José Luis Martínez Alejo (Foto: Pastor Batista Valdés) - trabajadores.cu.- Cuando el can­sancio en 17 meses de combate, la escasez de medicamentos y las ten­siones por el fallecimiento de al­gún amigo, familiar, incluso de un conocido, tensa las cuerdas de la contingencia sanitaria, con el pico más alto del rebrote de la COVID-19 en Cuba, específicamente en esta provincia se aviva el espíritu del legado del Capitán de la Clase Obrera.


El joven sindicalista Roberto Gil Pérez, representante de la Brigada Lázaro Peña, recibe la bandera del colectivo de manos de Héctor Benítez, secretario general de la CTC en Ciego de Ávila.

“La victoria reside en unir a todos…”, un mensaje vigente del líder sindical, que indica la es­trategia de la Brigada Sanitaria Socialista Lázaro Peña González, formada por más de 50 afiliados de los 15 sindicatos y comprometi­da a seguir creciendo. ¿Su misión?: respaldar el enfrentamiento a la pandemia en el Hospital Provin­cial Doctor Antonio Luaces Iraola. A este territorio han llegado diri­gentes sindicales nacionales para apoyar el trabajo.

Tres frentes principales coad­yuvan en ese territorio a la bata­lla ante el alza pandémica. Uno en primera fila o zona roja, con la ventaja que brinda el fogueo de las misiones en 40 países y la labor de 200 médicos e igual cantidad de enfermeras de otras provincias.

La segunda fuerza vital presta su cooperación al sector de la sa­lud, al tiempo que gestiona divi­sas. Los trabajadores del turismo están presentes en 35 hospitales, atienden a más de 3 mil clientes en Varadero y el destino Jardines del Rey, elaboran comida para servicio a domicilio, reparan habitaciones y realizan cosechas de ciclo corto en áreas exteriores de las instala­ciones hoteleras.

El tercer equipo, y no menos relevante, se empeña en la distri­bución de alimentos a los mercados avileños, con aportaciones diarias de viandas, hortalizas, granos y frutas, además de contribuciones a La Habana y Matanzas.

Como valor añadido a esas acciones para defender la vida y mantener la vitalidad de la econo­mía abundan los gestos humanita­rios, mediante donaciones de me­dicamentos y recursos materiales a centros de aislamiento para per­sonas contagiadas.

Las contribuciones rebasan el marco familiar, y ejemplo de ello es el grupo de ayuda integrado por 200 personas, en el municipio de Ciro Redondo.

Los protagonistas de tan ele­vados valores humanos son traba­jadores, cuadros administrativos, dirigentes políticos, gubernamen­tales, de organizaciones de masas, y gente de pueblo en general, quie­nes sí le ponen corazón a Cuba.

Cuba
Portal Miranda visitó salas de la institución hospitalaria, intercambió con pacientes y familiares así como con profesionales de la salud que laboran en zona roja. Foto: Facebook/ DPS Granma....
María Elena Soto Entenza, jefa del Departamento de Atención Primaria de Salud del Minsap....
Canal Caribe.- Este domingo, la Unidad Básica de Producción Cooperativa Cuba Libre, en el municipio matancero de Jovellanos, acogió un Trabajo Voluntario en la siembra de cañas, como parte de la jornada de actividades que,...
Lo último
La Columna
La Revista