“Cuba y Venezuela conspiran contra EEUU en los demás países de su Patio Trasero”


Antonio Maira - Cubainformación

Cuba y Venezuela bajo la mira de un mismo rifle

Hoy voy a pensar en Venezuela y sin lugar a dudas en Cuba. Voy a señalar -con un solo dedo apuntado como rifle, y un gesto cinematográfico de justiciero duro- a esos dos países, para que se repartan mi ira y sepan a qué atenerse. ¡Pum! ¡pum! ¡Voy a por los dos juntos, para atravesarlos con bala, bomba y misil, por comunistas y; sobre todo, por conspirar contra los Estados Unidos!

>>Lo hacen, con descaro sin precedentes, en otros países de ese Patio Trasero. Sí, de ese cortijo. En él  metemos nuestros desperdicios y mercaderías que intercambiamos por materias primas, y al que ellos -los rebeldes al buen orden- llaman América Latina. ¡Qué nombre tan mal sonante para esos horizontes infinitos que siempre hemos visto al Sur y al Oeste del Río Bravo! En el buen orden vendemos productos manufacturados, y para que puedan pagarlos y endeudarse hasta el cuello, les enviamos las recetas del FMI y los fondos recuperables a precios impagables, del Banco Mundial. En todo ese circuito que endeuda a los más pobres yo soy un fuera de serie. ¡Acumula! ¡Enriquécete! Siempre me lo decía mi padre.

Dicen ellos: la América Insurrecta

>>Por lo demás, los rebeldes no legítimos han dividido y bautizado a esa “América-Patio Trasero” –a la que también le llaman “América insurrecta” (que desvarío), cuando hablan de sus luchas contra nosotros; en parcelas. Diminutas unas, y mucho más grandes las otras. Lo que la Providencia en “destino manifiesto” nos asignó; ellos lo están robando.

>>Nos saquean como banda de ladrones lo que nosotros bautizamos con sangre propia y regamos con riadas de sangre ajena. Ahora, siguiendo las locuras de ese tal Fidel y de un nuevo profeta del comunismo, otro tal Chávez, han decidido hacerla una y al mismo tiempo grande. Qué son esas parcelitas o parcelas que me repetían Pence y Bolton hasta casi volverme loco.

Parcelas y parcelitas en el Patio que siempre fue nuestro

 >> ¿Qué son esas parcelitas o parcelas?: Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Colombia, el Brasil del agua y el Amazonas, Paraguay, Nicaragua, Chile y tantos otras más. He tenido que pasar, una y otra vez, micro vídeos turísticos y ambientados, nombres y mapas regionales, nacionales y estatales para resolver ese rompecabezas.

>>Qué mujeres, por cierto, para nuevos casinos y casas de juego ¿Les pondré patines como en Las Vegas? Qué espacios para llenar de gigantescos bloques de cemento, que es lo mío ¿Cuánta agua para las piscinas de los multimillonarios? Qué mundo más hermoso cuando sea solo nuestro y de esos pequeños mandarines de parcela, al servicio de los Estados Unidos.

>>Bueno, a alguno de ellos, como premio a su lealtad les daremos el título de Pequeños presidentes, o de Virreyes, siempre que ocupen Presidencias y Parlamentos biblia en mano. Como hacemos nosotros para ganar el cielo. Y lo ganamos, con creces. Lo de la Presidenta y el Ministro de estado de Bolivia ha sido memorable y buen ejemplo a pesar de lo añosa, violenta y racista que no podía disimular. Ellos se hincharán como pavos, cubiertos de medallas.

>>Las chabolas, la miseria y los desiertos ya los ponen ellos aunque les ayudamos a arrasar las primeras cuando llega el caso. Es el sistema DR (destruir-reconstruir), del Departamento de Estado. Eso sí, les abrimos un futuro para un consumo de pobres: refrescos, helados, kepchut y salsas emplasticadas. Unos famélicos, otros medios famélicos; otros más obesos y otros con obesidad mórbida: la pirámide del bienestar social que exportamos en Estados Unidos.

Mi memoria no llega a Cuba

>>Según recuerdo, todo mi barullo de datos y de historia continental viene de atrás, de cuando mis predecesores no supieron tratar el tema de Venezuela y -desde que tengo memoria-, el de Cuba. Bueno, voy a decirlo ya para mis adentros que están fuera de las escuchas y de mis maquinitas de la verdad, incluido, por supuesto, el famoso waterboarding.

