Yunier Javier Sifonte Díaz - Cubadebate.- Cuando Rafael Alba cayó en su primer combate de estos Juegos Olímpicos, muchos creyeron que ya no tendría opciones de buscar una medalla. Sin embargo, el avance de su rival hasta la final le dio la oportunidad de discutir un bronce que serviría como prueba de calidad. Y Rafael Alba no lo desaprovechó. Desde hoy es nuestro primer medallista en Tokio.


El pleito decisivo ante el chino Hongyi Sun fue una guerra de nervios, de táctica constante, de precisión.

El nuestro salió delante, gracias a un puñetazo en el pecho que consiguió detener a su rival, pero en ese primer round no logró nada más. En el segundo amplió la ventaja, aunque el inicio del último parcial trajo un empate a cuatro puntos que lo tensionó todo.

Con su peto y su casco azul, Rafael Alba lo arriesgó todo en los últimos segundos de un pleito que significaba el momento de la resurrección. Hace unas horas el doble campeón mundial pensaba que no podría llegar a este momento.

“Vi que el contrario estaba cerca del borde de la zona válida y me lancé. Normalmente ese tipo de estrategia no la utilizo, porque puedo salir perjudicado, pero el que no se arriesga no gana”, explicó aun con la bandera cubana sobre sus hombros.

Para llegar aquí Alba debió vencer en el repechaje al marfileño Seydou Gbane, y para ello apeló a la confianza que le faltó en su primera presentación. En ese match lució desconcentrado y falto de fuerza, aunque a la postre cayó ante el hombre que hace solo minutos acaba de convertirse en subcampeón olímpico. Aun así, Rafael celebra sin olvidar que podía llegar a más.

“No es la medalla de oro que el pueblo esperaba de mí —reconoce—, pero estoy muy contento con este bronce. Al final la vida me premió con esta oportunidad”. Ahora el cubano tiene una presea en el único torneo que aun le faltaba por conquistar.

Hace cinco años no logró correr en círculos con la bandera en lo alto. Quizás por eso ahora celebró tanto su triunfo, un éxito que llega para un deporte que solo en una de sus seis participaciones olímpicas se ha marchado sin subir al podio.

Tal vez por eso Rafael se abrazó a su entrenador con tanto ímpetu, y también porque ambos saben que esta medalla, fiel al apellido de su dueño, es el alba para Cuba en la tierra del Sol naciente.

¡Gracias Rafael Alba por el alegrón!

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, felicitó esta mañana al primer medallista cubano en Tokio 2020. “¡Gracias Rafael Alba por el alegrón! Contigo se abre el medallero de la Isla y estamos seguros de que disfrutaremos muchas más hazañas de nuestros deportistas”, escribió el mandatario.

Hoy amanecimos con la primera medalla de #Cuba en los #JuegosOlimpicos2020 ¡Gracias Rafael Alba por el alegrón! Contigo se abre el medallero de la Isla y estamos seguros de que disfrutaremos muchas más hazañas de nuestros deportistas. Un abrazo para toda la delegación. pic.twitter.com/xhNsghJYl5

— Miguel Díaz-Canel Bermúdez (@DiazCanelB) July 27, 2021

Cuba
Omara Durand y su guiía Yuniol Kindelán. Foto: Archivo....
La cubana Omara Durand Elias y su guía Yuniol Kindelan Vargas celebran su Medalla de Oro en la Final Femenina de Atletismo de 400m T12 en el Estadio Olímpico. Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, Tokio, Japón, martes 31 de a...
Paso de la Caravana Olímpica por la avenida Boyeros, en La Habana. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate....
Lo último
La Columna
Senil y mentiroso
Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- El primer discurso del presidente Joe Biden ante la 76 Asamblea General de la ONU, el 21 de septiembre del 2021, demostró la situación lamentable en que se encuentra ...
La Revista