El presidente cubano Miguel Díaz-Canel. Foto: Alejandro Azcuy.


La suerte de la humanidad debe ser la motivación principal de todo análisis

Alina Perera Robbio, René Tamayo

Cubadebate

“El derecho de la humanidad a existir debe ser la motivación principal de nuestras discusiones”, expresó en la tarde de este viernes (hora local), el presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al intervenir en la Cumbre de Acción Climática, que tiene lugar en la nación emiratí como parte de la COP28.

En uno de los amplios recintos del Centro de Exposiciones de Dubái —donde sesiona la COP28; o sea, la 28va Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático—, el Jefe de Estado comenzó sus palabras agradeciendo “al Gobierno y pueblo emiratíes por la calurosa bienvenida, la hospitalidad, y la organización de esta Cumbre”. Y seguidamente abordó un tema de urgencia:

“Permítanme comenzar recordando que, a poco más de dos mil kilómetros de aquí, en Gaza, ocurre un genocidio. En nombre de Cuba, condenamos categóricamente la escalada de violencia y terror desatada contra los habitantes de esa franja de tierra de la Palestina ocupada. La paz es necesaria para salvar el planeta”.

En lo concerniente al foro internacional, el dignatario enunció que “esta COP debe ser un espacio para compromisos serios y ambiciosos”. Y resaltó a continuación: “Saludamos la decisión adoptada, que operacionaliza el Fondo para Pérdidas y Daños. Acogemos los compromisos anunciados para comenzar a capitalizarlo, pero advertimos que aún son insuficientes para las necesidades de los países en desarrollo”.

“La ciencia nos ha advertido de forma reiterada sobre las consecuencias catastróficas del incremento de la temperatura a nivel global. Ignorarla, sería el error más costoso de la especie humana”.

El presidente cubano enfatizó que “revertir esta situación es, claramente, tarea de todos, pero sólo las naciones desarrolladas están en condiciones de alcanzar las reducciones más ambiciosas de sus emisiones, y apoyar con medios de implementación las acciones del Sur”.

“En el camino recorrido —dijo el mandatario— desde la Conferencia de París, los países en desarrollo han impulsado numerosas acciones climáticas, pero ha faltado solidaridad y no se han materializado los compromisos de los países desarrollados en correspondencia con sus capacidades y responsabilidades históricas”.

“Los países más desarrollados continúan incentivando su extracción de combustibles fósiles. Hablan incluso de una duplicación de la producción y consumo de los mismos para 2030. Esas realidades resquebrajan seriamente el clima de confianza que debe imperar entre las naciones. El derecho de la humanidad a existir debe ser la motivación principal de nuestras discusiones”.

Más adelante en sus palabras, Díaz-Canel Bermúdez destacó que “la COP 28, que concluirá el Primer Balance Global sobre la Implementación del Acuerdo de París, es una oportunidad única para corregir el rumbo de los esfuerzos colectivos en el enfrentamiento al cambio climático. Cuenten para ello con el aporte del Grupo de los 77 y China, que nuestro país se honra en presidir”.

 

“Aunque Cuba -añadió el Jefe de Estado- contribuye con menos del 0.1 por ciento de las emisiones globales, ratificamos el compromiso de implementar nuestra Contribución Nacionalmente Determinada y de avanzar en una Estrategia de Transición Energética para un modelo de desarrollo mucho más resiliente y bajo en carbono”.

“Lo haremos, a pesar de las limitaciones que nos impone el recrudecido bloqueo del gobierno de los Estados Unidos”.

Hacia el final de su intervención el Presidente cubano trajo a colación la Cumbre de la Tierra, celebrada en 1992, donde el líder histórico de la Revolución cubana, Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, terminaba alertando: “Mañana será demasiado tarde para hacer lo que debíamos haber hecho hace ya mucho tiempo”.

El mandatario de la Mayor de las Antillas compartió una frase de oportuna advertencia: “Ese mañana ya es hoy, y el reloj sigue corriendo”.