>>Mi memoria, en realidad, no llega a lo del comienzo de las múltiples revueltas desde que Cuba dijo ¡no! (...) a aquellos “casquitous” que así les llamaban, y a su jefe, según me contó mi padre.

En una noche de fin de año se acabó la diversión.

Un tal Fidel mandó a parar

>>Los tales casquitous eran unas estupendas fuerzas armadas de un tal Batista, amigo nuestro, a las que les habíamos regalado armas “de segunda” con pago de azúcar de primera y de beneficios de grandes compañías: electricidad, petróleo, seguros, propiedades, drogas, prostitución y mafia. Ya saben; me lo dijo mi papá. Llegó Fidel Castro, eso sí que me lo han contado. Y se acabó la diversión. Así, como suena. En una noche de fin de año para más sorna y cachondeo.

>>El tal Fidel mandó a parar porque allí había grandes hoteles de lujo, casinos, playas, droga y todo el producto de aquella parcela trasera se iba a los EEUU. Negocios son negocios. Y mafia claro. ¿Qué si lo sabían y saben mis amigos cubanos en el exilio que reclaman propiedades? ¿Y nosotros qué reclamaremos: los monopolios que ya teníamos y nos quedaremos con las compensaciones y los beneficios no habidos? Para eso estamos haciendo las Leyes Torricelli y Helms Burton y todas las adaptaciones necesarias, para ello trabajan los Departamentos de Defensa, de Estado y de Finanzas.

>>Para eso, para las reparaciones debidas hemos puesto en marcha una maquinaria de guerra y un sistema de bases que para sí quisieran todos los Súper Héroes que transitan por nuestras pantallas de cine y televisión, llevando nuestra bandera por todos los rincones del mundo.

Los detalles sobre el saqueo: Mike Pompeo

>>En todo caso los detalles sobre el saqueo –envuelto en traje de regalo- se las encomendaré a Mike Pompeo que va de discurso, de universidad en universidad, explicando quien es bueno o no para esa democracia nuestra que es como dice él: el "mayor ejemplo de democracia en la historia del mundo".

>>Así es: democracia con bombas, que “no está el horno para bollos o bolos” (no recuerdo bien), como me ha dicho un amigo cubano en la última visita a Puerto Rico. Lo dijo en el preciso momento en el que me afanaba para repartir toallitas a las señoras, y papel higiénico para todos, en aquella bienvenida visita cuando la isla fue arrasada por el huracán María. No estaba el horno para pelotitas y juego de golf.

>>Yo mismo vi la angustia en las caras de aquella gente y como mudó en cólera cuando se encontraron con aquél regalo llovido del cielo. Tengo que reconocer que algunas veces me pierde mi pasado cinematográfico y mi deseo muy loable de estar siempre en el centro de la escena.

>>En aquella ocasión sentí un remezón de vergüenza que tuve que contener dejando escapar una oleada de asco por el mal olor que dominaba el ambiente. Cloacas, pestilencia, y terrible olor en aquella gente. Y yo mismo encoloniado.

Loa gastos son enormes en dinero y salud

>> Como pensaba hace unos momentos, restaurar la democracia en todos y cada uno de los países de América-Patio Trasero lleva sus gastos, enormes, que deben pagar los beneficiados por nuestra vigilancia continua y nuestro hercúleo esfuerzo.

>>Hasta yo me siento un poco más decrépito. Creo que no he calculado bien el esfuerzo requerido para mantener a raya a todos los pueblos de nuestro Imperio global. Aquí no se puede dar la espalda, ni se puede dar una batalla por ganada. Se pierden todas y yo tengo que salir de las Cumbres con cara de cabreo. A lo sumo tengo que presumir de un empate con cara de perdedor.

>>Me encolerizan, por mi amor propio dañado, los beneficios calculados que se fueron al garete, y los aprendizajes que tuve que adquirir a mi pesar en países que parecían tan doblegados como Ucrania, Siria, Líbano, Yemen, Somalia e Irán. Éste último es uno de mis dolores de cabeza permanente…

Mis dolores de cabeza más fuertes: Cuba y Venezuela

>>No más dislates y rodeos Donald. Hoy estas reflexionando con los dos países enfilados en un juego de “guerra ganada”. Eso creí con Cuba y, en la misma trayectoria de un disparo dos veces mortal con Venezuela. Bueno lo cierto es que ellos –a los cubanos del tal Batista, me refiero- nos habían cedido lo que no habían tenido nunca… la soberanía que le dicen al poder supremo sobre su propia casa y hacienda.

