eso, precisamente, llegó la Revolución.

En Estados Unidos y en cualquier país  del mundo si no pagas la casa vas para la calle,  yo lo vi allí.

EG: ¿Lo viste?

PC: Claro que lo vi, lo vi allí, y gente que llevaba veintepico de años, treinta.

EG: ¿Qué sentiste cuando viste eso?

PC: Eso no pasa en mi país y si en el país más poderoso del mundo y sin embargo en mi país que es pobre, aunque pobre entre comillas, no pasa eso.

EG: Pedro, esta pregunta no tienes que contestarla, ¿qué edad  tienes?

PC: Estoy viviendo los sesenta y ocho.

EG: ¡Sesenta y ocho años! mi hermano,   ¿qué tu haces para con sesenta y ocho años…?
¿Haces dieta?

PC: La normal.

EG: ¿Y ejercicios?

PC: Si,  ejercicios, ahora por la tarde voy a correr. Deportes y tratar de hacer el amor bastante. (Risas)

EG: Increible, Pedro, increible ¡No tienes arrugas!, ¿Tu te operaste?

PC: No, yo no me operé ni me he hecho nada.

EG: Pero además más increible es aún verte bailando durante tres horas, permanentemente, sin parar y ver además a una cantidad de muchachitas subirse al escenario, hacer la cola,  para bailar con Pedro y no precisamente de la forma más ortodoxa, que se te tiraban encima. (Risas)

PC: Uno viene con su ángel y tengo suerte, a veces uno dice ¿y esto qué es? Y tengo que huir.  

EG: ¿Tienes que esquivar a veces?

PC: Yo soy una imagen pública, pero mira mi mujer ahora tiene 21 años.

EG: ¿Cuántos?

PC: 21 (Risas)

EG: ¿De treinta es muy mayor?

PC: ¡De treinta es muy guapa!

EG: ¿Y de cincuenta?

PC: ¡Tambien es guapa!

EG: Tienes una canción pegada ahora Mi mujer y mi ex  se llevan bien, ¿cómo es?

PC: Mi mujer y mi ex  se llevan bien, es de Israel Rojas.

EG: ¡Es buenímisima y pega bien con tu personalidad! ¿Cómo es? (Risas)

PC: Si, creo que si. Mi mujer y ex se llevan bien/ se llaman a  la casa/ conversan de la moda,/ intercambian con los niños y no me incomodan/intercambian  recetas y cuentos/ para tener a este negro contento/ yo le juro que yo no hice nada/ pa'vivir entre tanta armonía/ soy la envidia de toda mi cuadro/ mal negocio pa'la policía. ( Risas) Vaya porque no me fajo, la policía no tiene…

EG:¿Y el coro dice?

PC: La otra parte dice: Me dicen mis amigos/ cuida'o que es mentira/ aunque no lo parezca la trampa está tendida/ojalá sea una tregua barata/ pues esa gente si la dejan se matan / Yo doy gracias a todos los santos/ porque es tu envidia y lo demás manicomio/ hay veces que pienso que estoy en Arabia/ y soy dueño de un pozo de petróleo. Tu sabes que esa gente tienen una pila de mujeres, y bueno en el video estoy yo vestido de árabe y una pila de mujeres… (Risas). Pero eso le puede pasar también a las mujeres, que el marido y los hijos se lleven bien.

EG: ¿Tu te llevas bien con algunos maridos de tus ex?

PC: Bueno, tu sabes que todavía no he tenido la suerte esa. ¡Siii, una vez tuve la suerte esa que me llevé bien con dos maridos de ex mías!

A mi me pasó una cosa en Miami. Yo tengo una hija que tiene una hija también, se separó del marido pero se llevan de maravilla, y ella se lleva bien con la  mujer y entonces esa canción la ponían todos los días, porque se llevaban bien los cuatro: las dos  mujeres y los dos maridos. (Risas). Y eso es importante porque la niña está contenta y …

EG: ¿Cuántos nietos tienes?

