Noel Manzanares Blanco - Cubainformación.- Pensé haber concluido mi razonamiento en el caso Urquiola, al dejar constancia, en primer lugar, de que compartía el sentir de Cubadebate ante la violación de su derecho de autor al difundirse sin su consentimiento que el destacado Director de equipos del deporte nacional de Pinar del Río y de Cuba había renunciado a continuar en la conducción a causa de “la corrupción e inmoralidades”, de acuerdo con la información que decía que él había asegurado en su cuenta en Facebook —las negritas son de ahora.


No obstante, deseo significarle a mis lectores/as que fue justo con el presupuesto que acabo de indicar que, en segundo lugar —y de cara al esquivo inicial por Cubadebate de lo aludido sobre “la corrupción” —, fue que consideré que el mismo Michel Contreras —Periodista de ese Sitio digital que conversó con el laureado Director de la Pelota cubana— bien pudiera indagar sobre la veracidad o no de lo expresado por Urquiola y divulgar y/o entregar un informe a nuestra Contraloría al respecto; al tiempo que subrayé: “Ni por asomo debe caer en saco roto la posible certeza de Alfonso, tanto más teniendo en cuenta que combatir en contra de la Corrupción, es asunto de seguridad nacional”.

Entretanto, leí con detenimiento la entrevista divulgada con el título Alfonso Urquiola: “Estoy tan decepcionado que no vuelvo a dirigir”, versión del asunto de marras a cargo del mencionado Periodista, y quedé esclarecido de algunas dudas. La primera y fundamental, que él “Estaba herido. Mejor dicho, furioso”;  y que “Empleó la palabra 'corrupción' como mismo podía haber dicho arbitrariedad o favoritismo. No por gusto la expresión exacta que utilizó fue la siguiente: 'Para mí es una corrupción lo que hay. Unos favorecen a algunos y a otros no. Unos pueden hacer lo que les da la gana y otros no'”.

O sea, se trata del manejo de una palabra (corrupción —más bien, de una expresión) que, fuera de contexto, llevaba la suficiente carga como para apelar a la Contraloría de la República de Cuba —tanto más, al creer que todo salía de lo que “él había asegurado en su cuenta en Facebook”. Y se trata también de que, en este minuto, la fuente que empleé (Alfonso Urquiola renuncia a dirigir pelota en Cuba, 13 de Abril de 2015) tiene modificado substancialmente los términos utilizados por el  pinareño a partir del día 26 siguiente, a tono con Cubadebate entablará demanda por derecho de autor de entrevista a Alfonso Urquiola —aunque, una de las versiones tempranas todavía está en: https://zonadestrike.wordpress.com/2015/04/09/yo-determine-que-no-dirijo-mas-pelota-urquiola/.

Reflexiono, pues, que careció de extremismo alguno escribir Cuba: entre el Béisbol y la Contraloría hace unos veinte días, ocasión en la que anoté que hacía “constar una alerta, a saber: Si Alfonso Urquiola está difamando, habrá que encausarlo por ello; pero si dice la verdad, las autoridades deben depurar responsabilidades, sin rodeo”.

A esta altura, sin embargo, debo matizar mi razonamiento en este orden de ideas.

Así, por un lado, acredito que Michel Contreras actuó como todo un Profesional de la Prensa al publicar la entrevista en cuestión; también, certifico que en su conversación con Alfonso Urquiola salieron a relucir criterios del entrevistados que SÍ son fundamentos para que las autoridades competentes averigüen qué está sucediendo con la Pelota cubana y directivos de ella en el país.

(Vuelvo a significar Cuba: SOS a su Instituto de Deporte, más la contradicción que expuse en la primera oportunidad que abordé este tema a través de la pregunta: “¿De qué manera se puede entender que la Federación Cubana de Béisbol acredite que el 'proceso se realizó de forma respetuosa y transparente entre las partes' [sobre el más estelar de los peloteros hijo de Lourdes contratado en Japón], si el Club Yokohama DeNa Baystars previamente certificó que 'intentó comunicarse por todas las vías posibles con él [Yulieski Gourriel] para tratar de convencerlo de hacer el viaje, pero no tuvo éxito'”? —sin descartar el examen minucioso de los comentarios de un número importantes de lectores/as en Alfonso Urquiola: “Estoy tan decepcionado que no vuelvo a dirigir”).

Confieso a los cuatro vientos: tengo la más absoluta convicción de que NO debe caer en saco roto que Alfonso haya sentenciado: “ahora estoy tan decepcionado que no vuelvo a dirigir. Unos hacen lo que les da la gana y otros no lo pueden hacer. Yo te pongo una pila de ejemplos”. “Aquí hay muchos bates que están fuera de regla y a nadie le importa eso [¿solo eso?]. ¿Quién revisa? Nadie. Nos estamos engañando”. “Yo digo una cosa: hay que poner a la gente que vive para el béisbol y no a los que viven del béisbol” —las negritas son mías.

Entonces, sin más digresiones, enfatizo en que sobran razones para sostener que en el tema de marras es impostergable el quehacer de nuestra Contraloría, porque llegó su turno ante el Beisbol. ¡Amén!

La Columna
Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- El centenario de su partida física, deviene momento de reflexión y aprehensión de su legado —más, acerca de la NEP...
Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- El Socialismo y el unipartidismo en Cuba, son el resultado del devenir en su proceso histórico, con la brújula de José Martí...
Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- La difícil situación que vivimos el grueso de cubanas y cubanos, no debe conducir a obviar sus causas ni a negar los beneficios de nuestra Revolución...
Lo último
La Columna
Cuba, el idioma de la Revolución
Se disponían a asaltar la Isla Soberana y, para finalizar su instrucción como criminales asistieron, de pie en filas de cuchillo, con ropajes de falsarios soldados, cargando armas de mano, cañones, bombas, para sangrar, pisar y e...
Más sobre "Operación Pluto"
Gerardo Moyá Noguera*.-  Hoy se  rememora en toda Cuba la gran batalla  en defensa  del  socialismo, que fue respuesta  a la invasión del imperio/EEUU de más de mil personas-antirrevolucionarias y co...
La Revista