>>La Hacienda, los presupuestos, eran realmente nuestros como la isla cedida por el gobierno de espanha (está en Europa -me dice Pence- que aunque se ha pasado días aprendiéndolo, tampoco lo tiene muy claro si no repasa sus apuntes). La Enmienda Platt resolvió cualquier duda aunque los cubanos siempre han negado al yanqui (así dicen ellos), como soberano, y han levantado la bandera de la dignidad nacional contra esa Enmienda colonial. La verdad yo no entiendo más que la política del garrote y tente tieso y la diplomacia del dólar. Me he olvidado hasta de la zanahoria. Les pagas un milloncito de dólares a los militares y derriban a un presidente. Con eso basta.

>>Como decimos claramente en nuestro documento estratégico fundamental: “La Doctrina de seguridad Nacional de los Estados Unidos” de George W. Bush, la libertad de comercio es el principio y el fin de todas las cosas. Como los labios y el culo para un individualista como yo. Con los cubanos, con su manía de la independencia y de la dignidad –no digamos ya del socialismo- no podremos entendernos nunca. Así es y así lo digo.

En Venezuela, los mismos agravios

>>Con Venezuela nos ocurre lo mismo y bajo la misma cadena de agravios e incomprensiones. Ellos no entienden nada de nada. Pienso yo, Donald Trump (vaya nombrecito que me dejaron mis padres), que el dólar y solo el dólar es el padre y la madre de todo el mundo. ¡Dólar! ¡Dólar! ¡Dólar! es la más perfecta declaración de derechos humanos.

>>Con dólares y una bolsita anticombustible me forro yo mis pantalones para ser norteamericano; y de paso dar caída a la vestimenta para que no se note mi creciente obesidad de adulto aficionado al whisky y a todos los “placeres cárnicos” que ofrece la vida.

>>En definitiva (vuelvo a Cuba en mis reflexiones), el tal Batista se exilió, dando rebotes por la República Dominicana, Portugal y la Espanha de Franco en donde el pobre diablo se murió con tanto zarandeo y juerga en los burdeles de lujo en Marbella, aunque aquél dictador español los había prohibido y tampoco los usaba mucho. Me dicen en los “dossiers” más detallados que sus amigos, los amigos de mi padre y algunos de mis amigos de Florida son sus descendientes políticos. Pero el desconcierto del que hablaba hace un momento -que es una eternidad de pensamiento- tiene que ver con esa desvencijada isla, medio muerta de hambre cada vez que le apretamos las clavijas, que tenemos aquí, al lado de mi amada Florida.

>>Allí, en Cuba hemos ensayado de todo contra el primer país socialista de América, y su insolencia en la llamada a liberaciones nuevas a las que dio fuerza el tal Fidel y un tal llamado Ché (un tal Ernesto). Durante casi sesenta año les hemos hecho la vida imposible: incursiones armadas, apoyo a la “disidencia interna” y a la guerrilla de Escambray, ataque a los planes económicos y a los proyectos de alfabetización, invasión militar en las playas de Bahía de Cochinos (playa Girón, le dicen los cubanos), guerra química, guerra bacteriológica y continua guerra económica. Derechos Humanos en estado puro.

>>Fue un fracaso terrible según dicen mis estirados estrategas. Después vino la Crisis de los Misiles, una reacción con temple para impedir la instalación en Cuba de los misiles de alcance medio de la Unión Soviética (otras palabras innombrables).El conflicto y la guerra hibrida con Cuba (otro término que me ha enseñado el Consejo Nacional de Seguridad) es casi endémico, que en nuestro caso quiere decir eterno.

Todas las formas de Guerras posibles

>>Tal vez se haya hecho ya una cuestión genética, de tanto dar vueltas al mismo palo nos hemos convertido en un perro guardián que acaba meneando el rabo de impotencia. Les hemos aplicado todas las formas de guerra posibles y ellos… un poco más delgados, ahogaditos pero más recios… como los soldados, soldadas y habitantes en general de Corea del Norte.

>>Ni cubanos ni coreanos dan su brazo a torcer. Los coreanos, entre amenaza y amenaza de nuestras fuerzas armadas han lanzado varios misiles, cada vez de mayor alcance. También –para que mentir aquí: solo con mis pensamientos- me dan miedo los coreanos: tan igualitos, tan confundibles. El hermano, el hijo y el nieto son casi iguales hasta en el nombre, y lo que es peor en sus ideas y en el particular en su particular desdén por el imperio que represento yo, Donald. Yo me dejo un tupe que nadie ha podido igualar hasta el momento. Mi linda mujer y las hermosas secretarias que me acompañan saben que debajo de ese sombrero tan mío hay una calva como para aterrizar un helicóptero; eso sí, de alta tecnología.

