“Aquellos que no queremos que desaparezca la especie humana y la mayor parte de la vida en la Tierra no debemos de escatimar ningún esfuerzo para lograr un cambio en el comportamiento de los que quieren dominar el mundo. … El doble rasero, la hipocresía y perversidad de quienes pretenden someter al mundo por la fuerza, ha llegado a tal punto que ahora hasta pretenden que su codicia y criminalidad sea vista por el mundo como evidencia de su supuesta magnanimidad y espíritu compasivo.”

Palabras de Don Miguel d´Escoto Brockmann, Ministro de Asuntos Exteriores de Nicaragua. Las encuentran en la Presentación -entrada- a su libro titulado “La Reinvención de la ONU. Propuesta.” Prólogo de Ramsey Clark. Don Miguel d´Escoto Brockman fue el encargado de presentar la denuncia contra EEUU ante la CIJ el 9 de abril de hace 40 años, por financiar, armar y llevar a un ejército mercenario a hacer la guerra al pueblo de Nicaragüense, en ese combate en el terreno de la Justicia, Nicaragua también venció al imperio.


Las nuevas generaciones tomarán conciencia de su historia si ésta se les transmite con método de maestro, si se les da ese regalo precioso de su existencia con pedagogía. El imperio tiene la máquina del olvido siempre en marcha, haciendo que la historia sea una desconocida, engañando para que no se averigüe la raíz de los acontecimientos, para que no se conozca el proceso que explica el suceso.

Nicaragua hace sus deberes, enseña con entrega de maestro. El mismo día, 9 de abril, de hace cuarenta años Nicaragua denunció ante la Corte Internacional de Justicia al régimen imperial por ser el patrocinador de la milicia mercenaria que emprendió la guerra contra la victoriosa Revolución. El poder estadounidense siempre ha sido enemigo declarado de cualquier movimiento de liberación de un pueblo y Nicaragua había le había derrotado en varias ocasiones históricas, y tienen clavado en lo más profundo aquella con la que el General Sandino los puso en fuga.

La denuncia ante la CIJ para que se vea este 9 de abril es una lección de memoria histórica y de humanidad, tanto por aquello como porque ahora apremia justicia para el Pueblo de Gaza Palestina. Los pueblos se unen en la causa común, contra el causante de genocidio, contra el criminal y su crimen, contra ese que arma al ejército ocupante sionazi y contra éste mismo.

La Corte Internacional de Justicia va a ser examinada. Nicaragua ha dado la lección que los pueblos del mundo han aprobado. Si hasta hace poco el “occidente global” unipolar vendía la imagen de su grupo colonialista como el “único democrático” de Medio Oriente, aunque nunca ha cumplido con las leyes internacionales ni ninguna resolución de la ONU y ha sido señalado por las organizaciones internacionales como una entidad que practica el apartheid, el racismo, la tortura, la ocupación colonial de tierras y ciudades, la construcción de asentamientos coloniales, que son crímenes de guerra, el robo de las fuentes de agua, la destrucción de la agricultura, los asesinatos selectivos, la destrucción de la identidad cultural palestina, la detención y puesta en prisión de cualquiera sin acusación ni juicio, la ocupación de Jerusalén, capital de Palestina, siendo una ciudad bajo tutela internacional, la construcción de un muro que encierra a las ciudades palestinas y las incomunica, los miles de prisioneros, que ya alcanzan la cifra del millón desde 1967, … a ese engendro que da continuidad al nazismo, el “occidente Global” unipolar lo denomina, y lo quiere vender como, la “única democracia” de Oriente Medio. Debemos preguntarnos ¿por qué el hijo se parece tanto al padre?, ¿el colonialismo y el imperialismo son democráticos?

Pues la nación antiimperialista, Nicaragua, ha llamado a abierto la puerta de la CIJ para que se siente en el banquillo de los acusados Alemania, una potencia del otro extremo. El más alto tribunal de las NNUU vuleve a tratar el caso del genocidio contra el Pueblo de Gaza Palestina, caso denunciado por Sudáfrica contra el establecimiento neocolonial, denuncia a la que se sumaron Nicaragua, Cuba y Venezuela. Ahora con la denuncia Nicaragua pretende que ningún gobierno que se dice respetuoso con los Derechos más elementales pueda entregar armas al ente genocida y esconder la mano, que esos cómplices del criminal también tengan sitio en el banquillo llegado el día. Por tanto, la denuncia de Nicaragua lleva una carga política que va a hacer que se confronten valores políticos, sociales, de justicia y paz, diríamos de práctica humana solidaria, con el quehacer y la guía colonial imperial y supremacismo, su racismo, su deshumanización esclavista.