PC: Voy para nueve.

EG: ¿Y cuántos hijos?

PC: Dieciseis.

EG: Pedro, tu has hecho alusión en esta entrevista al proceso social y cultural de la Revolución Cubana . Todavía se habla de problemas raciales en la sociedad cubana. Los enemigos de Cuba hacen hincapié en que la Revolución tiene que ver con actitudes racistas. Yo personalmente pienso que son cosas culturales y no institucionales. Tu, como hombre de la raza negra, ¿cómo explicas o cómo piensas sobre estas cosas que se hablan sobre racismo?

PC: Creo que institucionalmente no lo hay, porque nosotros tenemos los mismos derechos y está en la Constitución, lo que pasa es que a veces se va relajando…

EG: ¿Tu crees que hay un problema cultural?

PC: Si, si lo hay, eso no es fácil, aunque no lo es como en los años 50, por ejemplo.

EG: ¿Qué diferencia tu ves, que has vivido antes y ahora, crees que se ha ganado?

PC: ¡Oh si! Está muchas veces mejor, yo lo se. Yo me acuerdo cuando yo me iba para Placetas, de donde es mi familia  y a veces me iba para allá un tiempo y los blancos iban por dentro y los negros por fuera. ¡Yo lo vi, lo viví! Eso no pasa en este país.

Donde pasa a veces es en los trabajos, y yo lo he dicho, sinceramente. Hay lugares donde pueden haber negros y blancos y  nada más que hay blancos, o más bien la mayoría son blancos. Lo ves a veces en una cafetería, por ejemplo y se ve una cierta mayoría de blancos  y pienso que debe haber un 40 y un 60, para que la gente se de cuenta que estamos todos ahí.

EG: Pedro, otro tema que ha tenido un gran cambio en esta sociedad ha sido la marginalización al tema homosexual, si alguna vez la hubo, o sea, ¿tu crees que hoy la sociedad en cuanto a las preferencias sociales se ha liberado?. ¿tu crees que el pueblo cubano y la sociedad cubana y los espacios se han abierto a las personas con distintas preferencias sexuales?  

PC: Yo creo que eso se ha abierto bastante. Hubo un tiempo que si estuvo muy fuerte eso, que se miraba mal al homosexual, pero los tiempos están cambiando y aquí lo que hace falta es el talento.  

EG: ¿Estás a favor del matrimonio homosexual?

PC: ¡A mi no me perjudica, eso no es problema mío! ¡Si las leyes lo permiten pues que lo hagan!, ¿por qué no? Yo me llevo bien con ellos porque los respeto. Yo creo que hay entre ellos gente que se pasa…

EG: Como también nos pasamos los heterosexuales.

PC: También. Yo me llevo bien con ellos porque yo respeto, y eso es muy importante, si se quieren casar que se casen, ese es su problema, no es el mío.

EG: Pedro, hay una especie de leyenda, yo era jovencito…¿en qué año es que vino Oscar D'León a Cuba?

PC: En el '83. ¡Pero ese no fui yo, que la gente me está echando ese muerto hace rato!

EG: A ver, vamos por parte, ¿qué muerto te están echando?

PC: Si, mira. Cuando Oscar D'León estuvo aquí yo estuve en el primer concierto donde él estaba, pero después al segundo concierto yo no fui porque había ido al primero.  había uno que tocaba trombón, Lazarito, trombón de Guanabacoa, él era igual que yo, un bigote, con sombrero, que lo iba a compañar a él en Todos Estrellas, y entonces él lo ve y le dice: “el cantante de los Van Van que venga, que suba”.  Yo no soy el cantante de los Van Van - le respondía Lazarito-, ¡no importa que tengas ronquera, ven sube! –le decía-. Y después todo el mundo me achacó como que yo no quise subir.  

EG: Si, la gente dice que tu había cogido miedo subir.

