Wilkie Delgado Correa* - Cubainformación.- Es una novela cubana -como también americana y de todos los hombres. Es también una obra de todos los tiempos.


Antes que todo debo confesar que durante mi vida he sido un fiel lector de la revista Bohemia, así que a ella debo parte de mi formación política, histórica, cultural general, literaria y periodística. Todavía guardo en mi memoria aspectos significativos de aquellos contenidos más relevantes que fueron lecturas en distintas épocas. Pero un aspecto que deseo señalar es que de todas las ediciones que aún conservo, se destaca la correspondiente a la publicación de la novela El Viejo y el Mar de Ernest Hemingway, encuadernada con una cartulina dura color verde oscuro, con el título de la novela y el nombre de su autor en letras amarillas. Tenía entonces 13 años.

Hemingway estuvo por primera vez en Cuba en 1928 y vivió en Cuba aproximadamente 20 años, en periodos espaciados, y en Cuba escribió obras descollantes en su creación. Vivió en Cuba hasta después del triunfo de la revolución, en ella escribió parte importante de su creación literaria. Fue obligado a abandonar Cuba por las autoridades estadounidenses para residir en su país (EE.UU).

Hemingway nació el 21 de julio de 1899 en la ciudad de Chicago y murió por suicidio el 2 de julio de 1961, a la edad de 61 años, en la ciudad de Ketchum, Idaho, Estados Unidos.

La novela Viejo y el Mar fue publicada por primera vez en idioma inglés el 1 de septiembre de 1952 en la revista Life antes de aparición como libro.

En idioma español se publicó por primera vez en la revista Bohemia de Cuba el 15 de marzo de 1953 con traducción, específicamente solicitado por Hemingway, por el escritor y periodista español y residente en Cuba Lino Novas Calvo.

En la carátula de la edición de esa fecha aparece el retrato de Hemingway de la autoría del dibujante Orlando Yáñez.

En la sección interior correspondiente a la página 65 aparece como portada de la obra una foto en colores del viejo y el muchacho. Y en la página 67 se inicia el texto de la novela. También aparece el PREAMBULO siguiente: "Bohemia ofrece hoy a sus lectores una gran novela. Ya esto es decir bastante. Una gran novela no es cosa de todos los días. Importa subrayar además que es una novela cubana -como también americana y de todos los hombres. Es también una obra de todos los tiempos.

Pero no queremos adelantar juicios. Solamente señalar la feliz circunstancia que nos ha permitido ofrecer por primera vez en español y en esmerada traducción (por el autor revisada y autorizada) el libro que la crítica de todo el mundo está acogiendo como uno de los más originales aciertos literarios de todas las épocas: Una obra de arte cuyo profundo sentimiento humano rebasa todas las fronteras.

La circunstancia se la debemos al autor mismo. Ernest Hemingway, que en Cuba vive y ama a Cuba, ha querido en testimonio de afecto a nuestro pueblo, que fuera aquí y en Bohemia -y vaya por ello nuestra más sincera gratitud- dónde primero apareciera en español.

Y dejamos ya al lector con el Viejo y con el Mar. A él dejamos también apreciar el esfuerzo editorial y periodístico que supone esta presentación extraordinaria, en una edición ordinaria de su revista Bohemia." (Bohemia. Marzo 15, 1953)

El texto incluye 23 páginas con fotografías e ilustraciones relacionadas con los relatos, desde la página 67 a 98, incluyendo entre estas 10 páginas de anuncios comerciales.

Finalmente deseo recomendar la lectura o relectura de esta novela corta pero trascendente este año que se ha cumplido el 70 aniversario de su aparición en la revista Bohemia.

 

Doctor en Ciencias y Doctor Honoris Causa. Profesor Titular y Consultante. Profesor Emérito de la Universidad de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba. Premio Nacional del MINSAP al Merito Científico por la obra de toda la vida.                                                                                                                                                                                                                         

                                 

La Columna es un espacio de opinión personal y libre de las personas autoras y no necesariamente tiene por qué representar la de Cubainformación.

La Columna
Wilkie Delgado Correa* - Cubainformación.- Al rendirle homenaje en el cementerio de Santa Ifigenia donde reposan sus restos mortales, hagámoslo como él expresara: “Cantemos hoy ante la tumba inolvidable, el himno de la vida...
Wilkie Delgado Correa* - Cubainformación.- Las madres son engendro y parto de toda la humanidad....
Wilkie Delgado Correa* - Cubainformación.- El pueblo cubano es sin duda la obra más grandiosa, humana, hermosa, útil y perdurable de la Revolución cubana....
Lo último
La Columna
La Revista