Canal Caribe.- El protagonismo de los jóvenes de Cuba​ en las tareas del PCC​ y la batalla que se libra en la actualidad en la comunicación en las plataformas de Internet centraron los análisis de los delegados en la comisión de funcionamiento y trabajo ideológico del 8vo Congreso del PCC​. Los debates estuvieron dirigidos por el Segundo Secretario del Comité Central del Partido José Ramón Machado Ventura.


Cuba libra una guerra cultural e ideológica en redes sociales, señala PCC

Orlando Oramas León, Ariel Ley Romero - Cubadebate - Video: Canal Caribe / TV Cubana - Foto: ACN/Ariel LEY ROYERO

Cuba libra hoy una guerra cultural e ideológica en las redes digitales, para lo cual alista las potencialidades de la creciente informatización de la nación caribeña, dijo un dirigente del Partido Comunista (PCC).

Resulta un tema al que el Partido Comunista de Cuba (PCC) considera estratégico y fue objeto de debate en el 8vo congreso de la organización, que inició hoy en esta capital.

El jefe del departamento Ideológico del PCC, Víctor Gaute, refirió que se trata de una batalla en tiempo real.

Reconoció que en el quinquenio que media luego del 7mo cónclave partidista se multiplicó el acceso a las redes en la nación caribeña, y significó que ello acrecienta el reto ante el orquestado trabajo de los enemigos del proceso revolucionario.

Las autoridades cubanas denuncian el incremento de campañas dirigidas a la subversión en la isla, en particular desde Internet, y acusan la participación y financiamiento por parte de agencias del gobierno de Estados Unidos, en particular durante el mandato de Donald Trump.

Al respecto Gaute instó a renovar, reforzar y gestionar la labor en los espacios virtuales para desplegar y posicionar lo que denominó como activismo revolucionario. Estar a la ofensiva, resumió.

También llamó a sumar a los principales batallones de la contienda, que definió como las organizaciones de masas e instituciones creadas por la Revolución, incluidas las universidades cubanas, algunas de las cuales disponen de observatorios sobre lo que sucede en las llamadas redes sociales.

Dijo que en este enfrentamiento tienen un papel protagónico los jóvenes, por su talento y natural manejo de las nuevas herramientas de la comunicación.

El dirigente partidista intervino en la comisión que analiza el funcionamiento del  PCC y el trabajo ideológico, conducida por el segundo secretario de la agrupación, José Ramón Machado Ventura.

Sobre el tema Machado Ventura llamó a cohesionar fuerzas ante lo que definió como un enemigo poderoso por sus recursos y tecnologías. Unidos podemos hacer más, comentó.

 

Política de cuadros, cuestión estratégica para Cuba

José Armando Fernández Salazar, Ariel Ley Romero - Cubadebate

Para el país es una cuestión estratégica la Política de Cuadros, dijo hoy en esta capital Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, miembro del Buró Político y Presidente de la República, al intervenir en la Comisión No.3 del 8vo. Congreso del Partido, dedicada a analizar este tema.

La Política es un sistema de gestión, tiene componentes y procesos que están íntimamente relacionados, cuando se violan se rompe la conducción —dijo--y añadió que no puede haber rupturas ni improvisaciones, de lo contrario los problemas nos cogen de golpe.

Agregó que hay que preparar a nuestros cuadros para que estén sometidos a etapas prolongadas de adversidad porque con el enemigo que tenemos los dirigentes tienen que tener la capacidad de enfrentar con aliento, pasión y firmeza etapas como esta que estamos viviendo.

Díaz-Canel Bermúdez subrayó que el mejor tiempo que puede dedicar el Buró provincial del Partido es aquel enfocado a trabajar con los secretarios generales de núcleos, y esa práctica sistemática se puede extrapolar al trabajo del gobierno, de las administraciones, y cuando se convierta en un sistema de vínculo con la base se va a tener una riqueza de aportes y participación en las soluciones de los problemas.