Encuentros con amigos de Cuba en la COP-28, Dubái

Tras un discurso breve, pero contundente, de unos tres minutos, en el segmento de alto nivel de la COP-28, donde asiste como Jefe de Estado y en representación del Grupo de los 77 y China, el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, sostuvo emotivos encuentros bilaterales con dirigentes de varios países.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, también hizo un aparte con el mandatario, con quien ha sostenido frecuentes intercambios, los más recientes en septiembre, primero en La Habana, durante la Cumbre del Grupo de los 77 y China sobre el papel de la ciencia, la tecnología y la innovación frente a los retos actuales del desarrollo; y luego en Nueva York, en el 78 Período de Sesiones de la Asamblea General de la ONU.

En un ambiente afable, como sucede cada vez que conversan, Guterres esperaba al Presidente cubano en las oficinas habilitadas para el Secretario General de la ONU en el Centro de Exposiciones de Dubái (Expo City), sede de la 28va Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP-28), donde conversaron por cerca de veinte minutos.

Cálido encuentro con premier de Nepal

Como corresponde recibir a “un amigo y hermano de Cuba”, Díaz-Canel conversó animadamente, en la oficina reservada para la Isla en Expo City, con el primer ministro de Nepal, Pushpa Kamal Dahal (Prachandra), líder del Partido Comunista nepalí, quien encabeza la delegación de la tierra del Everest a la COP-28.

En la primera vez que ambos estadistas intercambian personalmente, Díaz-Canel quería “transmitirle varios agradecimientos” al  representante de un país que, aunque la geografía sugiera otra cosa, no está tan lejos de la Isla, ni la Isla tan lejos de él.

El mandatario caribeño ponderó en primer lugar el apoyo de la nación del Himalaya, como país miembro del G-77, a la gestión de Cuba como presidente pro témpore del mismo en este año. Y agradeció la presencia en La Habana de una delegación de alto nivel de Nepal durante la Cumbre del Sur Global en La Habana el pasado septiembre.

Subrayó el alto valor que le otorga la Mayor de las Antillas al apoyo de Nepal a la resolución que cada año se presenta en Naciones Unidas para exigir que se le ponga fin al bloqueo económico, comercial y financiero del gobierno de EE.UU. contra la Isla.

El Presidente antillano trasladó al líder nepalí la total voluntad de Cuba “para fortalecer, estrechar más, nuestras relaciones bilaterales”. “Estamos a disposición de lo que ustedes planteen en cuanto a colaboración, principalmente en el sector de la salud, pero también en otros campos”.

El Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba explicitó la voluntad que existe para fortalecer las relaciones con el Partido Comunista de Nepal. También invitó al Jefe de Gobierno a visitar la Isla. “Usted ha demostrado, le dijo Díaz-Canel, ser un amigo y hermano de Cuba por muchos años”.

 

El compañero Prachandra reciprocó con palabras de agradecimiento lo dicho por el Presidente cubano y la coincidencia de ambas partes en el propósito de fortalecer los vínculos bilaterales e interpartidistas.

El Primer Ministro nepalí felicitó a Cuba por lo exitoso de la reunión del G-77 y China en La Habana en septiembre último. Ambos mandatarios conversaron por cerca de media hora.

Etiopía al natural

Junto al miembro del Buró Político y ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, quien lo acompañó en todos los intercambios con los dignatarios, Díaz-Canel recorrió por casi 400 metros los atestados pasillos y jardines del Centro de Exposiciones de Dubái, para ir al encuentro del primer ministro de la República Democrática Federal de Etiopía, Abiy Ahmed Ali.

Ambos estadistas comparten un cariño y admiración mutuos, afianzado en el diálogo que sostuvieron en agosto último en Johannesburgo, durante la XV Cumbre del grupo de países que integran los BRICS.

Etiopía se ha hecho acreedora de la admiración de no pocos de los más de 40 000 participantes en la COP-28. Su sala expositiva es una de las más bellas diseñadas para la ocasión.

En los tres pisos que tiene el pabellón, se distribuyeron especies vegetales autóctonas que sirven de base a la estrategia de reforestación y preservación de los bosques de esta nación del Cuerno Africano en su propósito de contribuir a generar más espacios que sirvan de sumideros de carbono, al mismo tiempo que desarrolla una agricultura cada vez más sostenible, en bien de la naturaleza y la soberanía alimentaria de su pueblo.

El primer ministro Abiy Ahmed Ali esperó al mandatario cubano en la entrada del recinto y le fue explicando las características de las especies traídas para la muestra. Ya en una de las salas de conferencia del pabellón etíope, ambos mandatarios intercambiaron por casi 40 minutos.

