En todo el mundo se ha celebrado el Día Internacional de Al – Quds, último viernes de Ramadán denominado así por el Presidente Homeini, y en la Primera Conferencia del Niño Palestino, 1995, el Presidente Arafat declaró el 5 de abril como el Día del Niño Palestino, y sería adoptado por UNICEF.


El día 4 el Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó una Resolución condenando al establecimiento colonial por incumplir el Derecho de la población civil bajo la ocupación, quiere decirse por la persecución y el terrorismo con el que se emplean las fuerzas colonialistas. La Resolución también condena el empleo del hambre como arma de guerra para acabar con el Pueblo de Gaza, todo el mundo ha visto a los Niños Palestinos muriendo de hambre y padeciendo por ello. En realidad es un arma que los sionazis han empleado siempre y sobre todo desde que hace 17 años bloqueó la Franja de Gaza por tierra, mar y aire. El ente sionazi, en su crimen de exterminio está empleando el hambre y la sed como las bombas entregadas por el complejo industrial yanqui para la matanza humana, su resultado es una hambruna que alcanza al 100% del Pueblo de Gaza.

Llama la atención que el Consejo de DD HH declare su “gran preocupación” por lo que los dirigentes sionazis declaran ante el mundo: su propósito de asesinar a toda la población Palestina incluyendo a los bebés, y a esas exposiciones las titulan de “incitación al genocidio”. Hay que preguntarse si es que no se han enterado hasta ahora que esos crímenes y declaraciones exactamente iguales, son con lo que los colonialistas se han presentado desde antes de su ocupación de Palestina.

También debe señalarse que en la Resolución aprobada se exhorta a la “comunidad internacional” a “poner fin a la venta y transferencia de armas a israel a fin de evitar nuevas violaciones al Derecho Humanitario.” ¿Quiénes sirven las armas y demás ayudas a los asesinos?, nómbrenlos: EEUU, y sus lacayos ingleses y europeos.

Hace una condena, ¿?, del uso de explosivos por el ente invasor sobre la población de Gaza, y, añade, “el uso de inteligencia artificial para tomar decisiones militares que puedan contribuir a la comisión de crímenes internacionales.” ¿A quién afecta ese lenguaje?

Pero bueno, finalmente pide el:

Fin de la ocupación de los territorios desde 1967, incluida la capital de Palestina, Jerusalén.

Fin del bloqueo a Gaza y de “todas las formas de castigo colectivo.”

Alto al fuego inmediato.

Acceso a Gaza de la asistencia humanitaria.

Derecho de autodeterminación del Pueblo Palestino. Estado Palestino Independiente, (curiosamente éste último punto no se ha recogido en ninguna medio “occidental”, ¿por qué cree usted?, sin embargo esos medios orgánicos, yo diría “residuos orgánicos”, si recogen las declaraciones de la representante “goebbeliana” del ente colonial en las que culpa a las víctimas llegando a decir que “no les importa la vida de los “judíos”, (el criminal acusa a la víctima), “ni la vida de las mujeres violadas”, y lo dice sosteniendo el principio del nazi Goebbels de miente un millón de veces y la gente se lo acabará creyendo, el asunto tan repugnante ha sido negado hasta por las mismas mujeres que estuvieron retenidas por las fuerzas de la Resistencia Palestina.

Recojo aquí una última información que deberá confirmarse, pero que en caso de ser cierta, y lo parece porque ha sido el modo de operar de quienes sirven al ente colonial: Tres de los asesinados pertenecientes a Central World Kitchen, la “ong” que servía a EEUU con el pretexto de entregar alimentos en Gaza, (James Henderson, James Kirby y John Chapman) según se ha filtrado eran agentes de inteligencia británica que estaban en misión de espionaje a la Resistencia Palestina y para buscar a los retenidos sionistas. Los 3 habían servido en las Fuerzas Especiales (SAS). ¿Será por eso por lo que el gobierno inglés convocó inmediatamente al embajador y al ministro de exteriores sionazis?

El establecimiento colonial, el más subvencionado por el imperialismo, es antihistórico, es anacrónico, es absolutamente ilegal, es contrario a la igualdad, la paz y el respeto al Derecho Internacional, ¿qué hace en los organismos internacionales sino boicotearlos y tratar de imponer la barbarie del sionazismo?

 

Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 días; Palestina. Crónicas de vida y Resistencia; Dietario de Crisis; Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero; Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios. Y, Palestina es Palestina. Presidente de AMANE, perteneciente a la Asociación Europea de Apoyo a los Detenidos Palestinos. Miembro de la Red en Defensa de la Humanidad e Integrante de la Red de Artistas, Intelectuales y Comunicadores Solidarios con Nicaragua y el FSLN.

 

 

 

La Columna es un espacio de opinión personal y libre de las personas autoras y no necesariamente tiene por qué representar la de Cubainformación

La Columna
El nuevo faszzzismo brota del capitalismo con varias capas de protección, a partir de su idea principal. - ¿Qué puede usted quitar a un moribundo pobre?: - El último suspiro en la agonía. - ¿Pero la agon&iacu...
Expulsen a las representaciones y con ello irá al cajón de la basura histórica el reconocimiento del ente colonial. Si dicen reconocer a Palestina no sostengan un establecimiento que se levanta contra toda la Ley Internacional, c...
“Solo el 6% de los europeos ve a EEUU como un garante “muy fiable” de la seguridad europea durante la próxima década.” “El 6% de los alemanes se opone a la conducta israelí en la guerra en Gaza, (enc...
Lo último
Comienza en Cuba temporada teatral
Canal Caribe Alterno.- El  jueves 20 de junio, Teatro El Publico inicia una temporada de la obra Réquiem Por Yarini, obra de Carlos Felipe, En esta ocasión con una nueva propuesta bajo la dirección del Premio Nacio...
Ver / Leer más
La Columna
La Revista