En los debates de la Comisión varios delegados destacaron el aporte de la Unión de Jóvenes Comunistas a las plantillas de cuadros del Partido, lo que motivó la intervención de Diosvany Acosta Abrahante, Primer Secretario del Comité Nacional de la organización política juvenil, quien dijo que hay avances para identificar desde los centros estudiantiles y de trabajo a los jóvenes con potencialidades para la dirección.

Desde que el joven está construyendo su proyecto de vida hay que insertar también este concepto de la Política de Cuadros para que forme parte de él, y ello es una garantía de calidad, dijo Acosta Abrahante.

Marisol Fuentes, secretaria general del sindicato de las Comunicaciones, señaló que el movimiento sindical cubano llega al 8vo. Congreso con una mejor calidad en la composición de sus cuadros, con el 98 por ciento de la plantilla cubierta; pero se ha identificado que persisten debilidades que transitan por el orden subjetivo y objetivo relacionadas con la preparación y capacitación, y cierta improvisación en los niveles de promoción.

Añadió que como resultado de esta estrategia se ha actualizado el sistema de trabajo para una mayor vinculación de los cuadros principales con la base y a partir de ahí hacer un diagnóstico objetivo para que las personas que trabajan en esos lugares puedan integrar la lista de reservas.

Yudalys Rodríguez Castro, primera secretaria del Comité municipal del Partido en Pinar del Río, opinó que muchas veces la dinámica de otras tareas impide que desde la planificación se le pueda dar seguimiento con la intencionalidad requerida a la Política de Cuadros, para que se convierta en un sistema de trabajo a partir del diagnóstico de las características de las personas y luego ejercer el control de forma tal que se preparen pero también se sientan atendidos y reconocidos.

A juicio de Federico Hernández, primer secretario del Comité provincial del Partido en Granma, hay problemas en la calidad de los cuadros porque además de la preparación económica y política hay que tener más intencionalidad y mayor rigor en la evaluación que se les realiza, la que debe ser diaria, y compartir espacios que demuestren cómo se dirige una tarea y se garantiza que se cumpla.

Yudí Rodríguez Hernández, primera secretaria del Comité provincial en Villa Clara, señaló la necesidad de fortalecer el trabajo de las escuelas del Partido, donde se forman las reservas, incrementando la categoría de sus profesores y vinculando a estudiantes y docentes como asesores del trabajo de la militancia.

Sobre la necesidad de la ejemplaridad opinó Marcia Cobas, funcionaria del Consejo de Ministros, quien se refirió a la necesidad de la rendición de cuentas de los dirigentes mediante diversas vías, desde los medios de comunicación hasta las asambleas de base, como está ocurriendo ahora con la dirección del país; pero se aprecian debilidades en los niveles intermedios.

Es necesario que los cuadros no pierdan el contacto con la población y tengan tareas de choque para que demuestren en realidad sus cualidades, agregó.
Miguel Mario Cabrera Castellanos, miembro del Comité Central y jefe de la Dirección de Cuadros del Estado y el Gobierno, se refirió a las experiencias de los últimos años en ese nivel, orientada a trabajar con mayor intencionalidad con la cantera y la reserva e incorporar elementos de la ciencia a la gestión de la Política de Cuadros, por ejemplo, la caracterización de las competencias para ocupar un cargo.

Jorge Luis Broche, vicejefe de Departamento en el Comité Central, dijo que los problemas que se enuncian en la implementación de la Política de Cuadros desde el 6to. Congreso, evidencian que existen puntos comunes pero también que se ha avanzado en muchas cosas, y un ejemplo de ello son los jóvenes universitarios que en estas condiciones pandémicas van a la zona roja o están en los SAF (sistema de atención a la familia), por lo que la obra de la Revolución ha generado su propia gente.

Luego de la presentación del Informe Central al 8vo. Congreso del Partido, hoy en el Palacio de Convenciones de esta capital, los delegados comenzaron el trabajo en comisiones.

En la comisión No. 3, presidida por Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, se presentó una valoración acerca de Política de Cuadros del Partido, la Unión de Jóvenes Comunistas, las organizaciones de masas, el Estado y el Gobierno, y el papel del Partido para alcanzar resultados superiores.