Previo a las pláticas privadas, Díaz-Canel reflexionó junto a su anfitrión sobre la trascendencia de la COP-28 y la necesidad de hacer prevalecer los reclamos del Sur Global.

Los países del Tercer Mundo, aunque son los que menos han contaminado el planeta, son los que están sufriendo las peores consecuencias del cambio climático, al mismo tiempo que carecen de los recursos para enfrentarlo, mientras que los países desarrollados se resisten a hacer sus contribuciones para la mitigación y adaptación ante estos procesos, denunció Díaz-Canel.

China y Cuba ratifican sus excelentes relaciones

 

Tras recorrer la muestra expositiva del pabellón de Etiopía, el Presidente cubano siguió camino por los jardines del Centro de Exposiciones de Dubai rumbo al pabellón de China, ubicado unos 300 metros más adelante.

Ya llegando al recinto, fue a su encuentro el compañero Ding Xuexiang, miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China y viceprimer ministro ejecutivo de la República Popular China, quien encabeza la delegación del país asiático a la COP-28.

Algo más de una hora antes, ambos dirigentes ya se habían visto e intercambiado saludos en los pasillos de Expo City, cuando Díaz-Canel salía de la reunión con Antonio Guterres y Ding Xuexiang se disponía a entrar a la oficina del Secretario General de la ONU.

Ahora, ambos hablaron durante varios minutos en las afueras del pabellón chino, en medio de un gentío que subía y bajaba por los paseos de los jardines. Al ver a quienes sin dudas “debían ser personas importantes”, por la multitud y la prensa que los rodeaba, los transeúntes preguntaban quiénes eran ellos.

Cuando sabían que quienes hablaban eran el presidente cubano y un alto dirigente chino, a los paseantes —ambientalistas, científicos, expertos, directivos, funcionarios internacionales o de países—, se les veía sorprendidos por la informalidad y familiaridad con que se desenvolvían ambas personalidades (tal vez contrariados por un intercambio sin protocolo que contradice la propaganda negativa que predomina en los medios del mundo sobre Cuba y China).

Durante el diálogo con Ding Xuexiang, Díaz-Canel envió saludos al presidente chino Xi Jinping, quien goza —le comentó— “de la admiración y respeto de los cubanos por su talento, inteligencia y por la manera en que ha ido consolidando las posiciones de China a nivel internacional”.

El Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba señaló su coincidencia con el pensamiento de Xi Jinping sobre los problemas globales, la comunidad global, el camino hacia el desarrollo y otros conceptos que el líder chino ha ido explicando sistemáticamente en sus discursos.

Subrayó también la sensibilidad del compañero Xi Jinping hacia la situación por la que está atravesando Cuba en estos momentos, y su comprensión y voluntad para ayudar y continuar desarrollando las relaciones bilaterales.

El Presidente cubano reflexionó sobre los sistemáticos encuentros que ha sostenido con el líder chino y los resultados palpables que estos han generado. Tras ellos, comentó, se ha generado una dinámica en nuestras relaciones que todas las semanas uno nota que las cosas van avanzando.

El compañero Ding Xuexiang transmitió a Díaz-Canel los mejores votos del presidente Xi Jinping hacia él y ponderó la solidez de los vínculos bilaterales en lo político, lo económico y en el escenario internacional. Cuba, dijo, siempre se pone del lado de la justicia y al lado de China, dijo, y resaltó la voluntad de ambos países por superar cualquier barrera y continuar avanzando.

Señaló que ambas naciones, “con el liderazgo de Usted y el liderazgo del compañero Xi Jinping”, podrán superar cualquier barrera para lograr mayor avance. Y nosotros —añadió Ding Xuexiang— estamos dispuestos a hacer nuestros esfuerzos para incrementar la cooperación bilateral para el beneficio de ambos pueblos.

En el pabellón de Cuba

En su caminata de más de un kilómetro por las instalaciones del Centro de Exposiciones de Dubái, Díaz-Canel llegó finalmente al Pabellón de Cuba en la COP-28, el primero que abre la Isla en la historia de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

En el recinto, el Jefe de Estado se puso al tanto del programa del pabellón, que quedará inaugurado oficialmente el 3 de diciembre, apreció un material audiovisual sobre la Tarea Vida e intercambió con los expositores, un pequeño grupo de especialistas encabezados por Ulises Fernández Gómez, director de Relaciones Internacionales del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medioambiente (CITMA).

