Naciones Unidas, 20 sep (Prensa Latina) - Video: Cubadebate.- El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, instó hoy a las Naciones Unidas a trabajar juntos por un orden mundial más equitativo, justo y democrático en el que nadie quede atrás.


El mandatrio participó vía online en el segmento de alto nivel de la Asamblea General, específicamente en el Momento sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El jefe de Estado subrayó que para la gran mayoría de países los ODS no parecen alcanzables en menos de una década.

'Un orden internacional injusto y antidemocrático es la causa de las desigualdades y la exclusión que hoy enfrentan las grandes mayorías en un escenario agravado por los devastadores efectos de la pandemia de Covid-19', puntualizó.

Díaz-Canel enfatizó que mientras prevalezca ese orden mundial, las metas más nobles seguirán siendo una quimera.

También recordó que Cuba asumió los 17 compromisos de los ODS conciente 'de los grandes desafíos que nos impone la condición de un Estado insular en desarrollo y el impacto del férreo bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos'.

En este sentido, denunció nuevamente ante ese organismo multilateral que el asedio de Washington, recrudecido durante la pandemia, constituye el principal freno a los esfuerzos del país por avanzar en su desarrollo económico-social y en la implementación de la Agenda 2030.

No obstante, ratificó la voluntad de construir una nación soberana, independiente, socialista, democrática, próspera y sostenible.

El mandatario reiteró el compromiso con la Agenda 2030 y especificó que la nación antillana impulsa el desarrollo integral y pleno de los seres humanos, con énfasis en la equidad y mayores niveles de vida de la población.

'Cuba continuará promoviendo la innovación, la investigación científica y la construcción de alianzas entre los diversos actores de la sociedad como herramientas imprescindibles para la recuperación y el progreso', señaló.

Agregó que la isla mantiene su intención de compartir experiencias con otras naciones en el marco de la colaboración Sur-Sur.

De otra parte, abogó por un multilateralsimo renovado y fortalecido, por la cooperación solidaria y la búsqueda de soluciones globales a los problemas comunes.

'Construir el mundo que soñamos es una tarea descomunal pero posible, si renunciamos al egoísmo y trabajamos de conjunto por transformar el injusto orden internacional actual en uno más justo, democrático y equitativo en el que por fin, nadie quede atrás', enfatizó.

La reunión en la que participó Díaz-Canel proporciona a los líderes del mundo una plataforma para mostrar los planes, acciones y soluciones que se necesitan con el fin de enfrentar la pandemia de Covid-19 y encaminar al mundo hacia el logro de los ODS.

 

Díaz-Canel en la Asamblea General de las Naciones Unidas: Construir el mundo que soñamos es una tarea descomunal, pero posible

Tomado de Granma

Intervención de Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, en el Segundo Momento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible celebrado durante el Debate General del 76 periodo de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, desde el Palacio de la Revolución,  el 20 de septiembre de 2021, “Año 63 de la Revolución”.

(Versiones Taquigráficas - Presidencia de la República)

Señor Secretario General;

Señor Presidente:

Hace seis años, convocados por Naciones Unidas, prácticamente todos los líderes del mundo nos comprometimos a “no dejar a nadie atrás”, en el común propósito de cumplir para el 2030 con los llamados Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La verdad sea dicha: millones de seres humanos siguen quedando atrás.  Para una mayoría de naciones, los Objetivos no parecen alcanzables en menos de una década.

Un orden internacional injusto y antidemocrático es la causa de las desigualdades y la exclusión que hoy enfrentan las grandes mayorías en un escenario agravado por los devastadores efectos de la pandemia de COVID-19. Mientras prevalezca ese orden mundial, las metas más nobles seguirán siendo una quimera.

Lo afirmo con conocimiento de causa, desde Cuba, que asumió los 17 compromisos, seria y responsablemente, pero también consciente de los grandes desafíos que nos impone la condición de Pequeño Estado Insular en Desarrollo, y el impacto del férreo bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos.

Como hemos denunciado tantas veces ante la Asamblea General, esa política de bloqueo, recrudecida de modo deliberado y oportunista en el contexto de la pandemia, constituye el principal freno a los esfuerzos del país por avanzar en su desarrollo económico y social y en la implementación de la Agenda 2030.

Son enormes las dificultades, pero lo es también nuestra voluntad de construir una Nación soberana, independiente, socialista, democrática, próspera y sostenible; por eso, reiteramos aquí nuestro compromiso con la Agenda 2030, tal como puede confirmarse en la apreciable coherencia entre los objetivos y metas del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El pasado 13 de julio, Cuba presentó su Informe Nacional Voluntario sobre la implementación de la Agenda 2030 ante el Foro Político de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible. Como puede apreciarse en ese documento, nuestras prioridades se centran en impulsar el desarrollo integral y pleno de los seres humanos, lograr un desarrollo económico con equidad y mayores niveles y calidad de vida de la población.

