Noel Manzanares Blanco - Cubainformación.- Quince meses atrás, ante unas elecciones presidenciales, destaqué cómo Nicolás Maduro se convirtió en Primer Mandatario gracias a la impronta del Socialismo Bolivariano; al tiempo que develé el oportunismo de la derecha-caída de su falacia y la pertinencia de apostar “por el chofer que conduce el autobús de la Revolución en Venezuela” —sin desconocer el margen estrecho de aquel suceso.


No obstante, hace apenas unas semanas resalté el Reconocimiento que recibió la Hermana nación desde la Organización Internacional del Trabajo al exhibir que millones de venezolanos/as han salido de la pobreza gracias a la inversión social que desde la llegada de la Revolución hasta la fecha ha superado los 623 mil millones de dólares; sin obviar que al cierre del 2013, el Estado había invertido el 72,5 por ciento de los recursos provenientes del petróleo en obras sociales —vs. el bochinche del uso de su Oro Negro.

Sin embargo, por estas horas circula una información procedente que se inscribe  en una suerte de cantaleta de “nuevo” tipo. ¡¿Dónde y cómo, si no?! Me explico, grosso modo.

Resulta que ahora la estrategia mediática orquestada desde Miami incluye el desesperado esfuerzo por hacerle creer a la opinión pública que la Revolución Bolivariana está en un callejón sin salida; y que, en consecuencia, el compañero Maduro está “obligado a dejar de lado la visión socialista” del eterno Chávez y “apuntar hacia un modelo similar al vigente en China”, encarado en sentido peyorativo por la mencionada estrategia.

(En este momento, no pienso que es indispensable detenerme en examinar la dinámica del Socialismo en el gigante asiático. En su defecto, a quien desee saber acerca de mi ángulo de mira en este orden de ideas, le invito a ver China: novedad en su Reforma —reflejo de satisfacción y amarguras).

Como era de suponer, la emergente artimaña anidada en la Florida se hace acompañar de intrigas: “[…] El cambio es más fácil de aplicar sí en él participa a un cubano [sic] para resguardar al contenido ‘revolucionario’ del viraje. Es como un aval que él [Maduro] necesita para que no le llamen traidor a Chávez” —dice una ¿valiosísima? fuente de El Herald.

Tal artificio no debe ser considerado menos que un complemento de la violencia forjada por las fuerzas del golpismo fascista en Venezuela que incluye los poderes generadores de las zancadillas económicas contra la población del país sudamericano. Es consabido que la táctica de dividir siempre ha dado lugar a derivaciones halagüeñas para sus promotores vs. las masas populares.

Entonces, subrayo una vez más que Venezuela vive un minuto de vida o muerte; al tiempo que le recuerdo a mis lectores/as que escapó a la casualidad que un destacado grupo de intelectuales del mundo reunidos en La Habana convocados por el Capítulo Cubano de la Red de Redes en Defensa de la Humanidad en Febrero último hubiera ratificado su solidaridad con la Revolución Bolivariana y rechazado de manera rotunda la injerencia para estimular el derrumbe del bienestar en aquellos lares.

Vuelvo, pues, a exhortar/decir con Martí: “Déme Venezuela en qué servirla, ella tiene en mí a un hijo”; a difundir la verdad que esclarece y une, desde todos los pueblos de Nuestra América que hemos de andar en cuadro apretado como la plata en las raíces de Los Andes; y a tener plena conciencia de que hoy más que nunca es imprescindible más Solidaridad a través de la Hermandad con la Venezuela Bolivariana —asunto de vida o muerte para ella, Latinoamérica y el Caribe, y los pobres de la Tierra en general.

Y simultáneamente, sin sombra de duda, acredito que la jugarreta y expresión de guerra mediática contra la Patria de El Libertador Simón Bolívar es prueba fehaciente de cómo la Venezuela en Revolución constituye una manera de ratificar que el Presidente Nicolás Maduro es heredero y continuador por excelencia de la obra iniciada por el entrañable Hugo Chávez.

 

 

La Columna
Noel Manzanares Blanco - Cubainformación.- En ella, cobra vitalidad la tesis de Che Guevara según la cual con las armas melladas del capitalismo no se construye el socialismo ...
Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- Con la constitución de las Organizaciones Revolucionarias Integradas en el territorio, hubo características prácticamente inéditas...
Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- Seis décadas y media atrás, nuestra provincia era la que más apoyaba al Gobierno Revolucionario —incluye esa Reforma...
Lo último
Cuidados, el trabajo invisible
En Cuba, las mujeres dedican 14 horas más que los hombres al trabajo doméstico y de cuidado en la semana Lisandra Fariñas - Red Semlac / Foto: SEMlac Cuba.- Pese a la importancia de los cuidados en la reproducción de la vi...
Ver / Leer más
La Columna
La Revista