Lirians Gordillo Piña - Revista Mujeres.- Más de 60 objetivos forman parte de las prioridades de trabajo de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) para los próximos meses. Las acciones buscan “mantener y perfeccionar la labor de la organización en la nueva normalidad”.


El plan fue presentado y aprobado durante el Pleno del Comité Nacional, realizado el pasado 11 de noviembre y en el cual participaron, a través de video conferencia, representantes de todas las provincias.

Los objetivos y acciones aprobados están relacionados con la respuesta a la covid-19, la promoción de los derechos de las cubanas y su participación social, la atención a las familias y personas vulnerables, el trabajo ideológico y de prevención social, el funcionamiento interno; las relaciones internacionales y la inserción de la organización en la estrategia de desarrollo económico-social del país.

“Este ha sido un año extraordinario no sólo porque hemos tenido que asumir muchos desafíos sino porque ha sido nuestro sesenta aniversario y los retos que enfrentamos han consolidado el trabajo de nuestra organización en las comunidades y todas las esferas sociales. Se ha ratificado la necesidad de contar con una organización que aúne a las cubanas”, declaró Teresa Amarelle Boué, secretaria general de la FMC.

La participación de la organización en la respuesta a la pandemia causada por la covid-19 estuvo presente en el análisis del trabajo realizado durante el 2020 y también en las proyecciones para el próximo año.

“La complejidad de la situación impuso la necesidad de evaluar con rapidez y objetividad el funcionamiento de nuestras estructuras de base, en aras de poder dar respuesta a las necesidades”, explicó Osmayda Hernández Beleña, integrante del Secretariado Nacional de la FMC.

Durante el intercambio se reconoció el protagonismo de las cubanas en la respuesta a la emergencia sanitaria en los sectores más comprometidos como la salud y la investigación, pero también en las comunidades, la producción de alimentos, la elaboración y distribución de medios de protección a población vulnerables, entre otras acciones.

“La labor social comunitaria ha sido esencial en la identificación y atención a los ancianos solos y personas con vulnerabilidad, por nuestras brigadistas sanitarias, trabajadoras sociales voluntarias para apoyar a más de 57 mil personas identificadas, esencialmente en la extracción de productos de la canasta básica y módulos básicos en las bodegas, distribución de alimentos a los ancianos solos acogidos al Sistema de Atención a las Familias, la compra de medicamentos controlados en aquellos casos que no pueden trasladarse a las farmacias, limpieza de viviendas de estas personas vulnerables entre otras acciones”, apunto Hernández Beleña.

En el contexto actual, convivir con la enfermedad y controlar la pandemia, exige medidas sociales y también cambios en los estilos de vida, es por ello que la organización incluyó entre sus prioridades de trabajo acciones para el enfrentamiento a la covid-19 en las distintas fases de recuperación.

“La nueva normalidad implica la incorporación de nuevos estilos de vida que favorezcan la salud personal y colectiva. El reto de modificar e incorporar nuevos comportamientos exige mayor autocuidado y responsabilidad”, agregó Osmayda Hernández Beleña durante la presentación del plan de acciones.

Trabajo comunitario y atención a grupos vulnerables

Según los datos compartidos en la reunión existen 4 011 activistas para apoyar la atención a grupos vulnerables en las comunidades.

Las organizaciones de base contarán con documento que explica las acciones a implementar como la capacitación de las activistas, la identificación y el acompañamiento a personas vulnerables en las comunidades.

“Algo que distingue a la organización es el trabajo de atención y prevención social y por tanto tenemos que seguir perfeccionándolo. Esta actividad siempre ha formado parte de nuestro quehacer, pero la vida nos demostró que, aunque teníamos identificadas a un grupo de personas vulnerables en las comunidades, aún seguimos identificando y conociendo de quienes necesitan de atención de la asistencia social y en la comunidad”, precisó Hernández Beleña.

En relación con el trabajo comunitario y en apoyo a grupos vulnerables, Yudi Laura Ferreiro Fuentes de Holguín propuso agregar un objetivo que puntualice el rol de la FMC en los Grupos de Trabajo Comunitario.

“Si nos unimos las organizaciones que estamos en la comunidad podemos atender de manera más integral las problemáticas de las familias y el acompañamiento nuestro y de especialistas que colaboran con las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia, además de otros sectores”, precisó Fereiro Fuentes.

La jurista Yamila González Ferrer propuso incluir otras acciones como fortalecer los equipos multidisciplinarios que participan en el procedimiento familiar; crear alianzas con otras organizaciones como la Sociedad Cubana de Psicología y la Unión Nacional de Juristas de Cuba, para fortalecer la cultura jurídica de las mujeres y la sociedad en general.

“Estamos ante un proceso de modificaciones legislativas que van requerir mayor preparación y conocimiento de la población de cómo ejercer sus derechos”, afirmó González Ferrer.

En relación con el problema de la violencia de género el plan propuesto incluye acciones para el complimiento de la Guia de Intervención Integral a la Violencia de Género e Intrafamiliar en condiciones de covid´-19 y la culminación de la Estrategia Integral para la prevención, enfrentamiento y atención a las víctimas de violencia de género.

Al respecto Yamila González Ferrer propuso incluir la realización de un plan de acción en cada comunidad para dar respuesta a la violencia de género a partir de sus propias necesidades.

