Durante dos días, los más de 100 asistentes desde experiencias múltiples de proyectos, emprendimientos, asociaciones, activistas y personas diversas elaboraron propuestas, conectaron y establecieron alianzas en torno a las temáticas del evento

Lisandra Fariñas - Red Semlac / Foto: Cortesía de Tercer Paraíso Cuba.- Experiencias múltiples de proyectos, emprendimientos, asociaciones, activistas y personas diversas coinciden en que alcanzar la justicia de género necesita del empoderamiento femenino, como eje transversal a todos los ámbitos de la sociedad.


La necesidad de ser conscientes de las realidades existentes y de trabajar sobre la base de la interconexión de los problemas que enfrenta nuestra sociedad fue un aprendizaje común del 9no Rebirth Forum Habana 2023, organizado los días 14 y 15 de diciembre por la Embajada Rebirth Tercer Paraíso Cuba y el proyecto La Mina en la capital cubana, según Laura Salas Redondo, una de las organizadoras.

El espacio “colocó en el debate temáticas como el arte, la educación y la comunicación, los cuidados, las mujeres, las casas y las ciudades, los diferentes puntos de partida de cada una de nosotras, la niñez, la adolescencia, el género y la relación de las mujeres con la naturaleza y la agroecología”, dijo Salas Redondo, fundadora de Tercer Paraíso Cuba y representante de la Fundación Pistoleto en la nación caribeña.

Para ella, una de las fortalezas del foro —que agrupó a más de 100 asistentes— fue la integración y articulación de personas de diversos territorios del país, así como de otros países.

El 9no Rebirth Forum Habana 2023 abogó por el empoderamiento femenino como como eje transversal a todos los ámbitos de la sociedad. Foto: SEMlac Cuba

El empoderamiento no solo transforma la vida de las mujeres, sino que también desafía y cuestiona las estructuras de poder arraigadas en nuestra sociedad, consideró Marbelis González Mesa, integrante del equipo de Tercer Paraíso.

Para la activista social fue enriquecedor el abordaje de este tema desde enfoques diversos y como medio para lograr la justicia de género y los derechos de las mujeres “que nos han sido negados durante siglos”.

“Es importante no limitar el empoderamiento a una única visión, como la económica, sino considerar múltiples perspectivas, como la salud, el cuidado, la educación, la comunicación, la arquitectura, el medio ambiente, entre otros”, dijo González Mesa.

“Como me dijo una de las participantes: el problema radica en que las personas buscamos lo que necesitamos. Ello evidencia que es un asunto en el que debemos seguir profundizando y trabajando con dedicación. Aunque hemos logrado avances, aún queda mucho por hacer para romper los mandatos patriarcales, coloniales y capitalistas que obstaculizan nuestro empoderamiento real”, sostuvo.

Desaprender y crear

Para Ginevra Naldini, de la fundación italiana Cittadelarte y una de las asistentes al evento, alcanzar la justicia de género requiere de espacios de interacción desde la escucha activa, colectiva y profunda de las personas que viven la opresión patriarcal y todas las formas de dominación que esta conlleva.

Para Ginevra Naldini, de la fundación italiana Cittadelarte y una de las asistentes al evento, se necesita de un proceso de desaprendizaje de normas y estructuras de la sociedad patriarcal para dejar espacio a nuevas formas de organización creativa. Foto: SEMlac Cuba

“Necesitamos un proceso de desaprendizaje de normas y estructuras de la sociedad patriarcal para dejar espacio a nuevas formas de organización creativa. Es lo que el Tercer Paraíso ha hecho y hace desde 2014 en Cuba y lo que ha sucedido en este fórum”, apuntó la joven activista.

Con ella coincidió María Carla Figuerola Domenech, fundadora del proyecto Eco Rizos, quien subrayó que reconocer las formas de violencia heredadas del patriarcado y otras formas de opresión, explorar cómo nuestras prácticas individuales pueden desmantelar estos sistemas de dominación y fomentar conexiones genuinas con los demás es vital en el camino hacia la equidad.