Al final de la jornada, cuando se retiraba, el presidente cubano coincidió casualmente, en los jardines del Centro de Exposiciones de Dubai, con su colega de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, a quien saludó cordialmente.

 

G77 y China llama en COP28 a cerrar brechas en acción climática

Dubái, 2 dic (Prensa Latina) El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, inauguró hoy la Cumbre del Grupo de los 77 y China dentro de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre cambio climático (COP28), con un llamado a cerrar brechas.

En el encuentro el mandatario señaló que la distancia que separa al norte irracionalmente opulento y al sur cada vez más empobrecido se ensancha con elevados costos humanos, mientras se dilapidan los recursos que la naturaleza pone a nuestra disposición.

“Al sur, no se le puede obligar a escoger entre desarrollo y la acción climática. Ambos factores se encuentran indisolublemente ligados.

Es nuestra responsabilidad hacer valer la voz de nuestros pueblos y defender sus legítimos intereses y aspiraciones», subrayó Díaz-Canel.

Manifestó que en momentos en los que se habla de una transición justa, las naciones en desarrollo no pueden permitir que el concepto progrese en solitario, sin tener en cuenta los factores que garanticen su consecución, atendiendo a las responsabilidades comunes, pero diferenciadas.

Exhortó a reflexionar, a la unidad y acción de los países del sur para contribuir a buscar soluciones a un problema global que tiene especial incidencia en los miembros de la organización.

La COP28 todavía puede llevarnos a un balance global realista y aplicable, en correspondencia con las diferentes circunstancias y metas de desarrollo nacionales, añadió el jefe de Estado cubano, quien consideró que la cumbre propiciará que el Grupo siga potenciando su voz y posturas como interlocutor válido y serio en foros multilaterales.

«Alcanzar sin dilaciones un marco para el Objetivo Global de Adaptación, que tenga en cuenta nuestras necesidades y garantice el apoyo y las flexibilidades para los países en desarrollo es crucial en esta conferencia», enfatizó.

En la inauguración de la cita el presidente de la COP28, Sultan Al Jaber, felicitó la labor de Cuba y aseguró que haría todo lo posible para lograr los resultados que todos deseaban.

«Lo daré todo para garantizar que no dejemos piedra sin remover», sostuvo, y agregó que para ello necesitaba la ayuda de todos, que se unieran y trabajaran juntos para cerrar todas las brechas en busca de la adaptación y la mitigación, y trabajar en todos los aspectos, incluidas las finanzas. «Trabajaré con todos ustedes. Trabajaré con el G77 para asegurar que la COP28 sea una COP de acción, una COP que entregará resultados para el Sur Global», aseguró.

En tanto, el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, dijo que seguirá contando con el Grupo de los 77 y China para continuar impulsando los cambios que el mundo necesita.

Cuba, en su condición de presidenta pro témpore del bloque, convocó a esta primera Cumbre de sus máximos dirigentes como espacio para la reflexión y la coordinación de posiciones entre los países del sur, de cara a las negociaciones climáticas.

La reunión constituye una iniciativa novedosa dentro de las COP que permitirá coordinar posiciones, concertar ideas y tener propuestas concretas para hacer valer las aspiraciones y las demandas de los países del sur relacionadas con estos problemas.

Presidente de Cuba exaltó encuentro con homólogo de Brasil

Dubái, 2 dic (Prensa Latina) El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, exaltó hoy el reencuentro con su homólogo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, en el contexto de la cumbre del Grupo de los 77 y China, en la COP28.

En su cuenta en la red social X, antes Twitter, el mandatario cubano expresó gran satisfacción por reunirse con el «hermano Lula», y comentó que resaltaron el avance positivo de los vínculos bilaterales.

Además, ratificaron la voluntad de continuar trabajando en su fortalecimiento, a partir de oportunidades identificadas.

Díaz-Canel inauguró este sábado la Cumbre del Grupo de los 77 y China dentro de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre cambio climático (COP28), con un llamado a cerrar brechas.

En el encuentro el mandatario señaló que la distancia que separa al norte irracionalmente opulento y al sur cada vez más empobrecido se ensancha con elevados costos humanos, mientras se dilapidan los recursos que la naturaleza pone a nuestra disposición.