En esta jornada sesionaron también la Comisión No.1 sobre el tema económico y social, y la Comisión No. 2 sobre el funcionamiento del Partido y el trabajo ideológico.

Esta mañana el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, en la presentación del Informe Central al 8vo. Congreso, subrayó como misiones del trabajo de la organización, el desarrollo de la economía nacional, la lucha por la paz y la firmeza ideológica.

 

No basta con tener a los buenos: hacen falta los mejores

En quienes dirijan desde las filas del Partido Comunista de Cuba, lo esencial será poseer vocación de servicio, profundo amor patrio, y otras cualidades que no podrán medirse en modelo estadístico alguno. Con ese tono se dieron las reflexiones, durante el primer día del 8vo Congreso de la organización política de vanguardia, desde la comisión No.3 que versó sobre Política de Cuadros y que estuvo encabezada por el Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez

Juventud Rebelde

«A nosotros nos hace falta que lleguen a cuadros los mejores, las mejores compañeras y los mejores compañeros que tienen más cualidades revolucionarias, más cualidades ideológicas y más cualidades profesionales, de carisma, de trabajo, de experiencia, para conducir los principales procesos». Este viernes en la tarde, en una magnífica reflexión colectiva que fue ganando en pasión y profundidad mientras avanzaba, el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, compartía esa expresión.

Lo dijo en la Comisión que versó sobre Política de Cuadros. Hizo énfasis en que, en cuestiones de dirigir, más allá de visibilizar a los buenos lo que está haciendo falta es visibilizar a quienes más cualidades tengan.

El liderazgo dentro del Partido Comunista de Cuba entraña un asunto vital y estratégico. Encontrar a los idóneos para que asuman responsabilidades es una necesidad que no espera; pero ese hallazgo, como se expresó desde las sesiones del 8vo Congreso de la organización política de vanguardia, no es asunto de un día sino fruto de una labor aguda y permanente.  

En torno a ese eje conceptual se dieron las reflexiones, desde el capitalino Palacio de Convenciones, en la comisión —una de las tres del cónclave— sobre Política de Cuadros, que tuvo como punto de partida el documento que llevó más de un año de trabajo, cuyo título es «Valoración acerca de la Política de Cuadros del Partido, la Unión de Jóvenes Comunistas, las organizaciones de masas, el Estado y el Gobierno. Papel del Partido para alcanzar resultados superiores».

Durante la jornada que estuvo encabezada por el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, los delegados expresaron ideas en torno a la atención del cuadro partidista, su desempeño y los modos de evaluarlo, así como la disciplina y el comportamiento ético que deben serle consustanciales.

Se fueron engarzando las ideas de los delegados sobre un asunto que apasiona: Maribel Fernández López, del Comité Municipal del Partido en Cienfuegos, recordó la pertinencia de que a los cuadros les distingan la preparación técnica y profesional, y la ética. Quienes dirigen, enfatizó hermosamente trayendo al Che a colación, son la pieza maestra del motor ideológico que es el Partido Comunista.

Atender, controlar y educar a quienes tengan una responsabilidad, llevarlos por el camino de la profilaxis, entender que un error en ellos impacta en la organización política, se sumaron como conceptos a un encuentro donde no se obvió la arista —expresada por la miembro del Comité Provincial del Partido en Matanzas, Susely Morfa— según la cual hay que seguir trabajando con intencionalidad la entrada de los jóvenes a las filas del Partido, pues ellos son los futuros cuadros.

«No es renovar por renovar, dijo ella, debemos tener mucho cuidado, tiene que ser una renovación acompañada de un tránsito, con personas de sobradas cualidades».

¿Por qué a veces nos pasan por delante los problemas, y vemos cuadros que cometen errores éticos?, preguntó en algún momento de la jornada Abelardo Álvarez Gil, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido y Jefe del Departamento de Organización y Política de Cuadros.

