Medea Benjamin, lideresa de la organización Code Pink, conocida por sus acciones de protesta durante las ruedas de prensa de la Casa Blanca y de ciertos dirigentes de EEUU, fue una de las 150 activistas de este país presentes en el Encuentro Antiimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo, celebrado en La Habana del 1 al 3 de noviembre de 2019.


En dispositivo movil mantener pulsado el enlace anterior hasta que aparezca el menú con la opción de descargar.

Ver este mismo vídeo en YouTube

Fundadora del "Codigo rosa" Medea Benjamin que defendió la Embajada de Venezuela fue hostigada por la policía de Washington por dudosos cargos de «asalto»

Code Pink también fue una de las organizaciones que participó en la defensa de la Embajada de Venezuela en Washington, frente a la ocupación de la oposición derechista, amparada por el gobierno y policía de EEUU.

Ver todos los Materiales: Encuentro Antiimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo. La Habana, 1 al 3 de noviembre de 2019

Equipo de rodaje en Cuba: Karoly Emerson (ICAP), Patricia Moncada y José Manzaneda. Edición: Ana Gil. Auxiliar de edición: Ivana Belén Ruiz. Realización: Esther Jávega.

Medea Benjamin, fundadora de Code Pink (EEUU)

“Desde EEUU tratan de ensuciar lo más bonito de Cuba: su cooperación médica”

Medea Benjamin es un referente de las luchas solidarias con pueblos en lucha como los de Cuba, Venezuela o Palestina.
La imagen de esta activista, encarando al establishment con sus carteles de protesta, durante las conferencias de prensa, es ya un ícono de la resistencia.

Ver esta misma entrevista en Cubainformacion en papel

Entrevista: José MANZANEDA / Transcripción: José Mª ALFAYA / Cubainformación

En el Encuentro Antiimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo, celebrado  en La Habana, participó una delegación de 150 activistas de EEUU, de un total de 1.500 procedentes de todo el mundo. No podía faltar allí Medea Benjamin, referente de las luchas solidarias con pueblos en lucha como los de Cuba, Venezuela o Palestina. La imagen de esta activista, encarando al establishment, con sus carteles de protesta, durante las conferencias de prensa, es ya un ícono de la resistencia.

- ¿Qué siente Medea Benjamin al estar de nuevo en Cuba?

- En un momento en el que en el mundo hay tantos conflictos y luchas, es un alivio venir aquí y estar con gente buena, que está buscando una sociedad mejor.

- ¿Y qué es Cuba, para usted?

- Es interesante la pregunta, porque yo viví en Cuba un tiempo, a principios de los años ochenta, eran los años buenos, cuando estaba la Unión Soviética, cuando la gente tenía realmente una vida con todas sus necesidades cubiertas, no faltaba comida... Ahora es más difícil, hay colas para conseguir gasolina y escasez de muchas cosas. Lógicamente, después de 60 años, hay jóvenes que no están, como los más viejos, tan a favor de la Revolución. Pero con todo eso, se ve una sociedad que tiene un sentido de la moral colectiva, de la solidaridad mutua. Un sentido de comunidad, que es muy difícil encontrar en otras partes del mundo.
Yo encontré a cubanas y cubanos, por primera vez, en África, cuando yo estaba trabajando allí. Vi a un grupo que estaba prestando atención médica a la gente pobre, en Mozambique, Angola, Guinea Bissau, etc. Y hablando con ellas y ellos, haciendo amistad, me di cuenta de que ese sentido de moral es muy fuerte y lo dejan todo, su familia, sus hijos, su patria, para ir a países lejanos y dar ayuda a gente que está en peores condiciones. Por eso tengo siempre en mi corazón un espacio muy fuerte para el pueblo cubano, que muestra al mundo lo que puede hacer un país pequeño, pobre, bloqueado por el país más grande del mundo. Cómo puede seguir con ese sentido de que estamos en el mundo para hacer algo para y por los demás.