PC: Yo he estado por ahí por Europa y hemos cantado los dos ¡una pila de veces! Y yo le he contado la anécdota esa y se echó a reir.  

Era Lazarito, el trombón de Guanabacoa, que está por allá por Miami, él está componiendo a Albita, a Malena, dicen que  buenas composiciones, yo hablé con él.

Así fue y sin embargo se me quedó para toda la vida, y figúrte no puedo explicárselo a uno por uno.   

EG: ¿Qué piensas tu del legado de Celia Cruz en la música cubana?

PC: Se le tenía que haber dado un espacio, si se le hubiera dado un espacio, cuando lo de la madre y todas esas cosas… Yo tuve la suerte de hablar con ella, hace muchos años. Todas las cosas van cambiando, fíjate si todo cambia que el único país de América Latina que tenía negocios con Cuba era México, y ya todos los países de América Latina y del Caribe tienen… Mira, para que veas que todo va cambiando, en Estados Unidos hay un Presidente negro.

EG: ¿Qué sentiste cuando Obama, cuando salió?  

PC: Positivo, todos nos alegramos, todo el mundo está esperando un cambio.

EG: ¿Te gustaría ver bajar un día aquí, sobre la base del respeto mutuo, de respeto a la soberanía cubana, bajar al Presidente Barack Obama en visita a Cuba?

PC: Por qué no, si Cuba está dispuesta, Cuba no es la que agrede, ella es la que ha sido agradida. Sobre la base del mismo respeto: tu me respetas y yo te respeto.  Conversamos, eso es así.

EG: Volvemos a Celia Cruz.

PC: Una de las cosas que le afectó mucho a ella fue eso, que no le dieron el permiso cuando la madre murió y entonces… Pero de cubanía a cubanía yo creo que el Benny Moré y ella.  

EG: ¿Qué calidad de intérprete era Celia?

PC: ¡Celia era un Benny Moré!, ¡Benny Moré como hombre y ella como mujer! No ha habido otros.

EG: Y ahora que vas por el bolero, ¿qué opinión te merece Olga Guillot como bolerista?

PC: A Olga Guillot también la disfruté, esa es una de las grandes boleristas de Cuba, lo que pasa es que ella ha sido bien reaccionaria con Cuba, por eso con ella han tenido una limitación más grande.

EG: ¿Pero te gusta como cantaba el bolero?

PC: Para mi ella es una de las más grandes. Ella era cantante de mi generación, otras generaciones no la conocen, pero yo si la conozco bien, sabía donde vivía en el Vedado. ¡Linda y cómo cantaba! . Con ella han tenido una limitación más grande.

EG: Pedro, algunos piensan que la salsa, que tuvo un verdadero boom en los '90 y a principios de este siglo también, a partir del reguetón, del hip hop y de ciertas tendencias, se está viendo una disminución en la demanda y en la participación, o sea que está iendo hacia una caída, nuevamente.

PC: Cuando sale un ritmo siempre va a pasar lo mismo, el reguetón igual, y pasará como han pasado todos, pero la salsa, el son cubano, va a tomar su puesto otra vez, aunque estamos haciendo fusión con reguetón, salsa, porque ha tomado un mando muy fuerte.  

EG: ¿Los ha afectado a ustedes, los salseros, aquí en Cuba?

PC: Claro que si.

EG: ¿Cómo los ha afectado?

PC: Bueno, son menos, cobran más. Esa es su suerte, yo no estoy contra ellos, porque yo si tengo que hacer reguetón lo hago. Le tocó a ellos ahora y lo están disfrutando, hay cientos de grupos, y eso que no le han dado oportunidad, porque si no los grupos de salsa no pueden tocar, porque ellos son dos y te llenan una plaza, te llenan un lugar.

EG: Pedro, ¿tu harías concesión, te irías al reguetón, a ti te gusta ese género?

PC: Yo incluso lo he hecho, lo tengo grabado.