Esa interrogante resultó ser rampa de lanzamiento para que varios delegados comentaran sobre el valor de evaluar el desempeño de los cuadros de manera sistemática, lo cual es antídoto frente a procesos en los cuales se desdibujan los valores éticos sin que haya una crítica oportuna o una llamada de atención que detenga la caída moral.

Al respecto el Presidente Díaz-Canel hizo referencia a que, cuando compañeros de lucha, de batalla, cometen un error, hay que alertarles a tiempo, y además hay que darles la posibilidad de rectificar. «Cualquiera de nosotros se puede equivocar; (pero) si uno demuestra que tiene capacidad de solucionar los problemas, también está expresando que en uno pueden confiar».

Otras de las esencias planteadas tiene que ver con enseñar a hacer, con dar espacios a la ejecutoria mientras se suman los ingredientes de la ciencia, la creatividad y el sentido práctico.

El Presidente cubano compartió su certeza de que la Política de Cuadros es un sistema de gestión, tiene componentes relacionados entre sí; y cuando estos se violan se rompe la conducción de la política.

Cuando en un lugar se acude a un cuadro que no se conoce, argumentó el Jefe de Estado, eso es improvisación. Lo contrario —explicó—, lo correcto, es visualizar a las personas con condiciones, alistarlas para  cuando estén en condiciones de ser promovidas, y a partir de los resultados, de una evaluación contante, ir perfeccionando el trabajo.

De conocer bien a quienes se tiene como propuestas para dirigir habló el mandatario como premisa cardinal. Hacer lo contrario engrosa los «defectos que nosotros tenemos que ir puliendo», dijo, para subir «a un nivel distinto de consecución, en la misma medida en que haya más conciencia sobre la importancia de lo estratégico que es para la Revolución, para el país, la Política de Cuadros».

Ellos tienen el mayor desafío

Miguel Díaz-Canel Bermúdez subrayó la certeza de que «para que se cumplan los propósitos, las proyecciones de este Congreso», el mayor desafío está sobre los hombros de los cuadros.

Si se evalúa con sistematicidad, apuntó el dignatario, en qué estadios están los cuadros, qué perspectivas presentan, los problemas no sorprenden. Debe conocerse, dijo, el arte de tener claridad sobre quiénes están bien y pueden avanzar a ser promovidos, quienes están bien pero ya no están en condiciones de ser promovidos, y quienes no han tenido un buen desempeño y necesitan ser liberados de la responsabilidad.

Cuando no se trabaja de ese modo, explicó el Jefe de Estado, los problemas caen de golpe por falta de previsión;  «entonces no aparecen los cuadros por ningún lado porque hay que mover a varios, no los tenemos preparados dentro de la organización y hay que irlos a buscar en otro lugar».

En otro momento de sus reflexiones Díaz-Canel Bermúdez habló sobre la trascendencia de preparar cuadros que puedan afrontar etapas prolongadas de adversidad, «porque con el enemigo que nosotros tenemos», generalmente los procesos adversos a los cuales hay que sobreponerse en el país «son históricos, están en nuestra historia».

«Entonces —dijo sobre nuestros cuadros—, (…) no es solo que  sepan dirigir, que tengan las herramientas; es que tienen que tener también la capacidad para enfrentar con aliento, con pasión, con decisión, con firmeza, etapas prolongadas que son complejas».

Aquí el problema es no rendirse, recalcó el mandatario, «aquí no nos podemos rendir nunca»; y definió que la cuestión es cómo mantener «esa capacidad de confianza en que podemos vencer situaciones prolongadas de adversidad». No solo se trata de confianza, subrayó: también se trata de «que vamos a vencer siempre que enfrentemos esas condiciones adversas, y que lo que tiene que ser retador para nosotros es eso, que tengamos esa capacidad, que podamos salir de esas situaciones, que las podamos sobrepasar aportando victorias para la Patria. Eso es lo que tenemos que alimentar como convicción y es uno de los elementos que debemos tener en cuenta en la preparación de los cuadros».