>>Los igualitos en mi caso son los generales y los almirantes que he elegido en el Pentágono. Todos van con un centímetro o dos de longitud de pelo como si fuesen comandos. O cepillos invertidos. Por lo demás también son igualitos aunque sin ideas muy sofisticadas. De todas formas sus generales han sido presentados por un representante o senador de los EEUU., o por algunos otros promotores con algunos milloncitos por el medio. Así que, como nosotros, los senadores, representantes y Presidentes todos ellos tienen como patria el dinero y como instrumento de trabajo la compra de generales enemigos y, en última instancia la guerra de la DUA (Destrucción Unilateral asegurada) o el negocio de la guerra.

Las grandes banderas de la democracia

>>Creí que los envites y amenazas los haría caer, como a todos los regímenes que no se basan en democracias de las nuestras, censitarias les llamaban antes, con la Libertad de Empresa, la Libertad de Comercio, y la Libertad de Información –todas bajo control privado de las grandes corporaciones-, como grandes banderas

>>Democracias para gente que acumula dólares y los fabrica, sin más que prestar atención a las finanzas que empobrecen a miles de millones de personas en el mundo, como tú o yo, que somos el mismo, sabemos muy bien.

>>Ya te estás perdiendo, Donald Trump, en tu pequeña veta sensible que se esconde bajo ese inmenso abrigo y tu montón de grasa animal indiferente. Otros hacen lo mismo, la vida es muy corta y yo soy como un emperador romano en tiempos de decadencia. La segunda vuelta electoral me dará una segunda Presidencia y un sitio en la lista de Emperadores romanos, perdón de Presidentes norteamericanos.

>>Ya no solo podrás contar dólares sino muertos en tus grandes guerras globales. El problema es la cantidad, para ser realmente grande. ¿Quién se acuerda de un montón de muertos, aunque sea gigantesco? ¿No es acaso el éxito una prueba de virtud?

>> Pensaba en Corea pero el pensamiento deriva mucho. Finalmente, no resultó como yo esperaba. A Japón le entró la angustia vital, al recordar aquella bromita de Hiroshima, y Corea del Sur empezó a tener problemas internos tal como me informa muy cumplidamente la directora de la CIA, Gina Haspel, mientras me detalla sus pecadillos juveniles. Una especie de orgías de sangre en la cárcel de Abu Ghraib. Ella aplicaba las técnicas de tortura que predican los manuales que se emplearon en Irak bajo su mando directo. Ha tratado de eliminarlas de la Red aunque eso es casi imposible.

Cuba nos enloquece

 >>Volviendo a Cuba, hay que reconocer que además de evitar la intervención directa nos han vuelto locos con sus servicios de inteligencia que han conducido a la CIA al borde del ridículo. Yo a veces me reviso mis calzoncillos modelo Trump por si aparece algún pequeño micro, o les presto atención especial a alguno de los miembros de mi personal de seguridad por si se ha infiltrado alguno. Se infiltran hasta en la embajada de La Habana y nos obligan a simular lo de los ataques acústicos que resultan ser cantos de grillo. Qué vergüenza. Una inspección internacional independiente nos dejó con el “culo al aire”.

Cuba representa el fracaso absoluto de toda la política de sumisión de EEUU ante los intentos de “independencia” (“tan lejos de Dios tan cerca de la Providencia que representan los Estados Unidos”). Sí, ya sé que la cita con la que se movían los gobiernos de Méjico mientras  les duraron  las ganas de enfrentarse con los yanquis no es textual. Lo cierto es que nosotros siempre caminamos, cabalgamos y guerreamos en nombre de Dios y lo más lejos posible de los EEUU.

Obama pone el dedo en nuestra llaga

>>Fue Obama, mi predecesor, un mulato nacido en Hawái, quién puso el dedo en la llaga, sobre Venezuela. Calificó a ese país como  "una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y la política exterior de los EEUU". Yo, Donald, estoy de acuerdo con eso aunque venga de un mulato del partido republicano, casi extranjero además. Otra cosa es lo que dicen mis amigos del Ku Kus, que se ponen fieras cuando lo ven en televisión. Sobre todo cuando lo ven en los canales de su amigo Donald, el que medita y reflexiona en este texto que, yo no sé cómo, me han robado.

¡Cuidado con la RT rusa!

