Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- Hemos logrado estabilizar la generación de energía y contamos con claridad estratégica para encarar 2023 y obtener mejores resultados. Pero…


Conforme he realizado en las últimas encrucijadas de fin/comienzo de año —doce meses atrás partí de que la proeza realizada, nos compulsa; la crítica revolucionaria, nos fortalece el Socialismo (1)—, me dispongo a honrar este título con una máxima martiana: hay tanto que decir que ha de decirse en el menor número de palabras posibles, con ala (alcance) y color (matiz).

Certifico que cerramos el 2022 después de construir toda una hazaña con nuestra inteligencia, y a pesar de escasos recursos materiales y de las trampas de la Naturaleza. Vencimos en lo fundamental la Covid-19 y encaramos sin claudicar la Guerra Multilateral sostenida por Biden. Es incalculable lo que sangra nuestro pueblo por la inclusión de Cuba en la lista de países patrocinadores de terrorismo (2). ¡¡¡Y aquí seguimos!!!

Vivimos, pues, una de las coyunturas más compleja y adversa en más de seis décadas; tanto más,  si se agregan los efectos de la zancadilla que recibió nuestro Turismo en un contexto de calamidades generadas por el (des)ordenamiento que trajo consigo una galopante inflación que sufren más los menos favorecidos.

En este orden de ideas, se incorpora el desequilibrio energético enseñoreado en el segundo semestre que termina, con todas las desgracias que trajo para instituciones productivas y de servicios, y población en general; más sostenidos problemas subjetivos.

Existen circunstancias que me hacen pensar en la necesidad de sustituir a aquellos directivos que evidencian incapacidad en la lucha vs. contra la corrupción y otras ilegalidades mayúsculas, el flagelo de los precios a galope y otros infortunios. Resulta inaceptable que no se aprecie en determinados cuadros como regularidad un discurso/práctica en correspondencia con el Concepto de Revolución expuesto por Fidel (3).

Acredito que es esencial comprender/hacer tangible/dar un golpe demoledor con el ataque al burocratismo y el nepotismo, unido al enfrentamiento al delito, la corrupción, las ilegalidades y las indisciplinas sociales en todos los ámbitos/manifestaciones; aspecto que requiere “librar un combate inteligente y decidido” —al decir del Premier Marrero Cruz (4). Ello, por mucho, toda una asignatura pendiente.

Sin embargo, estar estabilizando la producción de electricidad nos coloca en una posición positiva de cara al futuro inmediato. También resulta positiva la claridad estratégica con la que encaramos el 2023. Mi ángulo de mira recae en las conclusiones del V Pleno del Comité Central de nuestro Partido Comunista realizadas por su Primer Secretario Díaz-Canel (5) y en los razonamientos efectuados en las sesiones recientes de nuestro Parlamento, incluidos los de la clausura de dichas sesiones a cargo de nuestro Jefe de Estado (6).

Permanezco en abrazo con consejos de Fidel para nuestro quehacer cotidiano que datan del 8 de enero de 1959 (7) y, consiguientemente, reitero la necesidad de reflexionar a partir de las interrogantes que continúan:

¿Acaso ha dejado de ser compleja la realidad socio-económica e ideo-política en la Isla? ¿Será un asunto del pasado el compromiso de todo revolucionario con la verdad: decirla, sencillamente? ¿Dejó de ser recomendable alertar contra el exceso de optimismo y evidenciar el necesario balance positivo-negativo?

¿Cuánta razón encierra la sentencia “Los peores enemigos que en lo adelante pueda tener la Revolución Cubana somos los propios revolucionarios”? ¿Nos podremos dar el lujo de jugar al multipartidismo, a contrapelo de la presencia/liderazgo de “una sola organización revolucionaria” con la impronta martiana? ¿En qué lugar hemos de situar la alianza de facto entre Washington, la “disidencia” y la “izquierda” del patio?

¿Cómo rechazar las lecciones de consultar en su momento a Camilo Cienfuegos, ese paradigma de lealtad/fotografía del pueblo? ¿Dejó de ser pertinente tener en cuenta que “la opinión pública lo es todo”, más cuando existe la manera de comprobar su percepción con poco margen al error? ¿Por qué dejar de someter la actuación/pulcritud/entrega/eficiencia de los Cuadros de la Revolución al escrutinio/rendición de cuentas a las masas, en todas las instancias de dirección —todavía más, porque la Política al respecto es clave en la continuidad del Socialismo? (8).

