Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- Una vez por aquí, otra vez por allá, y así pasa la Historia endiosando y demonizando los mismos hechos según la ley del valor que convenga al Dios del Capital.


Así, el campo de exterminio nazi de Auschwitz fue abierto por las SS el 20 de mayo 1940, y fue cerrado el 27 de enero de 1945, al ser liberado por el ejército soviético. Al celebrarse el año pasado tal hecho se dijo que “fue liberado por los aliados” y Rusia fue ignorada y no se invitó al acto. Otro hecho del 2019 fue el regreso a la tierra de la astronauta estadounidense Christina Koch en la nave rusa Soyuz MS-13, pero solo se habló del éxito del viaje espacial y no se recordó a Rusia, y por las dobleces de algunos hechizados tampoco se mencionaron aquellos ‘Apolos con que EEUU llegó a la luna” sin la ayuda de Dios ni del Diablo.

Así, la nueva puesta en marcha de la Historia con la demonización del comunismo por sus evidentes fallos no es explicable, pues al capitalismo le sobran, pero se le endiosa. Cuando en febrero de este año Mike Pompeo exigió ayuda a Europa en la guerra tecnológica de EEUU contra China se estaba observando algo extraño en el sistema capitalista ante un país que, dirigido por comunistas y en menor tiempo y con menos daño de lo que el proceso capitalista hizo y sigue haciendo en el mundo, ha dado el mayor salto del humanismo de nuestra Era en la búsqueda de mayor igualdad económica entre las personas, al pasar de un atroz feudalismo a un capitalismo súper desarrollado con destino comunista, pues se ha ocupado de sacar de la miseria a millones de seres humanos con notable efectividad, y tanta que llamó la atención al capitalismo sin destino de mejorarse.

La actual pandemia, siempre dicha “originada en China”, es reforzada como origen del mal aunque nadie puede afirmar con certeza dónde, cómo y por quiénes se originó. Y aunque China apuntó el camino para salir de ella, cooperar con el mundo y ya casi vuelve a echar a andar su fábrica mundial en medio de la paralización que sufre el resto del planeta, tales hechos no son aceptables y en nombre de su Dios EEUU y todo Occidente eligen la supremacía antes que la cooperación y vuelven a la guerra con la demonización del comunismo en todo el Globo terrestre.

Y todo de la forma más sencilla: nos imponen la marca de origen de su Dios en el Capital que favorece a unos pocos y excluye a muchos. Sin ningún pudor nos condenan a seguir jugando, como hechizados para seguir cazándonos como diablos, con el valor de lo que somos y hacemos en la oferta y la demanda de la vida humana y de toda la Naturaleza en todo el universo. Y siempre, no faltaba más, esa es toda la Historia si seguimos temerosos del Dios que nos amenaza con el infierno y no nos preocupamos por saber dónde, cómo y por quiénes está siendo vencida la supremacía y exaltada la cooperación.

 

* Andrés Marí es escritor, profesor y actor cubano residente en Catalunya.

La Columna
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- ¡Ay, mundo, qué has hecho de nosotros! ¡Cuántas esperanzas crearon en todos los pueblos del planeta las palabras de Juan Pablo II y Fidel Castro d...
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- LA UNIÓN EUROPEA DEJA, AL PARECER DEFINITIVAMENTE, DE EXISTIR Y SE ENTREGA A LAS LOCURAS DE EEUU PARA ELIMINAR A LOS RUSOS. Así, ningún ruso podr&aacut...
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- ¡¡VIVAN LOS PUEBLOS DE UCRANIA Y RUSIA!… ¡¡¡¡¡Y TAMBIÉN LOS DE PALESTINA, EL KURDISTÁN, YEMEN, SIRIA, LIBIA, ...
Lo último
Comienza en Cuba temporada teatral
Canal Caribe Alterno.- El  jueves 20 de junio, Teatro El Publico inicia una temporada de la obra Réquiem Por Yarini, obra de Carlos Felipe, En esta ocasión con una nueva propuesta bajo la dirección del Premio Nacio...
Ver / Leer más
La Columna
La Revista