XXXI Feria Internacional del Libro de La Habana. Foto: Enrique González (Enro)/ Cubadebate.


Thalía Fuentes Puebla - Cubadebate

El domingo concluyó la primera etapa de la XXXI Feria Internacional del Libro de La Habana, que del 9 al 19 acogió la capital cubana. Según dijo en el acto de clausura el presidente del Instituto Cubano del Libro, Juan Rodríguez Cabrera, se vendieron en la primera etapa de este evento 710 455 libros. En el 2022 se comercializaron 860 352 ejemplares.

Si bien es un número considerable de ventas, hay factores que llevan un análisis aparte. ¿La FILH continúa siendo un impulso para potenciar la lectura y el conocimiento? ¿Cuánto incide en ese propósito el precio de los libros? ¿A qué va el público a la Fortaleza San Carlos de la Cabaña?

En los comentarios a los trabajos publicados en Cubadebate y en las redes sociales, no son pocos los lectores que se han quejado de los altos precios de la Feria, y en una sociedad donde la inflación crece y hay que sacar cuentas diarias para acceder a los insumos de primera necesidad, comprar libros no es una prioridad en muchas familias cubanas. Eso no está en cuestionamiento.

Y sí, el precio promedio de los títulos cubanos que se comercializaron en el evento fue de 17 pesos. Yo misma compré una jaba de libros por solo 211 pesos, pero, en cambio di 300 por un ejemplar de un autor venezolano que me interesaba leer.

¿Cuan interesante y variada es la oferta que brindan las editoriales del patio? ¿Dónde están los clásicos de la literatura universal?¿Los libros de poesía, ciencia ficción, novelas, aventuras, etc..? ¿Cómo se le explica a un niño que no se le puede comprar los libros más llamativos, instructivos e interesantes porque oscilan entre los mil y cinco mil pesos? Eso sin hablar de los montos de las ofertas gastronómicas.

El precio de los libros no puede ser el impedimento que frene la lectura. Esa tesis ha sido defendida por la Revolución desde sus inicios. Las editoriales cubanas no tienen que competir con las extranjeras cuando es evidente que sería un duelo demasiado injusto en el que entran otros factores como la obsolescencia tecnológica o la escasez de materias primas para hacer mayores tiradas, aún cuando sea una voluntad del país.

Más de 400 000 personas asistieron a sus sedes en este 2023, la Fortaleza San Carlos de la Cabaña y el Centro Histórico de la Habana Vieja, principalmente, pero, en la concreta, cuántas de eso cientos de miles compraron al menos un libro, o los leerán, si es que los compraron.

Cada vez es más frecuente la moda de ver a la Feria del Libro como un espacio de socialización donde se reúnen los amigos para compartir un rato. Y eso no está mal, lo incorrecto es que se olvide el propósito fundamental de la cita. Es una Feria del Libro y no unos carnavales, donde la música (cualquier tipo de música) irrumpe con la tranquilidad que debería tener un evento de este tipo.

Es urgente que las editoriales se acerquen al lector, hacer encuestas para saber por cuál rumbo van sus gustos y necesidades. De nada sirve publicar 8 000 ejemplares de determinado título si cuando concluya la FILH, el 90 porciento de ellos termina en un almacén esperando el próximo año.

Pese a eso, hay que darle aplausos a la Feria del Libro, que demostró, una vez más, que un evento puede aunar a todas las artes para el disfrute del público, que tuvo a su alcance alrededor de 2000 acciones literarias y artísticas y la presentación de más de 400 títulos.

La pérdida del hábito de la lectura va más allá de la realización de un evento anual o de las frecuentes presentaciones de libros en distintos espacios del país. Incide el papel de la familia desde edades tempranas o la preferencia de los jóvenes por otros entretenimientos como videojuegos o tablets. No obstante, el libro digital es una variante que está asumiendo parte del mercado editorial y Cuba está dando pasos certeros en ese escenario. 

Que no nos gane el triunfalismo. Lo importante es concientizar que quien decide que va a leer es el lector y debe encontrar lo que busca, o al menos una parte en un evento de esta índole. En este juego no entran imposiciones. Y repito, el precio jamás puede ser la barrera de la lectura.

Opinión
Escrito por la redacción de telegram canal Antiescuálidos (https://t.me/antiescualidos) La oposición venezolana actualmente cuenta con 9 candidatos opositores para las elecciones presidenciales del 28 de Julio de este 2024, algun...
Lo último
La Columna
La Revista