“Que la reflexión y el debate lleven a pensar qué pasa, cómo se van a apoyar a las mujeres y las familias en situación de violencia, pues en la comunidad es donde debemos fortalecer las redes de apoyo a las víctimas”, apunto la experta.

Por su parte, Mariela Castro Espín reconoció la importancia del activismo comunitario histórico que distingue a la organización y sus retos.

“Dadas las condiciones actuales, el desarrollo de las nuevas tecnologías y el uso de las redes sociales para la guerra mediática contra la revolución cubana es importante mostrar todo lo que ha hecho y hace la organización, divulgar los logros en materia de igualdad de género en los diferentes ámbitos incluyendo el legislativo, dar a tiempo las informaciones y mostrar la participación de la organización en los cambios que vive la nación”, afirmó la diputada y directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) .

Llevar el trabajo comunitario a las redes sociales es una de las líneas de trabajo que se propone la organización de mujeres cubanas.

Al respecto, Teresa Amarelle Boué exhortó a “darles mejor uso a las redes sociales, compartir todo lo que se hace y que las propias protagonistas cuenten sus experiencias”.

“Hacer que nuestra presencia en las redes permanezca, tiene que ver con que se comparta un contenido de calidad, que enamore y sea creíble. Tenemos que buscar apoyo en profesionales de la comunicación, mostrando nuestros argumentos sin atacar a nadie, pues ahí están nuestros argumentos en la vida cotidiana, en la historia de las mujeres que muestran la valía de la obra revolucionaria”, agregó la también integrante del Buró Político del Partido Comunista de Cuba y del Consejo de Estado.

Derechos de las mujeres y atención a las familias

El rol de las ciencias en el avance de las mujeres y el aporte de la perspectiva de género al desarrollo local y comunitario aparecen entre los objetivos propuestos.

“Una de las prioridades nuestras es la vinculación con la Cátedra de Género de la Universidad, pues ahora dos tesis doctorales abordan el adelanto de la mujer en el territorio. Este es un ejemplo de la importancia de incluir la ciencia en las cuestiones de género. También, al ser Ciego de Ávila una provincia principalmente agrícola, es importante incluir el enfoque de género en la producción de alimentos”, expuso Yeney González Rodríguez desde Ciego de Ávila.

Otro grupo de acciones apuestan por la incorporación de las mujeres al empleo como apuesta a su autonomía económica en distintas áreas. Al respecto se proyectan actividades relacionadas con la producción de alimentos y el diseño de programas de desarrollo local desde una perspectiva de género en sintonía con el  Programa Nacional para el Adelanto de las Mujeres del gobierno cubano.

Durante el encuentro la Secretaria General de la Federación presentó los objetivos y principios que rigen el Programa e informó que una vez publicado el decreto ley en la Gaceta Oficial la organización comenzará un proceso de divulgación del mismo.

El programa busca “promover el avance de las mujeres y la igualdad de derechos, oportunidades y posibilidades, refrendados en la Constitución de la República, así como profundizar en los factores objetivos y subjetivos que, como expresiones de discriminación, persisten en la sociedad cubana, y obstaculizan un mayor resultado en lo económico, político, social y familiar, a fin de su eliminación”.

Durante la reunión se presentaron las siete áreas principales que incluye el programa de gobierno, que son:

1.         Empoderamiento económico de las mujeres.

2.         Medios de comunicación.

3.         Educación, prevención y trabajo social.

4.         Acceso a la toma de decisiones.

5.         Legislación y Derecho.

6.         Salud Sexual y reproductiva.

7.         Estadísticas e Investigaciones

En las palabras de cierre del Pleno Nacional, Olga Lidia Tapia Iglesias integrante del Secretariado del Comité Central del Partido reconoció el rol de la Federación de Mujeres Cubanas durante este año, que ha sido particularmente complejo para el país.

 “Ha sido un año difícil y esto nos hace reflexionar cómo en medio de una situación epidemiológica y económica compleja, con un bloqueo y guerra mediática recrudecidos, que han tenido impacto en las familias y las mujeres, la FMC se ha ido creciendo, adaptando sus acciones y rescatando el escenario comunitario que es fundamental. Hay aprendizajes en esta etapa que nos demuestra la acción cotidiana y sostenida de la organización, con una vocación de trabajo social, misiones y principios fundacionales que han apoyado la estrategia concebida por el país para enfrentar la pandemia”, afirmó Tapia Iglesias.

Género
Iyamira Hernández Pita. Especial para SEMlac Cuba / Foto tomada de escambray.cu.- El escenario pandémico actual es una situación de crisis, dentro de un mundo que ha vivido un estado de crisis permanente, lo que lo convierte en u...
Ania Terrero - Cubainformación / Cuba en Resumen / Resumen Latinoamericano.- “Tenemos que eliminar cualquier vestigio que quede en nuestra sociedad de violencia o de discriminación hacia las mujeres”, aseguró reciente...
La Federación de Mujeres Cubanas (FMC) presentó su primera campaña por la no violencia de género. Ania Terrero - Letras de Género / Cubadebate (Foto: FMC).- Amelia empieza la universidad, pero no puede salir sola o ...
Lo último
La Columna
La Revista