teleSUR.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció este miércoles en videoconferencia, la detención de otros cuatro terroristas del grupo que intentó, de manera fallida, irrumpir en el país, con el objetivo de perpetrar un golpe de Estado, y asesinar al jefe del Ejecutivo. Maduro Moros indicó que dentro de la operación cívico militar Negro Primero se logró nuevas detenciones en Carayaca, al oeste del estado La Guaira, en el norte de Venezuela. Además, presentó el testimonio del mercenario de origen estadounidense Luke Denman, quien confirmó el plan de captura contra el presidente venezolano.


Video de una hora: rueda de prensa internacional, intervención completa de Nicolás Maduro

Incursión armada en Venezuela pretendía secuestrar al presidente Maduro y llevarlo a EE.UU.

"Hoy por hoy, tenemos una sólida unión cívico, militar, policial, basada en la verdad, en la moral en la Constitución y así va a seguir”, puntualizó el mandatario.

teleSUR

El Gobierno venezolano reiteró que la Operación Negro Primero se mantiene activa para capturar a los demás involucrados en la incursión armada contra el país.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció este miércoles que uno de los estadounidenses detenidos por la incursión armada en el país, ocurrida el pasado 3 de mayo, declaró que el objetivo de la acción era secuestrarlo y llevarlo a Washington.

En rueda de prensa virtual con medios internacionales , el mandatario mostró un audiovisual con el testimonio del estadounidense Luke Alexander Denman, quien aseguró que se le asignó la misión de entrenar a tres grupos en Colombia, "ir con ellos hasta Venezuela, situar Caracas (capital) y asegurar un aeropuerto para seguir con el plan".

Sobre las órdenes dadas por Jordan Goudreau, uno de los cabecillas de la incursión, Denman explicó que "las únicas instrucciones que recibí de Jordan fueron que debía asegurarme de tomar control del aeropuerto para que pudiéramos hacer un traslado seguro de (Nicolás) Maduro hasta el avión".

Por otro lado, el Ejecutivo indicó que, dentro de la operación cívico militar Negro Primero, se logró nuevas detenciones en Carayaca, al oeste del estado La Guaira, en el norte de Venezuela.  

El mandatario también agradeció la moral combativa de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y del pueblo bolivariano, que demostraron que el Escudo Bolivariano ha funcionado.

El presidente venezolano destacó que el mandatario estadounidense Donald Trump recibe todos los días un reporte sobre Venezuela, y esta semana afirmó que no sabía nada de la incursión marítima que se frustró el pasado fin de semana en costas del país. 

"Imposible que Trump no supiera lo que pasó este fin de semana en Venezuela. Mike Pompeo dijo que no han tenido participación directa, pero, ¿han tenido participación indirecta?", cuestionó.

Testimonio de mercenario estadounidense

Respecto a los dos estadounidenses detenidos, que participaron en la incursión fallida, el jefe de Estado indicó que están siendo investigados y serán juzgados por las instituciones venezolanas, siguiendo el debido proceso. 

"Estos estadounidenses están convictos y confesos, están impactados por la forma en que fueron recibidos por el pueblo de Chuao, en el estado Aragua", resaltó este miércoles el jefe de Estado.

El presidente Maduro indicó que será el fiscal general de la República, Tarek William Saab, quien ofrezca los detalles del proceso que se les lleva a los capturados. "Estos dos estadounidenses confesaron y nosotros haremos que se haga justicia y que salga a flote la verdad", sentenció. 

Sobre la Operación Negro Primero, aseguró que sigue activa para capturar a más terroristas que podrían encontrarse en el país. "Los vamos a capturar", señaló.

Alexander Denman, miembro de las fuerzas especiales norteamericanas, explicó cómo llegaron a Colombia, contacto con narcotraficantes de la Alta Guajira y actividades realizadas.

Las evidencias señalan la participación del presidente de Colombia 

Por otra parte, el mandatario Maduro ratificó que no hay duda de la participación del presidente de Colombia, Iván Duque, en la incursión contra Venezuela del fin de semana pasado por las costas del país. 

Adelantó que "Juvenal Sequea, Hernán Alemán y Alexander Ruso, el que preparó el dron para matarme, están ahora en Bogotá capturados y los van a sacar de allí".

El presidente hizo hincapié en que no hay dudas de la participación gobierno colombiano y el presidente Duque. "Si se hace una investigación mínimamente independiente, los resultados saldrían rápido. Duque a través del ejército y la DIN apoyó a los mercenarios en Río Hacha, Alta Guajira.

Una de las lanchas fue capturada por militares colombianas en la Alta Guajira, iban a ser detenidos y a la hora recibieron llamada de Bogotá dando orden de dejarlos quietos y no molestarlos. Luego, las embarcaciones permanecieron custodiadas por militares colombianos, detalló.

Iván Duque fue regañado por el estadounidense Trump el pasado 2 de marzo - mencionó Maduro- para tratar un solo tema, la incursión armada del pasado domingo que fracasó gracias a la inteligencia venezolana, a los cuerpos de seguridas y defena.

