Alina Martínez - AIN.- Niños cubanos y argentinos rodearon su escultura en la ciudad de Rosario e inauguraron hoy el primer monumento a Ernesto Che Guevara en el país austral, en acto que ratificó la vigencia de las ideas de justicia del Guerrillero Heroico y la solidaridad con Cuba.

Rogelio Acevedo, presidente del Instituto de Aeronáutica Civil de la Isla y compañero de lucha del Che en la Sierra Maestra, expresó el orgullo de la delegación cubana invitada a participar en los homenajes en la ciudad natal del revolucionario por el aniversario 80 de su natalicio.

Se refirió a sus experiencias de lucha junto al Che durante año y medio de combate guerrillero por la liberación definitiva de Cuba, e hizo hincapié en el ejemplo de espíritu de sacrificio y sentido de justicia y equidad legado por el Guerrillero de América.

Emotiva resultaron—en la ceremonia celebrada en la Plaza que desde ahora llevará el nombre de Ernesto Guevara, y ante miles de jóvenes, activistas y grupos solidarios con Cuba provenientes de toda Argentina y otros países—las palabras de Aleida Guevara, hija del Che.


Dirigida en forma de carta a su padre, su intervención fue de íntimos sentimientos al renovado compromiso con las luchas de los pueblos por un mundo mejor.

Afirmó que los 80 años que hoy cumple el Che son 80 años de vida intensa, y sólo, dijo, si llevamos a la práctica sus ideales y convicciones, tienen verdadera utilidad estos tributos y este monumento. Aleida agradeció a las miles de personas que pieza a pieza contribuyeron a la realización de la escultura.

Están también aquí junto a nosotros, expresó la hija del Guerrillero Heroico, otros cinco hermanos que tengo y que por luchar contra el terrorismo en el propio corazón del imperio, están injustamente presos en cárceles de los Estados Unidos, y, dijo, la dignidad, el valor y la entereza de ellos no ha podido ser encarcelada.

El cantautor uruguayo Daniel Viglietti, y el cubano Vicente Feliz, culminaron la celebración con la canción Tu querida presencia, de Carlos Puebla, momento en el que los participantes se abrazaban emocionados tras poder apreciar la escultura de cuatro metros de altura emplazada en esa plaza pública, y que mira al norte en reencuentro de miradas con la que se alza en la ciudad cubana de Santa Clara desde 1988.

Junto a los miles de jóvenes de Latinoamérica, autoridades de Rosario, amigos de Cuba y la delegación de la Isla a esas celebraciones, se encontraba una amplia representación de las Madres de la Plaza de mayo.

El monumento al Che inaugurado este 14 de junio en la ciudad de Rosario es una escultura del artista argentino autodidacta Andrés Zerneri, concebida de manera colectiva con el aporte de unas 15 mil personas de Argentina y otras latitudes que regalaron llaves y pequeños objetos de bronce.

Cuba
Pensemos cuánto podemos hacer hoy, con los medios a nuestro alcance, en aras de articularnos del lado del bien, a partir de las enseñanzas de Martí, y obremos en consecuencia....
Lo último
La Columna
La Revista