Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- Casi nueve lustros atrás, se levantó la voz de Fidel en Naciones Unidas. Hoy, Díaz-Canel actualiza nuestra postura de principios


Tiempo I: Fidel habla en Naciones Unidas como representante del MNOAL

El 12 de octubre de 1979, como Presidente del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), el Líder de la Revolución Cubana manifestó —cito textual:

No hay dudas de que el problema del Oriente Medio se ha convertido en una de las situaciones más preocupantes en la actualidad contemporánea. La Sexta Cumbre [del MNOAL efectuada en La Habana ese año] lo examinó en su doble dimensión.

De una parte, la Conferencia reafirmó que la determinación de Israel de continuar su política de agresión, expansionismo y asentamiento colonial en los territorios que ha ocupado, con el apoyo de los Estados Unidos, constituye una seria amenaza a la paz y a la seguridad mundiales.

A la vez, la Conferencia examinó el problema desde el ángulo de los derechos de los países árabes y de la cuestión palestina.

Para los Países No Alineados, la cuestión de Palestina es la médula del problema del Oriente Medio. Ambos forman un todo integral, que no puede solucionarse separadamente.

La base de la paz justa en la región comienza por la retirada total e incondicional de Israel de todos los territorios árabes ocupados y supone para el pueblo palestino la devolución de todos sus territorios ocupados y la recuperación de sus derechos nacionales inalienables, incluido el derecho del retorno a su patria, a la libre determinación y al establecimiento de un Estado independiente en Palestina, de conformidad con la Resolución 3236 de la Asamblea General. Ello implica la ilegalidad y nulidad de las medidas adoptadas por Israel en los territorios palestinos y árabes ocupados, así como del establecimiento de colonias o asentamientos en tierras palestinas y en los demás territorios árabes, cuyo desmantelamiento inmediato es un requisito para la solución del problema.

Como dije en mi discurso a la Sexta Cumbre "[…]. Despojados de sus tierras, expulsados de su propia patria, dispersados por el mundo, perseguidos y asesinados, los heroicos palestinos constituyen un ejemplo impresionante de abnegación y patriotismo, y son el símbolo vivo del crimen más grande de nuestra época".

¿Puede alguien extrañarse de que la Conferencia se viera obligada, por razones que no surgen de ningún prejuicio político sino del análisis objetivo de los hechos, a señalar que la política de los Estados Unidos desempeña un papel fundamental para impedir el establecimiento de una paz justa y completa en la región al alinearse con Israel, apoyarlo y trabajar por obtener soluciones parciales favorables a los objetivos sionistas y garantizar los frutos de la agresión israelí a costa del pueblo árabe de Palestina y de toda la nación árabe?

Los hechos y solo los hechos condujeron a la Conferencia a condenar la política y las maniobras estadounidenses en la región (1).

Tiempo II: Díaz-Canel reflexiona al calor de la actual masacre contra Palestina

Este 28 de octubre, el Líder partidista y estatal de Cuba —también al frente del Grupo de los 77 y China—, expuso —cito, no textual:

La comunidad internacional debe actuar de inmediato para poner fin a la barbarie del régimen de Israel contra el pueblo palestino.

Cada momento de inacción y pasividad costará más vidas de inocentes.

¿Permitirá la comunidad internacional que continúe esta situación insostenible? ¿O seguirá siendo rehén de un ejercicio arbitrario como el derecho al veto que le impide actuar como debiera para detener el crimen?

Un grupo de países, incluida Cuba, propuso a la Asamblea General de las Naciones Unidas un proyecto de resolución que fue finalmente aprobado.

Esa disposición, demanda el cese inmediato al fuego, el establecimiento urgente de un mecanismo para proteger a la población civil palestina, rechaza el desplazamiento forzoso de civiles y aboga por el envío de ayuda humanitaria de emergencia.

Cuba contribuirá en todo lo posible a los esfuerzos internacionales legítimos que estén dirigidos a poner fin a ese genocidio.

La historia no perdonará a los indiferentes. Y no estaremos entre ellos. Es tiempo de poner fin a la filosofía del despojo para que muera por falta de incentivos la filosofía de la guerra.

Reitero la condena a los bombardeos del régimen sionista contra la población palestina en Gaza y la destrucción de sus viviendas, hospitales e infraestructura civil.

Repudio los asesinatos de personas inocentes, como resultado de la actual escalada, que ataca con saña, sin distinción de etnia, procedencia, nacionalidad o fe religiosa.

Cuba también comparte el dolor por el sufrimiento de las víctimas civiles israelíes del conflicto, pero no acepta cierta indignación selectiva que pretende desconocer la gravedad del genocidio que se perpetra contra los palestinos.

Nada puede justificar las graves violaciones del Derecho Internacional Humanitario que están cometiendo. Israel transgrede todas y cada una de las resoluciones de la Organización de Naciones Unidas.

Ni siquiera en la gravísima coyuntura actual, el Consejo de Seguridad de la ONU ha sido capaz de llamar a Israel a detener la masacre en curso.

Estados Unidos vetó en ese órgano una propuesta que simplemente llamaba a pausas humanitarias. Aquellos que se oponen al cese de la violencia tendrán que asumir la responsabilidad por las graves consecuencias que esto implica.

Pero, no sorprende la posición del gobierno de Estados Unidos, que históricamente ha actuado como cómplice de la barbarie sionista, al obstruir de manera reiterada la acción del Consejo de Seguridad respecto a Palestina, socavando con su ofensivo ejercicio del veto, la paz y estabilidad en el Medio Oriente.

Una solución amplia, justa y duradera al conflicto exige, inexorablemente, el ejercicio real del derecho inalienable del pueblo palestino a la libre determinación y a construir su propio Estado independiente y soberano, dentro de las fronteras anteriores a 1967 y con su capital en Jerusalén Oriental (2).

Concluyo: invariablemente, pues, Cuba ha estado, está y estará siempre con Palestina y en contra de la barbarie Made in Israel/EEUU. ¡Amén!

Referencias:

1. http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/1979/esp/f121079e.html.

2. http://www.cubadebate.cu/noticias/2023/10/28/diaz-canel-sobre-palestina-la-historia-no-perdonara-a-los-indiferentes-y-no-estaremos-entre-ellos-video/.

La Columna
Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- El centenario de su partida física, deviene momento de reflexión y aprehensión de su legado —más, acerca de la NEP...
Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- El Socialismo y el unipartidismo en Cuba, son el resultado del devenir en su proceso histórico, con la brújula de José Martí...
Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- La difícil situación que vivimos el grueso de cubanas y cubanos, no debe conducir a obviar sus causas ni a negar los beneficios de nuestra Revolución...
Lo último
La Columna
La Revista