Por demás —acaso un reflejo de perfeccionamiento de la participación ciudadana en nuestra democracia (9)—, espero que el proceder ordinario de nuestros Diputados/as sea expresión de una tesis de Fidel, a saber:

“[Los Legisladores/as] representan a la nación, porque van a tomar medidas y a adoptar decisiones que afectan a la nación, y en nombre de la nación. Pero también representan al municipio y al distrito de donde provienen, tienen una doble representación, y no pueden olvidar el municipio ni el distrito que los eligió, ni pueden olvidar la necesidad de los contactos, cualesquiera que sean las obligaciones de los diputados […]”.

“[…] el diputado debe hacer todo lo que pueda por su distrito, y cuando no pueda hacer nada, hablar con los electores cada vez que pueda y explicarles qué se hace y qué no se hace, qué puede hacerse y qué no puede hacerse. Constantemente hay que estar dando explicaciones” (10).

En otras palabras, me pronuncio a favor de potenciar que los debates en nuestra Asamblea Nacional del Poder Popular sean cada vez más condicionado por el sentipensamiento de nuestro pueblo manifestado en el discurso de nuestros/as Diputados/as. ¡¡¡Que el voto de nuestros/as legisladores/as sea el reflejo de la percepción mayoritaria de sus electores/as!!!

Concluyo: un aplauso infinito merece nuestro pueblo y su conducción político-administrativa por haber sido capaces en 2022 de sobrepasar tragedias como los problemas energéticos en medio de la Guerra Made in USA y, simultáneamente, identificar nuestras debilidades para dejarlas de una buena vez en el pasado y proyectar la posibilidad de un escenario en 2023 que paulatina y crecientemente satisfaga necesidades de cubanas y cubanos —tanto más, porque nuestros Diputados/as sean invariablemente prototipo de sus electores/as. ¡Amén!

Referencias:

1.- https://www.cubainformacion.tv/la-columna/20211230/94996/94996-cuba-el-pulso-en-el-2021-14-y-final.

2.- https://misiones.cubaminrex.cu/es/articulo/que-consecuencias-tiene-para-cuba-estar-incluida-en-la-lista-de-estados-patrocinadores-2.

3.- http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/2000/esp/f010500e.html.

4.- https://www.juventudrebelde.cu/cuba/2022-12-14/convoca-asamblea-nacional-a-enfrentar-por-todo-el-pueblo-el-delito-la-corrupcion-las-ilegalidades-y-la-indisciplina-social.

5.- https://www.granma.cu/discursos-de-diaz-canel/2022-12-11/las-revoluciones-no-terminan-nunca-porque-cada-meta-es-un-punto-de-partida.

6.- https://www.granma.cu/pensar-en-qr/2022-12-14/al-noble-y-bravo-pueblo-cubano-gratitud-infinita-y-nuestras-felicitaciones-en-el-ano-65-de-la-revolucion-14-12-2022-22-12-51.

7.- http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/1959/esp/f080159e.html.

8.- https://miradasencontradas.wordpress.com/2014/01/08/fidel-castro-consejos-de-suma-actualidad/.

9.- https://admin.cubainformacion.tv/la-columna/20170721/75636/75636-cuba-ecos-de-la-ultima-sesion-de-su-parlamento-iii-y-final.

10.- http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/1993/esp/f150393e.html.

La Columna
Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- Seis décadas y media atrás, nuestra provincia era la que más apoyaba al Gobierno Revolucionario —incluye esa Reforma...
Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- Hemos de insertar cada vez más y mejor las ideas revolucionarias de Marx, Engels, Lenin, Martí y Fidel en el proceso docente-educativo y más allá...
Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- El mejor discípulo de Hugo Chávez, ha sido/es capaz de enrumbar la Revolución Bolivariana —contra viento y marea...
Lo último
Patria y libertad: Con Filo
Con Filo.- De los que dicen ser patriotas y una y otra vez agreden a la nación que los vio nacer; de los que se llaman defensores de una “Cuba libre” pero no hacen más que apoyar o aprobar toda política o acto contra ...
Ver / Leer más
La Columna
La Revista