Otras voces sobre un tema vital

Cuba necesita jefes que interactúen con sus trabajadores, que sepan pulsar los estados de ánimo de sus subordinados. De eso habló Marcia Cobas Ruiz, funcionaria del Consejo de Ministros. «Aquí la autoridad no la dan los cargos, la autoridad la da el trabajo. Para nosotros los revolucionarios lo importante es ser útil, lo importante es actuar, es ser útil para el pueblo», afirmó.

Abelardo Álvarez Gil sumó la idea de que ser cuadro político no es un empleo sino un sentido muy alto de compromiso con la vocación de servir.

Jorge Luis Broche, miembro del Comité Central del Partido Comunista, exhortó a enfocar la Política de Cuadros como un sistema; y recordó que un cuadro que se corrompe no suele darle la cara a la gente, no es transparente. Son fenómenos, alertó, sobre los cuales hay que tener profunda capacidad de análisis.

Los tiempos de pandemia que Cuba vive y sufre son vívida muestra, como se dijo en el encuentro, de que la Revolución tiene sobrado capital humano para contar con buenos cuadros, y que toca a los más jóvenes usar la experiencia de las generaciones históricas y las herramientas que se atemperen al momento presente.

«Hay muchas potencialidades en nuestros jóvenes», afirmó Díaz-Canel. Los encuentros sostenidos por la dirección del país con jóvenes en todas las provincias, con quienes han estado participando en las tareas de enfrentamiento a la COVID-19, «nos da a todos nosotros una lección».

La tarde de pensamiento de este viernes, que tiene continuidad desde esta mañana, dejó en claro que en un cuadro lo principal es ser un patriota y poseer cualidades que jamás podrían medirse en modelo estadístico alguno.

 

La Revolución no está en las redes sino en las calles

La necesidad de desarrollar el activismo revolucionario en las redes sociales es una tarea de la militancia comunista cubana, pero el tema debe analizarse desde una premisa: fue la Revolución la creadora de poderosas redes de organizaciones

Juventud Rebelde

Que la Revolución está en la calle, y no en las redes sociales, fue la expresión del delegado Miguel Barnet con que no solo concluyó su primera sesión la Comisión de funcionamiento y trabajo ideológico, sino también la que mejor definió uno de los temas transversales de todo el debate: la defensa de Cuba y de sus valores desde las nuevas trincheras de las tecnologías de la comunicación.

Un rato antes de que el prestigioso creador remarcara en esta comisión, presidida por el segundo secretario del Comité Central, José Ramón Machado Ventura, que la mayoría de nuestros artistas e intelectuales están con Cuba y Fidel –varios delegados periodistas lo habían hecho antes-, el miembro del Secretariado y jefe del Departamento Ideológico del Comité Central, Víctor Gaute López, hizo un llamado clarísimo: debemos desarrollar el activismo revolucionario en las redes sociales.

Gaute López definió con agudeza que sí, el Partido debe desarrollar un mejor trabajo desde las redes sociales, pero que hay que discutir el tema comenzando por las redes sociales creadas por la Revolución: nuestra red de organizaciones. Hasta quienes nos visitan —comentó— nos dicen que esas son las mejores.

En su exposición, el dirigente llamó a renovar los métodos de acción en el espacio digital, donde se verifica una verdadera transformación de la lucha ideológica y, por ello, se demanda una mejor batalla, en ese frente, de las fuerzas de la Revolución.

Nuestro país —afirmó Gaute López— ha desarrollado la informatización de la sociedad, donde contamos con fuerzas aún mayores que las que están participando, lo que sugiere las amplias reservas con que contamos y que incrementarla no depende de más medios sino de mayor participación.

Esa línea de pensamiento fue compartida por el también integrante del Comité Central Yoerky Sánchez Cuéllar, quien recordó que, en 2012, el Comandante en Jefe afirmó que internet es un instrumento revolucionario que permite recibir y trasmitir ideas, en ambos sentidos. Ahí está, según el joven delegado, el escenario principal de la confrontación ideológica, que debemos encarar con certera generación de contenidos, siendo proactivos y firmes no solo en la promoción de nuestros valores y símbolos, sino también en su defensa.

