Ramón Pedregal Casanova.- Conferencia del 17 de Abril, Día de las Prisioneras y los Prisioneros Palestinos (para los medios de comunicación y las fuerzas políticas y sociales en España).


 

Mi madre nació bajo un árbol de olivo en un suelo que, dicen, ya no es mío; pero yo cruzaré sus barreras, sus checkpoints, sus locos muros de apartheid y volveré a mi hogar. Soy una mujer árabe de color y nosotras venimos en todas las sombras de la ira. ¿Escucharon gritar a mi hermana ayer, mientras paría en un checkpoint con soldados israelíes buscando entre sus piernas la próxima amenaza demográfica? llamó a su hija nacida, Jenin. ¿Y escucharon gritar a alguien «¡estamos retornando a Palestina!» detrás de las rejas de la prisión, mientras le tiraban gas lacrimógeno en la celda? Soy una mujer árabe de color y nosotras venimos en todas las sombras de la ira. (Versos del poema Las sombras de la ira, de la poetisa palestina Rafif Ziadah)

 

Esta mujer que veis aquí es Fatimah Bernawy; fue la primera Prisionera Palestina en la guerra de 1967

Y con doce años, Dima-al-Wawi pasó dos meses y medio en la cárcel, lo que la convirtió en la mujer presa palestina más joven.

Del libro Muros, bosques, tumbas. Autor: Joan Cañete Bayle. Edita Lengua de Trapo.

Najah al-Aga, la madre de Diyah, que lleva 27 años en prisión, se prepara para ir a ver a la Fiscal de la Corte Penal Internacional, Bensouda Fatou. Naja al-Aga es la madre de uno de los más antiguos prisioneros de Gaza, tiene ya 70 años, ha pasado su vida de una prisión a otra, de un cuartel a otro de la ocupación buscando a sus hijos, es conocida como la madre de la más grande paciencia, de la promesa y de la lluvia. Se la ha visto por todas las calles, por todas las plazas, por todas las sedes de la Cruz Roja y por todas las asociaciones internacionales que defienden de una u otra forma los derechos de los prisioneros, y más aún, es conocida en Asambleas internacionales, siempre llevando el testamento de su marido muerto que no vio crecer a sus hijos. Lleva las fotografías de sus hijos a todas partes luchando por un momento de vida y justicia antes de su final. Naja al-Aga, esta gran señora expondrá su pena, su tristeza, ante la Corte Penal Internacional. Se ha dirigido a la Corte manifestándole lo siguiente: Señorías, habéis llegado tarde, no habéis visto la muerte abierta en la Franja de Gaza, no habéis visto a los seres humanos quemados, cómo se disuelven en el fósforo, en las bombas químicas y de fragmentación, no habéis visto cómo les llega la muerte, no habéis visto cómo caen las casas sobre sus habitantes, cómo mueren los niños y las familias enteras, eliminadas, se ha borrado su nombre. Gaza fue bombardeada desde el mar, desde tierra y desde el aire  se ha convertido en el infierno. Aquí encontráis restos de niños, la sangre caliente, sus juguetes, biberones, cuadernos, muletas enterradas bajo los escombros, …

Hoy la ocupación encierra en sus prisiones a 37 mujeres Palestinas, 12 de ellas son madres que a su vez tienen 33 hijos. Las Prisioneras permanecen en las cárceles de Al-Damun y Hasrun. La fuerza de ocupación sionazi informa que el 21 de Marzo, Día de la Madre, prohíbe a las hijas e hijos de las Prisioneras visitar a sus madres y poderlas abrazar, entre éstas 12 madres se encuentran Yabis, condenada a 11 años, y otras a más como Jaledh Yarar, pero días antes, el 8 de Marzo el ejército de ocupación metió en prisión a Anhar al-Hayi, de Ramala embarazada y madre de una niña. La ocupación israelí sobrevive sólo con la tortura, desde la más bárbara hasta la más miserable con los prisioneros, y en el caso de las mujeres las acentúa para que el daño llegue al último rincón de las madres. El ente sionista ha empleado toda su fuerza para arrancar al Pueblo Palestino de la tierra en la que ha nacido, después ha hecho la guerra para dispersarlo y para dividirlo, le ha ametrallado negándole sistemáticamente el Retorno al que es su país, le ha provocado la pobreza, y en Palestina bajo la ocupación le discrimina y le somete con la violencia y las leyes racistas, otro de sus objetivos es la desintegración familiar, la disolución del colectivo.

Libertad para los Prisioneros Palestinos.

Lo conseguiremos. Viva Palestina Libre, Soberana e Independiente.

Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 días; Palestina. Crónicas de vida y Resistencia; Dietario de Crisis;  Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero; y, Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios. Presidente de la Asociación Europea de Cooperación Internacional y Estudios Sociales  AMANE.  Miembro de la Comisión Europea de Apoyo a los Prisioneros Palestinos. Miembro del Frente Antiimperialista Internacionalista.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.

 

 

 

 

 

La Columna
Ramón Pedregal Casanova.- Armand Mattelart, investigador, catedrático en ciencias de la comunicación y de la información, trabaja sobre estos tremas para las Naciones Unidas. Entre su enorme trabajo de investigación...
Ramón Pedregal Casanova.- A principios del siglo XIX seguía viva la crítica al imperialismo, que venía del siglo XVIII, y para muchos era obvio tomar partido contra los genocidas. En su gran historia de las colonizaciones ...
Ramón Pedregal Casanova.- La CIA nos lo enseñó todo, cómo usar explosivos, cómo matar, hacer bombas … nos entrenaron en actos de sabotaje.Luis Posada Carriles. Entrevista al The New York Times, 12 de Julio de...
Lo último
La Columna
La Revista