Ana Hurtado - Original en Cubadebate y Cuba en Resumen / Resumen Latinoamericano / Cubainformación


Los días 16 y 17 de noviembre se está celebrando en la capital belga un tribunal para denunciar los daños que sufre el pueblo cubano como causa del bloqueo estadounidense que vive la isla desde hace más de seis décadas.

Este tribunal fue convocado el pasado 18 de julio en la cumbre paralela a la de los pueblos que se vivió en Bruselas y fue desde el primer momento un llamado a debatir en el Parlamento Europeo de forma política y jurídica el efecto de este y la denuncia de su extraterritorialidad. La violación de la soberanía no solo del pueblo cubano, sino también de los pueblos y personas europeas que quieren relacionarse con Cuba.

Hagamos memoria.

Lester Mallory. 1960. Su memorando para derrocar al Gobierno cubano. Al ver en palabras textuales que “el pueblo quiere a Castro” no se les ocurrió otra idea más macabra que la de ahogar a ese pueblo. Con un bloqueo que con el paso de los años se ha ido convirtiendo en guerra en todas sus vertientes. Cito textualmente el objetivo que tenían:

“Provocar el desengaño y el desaliento mediante la insatisfacción económica y la penuria, debilitar la vida económica de Cuba, negándole el dinero y suministros con el fin de reducir los salarios nominales y reales, provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del Gobierno.”

Pero el bloqueo fue creciendo con el paso del tiempo y conforme iban pasando diferentes presidentes de Estados Unidos por la Casa Blanca. Podríamos escribir y emborronar cuartillas, pero, del modo más breve posible, vamos a sintetizar, valiéndonos de la redundancia.

Vinieron la Ley Torricelli en 1992; la Helms-Burton en 1996, cuyo título III entró en vigor en 2019. Las 243 nuevas medidas contra el pueblo de Cuba impuestas durante la Administración de Donald Trump.

Y la inclusión de la isla en la lista de países patrocinadores del terrorismo, que patrocina de manera caprichosa y criminal Estados Unidos de América.

Se lee rápido sin profundizar en lo que implica, pero significa mucho. Solo por cuantificar los daños que todas estas medidas han causado a la población, vamos a detenernos en las pérdidas en los primeros 14 meses de mandato del actual presidente norteamericano, Joe Biden.

Según el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, los perjuicios ocasionados por el bloqueo alcanzaron los 6 364 millones de dólares, más de 15 millones diarios. Entre agosto de 2021 y febrero de 2022, establecieron un récord, para solo siete meses, de 3 806 millones de dólares. De no existir el bloqueo, en ese período el PIB pudo haber crecido un 4.5%.

En la actualidad, ese sistema de medidas coercitivas unilaterales se ha recrudecido en medio de un escenario complejo, marcado por las consecuencias de la pandemia de la covid-19 y los efectos combinados de una crisis multidimensional a nivel global, reflejada en los sectores energético, alimentario, ambiental y de transporte, entre otros.

Y es teniendo en cuenta todo este escenario violatorio contra un pueblo que representantes de la sociedad europea y estadounidense, partidos políticos, asociaciones de juristas, empresarios, científicos y amigos de Cuba convocan el tribunal. Estará conformado por cinco jueces europeos y norteamericanos y tres fiscales junto a testigos también de ambas localizaciones, y cubanos. Con más de 300 participantes confirmados de 17 países.

En una entrevista concedida a Resumen Latinoamericano, el juez alemán Norman Peach declaró:

“Tenemos la esperanza de que los Gobiernos europeos hagan válida una influencia en el Gobierno estadounidense para que termine definitivamente con una política que es violatoria del derecho internacional (…) Apelamos a la razón no solo política, sino también jurídica, de un Gobierno que debe cumplir con las bases de la Carta de las Naciones Unidas de ‘vivir y convivir en paz con los Estados vecinos’”.

Y a pesar de que el dictamen que salga del tribunal no será legalmente vinculante, servirá como argumentación teórica y legal a posteriori y también como material de trabajo tanto para asociaciones de solidaridad, partidos políticos, organizaciones sindicales, empresas y países.

Los participantes y congregantes coinciden en que el bloqueo es un delito y debe ser condenado. Tanto, que Estados Unidos, en palabras del militante y solidario español David Rodríguez, debe recompensar a Cuba, como país agresor que es.

Este encuentro va a suponer un avance cualitativo y cuantitativo en la lucha mundial contra el inhumano bloqueo que sufre Cuba y todo aquel que quiere relacionarse con ella de cualquier modo. Sin dejar atrás su significado en mostrar la verdad más allá de la desinformación y la constante manipulación mediática al respecto.

El respaldo internacional a la causa que ocupa el tribunal también se pondrá de manifiesto estos días en Bélgica. Junto a la proyección del documental La gota de agua, producido por Resumen Latinoamericano, donde se muestran los efectos del bloqueo en la vida de una niña enferma de cáncer con tan solo pocos años de vida.

¿Qué es lo que no pueden soportar los agresores?

El humanismo del que Cuba hace gala desde 1959. Porque Martí no fue un aire pasajero en Fidel. Ni tan siquiera una fuente de inspiración. No fue una influencia en él. Fue una presencia. Fidel estuvo toda su vida en consecuente diálogo con las enseñanzas de Martí. Y este hecho le hizo forjar su personalidad como hombre, político y líder. Y educar a un pueblo hacia la soberanía y la libertad.

Tampoco pueden soportar que se alfabetizó a un pueblo desde los primeros días del triunfo de la Revolución. Que a día de hoy, aún con todos los impedimentos y zancadillas que les ponen, se puede decir alto y claro que esta isla acoge al pueblo, me atrevo a decir, más culto del mundo. La historia cumplió su absolución con Fidel y se demostró con la pasión que le puso a la educación.

Qué decir del cumplimiento del programa del Moncada y que tantos hombres y mujeres eligieran a un líder al frente de un proyecto de país durante más de medio siglo.

¿Y sabéis a pesar de qué?

De invasiones, de bandidos, de guerras biológicas, de atentados terroristas y de todo tipo de amenazas diarias. Y siempre ayudando a los pueblos que lo necesitaban. Donde otros sembraban guerras, él enviaba vida.

Por eso, a día de hoy el mundo lo quiere como ese gran luchador de la libertad que fue y es. Y del resto, de los que intentaron derrocarlo, nadie se acuerda de sus nombres.

 

La Columna es un espacio de opinión personal y libre de las personas autoras y no necesariamente tiene por qué representar la de Cubainformación.

La Columna
Ana Hurtado - Original en Cubadebate y Cuba en Resumen / Resumen Latinoamericano / Cubainformación...
Ana Hurtado - Original en Cubadebate y Cuba en Resumen / Resumen Latinoamericano / Cubainformación...
Ana Hurtado - Original en Cubadebate y Cuba en Resumen / Resumen Latinoamericano / Cubainformación...
Lo último
La Columna
¿Por qué persiguen a Julián Assange?
Quien persigue a quien dice la verdad ¿de quién es enemigo? Julián Assange, ejemplo de periodista comprometido con su profesión, hizo saber al mundo la documentación de interés para cualquier ser humano respo...
La Revista