El día 25, en los jardines de la Universidad de Managua se realizó un solemne acto de Solidaridad con Rusia y las víctimas del atentado terrorista en Moscú. Destacaba la presencia de un gran número de estudiantes, autoridades nicaragüenses y todo el cuerpo diplomático de la Embajada de Rusia. En presencia de las bandera roja de la Victoria, con la hoz y el martillo, y la de Rusia, se hizo una ofrenda floral a las víctimas ante el monumento a la ciudad heroica de Stalingrado.


Nos retirábamos al Centro Ruso de la Universidad, cuando un grupo de soldados desfilando iban a paso militar alzando la voz para decir en conjunto “unidad, disciplina, bondad, orgullo, decencia, solidaridad”, llevando una vivencia de valores humanos del Ejército Popular Sandinista, con los que manifestaba así su compromiso. Ya en el Centro Ruso de la Universidad se hizo un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas, se escucharon los himnos de Nicaragua y Rusia, y se mostró el dolor y el afecto del Presidente Daniel Ortega y la Vicepresidenta compañera Rosario Murillo en las intervenciones de la profesora Presidenta de la UNAM, Ramona Rodríguez Pérez y el Asesor Presidencial Laureano Ortega Murillo, a las que el señor Embajador de la República de Rusia contestó con agradecimiento muy sentido, además de manifestar el estado de hermandad y cooperación entre los dos países. También intervinieron dirigentes estudiantiles y de la cultura.

¿Quién no se duele ante la comisión de crimen tan sumamente horrendo cometido por el grupo terrorista contra el pueblo de Rusia? A estas horas llegan cifras de asesinados y heridos: 137 y 183, y se continúa buscando bajo los escombros. ¿Alguien se niega a fortalecer la cooperación internacional para hacer frente al terrorismo?

El régimen de EEUU se ha negado a colaborar en la investigación. ¿Será que el terrorismo es la expresión del “occidente colectivo”?

Nicaragua, como todos los países hermanos de la República de Rusia, desde el primer momento dispuso solidariamente su condena y, junto a todos los que aman la paz y trabajan para ella, se ofrece a la colaboración en la investigación que dará con las manos y las mentes facinerosas que se recrearon.

Cuando la criminal Nuland en enero contaba a Milei la “hoja de ruta” que iban a desarrollar para extender la guerra a Rusia, según un funcionario presente en el encuentro, el nazi Milei le dijo: “No debería haber ningún ruso que se vaya a dormir sin preguntarse si le van a cortar la garganta en medio de la noche. Tienes que volver allí y crear una campaña detrás de las líneas.” El día 7 de marzo la Embajada de EEUU en Moscú hizo un llamamiento a los yanquis residentes en la ciudad para que no asistieran a ningún evento ni fuesen a centros comerciales. Las elecciones serían el día 10, y por lo que parece los terroristas iban a cometer su acto criminal un día antes en una actuación que debía celebrarse en el mismo centro Crocus, pero ese día había mucha vigilancia porque actuaba el cantante más famoso de Rusia. En la grabación del público en la sala se ha descubierto la presencia de uno de los terroristas. La tal Nuland había declarado que aprobaban “una ayuda suplementaria a Ucrania para hacer saltar alguna basura a la cara de Putin.”

Vuelvo a preguntar: ¿Quién no se duele ante la comisión de crimen tan sumamente horrendo cometido por el grupo terrorista contra el pueblo de Rusia? Como los soldados del Ejército Sandinista los defensores de la paz y el respeto entre los pueblos tendremos que gritar juntos: “unidad, disciplina, bondad, orgullo, decencia, solidaridad”.

Hay que escribirlo una y mil veces: El régimen de EEUU se ha negado a colaborar en la investigación que lleve hasta los organizadores y financiadores de los terroristas. Todo el mundo entiende que negar la ayuda al conocimiento, persecución y condena de los responsables es lo propio de quien se oculta, como esos que echaron a correr para esconderse en Ucrania.

El acto de solidaridad nicaragüense con Rusia y su pueblo, ha sido el ejemplo de la humanidad solidaria, libre, pacífica y soberana.

 

Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 días; Palestina. Crónicas de vida y Resistencia; Dietario de Crisis; Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero; Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios. Y, Palestina es Palestina. Presidente de AMANE, perteneciente a la Asociación Europea de Apoyo a los Detenidos Palestinos. Miembro de la Red en Defensa de la Humanidad e Integrante de la Red de Artistas, Intelectuales y Comunicadores Solidarios con Nicaragua y el FSLN.

 

 

La Columna es un espacio de opinión personal y libre de las personas autoras y no necesariamente tiene por qué representar la de Cubainformación

La Columna
El nuevo faszzzismo brota del capitalismo con varias capas de protección, a partir de su idea principal. - ¿Qué puede usted quitar a un moribundo pobre?: - El último suspiro en la agonía. - ¿Pero la agon&iacu...
Expulsen a las representaciones y con ello irá al cajón de la basura histórica el reconocimiento del ente colonial. Si dicen reconocer a Palestina no sostengan un establecimiento que se levanta contra toda la Ley Internacional, c...
“Solo el 6% de los europeos ve a EEUU como un garante “muy fiable” de la seguridad europea durante la próxima década.” “El 6% de los alemanes se opone a la conducta israelí en la guerra en Gaza, (enc...
Lo último
Cuidados, el trabajo invisible
En Cuba, las mujeres dedican 14 horas más que los hombres al trabajo doméstico y de cuidado en la semana Lisandra Fariñas - Red Semlac / Foto: SEMlac Cuba.- Pese a la importancia de los cuidados en la reproducción de la vi...
Ver / Leer más
La Columna
La Revista