Entendiendo la Revolución como un sentimiento y el Congreso como de toda Cuba, Yailín Orta Rivera, delegada por La Habana, se detuvo en la responsabilidad de los directivos en la ejecución de los procesos políticos dentro de su centro y en su deber de crear espacios motivacionales a partir de las riquezas que en asuntos de identidad tenemos los cubanos.

Desde su posición de delegada por la provincia de Camagüey, la maestra Regina María Balaguer llamó a trabajar más en la calidad de los procesos de crecimiento, de manera que siempre alcancen la militancia los mejores, y solo los mejores. Ello pasa, según consideró, por acercarse a los niños y jóvenes, darles tareas, conocer su real pensamiento de cara a la militancia, de manera que al final estén en filas los reales revolucionarios y comunistas.

Al respecto, Machado Ventura recordó que esa es justamente la línea y comentó, por otro lado, que el núcleo es además responsable de la conducta de sus militantes. El segundo secretario refirió la retroalimentación mutua que define el trabajo político: el núcleo debe prepararse para la asamblea de trabajadores tanto como, de manera organizada, trabajadores no militantes deben ser invitados a reuniones del núcleo.

Ello se relaciona con la intervención del joven delegado pinero Rafael Licea, quien señaló que el vínculo con las masas, que decide el trabajo del Partido, debe ser permanente y el estudio político es tarea de todo el año. Si el crecimiento no sale bien la culpa no será de la persona sino del núcleo, consideró el delegado, quien no cree en la autenticidad de militantes solamente «institucionales». ¿Dónde queda la comunidad?

A tono con la época de la gesta actual, la delegada habanera Yuniasky Crespo afirmó que la Revolución no solo se defiende con coraje: hace falta ponerle inteligencia y voluntad, todos los días. Se requiere hacer cosas nuevas, pero mantener las que estén bien, señaló Crespo, quien ejemplificó que militantes de núcleos con problemas mostraron actitudes heroicas lo mismo en auxilio ante un accidente aéreo que tras un tornado y, ahora, frente a la pandemia. Lo que se requiere entonces, resumió, es encaminarlos mejor. 

Sobre la labor en el entorno, Machado Ventura explicó un dilema que exige perfeccionamiento: con la población, envejece la militancia y, por la baja natalidad, la cantera se reduce aún más, de manera que ya el problema no debe verse desde porcentajes sino desde números absolutos.

Ese Partido amplio y profundo por el que luchamos tiene un rostro particular en las comunidades. El delegado habanero Jesús Cabrera, jubilado él mismo, comentó que esos militantes de los barrios son guerrilleros del día a día. Cabrera destacó la necesidad de atender más el trabajo político en las comunidades, esos escenarios que son de todos, se esté activo laboralmente o no.

Ese trabajo en los barrios puede sacar de ellos aún más ejemplos honrosos como los vistos, sobre todo en jóvenes, en estos tiempos de pandemia. Ailín Álvarez García, segunda secretaria del Comité Nacional de la UJC, comentó en la comisión una idea que remite al futuro que entraña la frase de Miguel Barnet: todo el funcionamiento de esta organización responde a la lógica de que se es militante para formarse como cantera natural del Partido.

Si cuenta con el respaldo de la mayoría de intelectuales y artistas, de periodistas y obreros, de veteranos y jóvenes, el futuro del Partido está más que asegurado.

Cuba
Prensa Latina - Video: TV Cubana.- El primer ministro de Cuba, Manuel Marrero, apostó hoy por una política más eficiente de autonomía municipal para los gobiernos locales del país....
Cubadebate - Video: RT.- El Director General para América Latina del Ministerio de Relaciones Exteriores, Eugenio Martínez Enríquez, informó a través de su cuenta de Twitter que la Cancillería cubana expres&o...
Odén fue una persona fiel a aquellas cosas en las que creyó, fiel a Dios, a su pueblo, fiel a la Revolución que él quiso y por la cual también estaba dispuesto a darlo todo. Video: TV Cubana....
Lo último
La Columna
La Revista