>>Hablando de canales tengo que denunciar el tratamiento más retorcido que le han dado en RT –la televisión rusa- al calamitoso y contradictorio discurso sobre América Latina de mi Secretario de Estado, Mike Pompeo. Lo leyó, para más vergüenza nuestra y más regocijo de Putin en la Universidad de Louisville y sirvió de base a toda una campaña informativa con la que estamos cubriendo las demandas de información sobre asuntos internacionales en nuestro país, en nuestro Patio Trasero y en nuestros países quisling como dicen los generales del Pentágono.

>>Como no es para menos habíamos preparado las declaraciones y argumentos de choque en el Consejo de Seguridad Nacional. No había margen para la improvisación que no estuviese cubierto por nuestra fabulosa tecnología informativa. Tengo que decir que Mike la cagó, dos veces. Es decir: la cagó y la cagó. Primero: por la falta de coherencia al hablar de nuestro Continente; y segundo, por las evidentes contradicciones en las que incurrió al hablar de los buenos y los malos entre los Gobiernos y las oposiciones en América Latina-Patio Trasero.

>>Las referencias textuales se me han quedado en la cabeza y chirrían aún en los oídos de los más dóciles a la voluntad y los tejemanejes de los Estados Unidos.

“El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, dijo este lunes que Washington ayudará a los "gobiernos legítimos" de América Latina para evitar que las protestas, que se desarrollan en diversos países, "se conviertan en sublevaciones".

Estas declaraciones se dan mientras hay levantamientos populares contra las políticas económicas neoliberales en Chile y Colombia, además de los registrados en octubre pasado en Ecuador; países cuyos gobiernos son aliados de EE.UU.

El funcionario, además, negó que estos disturbios reflejen "la voluntad democrática del pueblo", en referencia a los países donde se han registrado manifestaciones.

Sin embargo esto no ha sido lo peor de todo:

Pompeo hizo estos comentarios durante un discurso que ofreció en la Universidad de Louisville, estado de Kentucky, este lunes 2 de diciembre. Además, miles de personas protestan en Bolivia contra el gobierno de facto de la autoproclamada presidenta Jeanine Yáñez, a quien EE.UU. reconoció como mandataria interina de ese país, y que asumió el poder tras el golpe de Estado contra el presidente Evo Morales.

A nuestros amigos no les queda más que el silencio. ¡Qué burro eres, Mike Pompeo! ¿Qué necesidad tenías de darle este pastelito informativo nada menos que a Putin?

El hilarante discurso de un fanático

Por si todo eso fuese poca incitación a la risa, RT insiste en tu hilarante discurso de fanático:

Aunque las manifestaciones en Bolivia, Chile, Colombia y Ecuador han estado plagadas de denuncias de represión y en todas se han registrado muertos, Pompeo dijo que esas protestas y la respuesta estatal reflejan el "carácter y la expresión de los gobiernos democráticos legítimos".

El funcionario declaró que la política de EE.UU. en Latinoamérica se basa en la "claridad moral y estratégica", lo que significa que Washington "no puede tolerar" los regímenes que considera insatisfactorios en la región.

En este sentido, justificó que EE.UU. pueda participar en los esfuerzos antidisturbios, al señalar que su país representa el "mayor ejemplo de democracia en la historia del mundo".

>>Después, RT, televisión cuya lectura y vídeos me habéis recomendado al unísono (para que les eche un vistazo después de los huevos y beicon del desayuno -como gimnasia mental para colocarme en el tono bélico que me corresponde), continúa con otros temas; ya sabes, amigo Mike, el más listo en casa de imbéciles:

>>Cuba y Venezuela como “secuestradores de las protestas”, e “incitadores de las mismas”. Detalles sobre los números de muertos. Contradicciones entre “pueblos” y “pueblos” en Ecuador, Bolivia, Chile.  Por fin, querido amigo tonto, RT ha mencionado las huelgas y manifestaciones en la súperarmada y súperaliada Colombia. ¿Cómo encaja eso la Secretaría de Estado y el CNS?

Cómo envidio a los serios asesores del presidente Putin. Sobre todo a su ministro de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov. (Me estoy durmiendo… entre los gritos histéricos de mis asesores y los comentarios suaves e irónicos de Lavrov).

03/12/2019   

La Columna
Antonio Maira*
<<Me comen los demonios, sí; pero también me conducen a la victoria o al desastre total en un “enfrentamiento dialéctico” como señalaba Hegel. De eso sé mucho aunque las puntualizaciones acad&eacut...
Lo último
La Columna
La Revista