EG: ¿Es una concesión de tu parte para mantenerte en sintonía con la popularidd?

PC: Yo he hecho todo en mi vida, todo  haciendo música, a lo que haya podido sacarle un partido.

EG: ¿Pero la palabra concesión es que no estás estéticamente satisfecho?

PC: Claro, porque yo no practico ese género, lo hago para entrar en el mundo ese y que la gente disfrute también, porque a mis bailes van jóvenes, niños y les gusta, por eso lo estoy haciendo también.   

EG: Dice José Luis Cortés que el músico actual no vivió lo que ustedes y que ha perdido en disciplina en cuanto a la profesionalidad, de asistir, del ensayo…, que se ha perdido eso.

PC: Antes nosotros poníamos multa y castigábamos fuerte a la gente. Yo he sido super  discipliando y más j_ _ _ _ _ _ que yo hay que buscarlo, pero la disciplina es lo más importante, y se lo digo a todo el mundo. Yo he tenido problema en mi casa, con mi otra mujer, porque yo he tenido que tocar a la una y yo tengo que salir a las once, once y media, porque me puedo romper por el camino y yo tengo que llegar a tiempo y entonces uno de los grandes problemas en mi casa era por eso, porque querían salir cuando ya yo tenía que estar en el escenario y ya yo estba vestido y me iba. Yo a los Van Van nunca llegué tarde,  pregúntale a Juan Formell, en 27 años. Mi trabajo es mi trabajo y antes de ir para mi trabajo iba a correr, para tener la voz fuerte, mi ropa preparada. Eso es disciplina y si no no llegas a 50 años en un escenario.     

EG: ¿Y se ha perdido un poco eso?

PC: Eso se ha perdido, la gente ve esto como un juego, quieren ganar dinero y lo ven como un juego. Esta es una disciplina hasta que te mueras, ahí. Yo empecé a estudiar piano, sin saber, solo y ¿sabes para qué?, porque yo puse a mi hija a estudiar piano, yo sabía música pero no sabía piano  y yo me estudiaba antes las clases, con una disciplina conmigo mismo, que no tenía que hacerlo,  para que ella saliera adelante. Sin disciplina no hay quien pueda hacer las cosas bien.

EG: ¿Cuál es la figura joven, actual, en Cuba que tu consideras que dentro de la musica popular cubana tu le ves mayor horizonte, mayor talento?

PC: ¿Mujer u hombre?

EG: En general.

PC: Bueno hombres, que no son tan jóvens, que creo que han hecho un trabajo, Paulo FG creo que es una de la gente, para mi hay muchos, está Candido Fabré …

EG: Los actuales cantantes de Van Van ¿qué opinión te merecen?

PC: Todos son muy buenos, todos hacen su trabajo muy bien, Mayito creo que es el más capaz de todos. Aunque el hijo de Lele hace sus temas y todos  los pega.

EG: ¿Había celos entre los cantantes de Van Van?

PC: Siempre hay un celo, profesionalmente siempre hay celo.

EG: ¿Tu eres celoso?

PC: ¡Claro, todos somos celosos!, quien te diga lo contrario es mentira.

EG: ¿Alguna vez dentro de Van Van, como la digura de más tiempo, veterano?,  ¿te sentiste viejo dentro de Van Van?

PC: No, te lo digo sinceramente, ellos cogían ejemplo de mi, así que figúrate… Si había que brincar el que más brincaba era yo, si había que cantar el que más cantaba era yo.

EG: ¿La popularidad te la robaron alguna vez?

