Artur González / Heraldo Cubano.- Para no variar su conducta anticubana, el senador Marco Rubio, miembro del Comité de Inteligencia del Senado de los Estados Unidos, vuelve arremeter su odio contra la Revolución, ahora  con el manido y manipulado tema de la Seguridad Nacional yanqui, al acusar sin una sola prueba legal, que Cuba representa una amenaza hacia ese país, todo con el fin de contrarrestar las solicitudes de muchos países e incluso de políticos estadounidenses, de que el presidente Joe Biden saque a la Isla de la espuria lista de países que patrocinan el terrorismo.


Incluir a Cuba en dicha lista solo tiene como propósito incrementar la guerra económica, comercial y financiera que Estados Unidos mantiene desde hace 64, para impedir que el gobierno revolucionario pueda satisfacer las necesidades de la población y así provocar la insatisfacción de los cubanos para que culpen al socialismo.

El senador Marco Rubio a fines del 2023, suscitó un fuerte debate al cuestionar que los cubanos viajan a la Isla apenas son aceptados como “refugiados” en Estados Unidos, calificativo fabricado por los presidentes Eisenhower y Kennedy, para hacerle creer al mundo que los cubanos “huyen del comunismo”, falso pretexto que originó la Ley de Ajuste Cubano en 1966.

Ahora ante la masiva entrada de cubanos por la crisis provocada en gran parte por la criminal guerra económica, pretenden frenarla al reconocer que no existe persecución alguna y es la situación económica la verdadera causa de esa emigración. Recordemos que los principales cabecillas de los grupúsculos contrarrevolucionarios, financiados y entrenados por Estados Unidos, visitan constantemente ese país y a su regreso no son encarcelados ni reprimidos.

No obstante, en su campaña politiquera Marco Rubio durante una audiencia del Comité de Asignaciones del Senado, cuestionó directamente al secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, sobre la validez del estatus de refugiado de estos individuos, olvidándose que eso nació en 1960 para atacar la imagen de la Revolución y, mantenerlo, le ha costado a Estados Unidos miles de millones de dólares, pero no se atreve a proponer eliminar la Ley de Ajuste, verdadera responsable del asunto.

El tema más reciente es la acusación estúpida de que Cuba estuvo vinculada al resultado de las elecciones presidenciales del 2022 y, sin una sola prueba legal, el Comité de Inteligencia del Senado publicó una declaración sobre el tema, todo con el propósito de sustentar la campaña de que la Cuba comunista “afecta la Seguridad” del imperio yanqui.

Los lacayos pagados con el millonario presupuesto aprobado anualmente por la Casa Blanca para subvertir al sistema socialista cubano, denominados youtubers e influencers, inician el 2024 con la tarea de hacer una cruzada de que la inteligencia cubana tiene agentes infiltrados en Miami y hasta en la Casa Blanca, línea de acción emanada de la oficina del Senador Rubio, tal como quieren responsabilizar a Cuba de las protestas populares en Argentina, por la ley propuesta por el nuevo presidente de ese país suramericano.

Hay que tener presente que el mismo Rubio, expresó: “La Administración Biden debería asociarse con la Administración de Milei, para avanzar nuestros lazos conjuntos en temas de seguridad. Esto nos beneficia mutuamente y así podríamos contrarrestar la influencia comunista en la región. Estados Unidos y Argentina podrían trabajar juntos para enfrentar los designios de Cuba, Venezuela, Nicaragua y China”.

La obsesión cubana tiene sin dormir al Senador, a tal punto que declara abiertamente: “La inteligencia de Cuba, y lo digo en términos de espionaje humano, sin colección electrónica, sino humana, es la mejor del mundo. Ellos no le pagan a nadie, lo hacen por ideología, lo hacen porque simpatizan con la Revolución cubana y gratis”. 

Ahora el blanco seleccionado por él son el intercambio académico, pues dice que la inteligencia cubana es muy paciente y empiezan su trabajo con estudiantes en las universidades.

Lo que no analiza el amargado Senador es que ellos llevan 64 años mintiendo y engañando a los estadounidenses con informaciones distorsionadas y falsas sobre Cuba, e incluso a sus propios diplomáticos, como hicieron con los inventados ataques sónicos, y al visitar la Isla  se enfrentan con una realidad que nunca les contaron  y por eso el apoyo a la Revolución, al constatar el daño causado por las acciones terroristas, los planes para asesinar a Fidel Castro, la introducción de gérmenes patógenos para dañar la flora, la fauna y al pueblo cubano, unido a la fabricación de decenas de grupos contrarrevolucionarios que solo le chupan el dinero a Estados Unidos.

Si Marco Rubio leyera los cables secretos que durante años ha enviado la misión diplomática en La Habana, podría tener una visión más real de Cuba y el resultado de una política yanqui fallida.

Asimismo, debería estudiar a fondo el informe elaborado por el Inspector General de la CIA, de marzo de 1967, preparado a solicitud del director de esa Agencia, donde se detallan algunos de los más de trescientos planes para asesinar a Fidel Castro y el reclutamiento de personas para llevarlos a cabo, todos a cambio de miles de dólares.

Debe repasar en detalle el resultado de la investigación efectuada por el Comité Church entre 1975 y 1976, conformado por el Comité Selecto del Senado, del cual ahora es vicepresidente, que estudió algunas de las Operaciones Gubernamentales materializadas por la CIA, para saber que son los Estados Unidos quien afecta la Seguridad de casi todos los países del mundo, incluidos sus propios ciudadanos y aliados.

Dicho Comité elaboró 14 informes sobre distintos tipos de actividades ejecutadas, desde la planificación del asesinato de líderes extranjeros, actos prohibidos por las leyes internacionales, el espionaje doméstico (a través del proyecto MINARET), Operación MK Ultra, concerniente a experimentos en humanos con LSD, los chantajes, los recursos de inteligencia que contribuyeron al escándalo Watergate, y otras operaciones de inteligencia desde finales de la Segunda Guerra Mundial.

Es importante que también sus lacayos, los youtubers, estudien a fondo las conocidas “Joyas de la Familia”, colección de cientos de documentos de la CIA guardados como secretos durante largo tiempo, para que no hablen mentiras sobre Cuba.

Cuba no necesita afectar la Seguridad Nacional de Estados Unidos, porque sus esfuerzos se enfocan en cuidarse de los permanentes planes yanquis para desestabilizar su seguridad y la salud de su pueblo, dado que Estados Unidos y su mafia terrorista de la Florida, desde 1959 no cesan de planificar su destrucción, como está sustentado legalmente en los cientos de documentos oficiales desclasificados de la CIA y el Departamento de Estado.

Razón tiene José Martí al decir:

“Viví en el monstruo y le conozco las entrañas”.

 

 

La Columna es un espacio libre de opinión personal de autoras y autores amigos de Cuba, que no representa necesariamente la línea editorial de Cubainformación

La Columna
Artur González / Heraldo Cubano.- El asalto a la sede diplomática de México en Ecuador, el 5 de abril del 2024, para detener al ex vicepresidente Jorge Glas, quien estaba en calidad de asilado en esa misión, demostró...
Artur González / Heraldo Cubano.- El 7 de abril del 2024, el terrorista connotado Orlando Gutiérrez Boronat, residente en Miami la capital del Odio, escribió un artículo para el Nuevo Herald, titulado “¿Por qu...
Artur González / Heraldo Cubano.- El gobierno de Estados Unidos mantiene el engaño y la mentira respecto a su política contra la Revolución cubana, con la pretensión de que el mundo crea que los problemas econ&oacut...
Lo último
La Columna
La Revista