Continuaremos avanzando Con Paso 2030 por el camino del desarrollo sostenible, fortaleciendo la planificación y la coordinación a los diferentes niveles de gobierno, promoviendo la innovación, la investigación científica y la construcción de alianzas entre los diversos actores de la sociedad, como herramientas imprescindibles para la recuperación y el progreso.

Cuba también continuará compartiendo sus experiencias con otras naciones mediante la Cooperación Sur-Sur, y apostando por un multilateralismo renovado y fortalecido, por la cooperación solidaria y la búsqueda de soluciones globales a los problemas comunes.

Los revolucionarios somos optimistas incorregibles y, en el peor de los escenarios, buscamos y encontramos salidas porque creemos en el ser humano y creemos en el futuro.

Construir el mundo que soñamos es una tarea descomunal, pero posible, si renunciamos al egoísmo y trabajamos en conjunto por transformar el injusto orden internacional actual, en uno más justo, democrático y equitativo, en el que, por fin, ¡nadie quede atrás!

Muchas gracias.

 

Cuba en ONU desde Fidel Castro a Díaz-Canel

La Habana, 21 sep (Prensa Latina) Fidel Castro llevaba tres días en Nueva York, lo habían expulsado de un hotel y acogido en otro más pobre, cuando asistió por primera vez hace hoy 61 años a una sesión de la ONU.

El entonces primer ministro de Cuba viajó a Estados Unidos el 18 de septiembre de 1960, en medio de las expectativas que generaba entre la opinión pública internacional el plan de acción de la naciente Revolución antillana.

Así lo confirman medios de prensa de la época que siguieron cada paso de la llegada al aeropuerto de Idlewild, hasta el traslado de la comitiva al hotel Shelbourne, escoltada por unos 100 automóviles y 25 ómnibus.

Fotos históricas muestran en los alrededores del lugar una multitud de neoyorquinos que saludaban al guerrillero y a los representantes de la isla.

Al día siguiente tuvo que abandonar el Shelbourne por exigencias de la directiva y la delegación decidió acampar en zonas aledañas a Naciones Unidas.

El líder afroamericano Malcom X los invitó a alojarse en el Theresa, un hotel del barrio negro de Harlem, en Nueva York, donde Fidel Castro recibió el apoyo de la comunidad y de mandatarios internacionales.

De acuerdo con documentos oficiales, en una pequeña habitación del inmueble, el líder cubano sostuvo encuentros bilaterales con el primer ministro de la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), Nikita S. Jruschov, y los estadistas de la India, Egipto, Ghana y Guinea, entre otros.

Cuando a las 2 y 40 de la tarde del lunes 26 de septiembre el joven revolucionario caminó al estrado para hacer uso de la palabra por primera vez ante la Asamblea General de Naciones Unidas, una de sus primeras expresiones fue: 'nosotros vamos a hablar claro'.

Cronistas de la época señalan que aquel fue un discurso memorable, uno de los más aplaudidos y extensos de la ONU (alrededor de cinco horas) en todos estos años.

'áDesaparezca la filosofía del despojo, y habrá desaparecido la filosofía de la guerra! áDesaparezcan las colonias, desaparezca la explotación de los países por los monopolios, y entonces la humanidad habrá alcanzado una verdadera etapa de progreso!', es una de las partes más recordadas de aquella intervención.

En su alocución reafirmó el compromiso de Cuba con la paz, la autodeterminación y soberanía, al tiempo que defendió el derecho de países como la República Popular China a tener voz y voto en la ONU.

61 años después el actual presidente de la nación caribeña, Miguel Díaz-Canel, instó nuevamente a las Naciones Unidas a trabajar juntos por un orden internacional más equitativo, justo y democrático en el que nadie quede atrás.

'Construir el mundo que soñamos es una tarea descomunal pero posible, si renunciamos al egoísmo', enfatizó la víspera el Jefe de Estado antillano durante el 76 período de sesiones de la Asamblea General.

De esta forma, Cuba refuerza en la ONU cada año la apuesta por el respeto a la equidad, el multilateralismo, la cooperación y la soberanía como elementos claves de su política exterior hace 62 años.

Cuba
La Habana, 17 oct (Prensa Latina) - Video: Canal Caribe / TV Cubana.- El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, instó a que la transformación que viven hoy comunidades vulnerables de Cuba constituya una herramienta de trabajo sis...
En un mensaje de audio publicado en Facebook en su 70 cumpleaños, hace un repaso de su vida y afirma: "Confío en la Revolución y creo firmemente que el socialismo es una sociedad más justa y más humana, y en nu...
Canal Caribe.- Un editorial del diario Granma argumentó las razones por las cuales autoridades cubana denegaron el permiso a una marcha que consideran parte de Planes Desestabilizadores promovidos desde Estados Unidos contra Cuba. En el barrio...
Lo último
La Columna
No podrán
Gerardo Moyá Noguera*.- Muchos ciudadanos se preguntan cómo han podido resistir los cubanos a la terrible pandemia y que todavía está ahí, porque esta  epidemia ha venido, como todos sabemos, para quedarse como...
La Revista