"Trump dijo a Duque necesito que en Venezuela pase algo ya. Consta en grabaciones que podría obtener el Congreso estadounidense", acotó.

El presidente venezolano denunció que el presidente estadounidense Donald Trump contrató a Silvercorp para la operación mercenaria en Venezuela.

El jefe de Estado reiteró que el exmilitar estadounidense Jordan Goudreau es el dirigente de esa empresa y recordó que este señor ha trabajado, durante varios años, con el presidente Trump.

El servicio prestado por Jordan Goudreau a fallida incursión armada

"Ha prestado servicio de guardaespaldas de Donald Trump durante muchos años, Jordan Goudreau fue nombrado por el Departamento de Estado, como el jefe de seguridad para el show que montaron en Cúcuta (concierto que organizó Juan Guaidó para disfrazar un primer intento de invasión en 2019)", reveló.

El mandatario venezolano explicó que "luego entra en negociaciones con el Departamento de Estado,  con la oposición venezolana encabezada por el señor Juan Guaidó, quien a su vez delega en JJ Rendón, prófugo de la justicia venezolana, y en Sergio Vergara para contratar los servicios de una empresa de seguridad militar para una invasión militar contra Venezuela. Esa negociación terminó en septiembre de 2019". 

Maduro informó que por 212 millones de dólares se firmó un nuevo contrato con Goudreau, jefe de la empresa de seguridad Silvercorp.

"Es imposible que Trump no supiera lo que había pasado en Venezuela 48 horas antes”, sentenció Maduro.

El jefe de Estado agregó que Trump había manifestado que su gobierno no tuvo nada que ver en los hechos en Venezuela, así como que había ordenado una investigación.

Por su parte, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, declaró este miércoles que Estados Unidos no tuvo participación directa en el hecho. 

Con las pruebas que se presentaron en la conferencia de prensa, dijo el mandatario, queda demostrada la participación de Jordan Goudreau, ciudadano norteamericano.

“Jordan Goudreau declaró a la periodista Patricia Poleo, extremista, prófuga de la justicia venezolana”, recordó el mandatario.

En esa entrevista, Goudreau explicó con pelos y señales cómo fue estafado por Juan Guaidó, por lo cual dio por terminado el contrato y dijo toda la verdad, mostrando el contrato y asumiendo la responsabilidad de la organización de la incursión armada contra Venezuela, anotó.

En la rueda de prensa virtual, el presidente venezolano mostró fotos del contrato firmado para invadir Venezuela entre Juan Guaidó y Silvercorp, representada por Jordan Goudreau

Maduro destacó además que Denman reconoció a Trump como jefe directo de Goudreau.

El mandatario venezolano fue además enfático en que los mercenarios se movían libremente en Colombia protegidos por el Gobierno de Duque y coordinados por el narcotráfico. Resaltó que el conocido por “Doble rueda” los recibió en Colombia, colaborador de la DEA.

Declaraciones de Socorro Hernández sobre órdenes de la DEA 

El narcotraficante venezolano y agente de la Administración para el Control contra las Drogas (DEA), José Alberto Socorro Hernández, alias "Pepero". recibió instrucciones para montar una operación en Petare, en el estado de Miranda, denuncia el mandatario venezolano.

En su comparecencia, Pepero reveló que las acciones violentas registradas en días pasados en la parroquia Petare, del estado Miranda, donde lideres y miembros de bandas protagonizaron una balacera que duró varios días, era para distraer a las Fuerzas de Seguridad del Estado y así poder incursionar en la invasión al país y asesinar al mandatario, Nicolás Maduro.

Presidente Maduro llama al diálogo nacional en Venezuela

Al final, el presidente venezolano afirmó que esta dispuesto a continuar su llamado al Diálogo Nacional con todos los actores políticos del país, en aras de continuar construyendo las bases para solucionar a lo interno las diferencias que confluyan en el bienestar de la nación.

"Estamos esperando las mejores condiciones para reiniciar los procesos para designar los rectores del Consejo Nacional Electoral y evaluar la pertinencia o no de elecciones este año del Parlamento, producto del Diálogo nacional", aseveró Maduro. 

La conferencia de prensa se realizó a través de videoconferencia y redes sociales, y en la misma participaron periodistas de todo el mundo. También estuvo invitado el cuerpo diplomático acreditado en Venezuela.

Presentes estuvieron la vicepresidenta de la nación, Delcy Rodríguez, el Estado Mayor Superior Conjunto y Ampliado de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), así como otros representantes del Gobierno.

 

Pretendían secuestrar al presidente Maduro

Como era de esperar, la mano mal enguantada de Washington emerge tras la fracasada invasión militar que pretendía algo más artero e ilegal que el magnicidio

Juventud Rebelde

Las reacciones suscitadas en Estados Unidos podían esperarse, luego de que empezaron a hablar los mercenarios con la fallida misión de armar una literal cabeza de playa en Venezuela.

Donald Trump dijo como en el juego infantil donde los niños rondan en torno a quién se comió el pastel: «Yo no he sido», aseguró el magnate, y coreamos los otros: Entonces, «quién fue?». «Nada que ver con nuestro Gobierno, pero acabo de recibir información sobre eso. Lo descubriremos», se defiende Trump.