“Al sur, no se le puede obligar a escoger entre desarrollo y la acción climática. Ambos factores se encuentran indisolublemente ligados.

Es nuestra responsabilidad hacer valer la voz de nuestros pueblos y defender sus legítimos intereses y aspiraciones», subrayó Díaz-Canel.

Cuba, en su condición de presidenta pro témpore del bloque, convocó a esta primera Cumbre de sus máximos dirigentes como espacio para la reflexión y la coordinación de posiciones entre los países del sur, de cara a las negociaciones climáticas.

La reunión constituye una iniciativa novedosa dentro de las COP que permitirá coordinar posiciones, concertar ideas y tener propuestas concretas para hacer valer las aspiraciones y las demandas de los países del sur relacionadas con estos problemas.

 

Cuba exhortó en COP28 a reconocer desaciertos y rectificarlos

cuba-exhorto-en-cop28-a-reconocer-desaciertos-y-rectificarlos

Dubái, 2 dic (Prensa Latina) El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, exhortó hoy en la 28 Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP28) a reconocer los desaciertos y rectificarlos.

Durante su intervención en la mesa redonda sobre Medios de Implementación, como parte del evento mandatado Balance Global, el mandatario subrayó la necesidad de alinear los compromisos con urgencia para aliviar la situación climática actual.

Esta COP28 se desarrolla en un contexto de crisis multidimensional, donde las expectativas creadas en el 2015 al adoptar el Acuerdo de París no han sido cumplidas, debido a la actitud de los países desarrollados que pretenden trasladar la carga de sus incumplimientos a los países en desarrollo, dijo Díaz-Canel

Añadió que pretenden borrar sus responsabilidades históricas en el deterioro del medio ambiente y, paralelamente, se resisten a comprometerse con la implementación de los medios necesarios para apoyar las acciones climáticas en las naciones del sur.

Puso como ejemplo que esas naciones avanzadas han sido incapaces de cumplir con el magro compromiso de abonar 100 mil millones de dólares anuales para apoyar la mitigación y adaptación al cambio climático en los países en desarrollo cuyas necesidades aumentan diariamente.

“Este primer balance global ofrece una oportunidad para reflexionar sobre los progresos y las fallas, e identificar oportunidades, desafíos y soluciones para impulsar avances en todas las áreas climáticas: mitigación, adaptación y medios de implementación, así como apoyo a pérdidas y daños”, remarcó.

El jefe de Estado enfatizó en que el resultado de esta evaluación debe ser realista y apuntar objetivamente hacia el futuro que queremos, además de hacer un balance crítico de cómo hemos llegado a la situación actual.

“Especialmente contundente deberá ser el abordaje de la cuestión de los medios de implementación, cuyos resultados debe reconocer los incumplimientos de las responsabilidades de los países desarrollados”, afirmó.

En tal sentido, consideró que debe asegurar los compromisos ambiciosos en materia de finanzas, transferencias de tecnología y desarrollo de capacidades para los países del sur global.

Esto incluye, apuntó, la voluntad de trabajar constructivamente por el logro de una nueva meta financiera a adoptarse en la COP29 y que responda verdaderamente a las necesidades de las naciones del sur.

Los objetivos que nos tracemos con este ejercicio tienen que tomar en cuenta las diferentes circunstancias nacionales y las necesidades del desarrollo, económicas y sociales, de esos países, acotó.

“Es importante que todos los acuerdos se sustenten en los principios de la Convención y el Acuerdo de París, en particular en las responsabilidades comunes, pero diferenciadas”, destacó Díaz-Canel.

Cuba
Kerri Hannan, subsecretaria adjunta de Diplomacia Pública, Política, Planificación y Coordinación de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de EE.UU. Foto: Departamento de Estado de EE.UU....
teleSUR.- Fabiola López informa desde la Habana que con la mística del apoyo a Palestina sesiona el XV Taller Internacional sobre Paradigmas Emancipatorios con la participación de 200 delegados de más de 20 países d...
Mesa Redonda.- El destacado intelectual español Ignacio Ramonet dialogará este lunes en la Mesa Redonda sobre temas como comunicación, inteligencia artificial, la situación en Europa, el genocidio en Gaza, las elecciones e...
Lo último
La Columna
La Revista