PC: Nunca, si el que cantaba el repertorio era yo. Ah… reconocía que eran buenos, no se cuidaban y yo se los decía: tienen que hacer ejercicios, tienen que cuidarse, y reconocía que eran buenísimos, eran más músicos que yo, porque Mayito estudió en la escuela, que cuando empezó  a estudiar en la escuela yo iba para Europa, pero iba por convenios culturales, no cobraba ni un kilo y en otras presentaciones y no había un kilo.  Todo eso esa juventud tiene que agradecérselo a los Van Van y tiene que agradecérselo a la Revolución,  se han hecho grandes porque  los llevaron a una escuela y se lo dieron todo y por eso tienen siempre que decir Viva la Revolución, ¡Viva!, porque los hizo, si no hubiera habido una Revolución aquí ninguna hubiera sido músico.

EG: ¿Te sientes como lo que viene a ser un Buenavista Social Club, o sea una generación como Omara…, te sientes en ese espacio?

PC: Trabajo en ese espacio, porque yo trabajo con Juan de Marcos, en Afrocuba. Después que yo me fui  de los Van Van comencé a trabajar con Juan de Marcos, con Ibrahín, estábamos haciendo giras por ahí, me siento en ese espacio pero me siento en el espacio joven. Yo quisiera que tu oyeras unas grabaciones que estoy haciendo con unos reguetoneros, para que tu veas. ¡Estoy cantando con muchachos que tienen de 15 a 18 años, cantando!

EG: En la pelea.

PC: ¡En la pelea, me creo capaz todavía, no me creo derrotado, ni me creo viejo ni nada de eso! Por eso el espíritu que tengo si se lo puedo reglar a cada una de la gente que le falta yo creo que lo puedo ayudar mucho.

EG: Tre pregunticas: Barack Obama, ¿te sorprendió y te gusta que sea el Presidente de estados Unidos?

PC: Claro que si, esperemos que cambien muchas cosas, hay otras cosas que no van a cambiar, que sabemos que no van a cambiar, pero que van a ser muchas cosas de mejoría, ojalá que quiera venir a este país, en este país a cualquiera lo vamos a recibir bien.  

EG: ¿Qué sentiste el 31 de julio de 2006, cuando se anunció la enfermedad de Fidel y que abandonaba sus cargos?

PC: Creo que para todos los cubanos conscientes, que aman la Revolución y lo aman a él creo que fue un golpe duro, pero Fidel ha creado una base tan grande que hay no se cuantos Fidel en la calle.

EG: Dime ahora algo bien reconfortante, que nos pueda servir por igual a los que vivimos allá y aquí, como una especie de conclusión para la entrevista para todos los cubanos en general, vivamos donde vivamos.

PC: Claro que si. Mira, yo pienso que todos los cubanos donde quiera que estemos, no sólo en Estados Unidos, porque hay cubanos en todas partes del mundo, por x razones, económicas, porque sólo de Cuba no se emigra, se emigra de México, de toda América, de todas partes del mundo, porque la gente dice: los cubanos. No, si ves las colonias de tal país, en distintas partes del mundo son más grandes que…

¿Lo que yo quiesiera?, pues que siempre pensáramos en nuestro país y tratar de unirnos, los que estamos aquí y los que están allá, siempre con el respeto del pensamiento de cada uno.     

EG: Finalmente, un pedacito de la primera canción que te venga a la mente, eso nada más.

PC: Que no me toquen  la puerta/ que el negro está cocinando/ está adobando la carne/ la yuca se está ablandando… (Risas)

EG: Gracias, Pedro, gracias.

PC: Gracias a ti Edmundo.
Cuba
Foto: Marco Papacci / Asociación Nacional de Amistad Italia-Cuba....
La Habana, 18 may (Prensa Latina) La Academia de Ciencias de Cuba concedió a la investigación Cuba indígena hoy. Sus rostros y ADN, el Premio Ciencias Sociales y Humanísticas 2023....
Lo último
La discreta garra
Alma Mater - Reinaldo Cedeño Pineda / Ilustración: Dayron Giro.- Lo encontré en una guagua, lo rocé sin querer, y quedé flechado. Tal vez se escuche tonto, ridículo… pero así fue. Nunca tuv...
Ver / Leer más
La Columna
La Revista