Demasiado parco y justificativo el mandatario para su estilo, y holgadamente jactancioso el secretario de Estado Mike Pompeo, quien aceptó tácitamente la debilidad de la operación frustrada. «Si hubiéramos estado involucrados, habría sido diferente», afirmó, sin compostura alguna.

Lo cierto es que la complicidad de Washington con los acontecimientos cada vez se transparenta más, y no solo porque resulte fácil suponerla en el contexto de una agresividad sin límites como la que ha puesto en práctica, por años, la Casa Blanca, para deponer a Nicolás Maduro.

Uno de los dos ciudadanos estadounidenses supuestamente pertenecientes al grupo que pretendía desembarcar por las costas de La Guaira y Chuao para después acampar y hacerse fuertes, ha reconocido que los financia su país (Estados Unidos) y que contaban con el apoyo de Colombia, donde abordaron las lanchas rápidas.

Pero Luke Denman dijo cosas aún más espeluznantes y comprometedoras que recuerdan, salvando las distancias, los entornos de la invasión yanqui a Panamá de 1989 con sus miles de muertos, y el secuestro hacia Estados Unidos —donde fue juzgado como les pareció allá por señalados vínculos con el tráfico de drogas— del jefe de las Fuerzas de Defensa de Panamá, Manuel Antonio Noriega, un hombre de quien se ha dicho que tuvo vínculos poco legales con el expresidente George Bush (padre), pero quien defendía la soberanía istmeña sobre el Canal.

Por tanto, Denman no era, sencillamente, un mercenario más.

La historia panameña viene a cuento porque, según reflejaron algunos medios luego de ver el video que mostró Maduro, Denman ha confesado en Caracas que su tarea concreta era tomar el control de un aeropuerto cercano a Caracas (obviamente, el de Maiquetía), y que «el plan era montar al presidente Maduro en un avión para llevarlo a Estados Unidos».

Él debía asegurarse de que el traslado del Presidente venezolano hacia el avión sería «seguro», luego de que el propio Denman indicase a las aeronaves el aerrizaje. 

Menuda violación al Derecho Internacional y a todos los preceptos que tengan que ver con los vocablos respeto y justicia, que parecería novela o aventura pero concuerda perfectamente con los pasos previos, todos burdos, dados por la Casa Blanca: la torpe acusación echada sobre Nicolás Maduro pretendiendo vincularlo con el narcotráfico, solo con palabras, y los millones ofrecidos por información que llevara hacia él como si se hablase de un prófugo. Dinero sin otra pretensión que lograr una traición de los militares bolivarianos para que entregaran a su Comandante en Jefe, pues todo el que procure al Presidente constitucional de Venezuela sabe dónde hallarlo. Trabaja donde antes lo hizo Hugo Chávez, en el Palacio de Miraflores: el líder bolivariano lo inspira.      

Pero no es la más incriminatoria esta declaración del ahora mercenario yanqui, antes Boina Verde según Jordan Goudreau, exmilitar y amigo de Trump, para quien trabaja hace rato, y propietario de la empresa contratista estadounidense SilverCorp, a la que Juan Guaidó ofreció millones para que se ocupara de esto.

Interrogado acerca de quién da órdenes a Goudreau, Denman respondió tajante: el presidente Donald Trump.

Ahora Pompeo pide «la repatriación» de sus dos paisanos derrotados y conversadores, en tanto Maduro asegura que solicitará a Washington la extradición a Venezuela del dueño de la contratista, a quien identifica como cabecilla de la frustrada operación, y que fuera nombrado por el Departamento de Estado como jefe de seguridad con vista a aquel concierto que organizó Guaidó en Cúcuta, en la frontera con Colombia, a fines de 2018, cuando el pretendido deseo de hacer llegar «ayuda humanitaria» a los venezolanos perseguía, en verdad, otros fines.

Ante una avalancha de acusaciones tan comprometedoras como las que van saliendo a la luz, Juan Guaidó, ora títere ora marioneta, parece haber quedado sin palabras.

América Latina
Misión Verdad.- El difícil proceso de elección a gobernador en el estado Barinas evolucionó a la repetición de los comicios en la entidad llanera, propiciando nuevos impasses institucionales....
El príncipe Carlos recibe la Orden de la Libertad, de manos de Sandra Mason, la primera presidenta de Barbados. Foto: Getty Images. Un video de RT en Español....
Video: RT - Fotos: Resumen Latinoamericano.- La Marcha por la Patria fue recibida por otro masivo grupo de personas que rechazan pretensiones de otro golpe de Estado, ahora contra el actual jefe de Estado Arce....
Lo último
La Columna
Deber cumplido
Gerardo Moyá Noguera*.- Desde esta hermana isla de Mallorca insistimos en que el bloqueo contra Cuba es inmoral, impresentable y dañino para todos los cubanos/as, no solamente para los que sobreviven en la isla, sino los del mundo enter...
La Revista