Gerardo Moyá Noguera*.- El amor por Cuba y su invicto comandante Fidel Castro es infinito, para mí y muchos/as ciudadanos del mundo entero. Su desaparición física, hará siete años el próximo noviembre, no fue real, sino simbólica.


Es decir, sus enseñanzas, sus discursos, sus reflexiones, etc. siguen muy vigentes hoy en día y creo que lo estarán siempre, tal como las de Che. Sus ejemplos como hombres de estado deben ser seguidas en todo momento. Repetirlas una y otra vez, como los apóstoles cristianos y ya no en las catacumbas, sino en las calles y por todo el orbe. Gracias a ellos Cuba es libre e independiente del atroz capitalismo que existe actualmente en casi todo el mundo, menos claro, está, en Cuba, Venezuela, Bolivia, etc. el Caribe y Latinoamérica, gracias todo ello a Fidel, Che, Martí, Céspedes, Maceo, etc.etc. los llamados mártires de la causa. El amor es el lazo (y así lo entendieron todos los mártires) de los hombres como ellos, el modo de enseñar y el centro mismo del mundo. El amor, señoras y señores,  es sol, y no puede haber dos soles en el mundo. Así es. Yo sé que el amor es razón y amo a Fidel y a Cuba y sus justas leyes. El amar no es más que el modo de crecer, tal como Cuba y otros países amigos del socialismo. 

 

*Presidente de la Casa de Amistad Baleares-Cuba

 

 

La Columna es un espacio libre de opinión personal de autoras y autores amigos de Cuba, que no representa necesariamente la línea editorial de Cubainformación.

La Columna
Gerardo Moyá Noguera*.-  Fidel Castro dijo: Nosotros naturalmente no queremos que el imperialismo se suicide a costa nuestra. Sigue:" al no tenerle ningún miedo  a  su poderío, eso es lo primero, segundo, disp...
Gerardo Moyá Noguera*.-  Fidel Castro Ruz y sus "barbudos" son los auténticos hombres de estado. Fidel, por ejemplo, tuvo muchísimos contactos y charlas con la intelectualidad política y no política e...
Gerardo Moyá Noguera*.-  Cuba resiste a sus 65 años de criminal bloqueo económico, comercial y  financiero y Palestina resiste a sus 75 años de colonización y barbarie por la brutal ocupación sionis...
Lo último
La Columna
La Revista