La acusación contra Alemania por suministrar armamento y declararse a favor del genocida lleva implícitamente a su pupilo, pero también llegará a aquellos que han apostado en la ruleta contra el Pueblo Palestino sirviendo detrás de Alemania y haciendo la propaganda al sionazismo en todos sus medios de difusión de masas. Lo que les ha sorprendido es que los pueblos han dejado de creérsela y los han repudiado, han roto la barrera de falsedades tejidas para defender a su creación colonial como la “única democracia” de la región. Volvemos a preguntar, ¿por qué el hijo se parece tanto al padre?, ¿el colonialismo y el imperialismo son democráticos? Una vez que no han podido frenar el conocimiento de la realidad, los cómplices de genocidio parece que temen que también a ellos les alcance la Justicia, y más teniendo en cuenta que han faltado al deber de el crimen y haberlo castigado como era su obligación.

Nicaragua denuncia que Alemania se burla del Derecho Internacional Humanitario sujeto a la guerra y demás normas contenidas en el Derecho Internacional, al colaborar en la ocupación colonial, en el desarrollo del crimen contra la humanidad que es el apartheid, además de negar con los sionazis “israel”el derecho de autodeteminación del Pueblo Palestino, derecho que consta para todos los pueblos del mundo en la Carta de la ONU.

La acción criminal de Alemania entregando armas y apoyando la colonización ha dejado ante los ojos del mundo la esencia misma de esos gobernantes que han retirado la ayuda a la Agencia para la Defensa de los Refugiados, UNRWA, o lo que es lo mismo, también llevan a cabo el genocidio matando de hambre, sed y enfermedades al pueblo indefenso de Gaza para que la entidad colonialista vacíe y se apodere de esa Franja de Palestina.

De momento algunos de los que apostaban con Alemania a la colonización y el genocidio han visto que su colaboracionismo puede dejarles con una carga en la Historia que va a pesar más que lo que vayan a obtener por el crimen, y algunos se han echado para atrás, Francia, Suecia, Finlandia, la misma UE, Canadá y Japón, como ve, usted que lee, defender al Pueblo de Gaza Palestina, unirse contra el genocidio siguiendo a los antiimperialistas obtiene buenos resultados, no solo se han echado para atrás esos cómplices del sionazismo sino que la misma Alemania ha declarado que mantiene su obligación con la UNRWA solo para Cisjordania, pero no para Gaza, busca un lugar oscuro en el que esconderse, propio de su carácter hipócrita.

Son Sudáfrica, Nicaragua, Cuba, Venezuela y otros, junto con millones de personas protestando contra el genocidio, los que han puesto a salvo los valores de humanidad y justicia eso que nos confrontan con el imperialismo y su práctica genocida. El 9 de abril es un día para la enseñanza pedagógica de la Memoria Histórica partiendo de Nicaragua, es un día de reclamación contra el genocidio sionazi y sus cómplices.

 

 

Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 días; Palestina. Crónicas de vida y Resistencia; Dietario de Crisis; Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero; Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios. Y, Palestina es Palestina. Presidente de AMANE, perteneciente a la Asociación Europea de Apoyo a los Detenidos Palestinos. Miembro de la Red en Defensa de la Humanidad e Integrante de la Red de Artistas, Intelectuales y Comunicadores Solidarios con Nicaragua y el FSLN.

 

 

 

La Columna es un espacio de opinión personal y libre de las personas autoras y no necesariamente tiene por qué representar la de Cubainformación

La Columna
Las dos Rs. Reglas del arte y de la vida: Reconocimiento y Revolución. Si quien lee no reconoce y no se renueva, supera, revoluciona, o está tan asimilado a la “norma”, a la asepsia, al conservadurismo, que no ve el signific...
El nuevo faszzzismo brota del capitalismo con varias capas de protección, a partir de su idea principal. - ¿Qué puede usted quitar a un moribundo pobre?: - El último suspiro en la agonía. - ¿Pero la agon&iacu...
Expulsen a las representaciones y con ello irá al cajón de la basura histórica el reconocimiento del ente colonial. Si dicen reconocer a Palestina no sostengan un establecimiento que se levanta contra toda la Ley Internacional, c...
Lo último
La Columna
La Revista