Noel Manzanares Blanco - Cubainformación.- Hace doce meses, en Joe García: certidumbre y desvergüenza, me hice eco de la entrevista concedida en Miami por ese representante federal estadounidense a la Periodista Yadira Escobar, de Progreso Semanal, con el rótulo No quiero asfixiar a mi abuela para sacar a los Castro, y destaqué su percepción según la cual la “disidencia” cubana se mantiene por el dinero que le suministran sus consortes y el gobierno Made in USA, “porque si no fuera por esa ayuda, esta gente desapareciera” —manifestó el legislador en aquel tiempo.


 

Traigo a colación el pasaje anterior, a propósito del apoyo público dado por el mercenario Guillermo (des) “Coco” Fariñas al mismísimo Joe García, asunto que dio lugar a  El traje de pesetero a Ud. no le queda, de Lorenzo Gonzalo, un trabajo que me permite omitir consideraciones al respecto —todavía más, si usted lee Revelan todas las mentiras de la autobiografía [del vividor].

No obstante, quizás por aquello de que la mentira reiterada alguien le puede dar crédito, me he visto en la necesidad de referirme al ciudadano en cuestión y psicólogo de título, el mismo personaje de quien precisé justo un año atrás que la prueba más fidedigna de su calidad humana está en Cuba recuerda 73 víctimas del avión abatido por Posada Carriles, mientras éste apadrina en Miami a Guillermo Fariñas, y la foto adjunta que señala a los personajes incluidos: Posada Carriles, a la derecha; Guillermo Fariñas, el segundo; y Hubert Matos, a la izquierda —la imagen está en la versión de este escrito en Kaos en la Red.

Así, para esta oportunidad comparto con mis lectores/as unas breves observaciones a partir de la entrevista que ese sujeto, líder mundial en huelgas de hambre con alimentos ocultos y asistencia de médicos cubanos, le concedió al vocero de la terrorista-mafia-gusana radicada al Norte del Estrecho de la Florida, El Nuevo Herald, y que la versión digital de ese órgano de prensa publicó el pasado 30 de Octubre.

Resulta que a pesar del respaldo prácticamente absoluto de la comunidad mundial a Cuba reflejado recientemente en las Naciones Unidas y del consenso de Latinoamérica y el Caribe para que la Mayor de las Antillas asista por derecho propio a la Cumbre de las Américas a celebrarse en Panamá en el 2015, el susodicho le expresó al Herald:

“Yo pienso que una normalización entre el gobierno de Cuba y el de Estados Unidos sería una traición a los cubanos y a la democracia […]”./ “Es potestad del gobierno de Panamá invitar a Cuba pero creemos que Barack Obama y todas las autoridades norteamericanas tienen un compromiso moral con la democracia. Por lo tanto, quisiéramos que Obama no asistiera a la cumbre […]”.

Y para despejar cualquier duda arca de su posición anti-pueblo cubano, fíjese usted en qué respondió a la pregunta “¿Estaría a favor de levantar el embargo [la Barbarie] y las restricciones de viaje a los ciudadanos estadounidenses en estos momentos?”: “No. […]”.

Otro segmento del diálogo (des) “Coco” Fariñas-El Nuevo Herald que deseo resaltarle, es el siguiente:

Pregunta el Herald: “Algunos disidentes cubanos han planteado que la oposición en Cuba tiene poca comunicación con el pueblo ¿Cómo podría tener la disidencia mayor impacto dentro de la isla?” —las negritas son del periódico.

Responde (des) “Coco”: “Eso es una asignatura pendiente. En el caso de la FANTU y la UNPACU estamos tratando de introducirnos más allá de lo político, en lo social. Eso lo hemos aprendido con personas que ya triunfaron y lograron quitarse el totalitarismo de izquierda, como es el caso de los polacos, los checos” —las negritas son mías, y sin comentarios.

Con tales presupuestos, imagino que a mis lectores/as les cueste poco esfuerzo darse cuenta de la naturalidad con la cual el actor de las referidas huelgas de hambre manifestó en la entrevista mencionada: “[…] Porque si el gobierno cubano nos llama mercenarios, entonces estarían llamando mercenarios a José Martí o a los patriotas cubanos que recibieron recursos del exilio. Para nosotros es un orgullo que el exilio nos de ayuda, puesto que vemos a Cuba como una nación, que una parte vive adentro pero otra vive afuera” —las negritas son mías, y apenas un comentario:

Si, además, significo que estamos en presencia de una subliminal/ bochornosa comparación con José Martí y entre los Patriotas del siglo XIX que acompañaron al Héroe Nacional de Cuba y la actual delincuencia política de Miami, entonces no creo cometer un desatino al sustentar que no se necesitarán muchos más elementos de juicio para aquilatar quién es Guillermo (des) “Coco” Fariñas.

La Columna
Noel Manzanares Blanco - Cubainformación.- En ella, cobra vitalidad la tesis de Che Guevara según la cual con las armas melladas del capitalismo no se construye el socialismo ...
Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- Con la constitución de las Organizaciones Revolucionarias Integradas en el territorio, hubo características prácticamente inéditas...
Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- Seis décadas y media atrás, nuestra provincia era la que más apoyaba al Gobierno Revolucionario —incluye esa Reforma...
Lo último
La Columna
Que suenen los timbales
Rosa Miriam Elizalde - Un submarino ruso surcó las aguas cubanas el otro día. En realidad, no fue solo un sumergible el que hizo el bojeo por la costa norte de Cuba. El grupo de barcos de la Flota del Norte que llegó a los mares ...
La Revista