Significó que esas prácticas pasan por ser conscientes de la importancia de temas como la alimentación, la salud, los cuidados y su impacto en el empoderamiento femenino. “Si no aprendemos a cuidarnos a nosotras misma, no podremos cuidar responsablemente de los demás. La responsabilidad es un factor clave tanto a nivel individual como colectivo y comunitario, incluyendo nuestra responsabilidad medioambiental”, dijo Figuerola Domenech.

El foro colocó en el debate temáticas como el arte, la educación y la comunicación, los cuidados, las mujeres, las casas y las ciudades, la niñez, la adolescencia, el género y la relación de las mujeres con la naturaleza y la agroecología, entre otros asuntos. Foto: SEMlac Cuba

A juicio de Tamara Roselló, participante en la mesa de trabajo sobre infancia adolescencia y género del foro, para hablar de un tema como el empoderamiento femenino es esencial hablar de las oportunidades para las niñas, pero también de los niños. “Si queremos crear un mundo de justicia de género es necesario involucrar más a los hombres”, señaló.

Ellos “son también constructores de relaciones desiguales o no de poder entre las personas, responsables de la crianza o no de sus hijos, y tienen que sanar también la manera en la que fueron construidas sus masculinidades, para poder construir una nueva masculinidad en sus hijos y o la feminidad en sus hijas”, dijo.

Para Carla Vitantonio, Representante de País de Care International en Cuba, no hay empoderamiento real si no se abordan las brechas de género desde una perspectiva interseccional y se reconoce que las experiencias y desafíos de las mujeres no son homogéneas.

“La interseccionalidad nos invita a reconocer las múltiples dimensiones que atraviesan la experiencia de las personas y cómo estas se entrelazan para crear situaciones de desigualdad”, precisó Vitantonio, para quien es imprescindible voltear la mirada hacia aquellas personas en situación de vulnerabilidad y desventaja.

En opinión de Ailena Alberto, colaboradora del programa de Oxfam en Cuba, esas brechas se hacen más palpables cuando se mira dónde están las mujeres en los diferentes espacios urbanos y rurales y qué hacen. “Si se quiere hablar de las contribuciones, de dónde están las manos de las mujeres, hay que hablar de ámbitos como la agroecología, los espacios comunitarios, los hogares, la ciudad…”, dijo.

Si se quiere hablar de las contribuciones, de dónde están las manos de las mujeres, hay que hablar de ámbitos como la agroecología, los espacios comunitarios, los hogares, la ciudad, según Ailena Alberto, de Oxfam. Foto: SEMlac Cuba

Aunque hoy se reconoce mucho más la participación de la mujer en el espacio comunitario y en el sector agropecuario, aún es insuficiente el acceso a espacios de empleo y a oportunidades para desarrollar emprendimientos propios, ejemplificó.

Para Rosmery F. Padrón de la Rosa, del Centro de Intercambio y Referencia Iniciativa Comunitaria (Cieric), alcanzar el empoderamiento femenino necesita con urgencia desmaterializar ese patriarcado heredado en la sociedad, “que nos ha llevado a que, como mujeres, seamos más usuarias que protagonistas de la ciudad, del espacio público, de los lugares donde se toman las decisiones”.

En esa ruta es imprescindible poner, en el centro de la ciudad y del pensamiento de la sociedad, a las actividades de cuidado, el ambiente y la mujer, enfatizó.

Género
La inclusión de la perspectiva de género en los ámbitos de la comunicación y el emprendimiento es una estrategia fundamental para potenciar la innovación y la sostenibilidad empresarial Lisandra Ronquillo Urgell&eac...
Cubavisión Internacional.- Sobre la lucha contra el racismo y la discriminación racial estaremos hablando en esta emisión de Agenda Cuba....
Canal Caribe.- Tratar de ayudar a otros siempre ha sido una característica del ser humano, incluso hasta en los momentos más difíciles, como por ejemplo pasar por una enfermedad como el cáncer. Este padecimiento afecta a u...
Lo último
La Columna
La Revista