- ¿Qué siente cuando lee noticias en la prensa, o escucha declaraciones de las figuras políticas de EEUU, diciendo que ese personal cooperante es “esclavo”?

- Eso me duele muchísimo, es horrible, ¿cómo pueden tomar la cosa más bonita de la Revolución cubana y tratar de cambiarlo todo? Muestran como si fuera una política del gobierno de Cuba obligar a esos médicos a trabajar en otros países y pagarles casi nada, tomando todo el dinero. Mentira: es personal voluntario, no tienen obligación de ir, y lo que reciban va para ayudar a sus familias, y si el gobierno toma una parte de los ingresos es para invertir en la educación médica y en la salud del pueblo cubano.
Y no solo es que tratan de destruir la imagen, sino que tratan de desalojar a los médicos de muchos países, buscan formas para que “deserten” del programa, y luego van a EEUU y reciben todo gratis. Es una política muy sucia para tratar de dividir a las médicas y médicos cubanos, pero no han podido hacerlo y el programa sigue muy fuerte.

- Vimos hace varios años a las activistas de Code Pink y colectivos de EEUU defendiendo la Embajada de Venezuela, frente a la ocupación por parte de representantes del autoproclamado Juan Guaidó, que contaron con el apoyo total de las autoridades y policía de EEUU. Allí estuvo Medea Benjamín. ¿Cómo vivió aquello?

- Primero quiero decir que decidimos pedir permiso al gobierno de Venezuela para entrar y quedarnos viviendo en la Embajada, porque habíamos visto que esa gente de la derecha había tomado un edificio en Washington que era del agregado militar venezolano y escuchamos que iban a tomar la Embajada. El verdadero gobierno de Venezuela, el de Nicolás Maduro, nos dio permiso para entrar y quedarnos viviendo en la embajada. Allí permanecimos varias semanas. Después, la oposición llegó y creó como un sitio de sitio, de guerra, atacándonos y agrediéndonos, entrando en la embajada, haciendo daño al
edificio.
Fue terrible y sí, el Gobierno de EEUU apoyaba a esa gente en sus ataques contra nosotros. Incluso nos arrestaron y nos acusaron de haberlos agredido a ellos. La historia al revés. Tuvimos que estar meses en juicios que nos costaron mucho tiempo y dinero, porque querían hacernos aparecer como los violentos, cuando somos gente de paz e hicimos todo eso no tanto para apoyar el gobierno de Venezuela, como para apoyar la ley internacional. Porque no se puede tomar un edificio de un gobierno que está reconocido por las Naciones Unidas.
Y seguimos luchando para que nuestro gobierno respete la ley y la soberanía de otros países, sea Venezuela, Cuba u otros. Atacan también la de Bolivia, y desde Code Pink tratamos de informar, de educar a la gente en EEUU, porque no podemos permitir que nuestro Gobierno haga este tipo de intervención en otros países, y luego esté reclamando a Rusia, diciendo que Rusia interviene en nuestras elecciones. Seguimos con la lucha y estamos agradecidos de vivir la solidaridad con otros países de América Latina.

 

Especiales
Hoy hablaremos sobre la situación en El Salvador, con César Villalona y Lety Méndez, que nos visitan. El actual presidente de dicho país, Nayib Bukele, ganó las elecciones en 2019 con una millonaria campaña m...
Aquí la entrevista realizada a Raimundo Pino, delegado del ICAP (Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos) para España y Portugal, días antes de su jubilación en 2014. Desde el equipo de Cubainformación TV decir ...
Hablemos hoy de Brasil, de movimiento campesino, de coyuntura política y de formación política. Rosana Fernandes pertenece al Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra, el MST, es la Coordinadora Político-Pedagó...
Lo último
La Columna
Deber cumplido
Gerardo Moyá Noguera*.- Desde esta hermana isla de Mallorca insistimos en que el bloqueo contra Cuba es inmoral, impresentable y dañino para todos los cubanos/as, no solamente para los que sobreviven en la isla, sino los del mundo enter...
La Revista